Contra Corriente

¿Dónde estoy?

Caminé hacia una casa de madera muy maltratada. Había una cuarto algo pequeño, estaba muy oscuro. Allí estaba Miguelito, que con su mirada desesperanzadora, esperaba a sus padres que no regresarán; el camino los mató. Miguelito pasaba día y noche en ese cuarto, y su mirada era la misma. Su vida cambió, el camino no fue como lo esperaban sus padres.

Miguelito no puede decidir su propio futuro, la decisión de huir de la pobreza y la desesperación dejó en abandono a este niño que se suma a la larga cifra de niños abandonados ya sea porque sus padres migraron o porque fueron asesinados.

Según datos del INE en Honduras habían en 2016 3.4 millones de niños y niñas en Honduras. De ese total el 8% están en situación de orfandad, aproximadamente 266 mil menores no tienen madre ni padre y no se sabe si están vivos o muertos los progenitores. El Conadeh indica que 13,000 menores quedaron solos en los últimos diez años a causa de la violencia que les arrebató a su padre o madre.

Por otro lado, datos registrados por el Observatorio de la Violencia de Casa Alianza, en su Informe Mensual de febrero 2018, en los últimos 20 años  registran 12 mil 371 casos de ejecuciones arbitrarias y muertes violentas de menores de edad.

De acuerdo a estas cifras, 52 niñas y niños son asesinados mensualmente en Honduras. De estas 12 mil 371 ejecuciones de menores, 7 mil 148 se registran en los últimos ocho años.

La niñez marca quienes somos ahora.

 

¿Qué será de Miguelito entonces?

Dibujo: Brian Palma
Técnica: Carboncillo
2018 Honduras El Progreso, Yoro.
18 años. Apasionado por las artes. Soñador de una Honduras con más cine y pintura. Actualmente colabora con OYE COMUNICA en el área de audiovisuales y emprende el Colectivo Trazo Jaguar en El Progreso, Yoro.
18 años. Apasionado por las artes. Soñador de una Honduras con más cine y pintura. Actualmente colabora con OYE COMUNICA en el área de audiovisuales y emprende el Colectivo Trazo Jaguar en El Progreso, Yoro.

Comparte este artículo