Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

Convocar a nuevas elecciones implicaría que Partido Nacional y Alianza de Oposición negocien: Joaquín Mejía

Con el comunicado de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el que proponen convocar a nuevas elecciones como salida a la crisis política hondureña, un escenario inesperado se abre y se “gana la batalla internacional”, según el doctor en Derechos Humanos, Joaquín Mejía. Las elecciones del 26 de noviembre no solo nos mostraron un evidente fraude que ni la OEA y luego ni la Unión Europea pudieron avalar, también abrió un espacio para que la ciudadanía se apodere de una lucha política y se evidencia que el proyecto continuista de Juan Orlando Hernández ha fracasado, según Mejía.

Las últimas cartas las tienen la OEA y el gobierno de Estados Unidos, pero no se podrán jugar sin que Salvador Nasralla y Juan Orlando Hernández se sienten a dialogar. Salvador Nasralla se encuentra en Washington en reuniones con la OEA y otros actores del gobierno de Estados Unidos, mientras que el Partido Nacional a través del diputado Oswaldo Ramos Soto ha dejado claro que no aceptarán la propuesta de realizar nuevas elecciones y acusan a la OEA por injerencia en asuntos internos. Esta noche el vocero del departamento de Estado de Estados Unidos, ante la ausencia de embajador en el país comunicó que aceptan los resultados emanados del Tribunal Supremo Electoral que dan como ganador a Juan Orlando Hernández y piden a los partidos en oposición que hagan sus impugnaciones ante el mismo tribunal cuestionado por fraude.

Mejía aseguró en entrevista con Contra Corriente que las condiciones mínimas para repetir las elecciones, como salida salomónica a esta crisis, tendrán que pasar por un diálogo entre la Alianza de Oposición y el Partido Nacional.

CC: Con este escenario inesperado de la OEA, ¿qué posibilidades hay con las condiciones actuales para repetir elecciones como lo plantea la OEA?

JM: La posición de la OEA  de señalar las graves irregularidades, antes, durante y después del proceso hondureño que no permiten tener certeza de estar ante un proceso transparente y que por tanto han llegado al extremo de recomendar un llamado a nuevas elecciones, esto en un lenguaje no diplomático significa que vieron un fraude de una inmensidad impresionante y que por tanto es necesario hacer eso. Uno de los grandes perdedores es el Tribunal Supremo Electoral (TSE) que debería garantizar transparencia, independencia, un poco de justicia para garantizar el proceso electoral con el informe de la OEA quedó totalmente deslegitimado aunque ya lo estaba frente a la sociedad.

También otro gran perdedor es el Partido Nacional y más que el partido es el proyecto continuista que representa Juan Orlando Hernández porque hay que recordar que es primera vez en la historia que no se declara vencedor el 26 de noviembre y por otro lado que el candidato declarado vencedor es un candidato que no goza de legitimidad y reconocimiento de varios sectores de la sociedad. La propuesta de la OEA es dentro de las posibilidades la más real de permitirnos dar un paso para salir de la crisis política que hay en el país.

CC: ¿Bajo qué condiciones se podrían celebrar elecciones?

JM: Los dos partidos en pugna, el PN y la Alianza deben ceder espacios y también implica que deben negociar. La posición de la OEA es un mensaje contundente para fortalecer el sistema democrático. Ya en el ERIC y Radio Progreso habíamos declarado que un primer paso sería declarar la nulidad y llamar a unas nuevas elecciones, lógicamente esto requiere unas condiciones fundamentales, la primera es que el árbitro electoral sea independiente, imparcial que dé garantías de transparencia en el proceso.

CC: ¿Que no sea partidizado?

JM: Correctamente, eso requeriría un TSE constituido por personas de alto nivel moral, nacionales o incluso internacionales porque lo que está en juego no solo es la democracia sino la inestabilidad política que afecta a todos incluso a Estados Unidos porque la ingobernabilidad genera que la gente decida migrar.

CC: ¿Cómo sería ese dialogo si es una condición importante para celebrar nuevas elecciones? ¿La gente en las calles querría esa negociación?

JM: La verdad, es bastante complejo ante esta situación donde no se ve salida. Una salida salomónica sería convocar a nuevas elecciones pero creo que una de las cosas fundamentales que se tienen que negocia primero es la participación de la candidatura de Juan Orlando Hernández porque el pecado original de esta crisis electoral es la reelección presidencial que se habilita de una manera ilegal a través de una sentencia que es ilegítima, porque ya hemos dicho hasta el cansancio, que el único que puede reformar la prohibición de la reelección es el pueblo hondureño a través de in plebiscito o una Asamblea Nacional Constituyente. Otra cuestión que se tiene que negociar es como va a estar constituido el árbitro electoral ya sea con personas de alta capacidad moral independientes de los partidos políticos o si será un órgano internacional bajo la supervisión de la OEA y la UE. Garantizar a través de qué sistema se va a tener unas elecciones transparentes.

El reto también es cómo lograr paz social en ese periodo de transición, no es que la gente se desmovilice pero sí que podamos tener un nivel de normalidad mientras confiamos en la veeduría internacional en este proceso de convocar a nuevas elecciones con estas condiciones mínimas establecidas.

CC: ¿Tendría que ser antes del 27 de enero?

JM: La constitución da una salida, en caso que no se declare presidente antes de la fecha establecida, el consejo de ministros tendrá que convocar a nuevas elecciones, cuando estos mecanismos no se ejecutan lo ideal sería llamar a un gobierno de transición, un gobierno provisional con ciudadanos y ciudadanas que gocen de credibilidad de amplios sectores de la sociedad, que ellos convoquen a nuevas elecciones, que el gobierno que surja de esas elecciones salga con el compromiso de en 2 años de llamar a una Asamblea Nacional Constituyente. Que pueda cambiar toda la institucionalidad, la legalidad que incluye las reformas electorales. El error es creer que las reformas electorales solo tienen que ver con la ley electoral pero tiene que ver con la Constitución de la República.

CC: ¿Cómo se conforma un gobierno provisional? ¿Quién lo convoca? ¿Las FFAA podrían hacerlo?

JM: Ya  está demostrado que las FFAA que son una pesadilla para la democracia del país: el golpe de estado de 2009, asesinatos en esta crisis electoral. Aquí es importante destacar el papel que puede jugar la OEA, la Unión Europea y EEUU, en Honduras hay muchos ciudadanos y ciudadanas que reúnen las condiciones de independencia, moralidad y transparencia para formar parte de un gobierno provisional, ese es un escenario ideal pero no es muy probable. El único escenario real es el que planteó la OEA y que depende en gran medida de la negociación que puedan hacer la Alianza y el PN, pero para que el PN ceda se requiere la presión de la comunidad internacional y sobre todo de la embajada de EEUU y por eso es el llamado a la Embajada para que dialogue con su socio, el gobierno de Honduras y que pueda ceder estos espacios en pos de la democracia y la gobernabilidad el país

CC: Juan Orlando puede decir que él no tiene nada que negociar, ya fue proclamado presidente electo, puede decir que responde al mandato del pueblo y no de la OEA…

JM: Si Hernández mantiene esa posición significaría que tiene el apoyo de EEUU, pero también está claro que será uno de los gobiernos más débiles en la historia democrática del país. Su proyecto continuista fracasó, el rechazo que hay a la figura de JOH es amplio, incluso por la derecha, uno escucha a Andrés Openheimer sus criticas duras contra JOH, los grandes medios internacionales. Ese rechazo ciudadano que hay en la figura del presidente hará que no tenga legitimidad, la sombra del fraude acompañará a este gobierno hasta el fin de los días, un rechazo ciudadano de una ciudadanía más politizada, más consciente. Pero eso llevará a más represión, la mayor fortaleza que tiene JOH es el control de la institucionalidad y eso incluye a las FFAA y la Policía Militar que han demostrado que están dispuestos a asesinar al pueblo hondureño para mantener los privilegios y los intereses que representa JOH, por tanto ingobernabilidad más represión política por parte de las FFAA va a provocar mayor inestabilidad que no nos conviene a nadie.

CC: ¿Peor que en el golpe de estado?

JM: Peor, totalmente, ya no es una cuestión como se pensaba en ese momento entre Mel y Micheletti, estamos hablando de una ciudadanía que tiene claro que no es una cuestión de partidos políticos, que ha trascendido más allá. La ingobernabilidad se va a profundizar, mayor inestabilidad política, mayor migración de hondureños y hondureñas a EEUU y entonces estamos en un dilema, si hay ingobernabilidad con bendición de EEUU van a intentar imponer una dictadura con la fuerza de las armas, si el pueblo hondureño se mantiene indignado, los 2 primeros años del gobierno de Hernández serán cruciales y no serán fáciles para su gobierno.

CC: Si JOH es apoyado por EEUU ¿cuál sería la condición? ¿La regulación de la reelección? Si Juan Orlando Hernández pudo poner a su favor el sistema de estas elecciones en 4 días ¿qué podría hacer en 4 años con el control de la institucionalidad para quedarse más tiempo?

JM: Hay que ver lo que está pasando en Latinoamérica, la posición de la OEA no sale de la nada. Estamos hablando de que pronto habrá elecciones en Bolivia donde el presidente se está reeligiendo aun en contra de la voluntad de la gente que dijo NO en un referéndum, todo el control de la institucionalidad de Daniel Ortega en Nicaragua, las elecciones en Venezuela, la OEA como EEUU están en una encrucijada porque o se dan color y sus posiciones reflejan que su papel democrático solo es en contra de gobiernos aparentemente de izquierda pero sí a favor de dictaduras de derecha. La situación actual es diferente, en ese sentido está complicado.

Aquí no hay que olvidar que el actor más importante es la ciudadanía, y una de las cosas positivas a pesar de la tragedia es que hay una ciudadanía que ha visto en toda su desnudez la corrupción y el control de la institucionalidad democrática y cómo estos grupos de poder se pasan por encima de la Constitución y la legalidad para proteger sus intereses, por tanto es una ciudadanía que se hartó, esta ciudadanía va a forzar junto con los actores en el ámbito internacional para hacer las reformas necesarias para adecentar la democracia en honduras.

CC: ¿Qué papel podrían jugar las FFAA en este proceso? Pareciera que la ciudadanía también espera que jueguen un papel determinante.

JM: Las FFAA siguen jugando su papel hipócrita. Dan un golpe de Estado a Manuel Zelaya por defender la alternabilidad en el ejercicio de la presidencia pero ante la violación de la Constitución por parte de Juan Orlando Hernández no dicen nada. Hay que recordar que Hernández se ha encargado de poner a familiares y amigos en los altos mandos de las FFAA, sin embargo aquí uno de los grandes perdedores son las FFAA, todo el prestigio que se ganaron en los 90 lo echaron a perder con el golpe de Estado y ahora lo acaban de confirmar, por tanto me parece a mí que como grandes perdedores este es el inicio del fin de las FFAA en el país. Esto va a ser un proceso largo,  no significa que habrá cambios de la noche a la mañana, si dentro de las FFAA las nuevas oficialidades que deberían tener un papel más democrático no asumen el control de esas instancias me parece a mí que las FFAA están destinadas a desaparecer.

CC: Eso es bien idealista… EEUU necesita las FFAA en este país, estamos cerca de su patio trasero…

JM: Pero creo que ese es un asunto que la ciudadanía lo tiene claro

CC: Pero en los Sondeos de Opinión que ustedes hacen la percepción de confianza de la ciudadanía era alta con las FFAA…

JM: Sí, 7 de cada 10 hondureños decían que confiaba en el ejército, pero yo sí creo que ha cambiado, así como ha cambiado la percepción del TSE. A mí me parece que aunque pueda ser ideal, si debemos avanzar, quienes tenemos influencia en la opinión publica debemos ir apuntando donde está el problema, sin las FFAA, JOH no habría sido declarado presidente, las FFAA con la bendición de EEUU permitieron esa declaratoria, si las FFAA cumplieran su rol constitucional esto no estaría pasando en este momento.  En ese sentido, en este proceso largo que se nos viene ahora es importante que comencemos a señalar a los actores que es necesario que salgan del país para fortalecer la vida democrática.

“Aquí no hay que olvidar que el actor más importante es la ciudadanía, y una de las cosas positivas a pesar de la tragedia es que hay una ciudadanía que ha visto en toda su desnudez la corrupción y el control de la institucionalidad democrática y cómo estos grupos de poder se pasan por encima de la Constitución y la legalidad para proteger sus intereses, por tanto es una ciudadanía que se hartó”. Joaquín Mejía.

CC: ¿Cuánto tiempo nos queda para hacer viable la propuesta de la OEA?

JM: En lo particular yo no me preocuparía tanto en el tiempo, si nos vamos a la Constitución y dice que el 27 de enero tiene que haber un presidente pero si no lo hay el consejo de ministros debe convocar. La declaratoria del presidente debe ser firmada por todos los miembros del TSE, la pregunta es porqué solo aparece Matamoros Batson en la declaratoria, sin los otros magistrados firmando adolece de legalidad. Tendríamos que esperar la posición de Nasralla después de este viaje a Washington, la comunidad internacional y la ciudadanía tenemos un papel importante para presionar que en este caso el Partido Nacional decida sentase a negociar esa declaratoria a elecciones.

CC: Pero las calles mientras tanto…

JM: Por eso creo que será importante el retorno de Salvador Nasralla que espero que de toda la información que tiene que dar y luego también ver los pasos que va a dar la Embajada de EEUU que ha tenido una posición ambigua al principio, una posición luego favorable en términos simbólicos acompañando a Batson lo cual implica un espaldarazo importante, pero ahora este momento después de lo que ha dicho la OEA ni siquiera un tweet ha dado la encargada de negocios Heide Fulton, qué raro que ha estado activa y ahora está en silencio absoluto. No se sabe que se está cocinando. Lo que sí está claro es que la posición del a OEA ha sido un golpe impresionante a este sector que representa JOH, da un pequeño hilo de esperanza a lo que pueda pasar, sin embargo siempre hay que verlo con cautela, porque puede ser que negocien que JOH aguante unos meses mientras se baja todo en las calles y que poco a poco se vaya reconociendo a este a este gobierno espurio tal y como sucedió en el golpe de Estado.

Ahora en la OEA hay una mayoría de gobiernos de derecha, la OEA es una organización de estados y las luchas que habrán en la asamblea general serán importantes. Los gobiernos de derecha son derechas democráticas, no son derechas como la de Álvaro Uribe en Colombia, son de derecha pero creen en el proceso democrático, sería un mensaje terrible para su país y hacia afuera legitimar un gobierno cuando hay un informe de la OEA tan contundente que ya no se lo quita nadie, para que la OEA de un paso atrás de este informe sería complicado, aunque no se descarta.

CC: ¿Fue un error político que la UE presentara el informe horas antes de la declaratoria?

JM: Definitivamente, creo que tenían que haber esperado porque no estaba su jefa de misión, la condición en las calles de polarización social lo que requería eran llamados prudentes por parte de la comunidad institucional y lo que hicieron fue un enorme error político porque fue interpretado por sectores afines al gobierno como un espaldarazo a los resultados. Es de humanos rectificar y a mí me parece importante que su jefa de misión desde Europa haya llamado y haya manifestado su posición que lo que se planteó en ese momento fue una visión, un informe que no era el final y que eso no implicaba el resultado del proceso electoral, alineándose a la posición de la OEA.

Aquí también otra vez la comunidad internacional tiene que tomar en cuenta cómo una palabra en sociedades tan polarizadas como las nuestras, puede profundizar la crisis política, tienen que tener mucho cuidado.

“Me parece que es muy difícil para Washington esta situación en la que se está por eso se entiende el silencio de la encargada de negocios, en términos legales significa que EEUU está de acuerdo con lo que dice la OEA porque son parte de la OEA”. Joaquín Mejía.

 

CC: El papel de la OEA y la UE es diferente ¿Qué es más determinante?

JM: La UE como sucedió en el golpe se plegará a lo que diga la OEA, la OEA tiene la carta democrática interamericana a través de la cual cuando hay una situación que afecta gravemente el sistema político democrático puede tomar decisiones, un paso que acaba de dar es el llamado a nuevas elecciones, pero si se mantiene la situación que genera esa inestabilidad política, la OEA puede utilizar su último recurso que es la suspensión de Honduras de la OEA y eso no le conviene a nadie, ni al gobierno actual eso traerá implicaciones políticas y económicas con la UE, BID, BM, como con el golpe de estado, es por eso que la posición de la OEA es más importante que la UE.

Yo en lo particular esperaba algo más contundente de la UE y no de la OEA, para mí es muy difícil que Almagro diga algo como lo que dijo sin que EEUU esté de acuerdo medianamente. Honduras es un aliado principal en la región de EEUU, es la niña bonita o el niño bonito de EEUU en la región y sobre todo con esa lógica de la guerra fría con dos gobiernos de izquierda y luego Guatemala con inestabilidad política

CC: Se les agitó mucho el patio…

JM: Sí está muy agitado, requieren a una figura fuerte como JOH que en teoría esta poniendo orden pero se les fue de la mano. Me parece que es muy difícil para Washington esta situación en la que se está por eso se entiende el silencio de la encargada de negocios, en términos legales significa que EEUU está de acuerdo con lo que dice la OEA porque son parte de la OEA.

Hay que insistir que las elecciones del 26 de noviembre traen cosas positivas: se derrotó el fraude, se ganó la batalla internacional no solo con los medios internacionales pese al cerco mediático y con la excepción de medios como Une tv, Criterio, Contra Corriente, Radio Progreso. La posición de la OEA es el resultado de esa victoria electoral, la politización de la ciudadanía que ha visto en toda su crudeza la corrupción e impunidad en el manejo de la institucionalidad pública, la ciudadanía ha ganado fuerza moral creo que a mediano y largo plazo hay que entender que ese proyecto continuista fracasó, que estamos en un  momento de quiebre y que por fin puede ser una pequeña luz para salir de esta crisis que se profundizó tras el golpe de estado de 2009.

 

Jennifer Ávila Contributor
Periodista
  • Publicaciones
  • Destacados
Sobre
Directora de Contra Corriente
Periodista, artista y documentalista. Amante del cine, la música y la literatura. Cofundadora de Contra Corriente.
17 diciembre, 2017
Declaran a presidente reelecto en Honduras entre inconstitucionalidad y dudas de fraude electoral
18 diciembre, 2017
Una lucha desigual

Comentarios

  • Belinda Rodriguez
    REPLY

    muy buen articulo para ubicarnos en nuestra realidad,actual, gracias

    19 diciembre, 2017
  • Jaime Antonio Galeas
    REPLY

    Excelente artículo de investigación de cómo está nuestro país y como siempre dependemos de USA que no ayuda a la democracia sino a dañar más a los países que se desean hasta cierto Punto una democracia y con los usa los destruye siempre para sus intereses cochinos y que no aportan mucho sino a la corrupción de los países como en este caso a mí país Honduras.

    19 diciembre, 2017

Comenta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.