¿Quiénes son los políticos de Copán mencionados por Ardón Soriano en el juicio contra el expresidente de Honduras?

El testimonio de Alexander Ardón Soriano, exalcalde de El Paraíso, Copán, fue una pieza clave en el inicio del juicio en contra de Juan Orlando Hernández. Confesó ante la Corte haber servido de interlocutor entre el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, y el exmandatario, así como haber financiado la campaña de este por más de un millón de dólares. Pero también contó cómo funcionaba la compra de votos en Copán y mencionó a diputados y alcaldes de ese departamento, algunos todavía en funciones.  




Texto: Jennifer Ávila, Célia Pousset y Vienna Herrera

Portada: Catherine Calderón

 

En 2010, los diputados nacionalistas del departamento de Copán recibieron fondos del narcotráfico e instrucciones de Alexander Ardón, exalcalde de El Paraíso, Copán, para que votaran por Juan Orlando Hernández como presidente del Congreso Nacional. Así lo contó el propio Ardón Soriano, quien fue el segundo testigo que presentó la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York en el juicio en contra del expresidente Juan Orlando Hernández. Soriano testificó esto para dejar claro que quienes cogobernaban en ese periodo eran Porfirio Lobo Sosa, como presidente, y Juan Orlando Hernández, quien en ese entonces consolidó su ascenso al poder como presidente del Congreso Nacional. Pero sobre todo, Soriano explicó las diferentes aristas del fraude electoral y el control político de los cárteles del narcotráfico. 

 

De los cuatro diputados nacionalistas de Copán que, según Ardón, seguían sus instrucciones, sólo uno está vivo, y en Honduras fue acusado por el desvío de fondos públicos; se trata del actual alcalde de Nueva Arcadia, Copán, José Vicente León Rojas. 

 

Honduras está viendo uno de los juicios más importantes de su historia reciente, el del expresidente Juan Orlando Hernández, que se impuso con una reelección fraudulenta y se quedó en el poder por dos periodos consecutivos. Ahora Hernández, como expresidente y como líder de uno de los partidos políticos más antiguos del país,  enfrenta un juicio por tres cargos relacionados con el narcotráfico. Este juicio ha revelado una estructura de caudillismo y también de lavado de dinero del narcotráfico a través de sobornos y fraude electoral. 

 

Amílcar Alexander Ardón Soriano, testigo clave en este proceso judicial, comenzó su carrera política en 2005 en el departamento fronterizo entre Honduras y Guatemala. Bajo juramento en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, dijo que lo logró haciendo fraude, pagando por votos y controlando las mesas electorales con el dinero que ganó con el narcotráfico. 

 

Ardón ha repetido varias veces el mismo testimonio en diferentes juicios, y ha sido un colaborador eficaz para las acusaciones en contra de políticos y narcotraficantes hondureños en los Estados Unidos desde que se entregó a las autoridades de ese país en 2019. Pero Ardón no solo ha dado detalles de sus rencillas de narco, o de cómo metía cocaína en furgones para pasarlos hacia Guatemala, en donde terminarían en manos de la gente del Chapo Guzmán, sino que también ha descrito cómo, desde su puesto de alcalde en Copán, controlaba a diputados y a otros alcaldes, y eso lo protegió por mucho tiempo. Ardón, además logró controlar lo que en ese momento se llamó el Fondo Vial (ahora Secretaría de Infraestructura y Transporte), con su hermano como director para garantizar que se abrieran caminos que beneficiaran el trasiego de drogas, y que además sus empresas constructoras tuvieran contratos con el Estado para lavar dinero del narcotráfico. 

 

Mientras Ardón Soriano relataba cómo había sobornado a diputados, la municipalidad de Nueva Arcadia, Copán, a cargo del exdiputado nacionalista José Vicente León Rojas, publicaba en su página de Facebook: «El día de hoy, dio inicio la pavimentación con concreto hidráulico del tramo de calle en el bulevar del barrio Dorado. El desarrollo avanza con diferentes proyectos que son de mucho beneficio para la población del municipio de Nueva Arcadia!! Jose Vicente León Rojas trabajando con honestidad y transparencia!!».

 

En 2010 —año en que Ardón asegura haber dado instrucciones a los diputados de su departamento para votar por Juan Orlando Hernández para convertirlo en presidente de ese poder del Estado— el Partido Nacional tenía cuatro diputados en Copán: José Vicente León Rojas, Gustavo Adolfo Alvarado Alvarado, Juan de Jesús Madrid Deras y Julio César Gámez Interiano. Tres de ellos fallecieron. A Madrid Deras lo asesinaron en diciembre de 2010 en Copán Ruinas mientras entregaba el llamado Bono Diez Mil, y dos meses después su hermano conoció la misma suerte. En el contrainterrogatorio realizado por la defensa de JOH, Ardón Soriano negó haber sido responsable de estos homicidios. Gustavo Alvarado murió de un infarto en 2011 y Julio Gámez falleció en 2023, según un acuerdo de duelo del Partido Nacional en el que no se menciona la causa de la muerte. 

 

León Rojas es el único vivo y continúa activo políticamente. Contracorriente intentó comunicarse con él para obtener una reacción sobre las delaciones de Ardón Soriano, y saber si él recibió este dinero por parte del narcoalcalde de El Paraíso. Lo contactamos directamente vía sus redes sociales y llamamos a la alcaldía. Hasta el cierre de esta nota no recibimos respuesta. 

 

En todo caso, la «honestidad y transparencia» del alcalde es cuestionable. León Rojas tiene  un proceso penal abierto en Honduras por formar parte del desvío de casi 19 millones de lempiras del Congreso Nacional, según un requerimiento fiscal de la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (Uferco) presentado el 21 de junio de 2022. 

 

El fiscal de la Uferco, Luis Javier Santos, explicó a Contracorriente los orígenes del caso: «Recibimos la denuncia de que a través de dos oenegés cinco diputados estaban sustrayendo dinero. Investigamos y nos dimos cuenta de que este señor había gestionado fondos de esas organizaciones y había sido beneficiario de dichos fondos». 

 

La mayoría de fondos salieron del Congreso Nacional entre el 2011 y 2018, y transitaron por dos oenegés, Líderes Comunitarios para el Desarrollo (Olicode) e Impulso Solidario (Oimso). En esta época, según el fiscal Santos, el uso de oenegés para desviar dinero público era una «modalidad muy famosa que los políticos hondureños copiaron de los colombianos». Calcula que en total 10,000 millones de lempiras fueron saqueados a través de diferentes oenegés. 

 

«Los diputados gestionaban dinero mediante el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, para proyectos en sus departamentos. Pero una vez los proyectos  aprobados y el dinero depositado en las cuentas de las oenegés, al siguiente día, esas oenegés entregaban una parte de los fondos a los diputados. Había varias modalidades: entregaban el dinero en efectivo, por cheques a nombre de testaferros, o lo depositaban directamente en sus cuentas. Por lo general daban el 80 % de los fondos a los diputados y ellas se quedaban con el 20 %. Eran proyectos que no dejaban rastros, como chapear una carretera o fumigar el municipio. Por eso, pasados unos meses, era bien difícil poder identificar si el proyecto se había hecho o no. Pero nosotros identificamos que el dinero no se gastó en esos proyectos, sino que acababa en las cuentas de los diputados», detalló el fiscal. 

 

Además, el equipo de la Uferco constató que hubo una falsificación de firmas de personas que supuestamente recibieron ayuda social o que ejecutaron los proyectos. Esas personas manifestaron no haber recibido nada ni haber ejecutado nada. 

 

El juez dictó a León Rojas un auto de formal procesamiento, pero no fue suspendido de su cargo como alcalde de Nueva Arcadia. 



Copán, corredor de la cocaína y tierra de caudillismo 

 

El relato de Ardón, aunque la defensa intentó desacreditarlo, confundirlo y hacerlo ver como una mentira, dice mucho de la cultura política hondureña y el abandono estatal de los lugares más recónditos de Honduras, como los pueblos fronterizos de Copán, en la frontera con Guatemala. En el occidente del país también está el Trifinio, o sea, la triple frontera del norte de Centroamérica, paso obligado de migrantes y coca. 

 

Ardón, quien apenas estudió hasta el quinto grado de primaria y no pudo ni deletrear su nombre frente al juez en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, relató que comenzó en el negocio de la droga con apenas 17 o 18 años de edad, y se declaró culpable de traficar unos 250 toneladas de cocaína a los Estados Unidos, participar en el asesinato de 56 personas y usar armas prohibidas para proteger su droga, como AK47, fusiles AR15, bazucas y armas semiautomáticas. Pero lo más importante de su declaración es que dijo que no pudo hacer todo esto sin el poder político y sin pactar con al menos dos expresidentes de Honduras: Porfirio Lobo Sosa y Juan Orlando Hernández. Las otras piezas del engranaje, aunque menores, eran alcaldes y diputados de su departamento, sobre todo de su partido. 

 

La coca llegaba a El Paraíso, Copán, procedente de Gracias a Dios, uno de los departamentos más empobrecidos y abandonados del país, en donde queda la Moskitia hondureña, tan depredada por el reino del narco. Esa coca la compraba el narcotraficante conocido como «don Amado», brazo de El Chapo Guzmán, quien según Ardón era un buen cliente, ya que pagaba por adelantado y a un mejor precio. La cocaína viajaba en camiones de ganado que cruzaban Honduras, o en furgones y volquetas, todo a vista y paciencia de las autoridades policiales y militares, y llegaba a Los Amates, en Izabal, Guatemala en donde los primos Ronald y Arnold Salguero la recibían en sus propiedades. 

 

Ardón supo pronto que necesitaba el poder político, y por eso se metió en 2005 a ser alcalde por el Partido Nacional. «Gané con fraude», dice de manera escueta. Y cuenta que apoyó a su candidato Porfirio Lobo Sosa en ese entonces, quien paradójicamente llevaba como lema de campaña «la mano dura contra el crimen», e incluso llegó a proponer la pena de muerte para los delincuentes. Ardón asegura que lo financió y que cuando perdió y lo volvió a intentar en 2010, lo volvió a apoyar. 

 

Ardón narra que en 2008, Lobo Sosa y él se reunieron en un helipuerto, pero también narra otras reuniones con líderes del partido nacional, en casa de Juan Orlando Hernández o en la sede del partido. En esas reuniones se determinaba la línea que seguirían los candidatos a puestos locales en Copán, por ejemplo, o las peticiones de Ardón de protección, pavimentación de calles y la dirección de Fondo Vial para su hermano Hugo Ardón. Se discutían decisiones políticas, se solicitaban y entregaban millones de dólares y se planificaba la impunidad en el tráfico de drogas. Gracias a esta colaboración con el gobierno de los Estados Unidos, Ardón espera ser liberado por el juez Castell tras haber sido parte de un acuerdo de cooperación. 

 

La aparición del actual alcalde liberal de Florida, Copán

 

En su testimonio, Ardón Soriano mencionó que sobornaba a otros alcaldes de Copán para la compra de votos al Partido Nacional y comprar también a miembros de las mesas electorales. Aunque mencionó al «alcalde de Florida» y lo señaló en una fotografía que la fiscalía presentó como prueba, Ardón Soriano no pronunció el nombre. Durante la audiencia, la fiscalía presentó una fotografía donde aparecen Juan Orlando Hernández, Ricardo Álvarez, Rembert Cuestas (alcalde de Florida, Copán) y Arnulfo Valle; esta prueba ha sido presentada en juicios anteriores y se trata de una imagen que fue tomada en el mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010.

 

Fuente: Prueba fotográfica proporcionada y exhibida por la fiscalía de Estados Unidos durante el juicio. En la imagen aparecen de izquierda a derecha: Ricardo Álvarez, exalcalde nacionalista; Arnulfo Valle, líder del cartel Valle Valle; Juan Orlando Hernández, expresidente de Honduras; y Rembert Cuestas, alcalde de Florida, Copán.

Ardón Soriano señaló que en la fotografía estaban Juan Orlando Hernández, el alcalde de Florida, sin decir su nombre, y Arnulfo Valle; omitió decir que en la imagen aparecía Ricardo Álvarez, miembro del Partido Nacional y de su misma corriente partidaria en ese momento. 

 

Por otro lado, la cercanía entre Rembert Cuestas y los Valle no tiene nada de sorprendente, a pesar de que el alcalde de Florida no sea del Partido Nacional, ya que la vicealcaldesa de Rembert Cuestas fue Mayra Lemus, la exesposa de Luis Alonso Valle, quien era parte del cártel de los Valle Valle junto con Arnulfo.

 

El municipio de Florida está ubicado a pocos kilómetros de la frontera con Guatemala, y ahí los Valle Valle tenían muchas propiedades que se encuentran en posesión de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), en un proceso de privación de dominio estancado desde el 2014, año de las capturas de los líderes de ese cártel. 

 

En enero de 2015, Cuestas concedió una entrevista a Proceso Digital, en la que mencionaba que «aquí es como que haya pasado un [huracán] Mitch», en referencia a las incautaciones de propiedades y empresas que se le habían hecho a la familia Valle Valle en Copán ese año. Contracorriente buscó a este alcalde a través de sus redes sociales, llamando a los números de la alcaldía y a personas de la municipalidad que trabajan con él, pero al cierre de este texto no obtuvimos respuesta para conocer su respuesta ante estos señalamientos. 

 

A diferencia de los diputados mencionados por Soriano, el alcalde de Florida es del Partido Liberal. Sin embargo, parece haber realizado una alianza con el Partido Libre en las últimas elecciones, como lo demuestra esta foto de Rembert Cuestas chocando el puño con el expresidente Manuel Zelaya Rosales

Fuente: Fotografía de la página de Facebook del alcalde Rembert Cuestas, publicada en 2021.

El juicio hasta ahora 

 

Hasta ahora, solamente la fiscalía ha presentado testigos; el primero fue José Sánchez, un alias para proteger la identidad de un contador de la empresa Graneros del Norte, propiedad de Fuad Jarufe. Sánchez ya había sido testigo clave en el juicio en contra del narcotraficante Geovanny Fuentes, quien fue condenado por la Corte del Distrito Sur de Nueva York. Sánchez dijo que Hernández recibía pagos mensuales de Geovanny Fuentes y que él, como contador, hacía el cambio de dólares en efectivo a lempiras, por medio de cheques de la empresa Graneros del Norte. Estos pagos eran algo común tanto por parte de Jarufe como por parte de Geovanny Fuentes, ya que según Sánchez hubo cheques de financiamiento electoral para Porfirio Lobo Sosa y Manuel Zelaya Rosales. Tanto Lobo Sosa como Zelaya salieron a desmentir esta información. 

 

Sánchez habló de cómo solicitó asilo a los Estados Unidos por miedo de que lo asesinaran, después de que supuestamente entregó pruebas de movimientos monetarios y grabaciones de reuniones entre Hernández y Geovanny Fuentes a la fiscal Marlene Banegas, quien fue asesinada en octubre de 2014. Aseguró que la misma información se la entregó a Christian Ayala, hijo del subcomisionado de policía Edgardo Ayala, quién también fue asesinado en junio de 2015. Sánchez dijo que el exfiscal general, Óscar Chinchilla, había tenido acceso a esta información. Agregó que ya no tiene copias de esto porque en su último intento de entregarla a las autoridades la grabó en una USB que intentó llevar hacia los Estados Unidos, pero la maleta en la que puso la USB nunca llegó al aeropuerto de destino.

 

La defensa de Hernández intentó desestimar el testimonio del contador Sánchez bajo la idea de que habla porque busca asilo político en Estados Unidos. Sin embargo, la fiscalía le preguntó a Sánchez por qué testificaba, y él respondió: «Porque quiero que el pueblo hondureño sepa la verdad». 

 

Luego, la fiscalía presentó a Ardón Soriano, cuyo interrogatorio y contrainterrogatorio duraron un día y medio, y el viernes 23 de febrero presentó al testigo Miguel Reynoso, agente de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) en Honduras. Reynoso participó en 2018 en la Operación Morazán, en la que fue detenido el narcotraficante Nery Orlando Meza, más conocido como Magdaleno Meza, junto con su pareja Ericka Bandy; ambos fueron asesinados. Meza fue asesinado en una cárcel de máxima seguridad en Honduras, a pocos días de la sentencia en contra de Antonio «Tony» Hernández en la Corte del Distrito Sur de Nueva York en 2019, y Bandy fue asesinada previo al juicio contra Juan Orlando Hernández. 

 

Las «narcolibretas» fueron entregadas en 2019 por el agente Reynoso a la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, como prueba del involucramiento de varios actores, entre ellos Tony y Juan Orlando Hernández, y se presentaron como prueba en el juicio de ambos hermanos. 

 

El juez Castel enfatizó en que las libretas fueron aceptadas en el juicio porque fueron adquiridas de forma legal. La defensa, por su parte, hizo muchas preguntas a Reynoso sobre las técnicas de investigación de las agencias en Honduras, para poner en duda la forma de obtener las libretas.

 

El juicio continuará el lunes 26 de febrero en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, a las 10 de la mañana, hora de Nueva York. 

  • Últimas publicaciones
Sobre
Reportera multimedia. Enfocada en extractivismo, medio ambiente, estructuras de poder, género y derechos sexuales y reproductivos
This is Alt
Total Posts: 34
Periodista recientemente graduada de la escuela de periodismo de Sciences Po Rennes ( Francia), he trabajado temas de género, justicia y desigualdad en Guatemala y El Salvador, he incursionado en el documental radiofónico en Francia sobre migración.
Editora/Periodista
Total Posts: 136
Directora de Contra Corriente Periodista, artista y documentalista. Amante del cine, la música y la literatura. Cofundadora de Contra Corriente.
Comparte este artículo

1 comentario en “¿Quiénes son los políticos de Copán mencionados por Ardón Soriano en el juicio contra el expresidente de Honduras?”

  1. Elvia Argentina Valle Villalta

    Solo aclarar que el partido LIBRE jamás hizo alianzas con el alcalde Rember Cuestas Valle , de el municipio de Florida , Copán, esa fotografía es actual , es de una visita que realizaron todos los alcaldes liberales en la sede del Partido LIBRE en Tegucigalpa al coordinador general de LIBRE Jose Manuel Zelaya Rosales para pedir proyectos para sus municipios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.