Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

Propuesta para reestructurar salud y educación enciende chispa de protestas

Durante los últimos días,  la ciudad de Tegucigalpa se ha convertido en escenario de protestas después que el pasado jueves 25 de abril el Congreso Nacional aprobara dos dictámenes para la Ley de Reestructuración y Transformación en el sistema de Salud y Educación. La propuesta del Poder Ejecutivo para modificar los presupuestos de salud y educación, busca contratar médicos y maestros e invertir en infraestructura. Sin embargo, los docentes y médicos aseguran que la ley no debió proponerse, que no van a negociar por un artículo porque la ley tiene como fin la privatización, que no van a dejar de protestar hasta que se elimine. Y así la chispa regó el fuego de la protesta por todo el país, hoy se reportaban alrededor de 70 focos de manifestaciones en contra de esta ley en 16 departamentos de Honduras.

Médicos, estudiantes y maestros agremiados en los distintos colegios magisteriales  llegaron a protestar en los bajos del Congreso Nacional hoy, lo que comenzó con movilización desde distintos puntos de la capital concluyó con una represión brutal de parte de la Policía Nacional que resguardaba los alrededores del Legislativo.

Al menos 5 personas fueron detenidas y José Humberto Duarte, un hombre de 54 años que estaba en ese momento en el centro de la ciudad, fue gravemente herido de bala por Jairo Alberto Flores López, un policía municipal que corría en medio de miembros de la Policía Nacional mientras sostenía un arma. El centro de la ciudad se convirtió en un laberinto y varios edificios, incluido el de la alcaldía, fueron quemados.

El Congreso Nacional, tras suspender la sesión donde hoy se discutiría el tema, emitió un comunicado llamando a la dirigencia magisterial y a los médicos a no dejarse engañar, «a no caer en la trampa de un sector político que en base a engaños los lleva a las calles a protestar de manera violenta e injustificada», porque la ley no busca privatizar los sectores de educación y salud, sino fortalecerlos desde la generación de aumentos salariales, nuevas plazas para contratar profesionales de las áreas y generar las condiciones de infraestructuras que se necesitan para tener sistemas de salud y educación de calidad.

Lo anterior no ha desmovilizado a los sectores, se prevé nuevas protestas a partir de las próximas horas.

Momento en el que los médicos y maestros llegaban a los bajos del Congreso Nacional el día 24 de abril previo a la modificación de la Ley de Reestructuración y Transformación en el sistema de Salud y Educación. Foto: Martín Cálix.

Un empleado del sector salud grita consignas en los bajos del Congreso Nacional. Foto: Martín Cálix.

Movilización magisterial del 26 de abril a la altura del bulevar Fuerzas Armadas. Foto: Martín Cálix.

Frente al Banco Central de Honduras, algunas personas quemaron llantas para imposibilitar el paso de la Policía Nacional, de esta manera quedaba suficiente espacio entre los más rezagados de la movilización y los policías. Foto: Martín Cálix.

Fernando, músico capitalino que con su trompeta suele llegar a las jornadas de movilización. Foto: Martín Cálix.

Un docente porta una pancarta subido sobre la valla que divide los dos carriles del bulevar Centroamérica de la ciudad Tegucigalpa. Foto: Martín Cálix.

Estudiantes universitarios detienen momentáneamente una pipa de agua para obstaculizar el tráfico en el bulevar Centroamérica de Tegucigalpa. Foto: Martín Cálix.

Una mujer ordena su mercancía previo a que inicie la movilización de las antorchas la tarde del 26 de abril. Muchos vendedores ambulantes llegan para ofrecer camisetas, antorchas, banderas y gorras, durante las marchas de las antorchas. Foto: Martín Cálix.

Las antorchas se han convertido desde 2015 en símbolos de resistencia para aquellas personas que únicamente pueden protestar luego de las 4 de la tarde, cuando las jornadas laborales han terminado. Foto: Matrín Cálix.

Una niña sostenida en hombros por su padre, protesta en los bajos del Congreso Nacional en la marcha de las antorchas del 26 de abril. Foto: Martín Cálix.

Una joven sostiene una antorcha y mantiene total atención a los discursos realizados en los bajos de Congreso Nacional la noche del 26 de abril. Foto: Martín Cálix.

Un anciano con su antorcha la noche del 26 de abril en los bajos del Congreso Nacional. Foto: Martín Cálix.

Dos vendedoras ambulantes huyen de los gases lacrimógenos en el centro de Tegucigalpa cuando la masiva movilización de estudiantes universitarios llegara a las inmediaciones del Congreso Nacional al mediodía del 29 de abril. Foto: Martín Cálix.

Tres jóvenes universitarias, encapuchadas, guardan en una mochila un bote con vinagre para protegerse de los gases lacrimógenos. Foto: Martín Cálix.

Un joven devuelve una bomba lacrimógena a la Policía Nacional durante el enfrentamiento de este 29 de abril cuando estudiantes universitarios intentaron llegar a protestar a los bajos del Congreso Nacional. Foto: Martín Cálix.

Fotógrafo
  • Publicaciones
Sobre
Escritor hondureño. Autor de los libros “Partiendo a la locura” (Ñ Editores, 2011 segunda edición para Casasola Editores, 2012) “45” (Ñ Editores 2013), “Lecciones para monstruos” (90s Plaquettes 2014) y “El año del armadillo” (Difácil 2016).
25 abril, 2019
Médicos, maestros y sindicatos anuncian paro nacional ante aprobación de ley en el Congreso Nacional
Esta semana se aprobó en el Congreso Nacional la Ley de Reestructuración y Transformación...
30 abril, 2019
La protesta, gradualmente, tiñe las calles de Honduras

Comenta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.