Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

Multimedia

[vc_row row_content_width="grid" css=".vc_custom_1533076434937{padding-top: 35px !important;padding-bottom: 35px !important;}"][vc_column][vc_column_text]El mercado Los Dolores, le debe su nombre a la iglesia construida por los mulatos que vivían en el Barrio Abajo de Tegucigalpa en el siglo XVIII. Estos construyeron la catedral de San Miguel Arcángel erigida ante la necesidad de comulgar el cristianismo en

[vc_row row_content_width="grid" css=".vc_custom_1533076443562{padding-top: 35px !important;padding-bottom: 35px !important;}"][vc_column][vc_raw_html]JTNDZGl2JTIwc3R5bGUlM0QlMjJwYWRkaW5nJTNBNTYuMjUlMjUlMjAwJTIwMCUyMDAlM0Jwb3NpdGlvbiUzQXJlbGF0aXZlJTNCJTIyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cHMlM0ElMkYlMkZwbGF5ZXIudmltZW8uY29tJTJGdmlkZW8lMkYzMDc3ODcyNDUlMjIlMjBzdHlsZSUzRCUyMnBvc2l0aW9uJTNBYWJzb2x1dGUlM0J0b3AlM0EwJTNCbGVmdCUzQTAlM0J3aWR0aCUzQTEwMCUyNSUzQmhlaWdodCUzQTEwMCUyNSUzQiUyMiUyMGZyYW1lYm9yZGVyJTNEJTIyMCUyMiUyMHdlYmtpdGFsbG93ZnVsbHNjcmVlbiUyMG1vemFsbG93ZnVsbHNjcmVlbiUyMGFsbG93ZnVsbHNjcmVlbiUzRSUzQyUyRmlmcmFtZSUzRSUzQyUyRmRpdiUzRSUzQ3NjcmlwdCUyMHNyYyUzRCUyMmh0dHBzJTNBJTJGJTJGcGxheWVyLnZpbWVvLmNvbSUyRmFwaSUyRnBsYXllci5qcyUyMiUzRSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRSUwQSUzQ3AlM0UlM0NhJTIwaHJlZiUzRCUyMmh0dHBzJTNBJTJGJTJGdmltZW8uY29tJTJGMzA3Nzg3MjQ1JTIyJTNFVGhlJTIwT2ZmaWNlJTIwb2YlMjBNaXNzaW5nJTIwQ2hpbGRyZW4lM0MlMkZhJTNFJTIwZnJvbSUyMCUzQ2ElMjBocmVmJTNEJTIyaHR0cHMlM0ElMkYlMkZ2aW1lby5jb20lMkZyZXZlYWx2aWRlbyUyMiUzRVJldmVhbCUzQyUyRmElM0UlMjBvbiUyMCUzQ2ElMjBocmVmJTNEJTIyaHR0cHMlM0ElMkYlMkZ2aW1lby5jb20lMjIlM0VWaW1lbyUzQyUyRmElM0UuJTNDJTJGcCUzRSUwQSUzQ3AlM0VNb3JlJTIwdGhhbiUyMDIlMkM2MDAlMjBraWRzJTIwd2VyZSUyMHNlcGFyYXRlZCUyMGZyb20lMjB0aGVpciUyMHBhcmVudHMlMjBhdCUyMHRoZSUyMFUuUy4tTWV4aWNvJTIwYm9yZGVyJTIwdW5kZXIlMjBQcmVzaWRlbnQlMjBEb25hbGQlMjBUcnVtcCUyNnJzcXVvJTNCcyUyMCUyNmxkcXVvJTNCemVybyUyMHRvbGVyYW5jZSUyNnJkcXVvJTNCJTIwZmFtaWx5JTIwc2VwYXJhdGlvbiUyMHBvbGljeS4lMjBXaGF0JTIwaGFwcGVuZWQlMjB0byUyMHRob3NlJTIwY2hpbGRyZW4lM0YlMjBSZXZlYWwlMjZyc3F1byUzQnMlMjBpbnZlc3RpZ2F0aXZlJTIwcmVwb3J0aW5nJTIwdGVhbSUyMGxvb2tlZCUyMGF0JTIwZmFjaWxpdGllcyUyMGFjcm9zcyUyMHRoZSUyMGNvdW50cnklMjB0byUyMGFuc3dlciUyMHRoYXQlMjBxdWVzdGlvbi4lMjAlM0NiciUyMCUyRiUzRSUwQSUzQ2JyJTIwJTJGJTNFJTBBQWZ0ZXIlMjBiZWluZyUyMHNlcGFyYXRlZCUyMGZyb20lMjB0aGVpciUyMHBhcmVudHMlMjBhdCUyMHRoZSUyMGJvcmRlciUyQyUyMHNvbWUlMjBvZiUyMHRoZSUyMGNoaWxkcmVuJTIwd2VyZSUyMGhlbGQlMjBpbiUyMG9mZmljZSUyMGJ1aWxkaW5ncyUyMG9wZXJhdGVkJTIwYnklMjBhJTIwY29tcGFueSUyMHdpdGhvdXQlMjBhJTIwY2hpbGQlMjBjYXJlJTIwbGljZW5zZS4lMjBUaGlzJTIwaXMlMjB0aGUlMjBzdG9yeSUyMG9mJTIwYSUyMGNoaWxkJTIwd2hvJTIwc3RheWVkJTIwaW4lMjB0aG9zZSUyMG9mZmljZXMuJTIwZm9yJTIwbW9yZSUyMGluZm8lMjB2aXNpdCUyMHJldmVhbG5ld3Mub3JnJTJGY2hpbGRyZW4lM0MlMkZwJTNF[/vc_raw_html][vc_column_text] Para leer el reportaje completo ingresa a: www.revealnews.org [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

[vc_row row_content_width="grid" css=".vc_custom_1533076443562{padding-top: 35px !important;padding-bottom: 35px !important;}"][vc_column][vc_column_text]Sobre el valle, las fincas de palma aceitera se extienden hasta donde la vista alcanza. Invadido, de un lado y de otro, el Valle del Aguán es ahora un valle de palma africana. Quienes viven en sus comunidades, los más jóvenes, o trabajan en

[vc_row row_content_width="grid" css=".vc_custom_1533076443562{padding-top: 35px !important;padding-bottom: 35px !important;}"][vc_column][vc_column_text]En la comunidad de Azacualpa, municipio de La Unión en el departamento de Copán, los muertos siempre fueron enterrados en la misma montaña, debajo de ellos, la montaña guardó siempre algo más que sus cuerpos, ese algo es oro. Y ese oro estuvo ahí

[vc_row row_content_width="grid" css=".vc_custom_1533076443562{padding-top: 35px !important;padding-bottom: 35px !important;}"][vc_column][vc_column_text]En Honduras, cada 22 horas es asesinada una mujer. Las mujeres son noticia por  la violencia. Se habla de ellas como víctimas y hasta como culpables de sus destinos trágicos, pero poco se habla de ellas como sobrevivientes, como sostén de la economía familiar,

Es casi una contradicción que exista una Academia de Policía, o que se denomine una ciencia a la carrera militar cuando quienes sirven para la guerra, muchas veces lo hacen en contra de la misma educación. La academia de Policía en Honduras ofrece muchos beneficios para quienes ingresan, puede representar

Las personas con máscaras blancas, sin género, representan al pueblo hondureño. Uno de ellos está en un cuarto gris, un poco maltratada por el tiempo, está herido. Se está desangrando. Es un periodista y no sabe qué hacer, está confundido. En la pared hay una estrella azul que representa el