Fractura en LIBRE genera primer conflicto en el Poder Legislativo

El Congreso Nacional (CN) eligió, con 85 votos provenientes de todas las bancadas, a Jorge Cálix del partido Libertad y Refundación (Libre) como presidente de la junta directiva provisional. Sin embargo, la junta fue promovida en contra de los procedimientos de ley y de los consensos de la dirigencia de Libre que apoyaba a Luis Redondo, del Partido Salvador de Honduras, como parte de los acuerdos previos a la alianza de oposición que ganó las elecciones. Ahora Cálix tiene casi segura la presidencia del CN, un hecho que marca la primera fractura de Libre y un escenario más complejo para el gobierno entrante de Xiomara Castro.


Texto: Vienna Herrera, Leonardo Aguilar, Fernando Silva
Fotos:
Fernando Silva


A pocos minutos de haber iniciado la primera sesión del nuevo Congreso Nacional (2022-2026) esta concluyó con  gritos, golpes y la entrada de simpatizantes de LIBRE en el recinto. Esto ocurrió después de que fue electa la Junta Directiva Provisional del Congreso Nacional, que lleva como presidente al diputado Jorge Cálix, uno de los 21 diputados del Partido Libertad y Refundación (Libre) que postularon una junta diferente a la acordada la noche del jueves en una reunión con la presidenta electa, Xiomara Castro, y el coordinador del partido, Manuel “Mel” Zelaya. Libre obtuvo una bancada de 50 diputados electos en las pasadas elecciones pero con este hecho la bancada prácticamente se parte a la mitad. 

El resto de la bancada acordó con la presidenta electa Xiomara Castro que apoyarían la candidatura del diputado Luis Redondo, del Partido Salvador de Honduras (PSH), en cumplimiento de uno de los acuerdos con Salvador Nasralla para lograr que, un mes antes de las elecciones generales, depusiera su aspiración presidencial y participara con Castro en una alianza opositora “de hecho” en buscar de derrotar al candidato nacionalista Nasry “Tito” Asfura.

En el estrado, y en medio de gritos que señalaban como “traidores” a los diputados disidentes, el secretario de Gobernación y Justicia, Leonel Ayala, juramentó a la junta provisional que fue presentada por Beatriz Valle, del partido Libre. Además de Cálix, la junta está integrada por Yahvé Sabillón (Libre), quien figura como Vicepresidente y Beatriz Valle, Secretaria.

Esta junta provisional convocará a una sesión el próximo 23 de enero para hacer la elección oficial de la junta directiva que presidirá el congreso 2022-2026. Se prevé que la junta provisional sea la misma elegida, por la cantidad de votos a su favor, si es que no se llega a un acuerdo diferente. La Secretaría de Gobernación confirmó en un comunicado que la postulación que hizo Valle contaba con firmas en mano que registraba 21 votos del Partido Libre, 44 del Partido Nacional, 18 del Liberal, 1 de la Democracia Cristiana y 1 del Partido Anticorrupción.

Mientras ocurría la juramentación, uno de los diputados que apoyan la candidatura de Redondo, Rassel Tomé, subió a golpear a Jorge Cálix quien fue escoltado por la seguridad del Legislativo. «Estos ya no son militantes del partido revolucionario», dijo Tomé, rodeado de micrófonos, en referencia a sus 21 correligionarios.

Libre llamó a sus diputados electos a una reunión esa misma tarde y dio un límite para que los 21 militantes se retractaran, al final solo 3 negociaron y los 18 diputados restantes fueron expulsados del partido, según anunció Castro en conferencia de prensa por la noche. Castro también llamó a movilización y vigilia a partir del sábado 22, para evitar que la junta provisional de Cálix se oficialice en el CN en la sesión.

«¡Se consumó la traición!», escribió en su cuenta de Twitter la presidenta electa Xiomara Castro, quien había propuesto al diputado Luis Redondo, como presidente; a Hugo Noé Pino como vicepresidente y como secretaria a Angélica Smith.

El expresidente, José Manuel Zelaya Rosales (2006-2009), esposo de la presidenta electa Xiomara Castro, anunció en su cuenta de Twitter que los diputados disidentes serían expulsados este viernes. «Procede expulsión de quienes traicionaron la sangre de nuestros mártires y proyecto de Refundación de la Patria. Es elección de 2do grado, y el Pueblo puede anularla. No le reconocemos. Llamó vía Zoom Coord. Nacional. Diputados(a) Hoy. 21/1/22. 5pm. @XiomaraCastroZ @PartidoLibre».

El sociólogo Julio Navarro dijo a Contracorriente que la dirigencia del partido Libre, cuyo coordinador es el expresidente Zelaya, cometió el error de no dialogar lo suficiente con sus diputados: «o creo que se dejó un margen de tiempo muy grande sin que la dirigencia de Libre pudiera dialogar y pudiera entenderse con los diputados electos, uno debe reconocer que Mel Zelaya ha mantenido un liderazgo fuerte dentro de Libre, pero de Libre como oposición, es decir, de Libre fuera del poder, pero uno no sabe si el mismo estilo lo van a mantener porque ahora Libre ahora sí tiene poder».

Navarro es del criterio que «la estrategia que uno tiene para ganar, no necesariamente es la estrategia que uno tiene para gobernar». Agrega que ya gobernando «hay que lidiar con ambiciones personales y con aspiraciones de grupos que ven la posibilidad de garantizarse liderazgos a futuro».

Xiomara Hortensia Zelaya, diputada electa del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) e hija de la presidenta Xiomara Castro, dando declaraciones a la prensa tras los enfrentamientos que resultaron de la elección de la junta directiva provisional del Congreso Nacional. 21 de enero del 2022. Foto: Fernando Silva.

Cronología del pacto que eligió al presidente del Congreso Nacional

El 13 de octubre de 2021, los entonces candidatos presidenciales Xiomara Castro del Libre y Salvador Nasralla del PSH, firmaron el acuerdo político para unir fuerzas y concretar una alianza de hecho para la presidencia de la República, Nasralla renunciaba a la candidatura presidencial a cambio de nombrar un diputado del PSH como presidente del Congreso Nacional.

El 23 de diciembre, tres días después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció a Castro como ganadora oficialmente, Nasralla y su coordinador de campaña, el empresario Pedro Barquero, anunciaron que el elegido para la presidencia del CN era el ingeniero Luis Redondo, un parlamentario electo por tercera ocasión por el departamento de Cortés.

Tras ese anunció y ante la firma del acuerdo que obligaba a la dirigencia de Libre a mostrar su apoyo a Redondo, surgió otro candidato, el diputado más votado a nivel nacional: Jorge Cálix.

Sin anunciarlo públicamente, Cálix inició pláticas con diputados electos de diversos partidos políticos y se apoyó en la promoción de su candidatura por parte de Beatriz Valle, quien también es la mujer diputada más votada a nivel nacional. Contracorriente intentó en diversas ocasiones contactarlos desde que se conocieron los cabildeos hasta después de la sesión parlamentaria que eligió a la junta provisional, pero no hubo respuesta.

Para elegir al presidente del Congreso Nacional eran necesarios 65 votos. Sin embargo, entre los diputados electos de Libre y el PSH solo alcanzaban a 60 votos, por lo que ingresaron otros actores para intentar alcanzar la cantidad necesaria para cumplir el acuerdo, entre ellos el excandidato a la alcaldía del Distrito Central por el Partido Liberal, Eduardo Martell, quien se encargó de realizar los acercamientos con diputados electos de su partido y garantizar el apoyo a Redondo.

«Lo que sucedió cuando se supo que la persona designada para ser presidente del Congreso Nacional era Luis Redondo fue que hizo temblar a las estructuras de poder políticas y económicas del país, porque es una persona intachable que tiene muy claro lo que se tiene que hacer en el país y una persona que no tranza en contra de los intereses de Honduras», apuntaba Martell previo a la elección de la junta provisional que finalmente recayó en Cálix.

En ese momento Martell explicaba que no se podía confiar plenamente en que Luis Redondo sería el próximo presidente del Congreso. Explicaba que en Honduras no se puede descartar ninguna posibilidad, aseguró que «aquí se tuerce la ley, entonces no digamos un acuerdo interpartidario, se está trabajando para eso, se está coaccionando, se está ejerciendo una práctica de soborno.»

En el Congreso Nacional se abordará la derogación de las Zede, beneficios a sectores económicos poderosos, la vigencia de la extradición, la elección de la Corte Suprema de Justicia y el nuevo fiscal general de la República, por lo que Martell apuntaba a las intenciones de la «cúpula económica corrupta», incluyendo al excandidato presidencial Yani Rosenthal, de negar la llegada de Luis Redondo a la presidencia del Congreso Nacional.

Sumado a los rumores de soborno también hubo denuncias de amenazas, este es el caso del abogado Ramón Barrios, diputado electo de Libre en el departamento de Cortés, quién aseguró que simpatizantes de Luis Redondo le habían amenazado vía redes sociales diciéndole que lo estaban vigilando ya que su apoyo a Redondo no era tan claro.

Barrios explicó que Redondo nunca les reunió para explicar su agenda legislativa, en particular, él quería preguntar sobre el reglamento interno del Congreso Nacional que a su juicio es «antidemocrático y da mucho poder al presidente del legislativo».

El diputado también comentó que votaría por Redondo exclusivamente por el acuerdo que firmó Xiomara Castro y aseguró que «no es que él sea mi candidato, creo que hay diputados, hombres y mujeres, suficientemente capaces en mi partido. Sin embargo, la palabra de la presidenta la vamos a cumplir».

Redondo es un diputado que inició su periodo en el Congreso Nacional en 2014 y es conocido por ser cercano al ahora designado presidencial Salvador Nasralla, quien fue candidato de la oposición en las elecciones de 2017 cuando se consumó el fraude electoral que arrojó como ganador a Juan Orlando Hernández. Además, Redondo es reconocido por sus posiciones firmes a lo interno del Congreso Nacional, incluyendo sus posturas religiosas que se reflejaron en el voto a favor del blindaje contra el aborto que propuso en enero de 2021 la bancada del Partido Nacional en el Congreso Nacional.

Del otro lado, sobre las aspiraciones de Jorge Cálix, el diputado Barrios explicaba que tiene derecho a lanzar una candidatura ya que es «suficientemente capaz y con las suficientes cartas credenciales para presidir el Congreso Nacional».

Jorge Cálix fue diputado suplente de Beatriz Valle, su compañera en la candidatura para la presidencia del Congreso, en el periodo entre 2014 y 2018, y finalmente fue electo diputado propietario desde 2018. Ha sido popular por sus apariciones en televisión enfrentando a funcionarios del actual gobierno nacionalista y en 2019 intentó lanzar una precandidatura presidencial que finalmente no tuvo éxito. Ahora, el oficialismo de Xiomara Castro le señala por supuestamente responder a intereses de élites económicas corruptas y hacer alianzas con el Partido Nacional, señalado por la gestión corrupta y las acusaciones por estar vinculada con el narcotráfico.

La noche del 20 de enero, mientras 30 de los 50 diputados electos del Partido Libre acudieron al llamado de reunión de bancada convocada por el coordinador Manuel Zelaya y la presidenta electa Xiomara Castro, diversas fuentes de Contracorriente informaron que Cálix se reunió con algunos de los máximos dirigentes del Partido Nacional para negociar el apoyo que recibiría en la sesión de esta mañana en la que finalmente fue electo como presidente de la junta directiva provisional del Congreso Nacional, una instancia que normalmente termina asumiendo como propietaria.

Libre quiere asegurar unidad del legislativo y ejecutivo

Gerardo Torres, Secretario de Relaciones Internacionales de LIBRE, explicó que la decisión de los 21 diputados de no apoyar la candidatura de Redondo genera un nuevo ambiente de cara al gobierno entrante de Castro. Torres señala que se habían planteado la posibilidad de gobernar con un Congreso Nacional ligado al Partido Nacional, «la idea era tener un mecanismo de gobierno en donde a veces lleguemos a consensos, a veces entrar a resistencia. Pero es que el PN no está manteniendo el Congreso porque hayan ganado sino a través de una traición y ahí sí cambia, nosotros no vamos a negociar con Jorge Cálix porque es un traidor» señaló. 

Policías antimotines tuvieron que resguardar las salidas de vehículos del Congreso Nacional ante las protestas de activistas del partido LIBRE quienes esperaban la salida del recinto de Jorge Cálix y Beatriz Valle con la intención de enfrentarles. 21 de enero del 2022. Foto: Fernando Silva.

Torres agregó que el escenario para el próximo 23 de enero, día en que se discutirá la junta directiva definitiva del CN, el llamado del partido es a evitar que quede la junta provisional «tendrían que ser acciones de presión porque una acción formal es difícil,  pues ellos tienen 84 votos, son fuertes allá adentro, pero débiles acá afuera».

Redondo, por su parte, al salir del hemiciclo legislativo aseguró que el próximo 23 lograrían nombrar la junta directiva que represente al pueblo y no a grupos criminales «cada voto y cada decisión en el Congreso Nacional tiene un precio, ya no pueden haber instituciones bancarias detrás de los votos dentro del Congreso» señaló.

Trascendió en medios de comunicación y redes sociales de políticos, que durante las negociaciones se habían pactado pagos de hasta 100 millones de lempiras (más de 4 millones USD) por apoyar a Cálix en su candidatura. Sobre esos pagos ilícitos a diputados, Redondo mencionó que «por el momento nosotros queremos definir las próximas acciones, más adelante el pueblo hondureño va a conocer las motivaciones que pudieron haber existido, pero en este momento no me puedo pronunciar al respecto».

En ese sentido, el coordinador de campaña del PSH, Pedro Barquero, aseguró vía Twitter que quien se encontraba feliz con la elección de Jorge Cálix era Camilo Atala, presidente del grupo financiero Ficohsa, una de las empresas con mayor poder económico en el país, y aseguró que los votos habían sido financiados por «dinero sucio».

Sobre los rumores de financiamiento para compra de votos en favor de Jorge Cálix también se había pronunciado el diputado de Libre Ramón Barrios, quien aseguró que esas acusaciones «son bastante ofensivas, yo estoy seguro que estas personas no van a poder acreditar, me parece que ese tipo de acusaciones no deberían darse, el compañero Jorge tiene su candidatura y nunca me ha ofrecido dinero».

Xiomara Zelaya, hija de Castro y diputada electa, señaló que detrás de la elección de la junta directiva del CN hay intereses oscuros, «se quiere continuar con un modelo económico y un sistema de opresión (…) Los que votaron son los que sostienen la dictadura desde hace 12 años, son los mismos que votaron un 28 de junio por secuestrar a un presidente y usurpar la voluntad del pueblo».

Beatriz Valle, diputada de Libre, ha dado una sola entrevista en un medio televisivo después de la elección de la junta provisional en la que recalcó que no habían violentado ninguna ley «no hemos sobornado a ningún diputado, no tenemos dinero (…) cuando se hizo el acuerdo pensamos que estaba enmarcado en la separación de poderes, en que se iban a cabildear los votos». Valle se quejó además de que ha tenido que soportar dentro de distintos espacios ha sido señalada, injustamente, de haber sido amante del expresidente Zelaya.

Valle explica que a los diputados nunca se les compartió una copia explícita del acuerdo y que cuando lo obtuvo, se dio cuenta que se había negociado más allá de esa junta directiva y que entre Libre y PSH se están dividiendo las secretarías de Estado y que no estaba dispuesta a darle el CN a un partido que según sus cálculos, solo aportó el 4% de los votos. «Cuando usted (Zelaya) empezó a hablar de todos los proyectos legislativos, dijo que se iba a gobernar con consultas ¿cómo es que no les preguntó a sus diputados sobre sus destinos dentro del CN?» cuestionó Valle.

Valle añadió que el Congreso Nacional no debe ser legislador de un solo partido sino de todas las bancadas que los componen, «Si ustedes le querían dar el congreso a alguien del PSH, que nosotros estuvimos de acuerdo mientras fuera con votos, se hubieran dado cuenta que ni los diputados del Partido Nacional ni del Liberal estaban dispuestos a votar por Luis Redondo» dijo Valle.

La diputada Valle aseguró que el Congreso Nacional que planean dirigir junto a Cálix, derogará las Zonas de Empleo y Desarrollo (ZEDES) y asumirá el plan de gobierno de Castro, aunque el haber realizado esta acción les implique una expulsión del partido, «la historia nos va a absolver de haber salvado el Congreso Nacional» finalizó.

La noche del 20 de enero Xiomara Castro señaló a los 20 diputados que no atendieron la convocatoria de reunión de bancada como “traidores y contrarrevolucionarios”, y aseguró que no aceptaría ser juramentada por un presidente del Congreso Nacional que salió de la traición. 21 de enero del 2022. Foto: Fernando Silva.
  • Últimas publicaciones
Sobre
Reportera multimedia. Enfocada en extractivismo, medio ambiente, estructuras de poder, género y derechos sexuales y reproductivos
Total Posts: 90
Reportero y productor audiovisual. Cubre estructuras de poder, migración y corrupción.
Total Posts: 58
Abogado y periodista. Sus estudios los ha realizado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (UNAH-VS). Ha trabajado en radio, prensa escrita, periodismo web e investigativo. Ha colaborado con organizaciones defensoras del ambiente y en investigaciones sobre desplazamiento forzado por razones de violencia ligada al narcotráfico.
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.