Cannes premia campaña a favor de la aprobación de la PAE  en Honduras

Mientras en Francia el Festival Internacional Cannes Lions premiaba a la agencia Ogilvy y al Grupo Estratégico por la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (GE-PAE) por una campaña a favor de derogar la prohibición de la PAE en Honduras, el escenario nacional se complica ante la posibilidad de la aprobación de la PAE solo en casos de agresiones sexuales.


Texto: Vienna Herrera
Fotografía: Ingrid Aronne

El 19 de junio de 2022, Ogilvy Honduras junto al GE-PAE se convirtió en la primera agencia de publicidad y comunicación del país en ganar el oro en los premios Cannes Lions, organizados en Francia, por Morning After Island, una campaña a favor de la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE),prohibida en Honduras desde el 2009.La categoría que ganó fue Salud y Bienestar, que premia la capacidad de la industria publicitaria de tomar acciones para impulsar la salud y bienestar de la humanidad.

El Cannes Lions es un festival internacional de creatividad, y es la primera vez que una agencia en Honduras recibe este premio de publicidad. Ogilvy fue contratado por el GE-PAE, y en conjunto idearon una campaña que documenta una serie de pequeños cortos sobre distintas acciones de los grupos feministas para lograr que la PAE vuelva a circular en el país. En uno de ellos se ve a Rocío Walkiria Reyes, una joven activista hondureña, que viaja a una plataforma de madera en medio del mar –fuera de jurisdicción hondureña– para poder tener acceso a la PAE en un acto simbólico que representa el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos. 

Recomendamos leer: Una acción por el derecho a decidir

Rocío explica que cuando salió el primer corto se generó un debate muy intenso, con posturas a favor y en contra: «Yo recibí mucho ataque, hubo momentos en que no quise entrar a redes porque los ataques eran a cada hora, tuve que borrar las notificaciones del teléfono porque me caían mensajes amenazándome que me iban a matar, a violar, que yo ponía en mal el nombre de Honduras a nivel internacional», cuenta y dice que tras haber acompañado tantas acciones nunca pensó que esta tendría tal impacto.

Jinna Rosales, del GE-PAE, añade que hay una satisfacción de saber que la comunidad internacional se enteró a través de esta campaña de cómo se ha violentado este derecho a las mujeres durante los últimos 13 años. Un derecho que se sigue violentando. 

Honduras es el único país en América Latina que prohíbe la PAE. Desde su restricción, la situación de violencia sexual y embarazo adolescente solamente ha empeorado. Las denuncias por violencia sexual en el Ministerio Público aumentaron casi el doble durante más de una década sin PAE. En 2008, previo a la prohibición, registraban 1241 mujeres que interpusieron la denuncia; para 2021, hubo casi el triple, con 3305 denuncias de agresiones sexuales, todas recibidas sin un protocolo de atención a víctimas de violencia sexual y sin PAE.

Rosales explica que han estado en discusiones para lograr la aprobación de un Protocolo de Atención a víctimas y sobrevivientes de abuso sexual, y en el que se incluiría el uso de la PAE, pero que esta se limitaría al protocolo y no se derogaría el acuerdo ministerial que prohíbe su uso, venta y distribución en todo el territorio nacional. 

«No hay una claridad de cómo se va a implementar este protocolo sin la derogación de un acuerdo ministerial. Creo que hay muchos vacíos legales en torno a la implementación de un protocolo con PAE, y, a la vez, con la prohibición a través de un decreto. Es complejo este proceso, pero estamos en esas discusiones para que el protocolo pueda brindar servicios que en vez de solucionar problemas vaya a problematizar la situación de las sobrevivientes de abuso sexual», explica Rosales.

La PAE fue prohibida después del golpe de Estado en Honduras en 2009, durante el Gobierno de facto de Micheletti Baín, cuando el médico Mario Noé Villafranca fue nombrado ministro de Salud y, en su posición, firmó un acuerdo ministerial emitido el 21 de octubre de 2009 en el que se prohibió la venta, el uso, consumo y distribución de los anticonceptivos de emergencia, por considerar que tenía un efecto abortivo.

El doctor Villafranca fue diputado durante el periodo 2017-2021, y durante ese tiempo admitió públicamente en el Congreso Nacional que había tomado una decisión no basada en la ciencia y pidió a las autoridades de ese momento eliminar la prohibición.

Solo en el último mes de mayo, Honduras registró tres casos de agresiones sexuales que terminaron en femicidios: el 24 de mayo, en la colonia Canaan de Tegucigalpa, Nerly Mendoza de 22 años fue atacada por un vecino que, tras intentar agredirla sexualmente, la asesinó; el 10 de junio, Nahomy Espinoza, de 16 años, también fue asesinada de la misma forma en la Colonia Altos de la Independencia en la capital hondureña; y, finalmente, la semana pasada una autopsia reveló que Allison Argueta, una niña de 9 años originaria de Lempira, fue asesinada el 8 de junio con indicios de abuso sexual. 

A pesar de que la derogación de ese acuerdo se encontraba dentro de la promesa de campaña de la presidenta Xiomara Castro y las organizaciones feministas esperaban que se cumpliera en los primeros 100 días al ser una decisión que la toma únicamente el ejecutivo, esto no ha pasado. La Secretaría de Salud está a cargo del ministro José Manuel Matheu, quien pertenece a la facción conservadora del Partido Salvador de Honduras (PSH), con quienes Libertad y Refundación hizo una alianza que ganó las elecciones generales en 2021. 

El ministro Matheu ha dado declaraciones en medios de comunicación para asegurar que no está interesado en aprobar la PAE y que debe dialogar con la Iglesia Católica primero. 

Frente a esto, Jinna Rosales explica que «es puede más sus intereses políticos y dogmas religiosos evidenciando de esta manera la falta de compromiso que han adquirido como profesionales de esta academia (…) comprendemos el trabajo y los retos del nuevo Gobierno, pero en estos 5 meses, pese a discusiones que hemos tenido con algunos tomadores de decisión, no hemos visto la iniciativa de suspender la prohibición de la PAE».

Para la activista Rocío Reyes, que Honduras –a través de Ogilvy y el GE-PAE– ganara un Oro en los Cannes Lions debe ser una herramienta para exigir que se respete la anticoncepción de emergencia: «Debemos seguir insistiendo, presionando, trabajando por la derogación de la prohibición de la PAE y continuar con nuestras propuestas; porque a pesar de todos esos avances que hemos tenido con el nuevo Gobierno, se necesita continuar exigiendo el derecho de las mujeres»,.

  • Últimas publicaciones
Sobre
Reportera multimedia. Enfocada en extractivismo, medio ambiente, estructuras de poder, género y derechos sexuales y reproductivos
Total Posts: 1
Periodista y comunicadora social multimedia.
Total Posts: 78
Abogado y periodista. Sus estudios los ha realizado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (UNAH-VS). Ha trabajado en radio, prensa escrita, periodismo web e investigativo. Ha colaborado con organizaciones defensoras del ambiente y en investigaciones sobre desplazamiento forzado por razones de violencia ligada al narcotráfico.
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.