Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

Honduras y Estados Unidos deben construir conexiones más humanas y menos militaristas o corporativas, según congresista Keith Elisson

Read in English

Tras cuatro días de recorrer la zona norte y centro de Honduras, el congresista estadounidense del Partido Demócrata, Keith Elisson, asegura haber escuchado historias muy duras de violencia pero también haber visto la resiliencia y el coraje de la gente que todos los días lucha por sobrevivir en este país.

Keith Elisson es congresista representante del Estado de Minessota en Estados Unidos, promotor de la “Ley Berta Cáceres” impulsada tras el asesinato de la defensora de derechos humanos y feminista Berta Cáceres, para resitringir el apoyo de Estados Unidos a las fuerzas militares de Honduras por su involucramiento en este crimen y otras violaciones de derechos humanos.

Elisson en 2006 fue electo al Congreso y fue el primer afroamericano musulmán en llegar a este puesto. Ahora, figura como uno de los más fuertes líderes del Partido Demócrata en su país. Minessota es un Estado que para 2015 albergaba 4000 migrantes hondureños, no es el que más población inmigrante tiene pero Elisson asegura que la gente en su Estado habla de la necesidad de tender puentes con Honduras.

“Honduras es un país hermoso con gente maravillosa y resiliente. Estoy aquí por el asesinato de Berta Cáceres, estoy trabajando por una pieza legislativa con 70 de mis colegas que se llama Acta de Derechos Berta Cáceres porque creemos que los Estados Unidos deben jugar un papel positivo en todo el mundo y estamos preocupados porque el apoyo aquí en el tema de seguridad no ha sido bien utilizado. Estoy haciendo monitoreo y he hablado con alguna gente, con líderes de la sociedad civil y otros”, explicó Elisson en entrevista con Contra Corriente.

El apoyo de USAID debe cambiar

Elisson también habló con nosotros sobre el apoyo de USAID en Honduras y su papel en el área de seguridad,  justicia y desarrollo económico.

“Cuando la gente en EEUU apoya los programas de USAID, lo hace con buenas intenciones pensando que ayudarán a personas que lo necesitan en momentos difíciles; para mantener la integridad pública, batallar contra la corrupción, la impunidad y defender el Estado de derecho, creen que el dinero se usará apropiadamente. Pero he hablado con alguna gente que está preocupada porque esto no está sucediendo”, expresó.

Elisson visitó comunidades como Pajuiles donde la Policía Nacional, apoyada por Estados Unidos, ha reprimido brutalmente las protestas contra una hidroeléctrica que sin consultar se instaló en la comunidad. También el congresista habló con organizaciones de mujeres en Tegucigalpa y San Pedro Sula sobre los altos índices de violencia e impunidad contra las mujeres sin que nadie haga algo para frenarlo.

“Quedo preocupado por esto, y creo que es importante que mi país tenga una política exterior basada en la justicia, en iniciativas locales, que las comunidades puedan dirigir el tipo de desarrollo que ellas quieran, no que les sea impuesto”, aseguró.

Sobre el TPS y políticas antiinmigrantes

Estamos a pocos días de las elecciones en Honduras y a pesar que el congresista aseguró haber conocido lo que pasa en Honduras, más allá de las cifras, de lo que los gobiernos han intentado hacer ver como un momento en que la crisis de violencia mermó, no quiso referirse al actual proceso electoral, muy controversial en Honduras.

“No es apropiado que un congresista norteamericano interfiera en las elecciones de Honduras, no tengo puntos de vista que ofrecer sobre las elecciones. Lo que espero es que las elecciones se den de manera justa, que la gente vaya a votar y que los votos sean bien contados, que la voluntad de la gente prevalezca”, expresó.

Sin embargo sí se refirió a las políticas antiinmigrantes de Donald Trump y la amenaza que existe de que a Honduras se le retire el beneficio del Status de Protección Temporal (TPS).

“Estoy preocupado por los efectos de las políticas de Trump en Honduras. El desempleo en los lugares donde fui es del 50% o 60% . Si de repente mandamos de regreso cientos o miles de personas a estas comunidades donde la situación está difícil, ¿qué opciones tendrán más que ser atraídos por el crimen? Trabajaré con hondureños viviendo en EEUU para ver cómo enfrentamos este problema, no queremos que Honduras vaya en retroceso, sino que vaya para adelante y creo que un abrupto cambio con el TPS puede ser muy dañino”, explicó.

El apoyo de Estados Unidos se queda en pocas manos

En Honduras está popularizado el saber que Estados Unidos ejerce control sobre la vida y las decisiones del país. Esta influencia se ha visto normal a pesar de atentar contra la soberanía del país, aunque  siempre intenten disimularlo.

Por su parte, el congresista puntualizó en que el apoyo de Estados Unidos a Honduras debe ser revisado. “Estados Unidos ha enviado dinero desde hace muchos años a Honduras y la gente sigue siendo pobre, la violencia sigue siendo alta porque no solo es hablar de homicidios; también están los asaltos, las violaciones, la violencia de muchas maneras. Creo que debemos cambiar nuestro apoyo ya que el dinero que mandamos llega a manos de las élites, no parece que está beneficiando a la gente de abajo”, dijo.

“Quedo preocupado por esto, y creo que es importante que mi país tenga una política exterior basada en la justicia, en iniciativas locales, que las comunidades puedan dirigir el tipo de desarrollo que ellas quieran, no que les sea impuesto”, Keith Elisson.

Una de las luchas de Berta Cáceres fue señalar la injerencia de Estados Unidos en las Fuerzas Armadas de Honduras y su control del territorio a través de varias bases militares. Cáceres también denunciaba y exigía que estas bases militares fueran desalojadas del país, que se retirara el apoyo en entrenamiento militar a las fuerzas armadas hondureñas. Cáceres fue asesinada y miembros de esas mismas fuerzas armadas formaron parte de la red criminal que la mató. Hoy Ellison hace notar esto y pide con La ley Berta Cáceres que si los EEUU a través del pago por asistencia en seguridad a través de entrenamiento, equipamiento, y cualquier apoyo, está construyendo a la impunidad y al detrimento del Estado de Derecho, a la violencia y a la corrupción en Honduras, entonces se restrinja esta ayuda.

“EEUU sí tiene presencia militar aquí, presencia corporativa, no podemos dar la espalda a este país como que no tenemos un papel que jugar aquí. Creo que es importante para mí estar aquí escuchar, platicar, escuchar lo que la  gente tiene que decir. Honduras es importante en EEUU, hay una gran diáspora de hondureños allá, Honduras es nuestro vecino, es un viaje corto desde Atlanta a Tegucigalpa y tenemos mucho en común. Necesitamos construir una red más rica de conexiones, conexión de personas a personas no solo de corporaciones a corporaciones, de gran gobierno a gran gobierno, de militares a militares, y esto es por lo que estoy aquí”, concluyó el congresista quien regresa a Estados Unidos a promover la Ley Berta Cáceres.

20 noviembre, 2017
Operación Democracia
22 noviembre, 2017
De la pulcritud a la política: las mujeres y las elecciones en Honduras
Escrito por:

Directora de Contra Corriente. Periodista, artista y documentalista. Amante del cine, la música y la literatura. Cofundadora de Contra Corriente.

Comenta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.