«Los estados de excepción son difíciles de sostener»: Uzra Zeya, Subsecretaria de Estado de EE.UU.

Texto: Jennifer Avila
Fotografía: Jorge Cabrera

Uzra Zeya, subsecretaria de Estado para la Seguridad Civil, la Democracia y los Derechos Humanos del gobierno de los Estados Unidos, visitó Honduras entre el 9 y el 12 de enero de 2023 liderando una delegación de funcionarios de alto nivel para sostener el segundo diálogo bilateral que se realiza en lo que va del gobierno de Xiomara Castro. En una entrevista exclusiva para Contracorriente (CC), la subsecretaria Uzra Zeya (UZ) habló sobre el apoyo de su gobierno a Honduras en temas de educación, seguridad, migración y derechos humanos y sobre las condiciones de los Estados Unidos para apoyar la instalación de una Comisión Internacional contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (CICIH) y fortalecer el circuito anticorrupción en el país. 

Esta visita coincidió con la extensión del estado de excepción que el Poder Ejecutivo decretó el 3 de diciembre de 2022 y que ahora abarca 17 departamentos del país. A pesar de que el gobierno de los Estados Unidos ha sido un importante donante para la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas de Honduras, Zeya dijo que su gobierno no está involucrado en la implementación del estado de excepción y que el apoyo de los Estados Unidos a las fuerzas de seguridad está condicionado por el respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos y ciudadanas. 

«Los estados de excepción, en general, son difíciles de sostener y nosotros estamos enfocados en dar apoyo al sistema de seguridad, pero siempre de manera anclada en el respeto a los derechos humanos. No estamos involucrados en la aplicación del estado de excepción pero estamos apoyando una Policía hondureña y unas fuerzas de defensa que respeten los derechos humanos y tenemos un compromiso muy grande en fortalecer las capacidades y esfuerzos de esos objetivos», dijo. 

En pleno estado de excepción, el pasado fin de semana fueron asesinados dos ambientalistas en la comunidad de Guapinol en Tocoa, al norte de Honduras. Este crimen fue discutido en el diálogo bilateral en el cual, según la subsecretaria, instaron al gobierno de Honduras a impulsar una investigación pronta y efectiva para esclarecer este hecho y aumentar la protección a defensores de derechos humanos, ambientalistas, defensores de la tierra y personas LGTBI. 

La subsecretaria Uzra Zeya dijo además que el gobierno de los Estados Unidos apoyará a las organizaciones de sociedad civil que juegan un papel importante en la lucha anticorrupción, el combate a la violencia basada en género y la protección de poblaciones vulnerables. 

CC: ¿Cómo evalúa la relación entre el gobierno de los EEUU y el gobierno de Xiomara Castro en este primer año?

UZ:  Mi segunda visita, apenas a un año, liderando una robusta delegación interagencial para nuestro segundo diálogo estratégico, refleja el compromiso de la Casa Blanca para reforzar y profundizar nuestra alianza estratégica con Honduras. Con la declaración que dimos después de varias horas de reuniones nos comprometemos en trabajar juntos para apoyar a los hondureños en temas como la gobernanza, la protección a los derechos humanos incluyendo la protección a personas defensoras de los derechos humanos, la lucha contra la corrupción, el apoyo a la seguridad ciudadana, el estado de derecho y el combate a la violencia basada en género. Tuvimos una discusión amplia y profunda para avanzar en estas áreas.

CC: ¿Qué riesgos corre este gobierno en el contexto regional marcado por una tendencia populista autoritaria? ¿Podría Honduras sumarse a esa ola autoritaria?

UZ: Los Estados Unidos están preocupado por los retrocesos en materia democrática en la región, y como lo han dicho ya en múltiples ocasiones el presidente Biden y el secretario Blinken, no hay democracias perfectas, pero creemos que la democracia es el mejor sistema para abordar los problemas del siglo veintiuno. El presidente Biden también cree en la idea de que los Estados Unidos pueden apoyar el fortalecimiento de la democracia en el resto del mundo para que todos los ciudadanos puedan vivirla, y detrás de este segundo diálogo estratégico que se dio ayer está esa idea. Este diálogo fue también un diálogo sobre los derechos humanos, y la prueba de esto fue el lanzamiento de la alianza para apoyar la educación básica junto con el ministro de educación, de infraestructura, el canciller y el COHEP que también participó como actor privado; también el gobierno de Taiwán se unió a esta alianza multiestatal. Los Estados Unidos están comprometidos en invertir 33 millones de dólares para el mejoramiento de la infraestructura de las escuelas de educación básica en un país donde apenas 2 de cada 10 niños que entran a la escuela se gradúan de la educación secundaria. Esta alianza demuestra que hay acciones concretas para apoyar la mejora de las capacidades de Honduras para garantizar los derechos a todos sus ciudadanos y, más importante, apoyar a los niños que son el futuro de esta nación.

(De izquierda a Derecha) Laura Jane Richardson Jefa del Comando Sur de la Armada de Estados Unidos, Uzra Zeya Subsecretaria de Estado de Estados Unidos (EE. UU.) para Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos, Laura Dogu Embajadora de EE. UU. en Honduras, , Héctor Zelaya Secretario privado de la Presidencia y Eduardo Enrique Reina canciller de Honduras.

CC: ¿Cuáles son las principales preocupaciones en este momento por parte del gobierno de EEUU con respecto a la lucha anticorrupción en Honduras?

UZ: Combatir la corrupción es una prioridad de la administración Biden en la agenda de asuntos internacionales. Hace alrededor de un año pusimos en marcha nuestro primer memorándum de seguridad nacional en combate a la corrupción elevándolo a una prioridad nacional, ustedes han hecho un excelente trabajo reportando acerca de esto. Ciertamente el combate a la corrupción fue un tema fundamental en los diálogos estratégicos, específicamente queremos ver que Honduras avance a la conclusión de un acuerdo con las Naciones Unidas para establecer una CICIH, una comisión contra la corrupción e impunidad en Honduras, y queremos ver que sea un ente independiente, imparcial y autónomo. Pero también como los líderes entre los donantes internacionales para Honduras estamos comprometidos con el desarrollo económico y la seguridad de Honduras, estamos invirtiendo en un acuerdo para combatir la corrupción a través de USAID y el Departamento de Estado, así que este apoyo está ocurriendo en todos los niveles, en construir instituciones más efectivas que puedan enfrentar y desmantelar los métodos de los actores corruptos y los criminales transnacionales, pero también apoyando a la sociedad civil y a los medios independientes que son actores indispensables en la lucha contra la corrupción y la impunidad.

CC: ¿Cuáles son las condiciones bajo las cuales el gobierno de EEUU apoyará la instalación de una Comisión internacional contra la corrupción e impunidad en Honduras?

UZ: Vimos con buenos ojos la firma del memorándum entre las Naciones Unidas y Honduras en diciembre, pero se que este es solo el primer paso, nos gustaría ver lo más pronto posible la llegada del equipo técnico de las Naciones Unidas que hará que este proceso avance y esperamos ver las recomendaciones con respecto a las reformas legales que serán necesarias para hacer que este ente sea posible. Como mencioné, la lucha anticorrupción es multidimensional y nosotros estamos comprometidos en apoyar las políticas anticorrupción y el desarrollo de capacidades estatales para combatir la cleptocracia y ya tuvimos éxito en esfuerzos conjuntos para perseguir un caso de corrupción mayor que resultará en devolver a Honduras un millón de dólares en bienes incautados y esperamos concluir muy pronto un memorándum de entendimiento para hacer posible esa transferencia. Es solo un ejemplo de lo que significa este esfuerzo y lo que se necesita hacer, apoyando al gobierno y a la sociedad civil en estos esfuerzos.

CC: Los retos en materia de seguridad siguen siendo grandes en Honduras. El gobierno ha decretado un estado de excepción con participación de la policía militar y la policía nacional ¿De qué manera apoyará Estados Unidos a las Fuerzas Armadas y a la Policía en este contexto? ¿Qué controles habrá sobre los fondos invertidos en materia de seguridad?

UZ: Diré, con respecto al estado de excepción, que esto sí salió en nuestras discusiones con nuestras contrapartes hondureñas y nosotros hemos visto que es posible abordar estos retos de seguridad preservando los derechos fundamentales. Los estados de excepción, en general, son difíciles de sostener y nosotros estamos enfocados en dar apoyo al sistema de seguridad pero siempre de manera anclada en el respeto a los derechos humanos. No estamos involucrados en la aplicación del estado de excepción pero estamos apoyando una Policía hondureña y unas fuerzas de defensa que respeten los derechos humanos y tenemos un compromiso muy grande en fortalecer las capacidades y esfuerzos de esos objetivos.

CC: En Honduras se combina la expulsión masiva de población y el tránsito de grandes grupos de migrantes y refugiados transcontinentales (Venezuela, Nicaragua, Haití y otros países incluidos varios de África) y también migrantes retornados de los Estados Unidos. ¿Cuáles son las estrategias en este tema?

UZ: Vemos un aumento histórico de casos de desplazamiento forzado a nivel global por diversos factores: cambio climático, violencia comunitaria basada en género, gobernabilidad conflictiva y las consecuencias de la pandemia. El hemisferio occidental ha sido visto como el responsable del desplazamiento de 100 millones de civiles desplazados internacionalmente, este es un tema importante de compromiso y cooperación entre el gobierno de los Estados Unidos y Honduras y celebramos la participación activa de Honduras en la declaración de protección a migrantes de Los Ángeles que se lanzó el pasado junio en la cumbre de la democracia y lo que establece esta declaración es la responsabilidad compartida en garantizar una migración segura, ordenada y humana en este hemisferio; Honduras está dando un paso importante adoptando una ley para las personas desplazadas internamente, ese fue un tema que discutimos ayer y celebramos las decisiones para invertir más recursos en protección de estas poblaciones vulnerables desplazadas internamente. Quiero anotar también que el año pasado, que se reconoció este reto que enfrenta Honduras, proveímos 55 millones de dólares en asistencia humanitaria a Honduras específicamente en el tema que mencionas del tránsito de ciudadanos de terceros países, poblaciones vulnerables que necesitan protección. También el reciente anuncio de la administración [de los Estados Unidos] sobre la extensión de rutas legales para venezolanos, cubanos, nicaragüenses y haitianos que esperamos que ayudará a mitigar este flujo de personas migrando irregularmente que son, además, víctimas de explotación y diversos peligros.

«Los estados de excepción son difíciles de sostener»: Uzra Zeya, Subsecretaria de Estado de EE.UU.
Uzra Zeya Subsecretaria de Estado de Estados Unidos (EE. UU.) para Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos es recibida por el secretario privado de la presidencia Héctor Zelaya durante una visita oficial a Honduras. Foto CC/Jorge Cabrera

CC: ¿Sigue vigente la política del tercer país seguro en la nueva administración?

UZ: Esto es del gobierno anterior, no es de lo que hablo ahora. Ahora estamos apoyando la capacidad de los países para recibir personas, incrementar protección para individuos en tránsito que incluye screening, esfuerzos para aumentar la capacidad de protección, que países específicos aumenten rutas legales, que es algo que han hecho países como Colombia, Ecuador o aliados como Canadá, España y los Estados Unidos, y aumentando nuestros esfuerzos en respuesta humanitaria y esto en el marco de garantizar una migración ordenada y segura.

CC: Finalmente, este fin de semana fueron asesinados dos ambientalistas en el norte de Honduras, tenemos un reto importante en cuanto a la protección de defensores del ambiente y defensores de ddhh. ¿Cuál es su opinión en este tema y cuáles fueron los acuerdos en el diálogo que tuvo con el nuevo gobierno con respecto a la protección de estos actores?

UZ: Quiero dar mis profundas condolencias por estos trágicos asesinatos de activistas ambientales. Esto es emblemático de un problema más grande que es el inaceptable daño que enfrentan los ambientalistas a nivel mundial, y el problema específico aquí en honduras; así que sí, fue un tema que nosotros pusimos sobre la mesa en el diálogo e instamos al gobierno para que impulse una investigación pronta y rigurosa con respecto a estos últimos incidentes y el tema de aumentar la protección a defensores de derechos humanos, defensores del derecho a la tierra y ambientalistas, indígenas, personas LGTBIQ+ y eso es una prioridad para nuestro compromiso con los derechos humanos en Honduras, sabemos que hay muchas cosas más por hacer.

Editora/Periodista
  • Publicaciones
  • Destacados
Sobre
Directora de Contra Corriente Periodista, artista y documentalista. Amante del cine, la música y la literatura. Cofundadora de Contra Corriente.
Total Posts: 19
De nacionalidad nicaragüense y hondureña. Fotoperiodista con 20 años de experiencia en coberturas de contenido internacional. “El fotoperiodismo está presente en mi vida desde hace más de dos década y continúa siéndolo día tras día. “
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.