El amor detrás de las cifras de migración

Suyapa de 58 años, y su hija Beatríz de 31 de la comunidad de El Pataste, una aldea en las montañas del municipio de Danlí, departamento de El Paraíso, intentaron viajar en la caravana migrante del 15 de enero de 2020, pero una complicación de salud a último momento evitó que salieran.

Madre e hija tenían la intención de llegar a los Estados Unidos para recuperar a sus hijas, quienes les fueron arrebatas a finales del año pasado por las autoridades migratorias estadounidenses, cuando Suyapa fue detenida con las menores en el estado de Texas luego de que el coyote que las llevaba las abandonara a su suerte.

Lo que Suyapa desea es que sus hijas sepan que ella no las abandonó y que quizá, lo mejor sea que estén lejos de Honduras, este país violento y sin oportunidades, aunque eso les haya roto su pequeño mundo.

Mónica Gálvez nos cuenta su historia.

Sobre
Periodista multimedia en Honduras.
Editora/Periodista
Total Posts: 77

Comparte este artículo

1 comentario en “El amor detrás de las cifras de migración”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.