Aspirante a la CSJ denuncia que se filtraron preguntas del examen para beneficiar a unos pocos

preguntas de la Junta Nominadora Aspirante a la CSJ denuncia que se filtraron preguntas del examen para beneficiar a unos pocos 2022 miembros elección selección honduras tegucigalpa

La Junta Nominadora para la elección de la nueva Corte Suprema de Justicia creó un banco de preguntas que, en teoría, debió ser conocido solamente por sus miembros. No obstante, el notario Wilfredo Guevara, uno de los aspirantes que no logró el puntaje para pasar a la siguiente fase, denunció hoy que otros notarios aspirantes tenían acceso a las preguntas antes de realizar sus exámenes. 


Texto: Leonardo Aguilar
Fotografía: Fernando Destephen

Hubo filtración del banco de preguntas utilizado en el proceso de selección de los 45 candidatos a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), según el aspirante a magistrado Wilfredo Guevara Trujillo, un abogado y notario de 60 años, originario del departamento de Nacaome.

La filtración se hizo pública este día y varios medios de comunicación han publicado el banco de preguntas presuntamente filtrado a unos cuantos aspirantes. Una fuente de adentro de la Junta Nominadora dijo, en condición de anonimato, que la filtración se hizo después de realizadas las pruebas y que probablemente se esté denunciando esto ahora para anular el proceso y repetir los exámenes, esta vez sí para favorecer a candidatos cercanos a los partidos políticos que salieron aplazados en la prueba. La Junta Nominadora todavía no se pronuncia oficialmente sobre estas denuncias, aunque el canal de gobierno Canal 8 publicó las declaraciones de Tomás Andino, suplente de sociedad civil ante la Junta Nominadora, aduciendo que ésta investigará «la filtración ante esta evidencia pública» y procederá a hacer «una depuración interna».

Por su parte, el notario Wilfredo Guevara aseguró a Contracorriente que la filtración no fue después del examen ni en el momento del mismo: «La filtración se dio antes de someternos al examen». Wilfredo asevera que hubo muchos notarios que lograron «obtener» y mantener en «su poder la filtración» de estas preguntas antes del examen.

«Hubo una filtración total del banco de preguntas y hubo otra filtración que fue parcial, a medias, con algunas preguntas que contenían quizá el 50 % o el 30 % del total de las preguntas. Pero no nos confundamos, hay un Ministerio Público, que con un indicio que haya debería de ir a revisar el proceso porque estos son delitos de orden público», consideró el abogado.

Wilfredo, quien se anuncia como un postulante independiente, es decir, sin compromisos con los partidos políticos ni con la Junta Nominadora, consideró que el examen estaba destinado y diseñado para que lo aprobaran «ciertos notarios» que se desempeñan en determinadas instituciones del Poder Judicial o en la Universidad, instituciones que formaron parte en formular las preguntas: «Averigüe usted de dónde llegaron esas preguntas para meterlas al banco de datos y de ahí sustraer las pruebas. Ahí andan en todos los chats. Preguntas que me salieron en las pruebas las conocí hasta después en un chat que me mandaron. Preguntas taxativas que estaban en el banco de datos». 

El notario añadió que hay pruebas suficientes para comprobar la filtración de datos, pero que será más difícil determinar específicamente quién hizo la filtración. «De un modo general las personas que fuimos a hacer el examen de una forma independiente, sin pensar que esas preguntas ya las tenían adelantadas algunos compañeros, llegamos en desventaja. Yo fui uno de los primeros que presenté mis documentos para postulación. Soy un hombre limpio, y por eso de inmediato me dieron todas las constancias», expuso.

«Tengo un despacho abierto hace 29 años. Si me pregunta un cliente, ¿ajá abogado y qué le pasó? Tendré que decirle que me aplazaron, porque así lo están diciendo. Pero a mí no me aplazaron», dijo a Contracorriente el abogado Wilfredo, quien pudo postularse gracias a que —por primera vez en la historia de estos procesos— la nueva Ley facultó a todos los notarios hondureños a autopostularse a magistrados de la Corte Suprema; antes eran los miembros de una Junta Nominadora los que hacían las postulaciones, por lo que los aspirantes solían responder a los intereses de los partidos políticos. 

Wilfredo se graduó como licenciado en Derecho en el año 1993. El 2001 se convirtió en abogado y, meses más tarde, obtuvo su exequátur de notario. En el año 2000 había obtenido un máster en Empleo, Relaciones Laborales y Diálogo Social otorgado por la Universidad de Castilla-La Mancha, en Albacete, España. Después, en agosto de 2021, se convirtió en doctor en Derecho del Trabajo tras estudiar un postgrado en la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Tras pasar la revisión documental, los aspirantes fueron sometidos a realizar tres pruebas: toxicológicas, psicométricas y de conocimientos. Las primeras dos pruebas se aplicaron entre el 7 y 8 de noviembre. La tercera prueba —el examen escrito— fue aplicada el 14 de noviembre a los 174 notarios que permanecían en la carrera de los 185 que se postularon en un inicio.

El artículo 27 del reglamento, párrafo cuarto, establece que la calificación de aprobación en el examen escrito era del 75 %, sin embargo, en el caso de que el número de personas postulantes que aprobara hubiese sido inferior a 60 personas postulantes, se tomarían las notas dentro de un rango entre 65 % y 74 %.

La matriz evaluadora está compuesta de tres criterios de selección: el primero es “Integridad personal”; el segundo, “Ética personal” y el tercero “Idoneidad y la capacidad técnica”. Aunque el examen, que constaba 100 %, se aprobaba con 75 % y en la matriz evaluadora el criterio de “Idoneidad y la capacidad técnica” representa el 55 % del puntaje total, mientras que la “Ética personal” un 20 % y la “Integridad personal” un 25 %.

preguntas de la Junta Nominadora Aspirante a la CSJ denuncia que se filtraron preguntas del examen para beneficiar a unos pocos 2022 miembros elección selección honduras tegucigalpa

Organigrama tomado del portal del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) referente a la Junta Nominadora Para la Proposición de Candidatos a Magistrados de la Corte Suprema de Justicia 2023-2030.

La matriz de evaluación técnica había sufrido cambios en el Congreso Nacional en el mes de julio cuando estaban discutiendo la ley. El dictamen inicial estipulaba que los porcentajes de evaluación estarían repartidos en un 30 % a la integridad personal y profesional, un 40 % a la ética profesional, y un 40 % a la idoneidad y capacidad técnica. Con las modificaciones —tras las sugerencias del presidente Luis Redondo—, la idoneidad y capacidad técnica se elevó hasta el 55 %, dejando casi todo a la suerte del examen de conocimientos.

A los aspirantes se les dio un temario bastante general, lo cual puede comprobarse en el portal de acceso a la información pública. 

«A los que trabajamos de forma independiente, que digan que salimos aplazados, esto nos va a mermar nuestra clientela. El proceso nos desacredita porque la gente va a creer que no sabemos nada de derecho», se quejó Wilfredo, quien afirmó que sacó (aunque aún no dan oficialmente los resultados) un puntaje entre 72 % y 73 % de un examen que él considera estaba viciado. Primero, dice, porque se filtraron las preguntas; y segundo porque el sistema falló en varias casillas de selección múltiple, y él, por ejemplo, aduce que no pudo terminar bien su examen por esa razón. 

La Junta Nominadora, al no contar con la capacidad técnica para hacer ella misma un banco de preguntas y al no poseer tecnología para aplicar el examen a los notarios, recurrió a la ayuda de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), para que estos prestaran su plataforma virtual. 

Antes de aplicar el examen, la Junta Nominadora había invitado a estudiantes, docentes, investigadores sociales, organizaciones y misiones internacionales a colaborar con sugerencias para alimentar el banco de preguntas.

Las pruebas de conocimiento se aplicaron el lunes 14 de noviembre. Tres días después de la aplicación de estas pruebas, el jueves 17 de noviembre, Wilfredo estaba denunciando que habían filtrado la totalidad «del banco de preguntas de donde se preparó el examen».

Ante estas denuncias de Wilfredo, le siguieron otras de otros notarios aspirantes que también denunciaron la misma situación.

Los miembros de la Junta Nominadora todavía no han emitido comunicado para enviar un mensaje de calma a la sociedad hondureña.

Wilfredo explicó que, además de la filtración, del total de las 100 preguntas de selección múltiple que le aparecieron, hubo cuatro preguntas en donde todas las respuestas eran equivocadas.

«Me hicieron 100 preguntas. Pero me aparecieron cuatro preguntas con dos ítems en donde no estaba la respuesta correcta. Yo obligatoriamente tenía que contestar algo porque, si no, no avanzaba el sistema», expuso Wilfredo.

La Junta Nominadora hizo un chat de Telegram para aumentar la transparencia. Ante las quejas de casos como el de Wilfredo, la Junta Nominadora abrió un espacio para revisar algunos de estos exámenes. Esa revisión de preguntas, al no estar contemplada ni en la Ley de la Junta Nominadora ni en el Reglamento de la misma, generó suspicacias, lo que obligó a la Junta Nominadora a explicar por medio de Telegram lo que había pasado.

«No se está buscando favorecer a nadie en particular, sino que el sistema falló con algunas preguntas cuando se subieron y no tenían todas las opciones de respuesta que se indican. Para confianza de ustedes, todo ese proceso será público y transmitido», informó la Junta Nominadora en Telegram desde un usuario bajo el nombre Sugerencias a la Junta Nominadora.

El abogado Wilfredo consideró que no se le está dando suficiente importancia, en este primer filtro, a las pruebas psicológicas y psicométricas a las cuales fueron sometidos. «Parece que en realidad no son requisitos para pasar a la siguiente etapa. El requisito que están mirando es la evaluación de conocimientos del 14, quien haya sacado 75 % o más es el que va a pasar. Es decir que yo pude haber pasado el examen toxicológico y el psicométrico, pero ya me están sacando. No importa que usted sea un loco o que sea un drogo, importa que saque más de 75 %», explicó.

En medios de comunicación se ha dado a conocer que entre 30 y 50 aspirantes a magistrados no pasaron el examen de conocimientos, la Junta Nominadora no ha publicado la lista oficial hasta el momento.

  • Publicaciones
Sobre
Abogado y periodista. Sus estudios los ha realizado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (UNAH-VS). Ha trabajado en radio, prensa escrita, periodismo web e investigativo. Ha colaborado con organizaciones defensoras del ambiente y en investigaciones sobre desplazamiento forzado por razones de violencia ligada al narcotráfico.
Total Posts: 11
Fernando Destephen 1985 Tegucigalpa, Honduras. Fotoperiodista y contador de historias.
Editora/Periodista
Total Posts: 114
Directora de Contra Corriente Periodista, artista y documentalista. Amante del cine, la música y la literatura. Cofundadora de Contra Corriente.
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.