Sala de lo Constitucional rechaza solicitud para clasificar el caso de Keyla Martínez como femicidio

La sala de lo constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) negó un recurso de reposición y subsanación a un amparo que había puesto la defensa de Keyla Martínez para que el Tribunal de Sentencia que conoce el caso, dicte sentencia por el delito de femicidio agravado y no de homicidio simple, cambio que logró la defensa del acusado previo a iniciar el juicio oral y público del que darán sentencia el próximo 14 de septiembre. La madre de Keyla, Norma Rodríguez, siente que perdió la esperanza de justicia en Honduras y buscará instancias internacionales.

 

Texto: Vienna Herrera 

Fotografía: Jorge Cabrera

 

La defensa de Keyla Martínez obtuvo una negación a un recurso de reposición y subsanación sobre un amparo interpuesto el año pasado ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que el caso de Keyla se reconozca como femicidio agravado y no como homicidio simple. Aunque en audiencia inicial se conoció el caso como un femicidio agravado, en agosto de 2021, la Corte de Apelaciones de Comayagua admitió el cambio de tipificación al de homicidio simple en el juicio por la muerte violenta de Keyla.

 El 1 de noviembre de 2022, la defensa de Keyla interpuso un recurso de amparo para revertir esta decisión ante la antigua Corte Suprema de Justicia, quienes el 10 de abril respondieron aduciendo que eran incapaces de conocer el caso, el mismo día la defensa interpuso el recurso de reposición y subsanación. Tres días después, la CSJ cambió de magistrados, pero no fue hasta el 31 de agosto que la nueva corte respondió de la misma forma que la anterior, argumentando que no es su competencia conocer calificaciones de delitos.

 Keyla Martínez era una estudiante de enfermería que regresaba a su hogar cuando el 6 de febrero, durante un toque de queda por la pandemia de Covid-19, fue detenida y murió bajo custodia policial en La Esperanza, Intibucá. La Policía Nacional emitió en aquel momento un comunicado en el que señalaban que la muerte de Keyla se trataba de un suicidio, pero un dictamen de Medicina Forense concluyó que Keyla murió por asfixia mecánica, es decir, de forma homicida.  

 

Recomendamos leer: Muerte de estudiante de enfermería en custodia policial se perfila como femicidio de Estado

 

«La verdad es que es una decepción, pues yo me he quedado sin palabras prácticamente porque pensé que con el cambio de corte se iba a hacer algo por los asesinatos de mujeres en nuestro país, pero la verdad no, no le veo un interés en que se resuelvan estos casos», dice desde España, Norma Rodríguez, madre de Keyla.

 Entre septiembre y octubre de 2022 se dio el juicio oral y público contra Jarol Perdomo, un policía de escala básica y único acusado por el caso de Keyla. En la etapa de conclusiones, el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) solicitó una sentencia condenatoria por femicidio agravado e instó a que el Ministerio Público abra un proceso de investigación contra todos los demás agentes policiales que estaban en turno el día que murió Keyla por faltar a sus deberes de funcionarios públicos al dejar infraganti a Perdomo, pero también porque ayudaron a modificar la escena del crimen.

 Las circunstancias en que murió Keyla siguen sin ser claras, Norma dice que ninguno de los testigos dijo durante el juicio que pasó realmente y Perdomo no declaró en ningún momento, según Norma la decisión de Perdomo fue para encubrir a los demás involucrados. Las pruebas de un vídeo presentado en el juicio señalan que Perdomo ingresó a la celda de Martínez durante cinco minutos y luego salió de la celda usando su celular para hablar con otros agentes, la defensa de Perdomo defendió durante el juicio la hipótesis del suicidio diciendo que la autopsia no era confiable.  

 La coordinadora del COFADEH, Berta Oliva, manifestó que este caso se trata de un femicidio por las condiciones en que se dieron los hechos: hubo uso de una fuerza desigual porque los agentes de seguridad están entrenados, Keyla estaba en una situación de vulnerabilidad porque había consumido alcohol y el agravante es que, en ese momento, la seguridad de Keyla era responsabilidad de todos los agentes en la posta policial.

 El Código Penal de Honduras determina que un femicidio agravado se da cuando «el hombre que mata a una mujer en el marco de relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres basadas en el género», cuya pena es de 25 a 30 años de prisión, mientras que el delito de homicidio simple es de 15 a 20 años.

 De acuerdo con el COFADEH, Jarol Perdomo no solo tiene defensa pública a través de la Secretaría de Seguridad sino también defensa privada, representada por la abogada Danelia Ferrera, quien fue candidata a magistrada a la CSJ en la reciente elección a inicios de 2023. Ferrera pasó hasta la última nómina de candidatos que llegaron al Congreso Nacional, aunque no quedó en la CSJ y sólo fue apoyada por el Partido Salvador de Honduras.

 Ferrera también fue directora de fiscales en el Ministerio Público desde 2004 hasta julio de 2013 cuando renunció por agotamiento y estrés debido a las presiones por la baja efectividad en resolver casos como el del asesinato del asesor en seguridad, Alfredo Landaverde o el del exdirector de Lucha Contra el Narcotráfico, Julián Arístides Gonzales.

Durante la elección de la Corte Suprema de Justicia, tanto en el proceso de la junta nominadora como en la elección final, tomaron en cuenta algunos requisitos en temas de género, como mantener la misma cantidad de candidatos y de candidatas en las nóminas. Sin embargo, para la analista feminista, Jessica Sánchez, el que algunas mujeres llegaran al poder, esto no significó un cambio «ni en las acciones ejecutivas ni en la justicia patriarcal. Tenemos mujeres en la corte procediendo de la misma manera en que lo hubieran hecho los hombres, sin un distinto. Yo creo que el tema de la cuota siempre fue discutido porque no basta con que llegaran mujeres sino en la calidad de estas mujeres, por ejemplo, en materia de sentencias con enfoque de género lo que siempre han dicho es que le “sale mejor” dar una sentencia por homicidio que por femicidio porque es muy difícil probar el odio».

Sánchez añade que esta decisión de la CSJ «es un mensaje para todas las mujeres de que en realidad no importamos en esta nueva estructura de la política tradicional y es lo que se puede en la elección del Fiscal sobre quién gana cuantos cupos, quién va a tener el control de la Corte en temas de partidos ¿no?»

De acuerdo con la abogada Karol Cárdenas, del área de acceso a la Justicia del COFADEH, dijo a Contracorriente que la Sala de lo Constitucional recomendó al Tribunal de Sentencia que, al momento de emitir la resolución del juicio, considera la situación de género, el protocolo sobre muertes violentas y las condicionantes que se encuentran las mujeres en condición de detención en Honduras.

 

«Si los jueces pues ya dictan una sentencia a favor de esto de este Harol sería ya como dicen la cereza del pastel realmente porque todo está muy claro» dice Norma Rodríguez, quien se encuentra en España, dice que siente que solo cerrarán el caso sentenciando a Jarol y que ya se hizo justicia, «pero yo estoy dando unas vueltas aquí [en España], a ver si consigo ayuda de abogados reconocidos internacionalmente. No, yo pienso seguir pienso seguir y vamos a agotar, pues hasta las últimas instancias y no los vamos a dejar hasta que la Justicia le llegue a ellos a los verdaderos asesinos de mi hija», finaliza Rodríguez.

  • Últimas publicaciones
Sobre
Reportera multimedia. Enfocada en extractivismo, medio ambiente, estructuras de poder, género y derechos sexuales y reproductivos
Total Posts: 35
De nacionalidad nicaragüense y hondureña. Fotoperiodista con 20 años de experiencia en coberturas de contenido internacional. “El fotoperiodismo está presente en mi vida desde hace más de dos década y continúa siéndolo día tras día. “
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.