Gobierno de Xiomara Castro pagará 90 mil dólares mensuales en lobby para mejorar relaciones con Estados Unidos

El gobierno de Honduras contrató a la firma Arnold & Porter —que a su vez subcontratará a la firma Global Partners LLC del exembajador de los Estados Unidos en Honduras, Hugo Llorens— para «mejorar y profundizar» la relación con los Estados Unidos. El contrato es por 630,000 dólares a pagarse en siete meses con una cuota mensual de 90 mil dólares.

Texto: Jennifer Avila y Leonardo Aguilar
Fotografía: Jorge Cabrera

El gobierno de Honduras, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, contrató a la firma Arnold & Porter Kaye Scholer LLP «con el fin de mejorar y profundizar las relaciones de la República con el gobierno de los Estados Unidos de América», según el contrato publicado ayer en la página de Foreign Affairs Registration Act del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Esta firma a su vez subcontratará para «la asesoría y el diseño de estrategia» al ex embajador estadounidense Hugo Llorens quien estuvo asignado a Honduras entre 2008 y 2011, y quien lidió en 2009 con el golpe de Estado en contra del gobierno del presidente Manuel Zelaya Rosales. Desde que inició el gobierno de Xiomara Castro, Llorens ha estado cerca del círculo de poder del gobierno de Castro.

De acuerdo a la publicación, Arnold & Porter le cobrará al gobierno hondureño US$630,000 por sus servicios profesionales, pagaderos a US$90,000 por mes desde el 1 de junio de 2023 al 31 de diciembre de 2023. En este monto se incluyen los honorarios por la asesoría y el diseño de estrategia por parte del Embajador Hugo Llorens y su compañía, Global Partners LLC, una sociedad de responsabilidad limitada constituida en Florida.

¿Por qué necesita el gobierno de Castro mejorar sus relaciones con EE.UU.?

El Canciller de Honduras, Enrique Reina, brinda conferencia de prensa sobre la demanda interpuesta por la empresa Próspera Inc. Foto CC/Jorge Cabrera.
El Canciller de Honduras, Enrique Reina, brinda conferencia de prensa sobre la demanda interpuesta por la empresa Próspera Inc. Foto CC/Jorge Cabrera.

Las comunicaciones públicas entre la embajadora de los Estados Unidos, Laura Dogu y el canciller de la república, Enrique Reina, fueron hostiles desde principios de mayo de 2022, fecha en que Dogu cuestionó la reforma energética y externó su preocupación sobre los posibles efectos que esta tendría en el desarrollo económico y en la inversión extranjera.

La respuesta del canciller Reina fue directa: «Nos preocupa su desacertada opinión sobre política interna, la que no contribuye a las buenas relaciones con EE. UU».

Para el asesor en relaciones internacionales del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), Héctor Corrales, el daño que han sufrido las relaciones bilaterales no se soluciona con lobistas ya que EE. UU. mostró interés al inicio de tener buenas relaciones pero «el tono de funcionarios de gobierno [hondureño] es invariablemente combativo ante cualquier crítica, lanzando acusaciones de injerencismo. Hay funcionarios y políticos cercanos a la familia presidencial que culpan al gobierno de EE. UU. por el golpe de estado y de conspirar para desestabilizar a este gobierno. Washington no toma este tipo de cosas a la ligera y ningún lobista puede borrar esos mensajes», dijo.

Para Corrales, los asuntos que más preocupan al congreso estadounidense, por ejemplo, son las disputas por inversiones privadas, especialmente el tema de las Zonas Especiales de Desarrollo (ZEDE). «Ha habido varias cartas de apoyo a los inversionistas que no favorecen al gobierno de Honduras», explicó.

Corrales se refiere a las disputas que ahora han pasado al plano de demandas internacionales en contra del Estado de Honduras. El Estado hondureño ha sido demandado por trece empresas ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, CIADI, una de ellas la de Próspera Inc. por más de 10 millones de dólares registrada en el sistema desde el 3 de febrero de 2023.

La ministra de Finanzas, Rixi Moncada, dijo este miércoles que en la demanda al Estado de Honduras por parte de la empresa Próspera Inc —que opera una Zede con el mismo nombre en Roatán—, no hubo un procedimiento adecuado pues no se agotaron las instancias nacionales para avanzar después con las internacionales.

Manuel Díaz, Procurador General de la República, indicó que en este litigio existe un conflicto de interés al ser nombrado como árbitro David W. Rivkin por parte del CIADI. «El Gobierno de la República solicitó que quede sin efecto la propuesta al nombramiento del árbitro nombrado por el CIADI, que fue sin el consenso de la República de Honduras y quien pertenece a la firma legal White & Case, que es cercana a la misma que representa a Prospera Inc y que también guarda relaciones académicas y comerciales con otros arbitrajes en Panamá», indicó Díaz.

Por otro lado, a juicio del consultor y periodista estadounidense Douglas Farah, en Washington se ve a Honduras como un caso débil de democracia en el Triángulo Norte «y creo que por eso Honduras ha contratado la firma Arnold & Porter, para tratar de cambiar esa percepción». Agregó que las relaciones entre Honduras y los Estados Unidos se deterioraron cuando el gobierno de Xiomara Castro reconoció a Beijing dejando de lado a Taipéi.

Farah explicó que a Honduras, dentro del contexto del Triángulo Norte, se le ve gravemente en peligro de perder «todo lo que queda» de su democracia liberal.

«La militarización es un tema muy fuerte. La presidenta ha abrazado a los militares y no ha tomado las medidas para reformar ni quitar el gran poder que han tomado los militares y la Policía Militar de Juan Orlando Hernández, entonces creo que todo eso es una decepción y no creo que hay un rompimiento [en las relaciones Honduras-Estados Unidos], pero sí es una decepción bastante fuerte», expuso Farah.

Nuevos agentes de la Policía Militar del Orden Público durante su graduación en un batallón militar. Foto CC/Jorge Cabrera
Nuevos agentes de la Policía Militar del Orden Público durante su graduación en un batallón militar. Foto CC/Jorge Cabrera

Otro punto preocupante para Washington, según Farah, es la política de seguridad implementada por el Gobierno de Honduras. «Xiomara ha adoptado medidas de excepción medio imitando a Bukele, y eso ha causado mucho miedo acá [en Washington], porque lo que ha hecho Bukele es un crimen contra la humanidad y la disposición de ella, de seguir en parte ese camino, sumado al hecho de China, ha llevado más a una decepción que otra cosa», expresó.

Para el sociólogo Elvin Hernández, investigador del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús (Eric-SJ), la contratación de esta firma puede verse como «normal en el sentido de lo que también lo han hecho otros gobiernos en América Latina», pero que no deja de generar «un poco de morbo político» porque fue un tema que muchos militantes del Partido Libre cuestionaron anteriormente a Juan Orlando Hernández.

El sociólogo del Eric-Sj consideró que el Gobierno de Xiomara Castro no tiene en sus apuestas políticas hacer ningún tipo de ruptura con los Estados Unidos porque «eso sería un suicidio político», sobre todo porque Honduras tiene una economía que exporta principalmente a ese país y en donde las remesas que envían hondureños desde aquel país, generan divisas que representan el 25 % del PIB.

Elvin Hernández sostuvo que es evidente que «hay una caída importante en la imagen de Xiomara Castro», pero que no se pueden descartar las condiciones desastrosas en que asumió el poder el nuevo Gobierno. «No hay que olvidar que la matriz mediática juega un papel importante en las narrativas que se hacen y en el imaginario social, es decir, eso tiene un papel importante y hay sectores que no están interesados en que este Gobierno triunfe», consideró.

Hernández consideró que los Estados Unidos está buscando recuperar su liderazgo en Centroamérica, lo que se vio reflejado con la llegada de la vicepresidenta Kamala Harris y posteriormente con las visitas de representantes del Comando Sur.

Sobre la embajadora Laura Dogu, Elvin Hernández manifestó que esta debe saber que debe sostener mucho diálogo con el Gobierno de Honduras, por la coyuntura política que vivimos, en donde hay un Gobierno «con una narrativa de izquierda o socialista o como le queramos decir» y eso ha coincidido con una pérdida de liderazgo de los Estados Unidos en la región.

Los lobistas

La firma Arnold & Porter está representada en este contrato por Thomas Shannon, quien fungió como Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental en el gobierno de George Bush.

En términos de Washington —consideró Farah— Thomas Shannon es un actor mucho más importante porque fue Subsecretario de Estado y tiene un perfil mucho más alto. «Además trabajó como jefe de la mayoría de la gente que sigue dentro del Departamento de Estado en asuntos relacionados con Centroamérica. Entonces él tiene un peso diríamos mucho más grande».

Sobre el caso del papel que pueda jugar el ex embajador Hugo Lorens, quien diseñará la estrategia de lobby, Douglas Farah consideró que Lorens tiene cercanía con ciertos sectores de Honduras debido a sus años como embajador. «Creo que [con los servicios de Hugo Lorens] están tratando de ver cómo combinar fuerzas para tratar de apoyar la imagen de Xiomara Castro».

Elvin Hernández dijo que la incursión de Hugo Lorens para ayudar al Gobierno de Xiomara a fortalecer relaciones con EE. UU. venía sonando desde hace un tiempo, pero que se aceleró tras el reconocimiento de Honduras a la República Popular de China. «Creo que al abrir relaciones comerciales con China se hizo más urgente para Honduras tener un equipo que ayude a canalizar información de primera mano para seguir manteniendo como aliado a los Estados Unidos y que no se convierta Estados Unidos en un frente más».

Arnold & Porter es una firma conocida en Centroamérica. El gobierno de Nayib Bukele en El Salvador la contrató en 2021 por un año por 1.2 millones de dólares, contrato que no renovó en 2022 cuando ya ese gobierno había empeorado sus relaciones con los Estados Unidos.

Farah se refirió al trabajo de Shannon en El Salvador, afirmando que es notable que como lobista de Nayib Bukele «fracasó rotundamente» porque no logró mejorar la imagen de Bukele a pesar de su estatura como diplomático estadounidense.

Esta firma también fue contratada en 2019 por el gobierno de Juan Orlando Hernández, según publicó el Washington Post en ese entonces. El Gobierno de Honduras contrató a la firma Arnold & Porter por 475,000 dólares en 2019, con fondos provenientes de la Secretaría de Finanzas, según el Washington Post para presionar a los fiscales durante el proceso del juicio de Tony Hernández, hermano del expresidente y excongresista.

Según la información del caso en contra de Tony Hernández, los fiscales mencionaron que, en septiembre de 2019, la firma buscó advertir a los fiscales sobre «consecuencias colaterales» relacionadas con las bases militares de los Estados Unidos en Honduras, así como «asuntos migratorios no relacionados».

En un artículo de Contracorriente publicado en 2021, «el Gobierno de Hernández desde 2016 a 2021 pagó un total de USD 3,289,194 para asesoría en relaciones públicas en un intento fallido por mejorar sus relaciones con Estados Unidos. Según la base de datos de agentes extranjeros en Estados Unidos (FARA), todos esos fondos los recibió la firma Gus West Government Affairs mediante doce contratos. Es decir que, sumado a la firma que los fiscales aseguran que fue contratada para el juicio de «Tony», en total el Gobierno ha gastado USD 3,764,194 en asesoría para mejorar la imagen en el país norteamericano durante los últimos cinco años».

Sobre el papel de firmas como Arnold & Porter, Douglas Farah dijo que éstas representan a quien les paga y «se usan como armas» para apuntar al objetivo indicado. «Es poco común acá que haya una firma de lobistas que solo se dediquen a regímenes democráticos, casi todos están dispuestos a mezclar lo autoritario con lo democrático, a mezclarse con los dictadores. Es una parte de los lobistas en los Estados Unidos, algo que a mí me parece triste pero cierto».

Farah subrayó que existe preocupación por el rumbo que pueda tomar Honduras en materia de libertad de prensa sobre todo con el ejemplo en la región que dan los presidentes Alejandro Giammattei en Guatemala, que ha cortado toda protección y mandado a la cárcel a periodistas como José Rubén Zamora, y en el presidente salvadoreño Nayib Bukele, que ha hecho una persecución tenaz contra medios, entre estos El Faro.

«Creo que se ha creado una imagen de que Xiomara Castro, a pesar de su campaña e ideología, básicamente va a tomar un camino autoritario, un camino diseñado por su esposo [el expresidente Manuel Zelaya], alejada de la ideología que ella tuvo durante su campaña y que por lo tanto tendremos un Honduras muy muy emproblemado», concluyó Farah.

Para el sociólogo Elvin Hernández, Honduras no puede avanzar tan fácilmente a un régimen autoritario, en referencia a, por ejemplo, el de Nicaragua.

«Esa amenaza de avanzar hacia un régimen más autoritario no siento que inmediatamente pueda ocurrir en Honduras, no es porque quienes están en el poder no lo quisieran, es porque las condiciones políticas que hay en el país no se lo permiten» dijo Elvin Hernández, quien agregó que a su juicio el expresidente Juan Orlando Hernández sí logró establecer una autocracia que controló toda la institucionalidad y los aparatos de seguridad, siendo respaldado por una «matriz financiera, energética, hidroeléctrica y mediática».

Contactamos al ministro y al viceministro de relaciones exteriores, Enrique Reina y Gerardo Torres, respectivamente, solicitando una entrevista, sin embargo, nuestra petición no fue respondida.

Editora/Periodista
  • Publicaciones
  • Destacados
Sobre
Directora de Contra Corriente Periodista, artista y documentalista. Amante del cine, la música y la literatura. Cofundadora de Contra Corriente.
Total Posts: 35
De nacionalidad nicaragüense y hondureña. Fotoperiodista con 20 años de experiencia en coberturas de contenido internacional. “El fotoperiodismo está presente en mi vida desde hace más de dos década y continúa siéndolo día tras día. “
Total Posts: 122
Editor de actualidad y reportero en Contracorriente. Abogado y periodista. Sus estudios los ha realizado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (UNAH-VS). Ha trabajado en radio, prensa escrita, periodismo web e investigativo. Ha colaborado con organizaciones defensoras del ambiente y en investigaciones sobre desplazamiento forzado por razones de violencia ligada al narcotráfico.
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.