Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

Ex presidente Mel Zelaya: «Narcotraficantes encontraron su mejor lugar para vivir después del Golpe de Estado»

La semana pasada Honduras revivió de nuevo la crisis constante en la que vive, esta vez el escenario de protestas en contra y a favor del gobierno de Juan Orlando Hernández se dio tras la publicación de dos artículos de la cadena estadounidense Univisión que revelaban un posible financiamiento del narcotráfico en las dos campañas presidenciales de Hernández, mientras que otro reveló el involucramiento de su familia en una red de corrupción a través de organizaciones no gubernamentales.

Estos acontecimientos mantienen una inestabilidad ante la que se plantean distintos escenarios, Contracorriente (CC) conversó con el ex presidente Manuel Zelaya (MZ) sobre la situación actual de país, los señalamientos de políticos hondureños que financiaron campañas con dinero del narcotráfico y los posibles escenarios que se podrían dar ante este contexto.

Zelaya es un personaje que pasó a la historia por ser el presidente derrocado por un golpe de Estado institucionalizado, visiblemente no militar pero bien orquestado para legitimar un sistema de corrupción que ahora sigue desgobernando el país. En el aniversario del golpe, una década después Zelaya estrena su libro Golpe 28J, donde cuenta su experiencia. Ahora, líder del único partido de oposición que quedó tras la crisis postelectoral, sigue siendo un personaje de escándalo, su partido lidera una insurrección en el Congreso Nacional —una insurrección que hoy cesó pero que puede reanudarse en cualquier momento— y desmiente en redes sociales los bulos publicados que lo vinculan con el narcotráfico. Así nos contestó en su oficina, sede del Partido LIBRE.

CC: Ante los recientes señalamientos de vínculos entre Juan Orlando Hernández y el narcotráfico y las manifestaciones de los últimos días ¿cómo analiza la situación actual?
MZ:
Esto es más que una crisis, es una terrible contradicción en la que está nuestro país. El primer ciudadano debe ser el cúmulo de méritos y de reconocimientos, no de desprestigio ni de rechazos. Demasiadas ilegalidades, demasiadas indicaciones en asuntos de corrupción, saqueo del Estado, Golpe de Estado militar, fraudes electorales, violación a la Constitución, a los Derechos Humanos y ahora implicaciones en el tráfico de drogas que es algo totalmente ilegal. Sumado a eso los niveles de pobreza del país, los niveles de reclamos de la empresa privada por grandes impuestos. Lo primero que debería hacer es reconocer sus errores y retirarse.

CC: ¿Cuál cree que debe ser la respuesta de las autoridades hondureñas ante estos señalamientos contra Hernández?
MZ:
Las autoridades del país están cooptadas por las organizaciones políticas que están dirigiendo el país, Honduras está siendo víctima de una dictadura cívico-militar, que tiene apariencia de ley, no hay autoridades en las que podamos confiar en este momento.

CC Hay un entramado de corrupción que involucra a exdiputados, diputados actuales y algunos casos se dieron durante su periodo como diputado, incluso con diputados de LIBRE acusados. En la investigación reciente de Univisión mencionan cómo filtraban dinero desde el Fondo Departamental para la compra de votos en momentos cruciales, ¿ustedes conocían de casos abiertamente?
MZ:
El fondo departamental es una organización presupuestaria que se creó cuando tu servidor fue jefe de Estado, presidente de la República. Es un fondo que se manejó de manera transparente. Se hacían las solicitudes en el Congreso Nacional que luego las remitía al Ministerio de Finanzas y este hacía las evaluaciones, emitía pagos y cheques, que se publicaban y se entregaban públicamente. Hasta ahí era una propuesta transparente, nunca hemos tenido ni rechazo ni reclamo por eso.

Entiendo yo que en estas administraciones ese fondo desaparece, se dice que pasó a Casa Presidencial y a través de ahí se empezó a hacer absolutamente todo ya en el gobierno del Partido Nacional. Las críticas que están haciendo es específicamente a eso, que les dieron a proyectos que no existían, que se le dieron a organizaciones que no tenían nada que ver con lo que decía la solicitud, nació Pandora que es un caso que lo lleva directamente la fiscalía del Estado con la organización de UFECIC-MACCIH. Claro que es sumamente lamentable que un fondo que podía ser un ejemplo de transparencia para ayudar a las comunidades, se convierta de esta forma en una aberración monstruosa de corrupción.

El ex presidente Zelaya junto a su hija, Xiomara Zelaya, Tegucigalpa, 9 de agosto de 2019. Foto: Martín Cálix.

CC: Dentro de las declaraciones de Hernández y otros personajes de gobierno en los últimos días, él lo ha señalado directamente a usted y a Salvador Nasralla, acusándolos de tener vínculos con el crimen organizado, ¿cuál es su respuesta a estas acusaciones?
MZ:
No es nuevo, a mí me señalan desde que empecé a tratar de hacer cambios en este país, desde hace 14 años. Yo llegué a la presidencia siendo partido de oposición, el gobierno quien lo dirigía era Juan Orlando, Porfirio Lobo y Ricardo Maduro, yo era de oposición y llegué luchando. En el ejercicio de la presidencia, como hice y propuse cambios, tuve serios conflictos con la élite del país, yo nunca tuve conflictos con el pueblo porque nunca usé guardaespaldas, no tenía cápsulas de seguridad blindadas incluso me iba a comer a los restaurantes como cualquier ciudadano, no tenía conflictos de ninguna manera.

Pero como toqué intereses de los grandes, especialmente de las petroleras norteamericanas y Europa, traje a Chávez y el petróleo de Venezuela entonces comenzaron los cuestionamientos especialmente de la oligarquía que maneja los medios de comunicación y de los centros de capital hegemónico que operan desde Washington que empezaron a atacarme fuertemente: a decir que tenía vinculaciones de corrupción, que se había perdido la estrategia de reducción de la pobreza, ¿se ha fijado que nunca volvieron a mencionar la estrategia?, decían que se había ido Suecia por la alta corrupción del país, que las avionetas caían como avispas en Honduras llenas de droga, algo totalmente fuera de contexto porque los radares los manejaba Estados Unidos, el espacio aéreo lo manejaba la Fuerza Aérea, las Fuerzas Armadas.

Cuando dan la orden, que esa orden se da directamente de los círculos de poder económico de los halcones de Washington, se empieza a preparar el ambiente del Golpe de Estado y empiezan a inventar todas las mentiras y calumnias que usted pueda imaginarse. Yo en ese momento soy presidente y empiezan a decir barbaridades, no solo implicaciones en narcotráfico, quererme meter en absolutamente todo y me invaden la casa, me allanan, asaltan, secuestran y me expulsan de este país, eso sucedió hace 10 años y desde ese tiempo ellos tienen todo el poder, lo tiene Estados Unidos y yo no tengo ningún poder.

Desde ese tiempo están no solo investigando, sino que haciendo todo lo que quieran: metiéndome a juicios, embargándome la casa. Entonces esto que hacen lo han hecho siempre, no es raro, pues tratar de implicarme lo han hecho siempre.

CC: En los documentos liberados por la Corte de Nueva York también en las declaraciones del narcotraficante Don H se menciona su nombre ¿qué tiene que decir ante estos señalamientos?
MZ:
En algún momento sale. Ese Don H que yo no sé quién es, dijo que negaba que hubiera participado en un soborno. La Prensa sí me vinculó en un titular, pero esa es una noticia periodística. Él, un narcotraficante, a quien no tengo porqué creerle o no creerle porque es un narcotraficante, negó absolutamente eso. Ahora La Prensa aquí lo manipula.

Manuel Zelaya durante su discurso en la concha acústica del parque centr al de Tegucigalpa, explicaba que él no es narco, que no tuvo nunca nada con narcos, que no es él el señalado por la Fiscalía de Nueva York, Tegucigalpa, 9 de agosto de 2019. Foto: Martín Cálix.

CC: ¿Cree que de alguna manera el narco ya gobernaba el país desde su gobierno? ¿cómo pueden asegurar que no estaba inserto en los partidos políticos?
MZ:
Primero, ya han pasado 10 años ¿no cree que ya hubiera salido algo en 10 años? Nadie acusa a mi gobierno de haber creado un cartel de narcotráfico para mandar droga a los Estados Unidos, simple y sencillamente las investigaciones han continuado y más bien en este tiempo el Departamento de Estado norteamericano todos los años publica un informe, los años que publicó informes 2006, 2007, 2008 que son los años que me tocó gobernar, todos tienen altísimos reconocimientos para el gobierno del Poder Ciudadano. Le invito a que lea el último informe, el de 2010 cuando ya me había sacado, que dice a partir del Golpe de Estado de la salida del presidente Zelaya Honduras se convirtió en un paraíso de la droga y además los narcotraficantes encontraron su mejor lugar para vivir después del Golpe de Estado.

CC: ¿Por qué cree eso?
MZ:
Yo tengo mis explicaciones: los militares tomaron el poder y manejaban los retenes, manejaban los departamentos, absolutamente todo. Entonces había una razón, el control era tan estricto que era mucho más fácil el traspaso de la droga, eso es lo que puedo decir.

CC: En aquel tiempo ¿cómo eran las negociaciones para financiamiento de las campañas políticas? ¿Cómo garantizaban que el dinero no viniera del crimen?
MZ:
Yo tengo una carrera política que duró 25 años para poder llegar a la presidencia, en 25 años, ¿creen que no lo investigan para llegar a diputado, a ministro, primero a precandidato, luego a candidato? Yo perdí las elecciones una vez y después volví a participar y gané. Mi vida es totalmente pública y no tengo nada que ocultar de mi vida política, en la privada, en mi vida de negocio, de empresario.

¿Usted cree que no me han investigado en este tiempo? Además, tengo procesos y demandas. Nosotros no tenemos ningún temor absolutamente a nada, que tenemos adversarios y enemigos que utilizan medios como el de ustedes para atacarme es cierto, ellos son el poder, tienen dinero, pueden pagar páginas, comprar periodistas.

Yo no tengo ningún periodista a sueldo como ellos y el gobierno como me considera enemigo del sistema usa todos los sistemas para atacarme, con alguna rara ocasión un periodista se atreve a decir «mire, es injusto lo que está diciendo, es una manipulación», como muchas de las preguntas que usted me ha hecho son manipuladas.

CC: Entonces, ¿cómo cree que entra el financiamiento del narcotráfico a las campañas políticas?
MZ:
Esa pregunta es sumamente importante y por eso doy la entrevista, a mí me interesa aclarar las cosas. Primero, el narcotráfico siempre ha existido, pero en Estados Unidos el consumo cada vez es mayor entonces la producción de cocaína en Colombia cada vez es mayor. En Estados Unidos hay 60 millones de consumidores y pasan por Honduras 100 millones de toneladas por aire, por tierra, por mar según dicen los informes del Departamento de Estado. Ahora, quien se quiera meter en eso es problema de él: lo van a matar, lo van a implicar, es parte de una sociedad oscura que vive al par de la sociedad honesta, eso no lo pueden desconocer.

Nadie nos ha acusado de tener un cartel de narcotráfico como están acusando al gobierno actual, las críticas que hay es eso es el financiamiento de campañas. Por ejemplo, un partido político normalmente tiene un promedio de 3 mil personas de departamento que se multiplican por el número de corrientes, LIBRE ahora presentó 10 corrientes con 2 mil personas cada una, es decir 20 mil personas, ¿cómo vas a controlar como líder político lo que hacen 2 mil personas en el país?

¿Qué hicimos nosotros? Ya en este periodo se creó una Ley de Fiscalización de Partidos Políticos y de candidatos que ahora tienen que llevar las cuentas de cada uno de los candidatos y de cada una de las personas, esa ley tienen que investigar a cada una de las personas pero un candidato no puede hacerlo, no podes verificar que hacen las personas de tu planilla y cada quien es responsable de sus actos, yo lo he dicho: no soy narco, no tengo negocios con narco y por tanto no tengo porque darme por aludido cuando están hablando estos temas y tampoco voy a asumir responsabilidades de otras personas.

La DEA sabe exactamente qué es lo que ha pasado en Honduras estos años, ese caso de Tony Hernández dice que desde 2004 que yo estaba en campaña política, ¿quién era el secretario del Congreso Nacional? Juan Orlando ¿Quién era el presidente del CN? Porfirio Lobo ¿el de la República? Ricardo Maduro, desde 2004 lo estaban investigando, ya sabían que estaba metido y que era parte del engranaje, yo estaba en campaña política en oposición a ellos.

A nosotros no nos están acusando de crear un cartel ni de tener organizaciones narcotraficantes, podrán decir lo que dicen en asuntos que cada uno tiene que responder en sus pueblos, eso es lo que podría decir al respecto.

CC: El artículo publicado en Univisión recientemente dice en el último párrafo que de ser ciertas las declaraciones de los narcotraficantes, al menos los últimos tres presidentes habrían recibido financiamiento, queda un poco ambiguo porque en realidad hemos tenido cuatro presidentes al menos
MZ:
Es importantísimo ver fechas porque el presidente actual, yo considero que no es, pero está ejerciendo el cargo, se llama Juan Orlando Hernández, el anterior fue él mismo y ahí ya llevamos dos presidentes, el anterior es Porfirio Lobo Sosa, el anterior período, de facto también, es Roberto Micheletti Baín y el anterior es el de tu servidor que no me dejaron estar y me sacaron con un Golpe de Estado.

Entonces si dices tres presidentes en este caso soy el quinto y no tengo problema que me investiguen, me han investigado, yo creo que la persona más investigada después de William Assange (se refiere a Julian Assange de Wiki Leaks) es Mel Zelaya en Honduras.

CC: Después de las irregularidades en el último proceso electoral, ¿ustedes confían en la institucionalidad, creen que las reformas harían algún cambio?
MZ:
La confianza se pierde por las conductas de las personas, la clase política hondureña responde a los intereses de la clase económica, la clase dominante de Honduras que es de origen extranjero tiene gran parte de sus intereses en Estados Unidos por eso para la clase dominante de Honduras que maneja a la clase política lo que dice Estados Unidos es sacramento, aunque sea en contra de Honduras, ¿quién ha protegido la dictadura de Juan Orlando? Estados Unidos, ¿quién le ha dado aval para golpes de Estado, para fraudes, para incluso saqueo de instituciones? Estados Unidos calla cuando aquí hay violaciones a los derechos humanos sin embargo señala a cualquier otro país menos a Honduras, entonces ellos son lo que los tienen ahí y las Fuerzas Armadas.

La clase dominante de Honduras es una clase que no tiene patriotismo, no tienen identidad, no quieren a su país. La mayor parte de sus recursos los tienen en Estados Unidos, por eso Estados Unidos manda aquí, ellos han tenido esta dictadura 10 años desde el Golpe de Estado y ahora viene un fiscal y lo señalan que han organizado un cartel entonces.

El mejor aliado de ellos ahora lo señala, pero no lo señalan como un explotador que ha privatizado el costo de la luz, el de los combustibles, de la carretera, del transporte, eso no le importa a Estados Unidos, no le importa que aquí haya 70% de niveles de pobreza, pero si le importa porque es un acto ilegal para ellos que esté metiendo droga a los Estados Unidos pero ¿por el saqueo del Seguro Social y por el saqueo a las instituciones, por el caso Pandora? No hay específicamente un interés por los derechos humanos, por la muerte de Berta Cáceres o por las más de 350 personas que han sido asesinadas aquí militantes de LIBRE en 10 años y que no hay un solo caso, una denuncia. A mí me sacaron a balazos como perro de aquí y no hay un militar denunciado porque no aceptan las denuncias en la fiscalía.

Entonces, ¿cómo resolver esta situación? LIBRE plantea una refundación nacional, una nueva Constitución de la República, un nuevo diálogo nacional para crear una nueva clase política que se haga respetar con patriotismo e independencia y no una clase apátrida que vende todo a los intereses de los extranjeros y además corroída gravemente como lo dicen las denuncias que se plantean, eso no lo queremos. Queremos democracia en Honduras, estamos luchando por reformas electorales hace diez años, por elecciones trasparentes, pero cuando un político habla de elecciones dicen que lo que está buscando son chambas porque la clase dominante sabe que el día que haya soberanía y elecciones limpias dejan ellos de mandar para que mande el pueblo. Honduras tiene que cambiar y para eso necesita una nueva constitución.

Luego de una movilización masiva que terminó en un mitin político y concierto, Manuel Zelaya, acompañado de su hija, Xiomara Zelaya, habló durante al menos media hora para sus seguidores, Tegucigalpa 9 de agosto de 2019. Foto: Martín Cálix.

CC. El llamado a las calles ahora tiene claramente dos líderes, Libre y la Plataforma entre estos dos podría salir un candidato en caso de tener un gobierno de transición o elecciones adelantadas, ¿qué escenario visualiza en este caso?
MZ:
Bueno, ya esa es labor de Walter Mercado porque es de agarrar una chibolita y ver que va a pasar, yo te hablo de lo que está pasando hoy, lo que pasará mañana solo Dios sabe.

CC: La pregunta va en el marco del escenario político actual ¿Cuáles serían las perspectivas de cara a un posible adelanto de elecciones o si eso es siquiera posible?
MZ:
Lo que estamos pidiendo es que salga la dictadura para poder hacer elecciones, ya nos ha tocado dos veces, ¿por qué nosotros no podemos adelantar lo que va a pasar? Porque dependerá de las decisiones que se tomen hoy, supone que la dictadura salga, así como lo demanda el pueblo, no sería correcto que viniera otra o que viniera otra peor. Los problemas de la civilización se van a resolver preguntándole a la gente, este es uno de los pocos países del mundo que se niega a la consulta.

Entonces, ¿qué viene si cae la dictadura? Si dejan que Estados Unidos tome la decisión viene otra dictadura, si dejan que la clase dominante de Honduras vende patria que vive en Miami, vendrá una dictadura más represiva.

CC: ¿Y si se hace lo que dice la constitución quién sería el sucesor legalmente?
MZ:
Según la constitución de la República un presidente, en este caso hablamos de un presidente de facto, solo puede salir porque se terminó su período, porque le metieron una demanda, lo acusaron, está incriminado, está condenado y debe de salir porque la Corte le quitó su categoría de ciudadano o porque el Congreso considera que ha perdido el juicio y le hacen un juicio político, lo botan y tiene que salir, esas son las formas constitucionales.

Siguiendo la constitución lo sucede un designado, si los designados renuncian lo sucede el presidente del Congreso Nacional y sino el de la Corte, entonces, ¿quién maneja la Corte, la directiva del Congreso, la Fiscalía, los militares? Juan Orlando, aliado de Estados Unidos, ¿de qué institucionalidad hablamos? Todo está cooptado por una tiranía, nosotros confiamos en el soberano que debe hacer los cambios en él, en sus manos está el futuro.

El pueblo debe identificar sus objetivos, luego trazar una meta para alcanzarlos: queremos democracia, elecciones libres y que el pueblo sea consultado de las cosas importantes, un presidente no puede tomar decisiones en cosas sustanciales de la vida del hondureño.

12 agosto, 2019
Giammattei el “alcaide” electo para Guatemala
19 agosto, 2019
No fue el fútbol, fue la negligencia

Comenta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.