Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

Los profetas del presidente

Texto: Fernando Silva

Fotografía: Fernando Silva, Martín Cálix y Vienna Herrera

Edición y montaje: Jennifer Avila

En Honduras, la llegada de Capitol Ministries, una organización religiosa patrocinada por líderes políticos en el gobierno de Donald Trump, le da un empujón a una iglesia evangélica que ya tenía gran influencia en diversas instituciones del Estado hondureño y ahora fortalece su poder de decisión en la política pública y en las relaciones internacionales con Israel.

El 8 de noviembre de 2018, en el Salón de los Retratos del Congreso Nacional de Honduras, el pastor evangélico Miguel Muñoz oficializó la llegada de Capitol Ministries (CM) al Poder Legislativo.

Capitol Ministries es una organización religiosa fundamentalista que se dedica a impartir estudios bíblicos en congresos y capitolios de 60 países en el mundo, teniendo su principal sede y patrocinio en la Casa Blanca. Allí, su fundador el pastor Ralph Drollinger imparte sus enseñanzas bíblicas a figuras del alto gobierno estadounidense, como el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Estado Mike Pompeo. .

Miguel Muñoz fue elegido por Drollinger como representante de la organización en Honduras después de las elecciones de 2017, las mismas que dieron como resultado la reelección del actual presidente Juan Orlando Hernández, quien violentó el artículo 4 de la Constitución hondureña que manda la alternabilidad en el ejercicio de la presidencia.

Después de la reunión con el fundador de la organización y la crisis política dada en Honduras a raíz de la reelección inconstitucional, Muñoz se tomó algunos meses de pláticas con diputados y finalmente logró pactar el inicio oficial del grupo de estudio bíblico para el 8 de noviembre de 2018.

«Fue mi interés que fuera en ese salón porque entre los retratados está mi bisabuelo que fue presidente del Congreso Nacional hace muchos años», dice Muñoz en una entrevista otorgada a Contracorriente y Columbia Journalism Investigations (CJI) de la Universidad de Columbia. Su bisabuelo, Plutarco Muñoz, fue titular del Poder Legislativo entre 1939 y 1948 y fue uno de los tres encargados de redactar la reforma al artículo constitucional que permitió la dictadura militar de Tiburcio Carías Andino. Ahora su descendiente es el embajador en el país de una organización que se dedica a evangelizar a líderes políticos del mundo a partir de sus estudios conservadores que cuestionan los derechos de la población LGTBIQ, los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y los derechos de los migrantes.

Ralph Drollinger hablando con diputados del Congreso Nacional en el
lanzamiento oficial de Capitol Minsitries en Honduras. Foto archivo: Capitol Ministries

El día de la presentación de Capitol Ministries estuvieron presentes al menos 40 de los 128 diputados del Congreso Nacional hondureño, incluido el presidente Mauricio Oliva y el secretario Tomás Zambrano, quienes dieron discursos repletos de referencias bíblicas. Junto a los gobernantes estaban el representante latinoamericano de la organización, el peruano Óscar Zamora, y los pastores locales Alberto Solórzano y Roy Santos, quienes acompañaron la llegada de CM. Este respaldo internacional potencia a los evangélicos en comisiones y proyectos del Estado.

***

«Estar en Capitol Ministries y conocer la visión que Dios tiene nos sirve para reflexionar —asegura el diputado del Partido Nacional, Manuel Márquez— cuando tenemos una ley enfrente ya no solo pensamos en política sino que pensamos a la luz de la palabra de Dios».

Márquez es diputado por el departamento de Intibucá y ha sido miembro de las comisiones de la nueva Ley Electoral, Ley de Armas y Ley de Enmiendas al Tribunal Superior de Cuentas. Ahora asegura que, desde que asisten cada 15 días a los estudios bíblicos de Capitol Ministries, la forma en que legislan está «evolucionando» y que ahora toman decisiones según las enseñanzas de la Biblia.

En ese sentido asegura que la Biblia resume predicaciones de «hombres y mujeres de Dios» a políticos de la historia que fueron influenciados por sus palabras. Asegura que aunque dentro del estudio no se tratan temas como el matrimonio igualitario y los derechos sexuales y reproductivos, cuando presentan una propuesta en el Congreso, ahora buscan agradar primeramente a Dios, buscando lo que dice la Biblia acerca del tema.
Aunque Muñoz asegura que la premisa principal del estudio es enseñar que los cristianos han sido constituidos «como sal de la tierra y luz del mundo» y que el primer compromiso es sustentar principios bíblicos y valores en la vida personal, reconoce que hay un momento en que se empieza a trabajar para que los legisladores coloquen a la Biblia como una fuente confiable de argumentos.

Primer estudio bíblico de Capitol Ministries realizado en el Congreso Nacional el 7 de septiembre del 2018, antes del lanzamiento oficial de la organización en noviembre de ese año. Foto archivo: Capitol Ministries

Sobre estos temas Muñoz dice que «la iglesia se opondría en general pero en ningún momento es un tema particular de ataque dentro de las reuniones».

Uno de los estudios bíblicos elaborados por Drollinger cita, en su traducción al español, que «legalizar las ceremonias del mismo sexo en cualquier Estado es un asunto muy serio a los ojos de Dios, y a la luz de Génesis 19, tal pensamiento progresista eventualmente evoca su ira».
Esto es parte del discurso en contra de lo que llaman «ideología de género» que Capitol Ministries imparte en muchos congresos de Latinoamérica, no necesariamente por la efectividad de su discurso sino por el patrocinio de políticos y líderes evangélicos del gobierno de Donald Trump.

Las investigaciones realizadas por Columbia Journalism Investigations (CJI), el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), y 15 medios de investigación latinoamericanos, incluido Contracorriente, indican que el ministerio de Ralph Drollinger ascendió rápidamente a partir de la llegada de las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Leer: Líderes evangélicos amparados por la Casa Blanca exportan agenda fundamentalista a América Latina

Ese vínculo con la presidencia de los Estados Unidos ha facilitado el acceso de Capitol Ministries a gobernantes de diversos países de Latinoamérica. Ese es el caso de Juan Orlando Hernández, quien en junio de 2018 se reunió con Mike Pence y Mike Pompeo, con el objetivo de tratar los temas migratorios de ese momento que incluían la separación de las familias en las frontera y la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TPS). Pero además, según un comunicado emitido por Capitol Ministries, los funcionarios de Trump aprovecharon esas reuniones para convencer al presidente hondureño de que trajera el ministerio al país.

Según ese mismo comunicado, Juan Orlando Hernández dijo después de esa reunión que «estaba impresionado con la forma en que sus principios y valores bíblicos se fortalecen a través del estudio bíblico de Capitol Ministries», por lo que pidió tener un estudio idéntico para su gobierno.
El testimonio de Roy Santos, un pastor evangélico muy cercano a la pareja presidencial, asegura que él mismo había comenzado a crear un enlace entre «el licenciado Mike», como llama a Miguel Muñoz, y el secretario del Congreso Nacional Tomás Zambrano.

La pareja presidencial, Juan Orlando Hernández y Ana García de Hernández en
la visita que le hizo en noviembre del 2018 el pastor Ralph Drollinger, fundador de Capitol
Ministries en Estados Unidos y su esposa Danielle Drollinger. Foto archivo: Capitol Ministries.

«Cuando yo me presenté la primera vez fue con el diputado Tomás Zambrano, que es el secretario del Congreso, y en una segunda visita se invitó al diputado Wilmer Velásquez y al diputado Marcos Velásquez. Esto fue en abril del año pasado. Capitol Ministries me pidió que iniciara estos acercamientos desde hace casi dos años», asegura de su parte Muñoz.

En ese mismo periodo de tiempo, en mayo de 2018, el diputado Zambrano fue acusado por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) y la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (UFECIC) de presuntamente cometer los delitos de falsificación de documentos, abuso de autoridad y delitos contra la forma de Gobierno.
Contracorriente solicitó durante seis meses, en reiteradas ocasiones, una entrevista con los diputados Zambrano y Velásquez para preguntar sobre su relación con Capitol Ministries, sin obtener respuesta concreta alguna.

Hombres y mujeres de todas las edades cantan y bailan en el evento organizado
por la iglesia del Pastor Roy Santos en el Hotel Copantl de San Pedro Sula donde asistieron
como invitados el diputado nacionalista Tomas Zambrano y el pastor Mario Bramnick,
consejero evangélico de Donald Trump. Foto: Fernando Silva

Durante un congreso organizado por la iglesia de Roy Santos, el diputado Zambrano pasó al escenario principal entre aplausos de la feligresía evangélica a dar un discurso en el que en un tono muy similar a la prédica de un ministro religioso dijo que «en el Congreso Dios ha empezado a trabajar de una manera sobrenatural (…), está cumpliendo palabras proféticas que dio el apóstol y otros profetas de que Dios iba a trabajar con las personas que estuvieran gobernando el país».

Cuatro meses después de la primera reunión entre Muñoz y Zambrano, Ralph Drollinger se reunió en Casa Presidencial con Juan Orlando Hernández y la primera dama Ana García Carías para presentarles la organización.

Tomas Zambrano, diputado del Congreso Nacional por el Partido Nacional, en
la inauguración de Capitol Ministries el 8 de noviembre del 2018. Foto archivo: Capitol Ministries.

A pesar de que esta organización se encuentra operando oficialmente en Honduras desde noviembre de 2018, no hay comprobante de inscripción en la Dirección de Regulación, Registro y Seguimiento de Asociaciones Civiles (DIRRSAC) por lo que no han reportado ninguna de sus actividades. Esto a pesar de que Capitol Ministries en Estados Unidos envía recursos económicos para suplir los gastos logísticos en los que incurre el estudio bíblico, según asegura el propio Muñoz.

La DIRRSAC es una unidad de la Secretaría de Estado en los Despachos de Gobernación, Justicia y Descentralización (SGJD), encargada de desarrollar un registro y dar seguimiento a toda asociación, institución u organización para que cumplan con los fines y objetivos para los cuales fueron constituidas y autorizadas.

Por este registro deben pasar organizaciones no gubernamentales de carácter nacional, juntas comunitarias, iglesias y organizaciones constituidas en el extranjero. Según documentos oficiales otorgados por la unidad de transparencia de esta secretaría, hasta el momento CM no ha realizado el trámite legal correspondiente.

El secretario de Estado para esta instancia es el ingeniero Héctor Leonel Ayala, quien según el pastor Muñoz, es un amigo de la infancia y actualmente asiste a la misma iglesia.

***

—Nosotros no tenemos ningún beneficio en el asunto económico.
Responde Oswaldo Canales, actual presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras (CEH), al preguntarle cuál es el beneficio de tener a diputados y secretarios de Estado abiertamente evangélicos.

Canales es pastor del Centro Evangélico Cuadrangular de la quinta avenida de Comayagüela en la capital del país y dirige por segunda vez la organización más representativa de la iglesia evangélica en Honduras. La última vez que había estado en ese cargo fue en 2009 cuando cerraba su gestión y en Honduras se dio el golpe de Estado que derrocó a Manuel Zelaya Rosales.

Canales dice que integra aproximadamente veinte comisiones gubernamentales y no gubernamentales, pero solo menciona dos: la Comisión de Salud que se derogó vía decreto ejecutivo hace algunas semanas y la comisión del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), de la cual dice que hace parte porque «queremos transparencia».

El pastor Oswaldo Canales, actual presidente de la Confraternidad Evangélica de
Honduras, fue investigado por el Tribunal Superior de Cuentas por haber recibido 750 mil lempiras entre 2011 y 2012 como parte de un contrato como asesor de un programa de la Secretaría del Interior y Población (SEIP). Foto: Vienna Herrera

En una investigación especial realizada en 2014 por el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) se indica que entre noviembre de 2011 y diciembre de 2012, el pastor Canales recibió un pago mensual de 50 mil lempiras como parte de un contrato como Asesor para la Elaboración de Políticas Públicas y Descentralización, parte del Programa de Apoyo a la Descentralización en Honduras (PROADES). En total se le pagaron 750 mil lempiras ($30 mil dólares). Según el informe, no presentó evidencia alguna de su trabajo ni registro del cumplimiento de las horas estipuladas en el contrato. PROADES fue un programa financiado por la Unión Europea y adscrito a la Secretaría del Interior y Población (SEIP).

Sumado a eso, en el contrato firmado entre Oswaldo Canales y Carlos Áfrico Madrid, en ese entonces titular de dicha secretaría, se establece que el pastor es abogado, pero la investigación del TSC encontró que en el pago del mes de noviembre de 2011 se le titula como licenciado en Ciencias Comerciales egresado de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM).

El informe indica que posteriormente se comprobó que Canales no es egresado de Ciencias Comerciales y solo logró aprobar tres clases en 1983 dentro de la carrera de Profesorado de Educación Media en Educación Comercial.

Además, hasta 2018 Canales tenía un reporte de la Secretaría de Finanzas que lo mantenía como un usuario bloqueado debido a la omisión de la declaración de renta en 2012, el mismo año en el que ganó 700 mil lempiras con un contrato del Estado.

El informe de investigación especial fue entregado en noviembre de 2017 a Leonel Ayala, Secretario de Estado y militante evangélico, quien hasta el momento no se ha pronunciado sobre el caso. Contracorriente entregó una carta solicitando una entrevista con Ayala pero una oficial de comunicación de dicha secretaría dijo que «el ministro pasa muy ocupado» y no entregó ninguna respuesta oficial. .

En el informe de la investigación del TSC, Canales dijo que su trabajo solo era dar asesoramiento al ministro por lo que no se le requería la presentación de informes mensuales.

Por otra parte, en 2018 Canales firmó como representante de la Confraternidad Evangélica de Honduras un convenio marco de cooperación y asistencia técnica con la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS), que no se ha hecho público. Entre los objetivos del convenio está: «beneficiar a la población en condiciones de pobreza, extrema pobreza identificada por los miembros de la confraternidad», así como el establecimiento de relaciones de cooperación entre la institución del Estado y la organización religiosa.

Según Yoni Arias, oficial de Acceso a la Información Pública de esa secretaría, el convenio firmado entre los pastores Oswaldo Canales, Alberto Solórzano y el ministro Reynaldo Sánchez, implica un trabajo de veeduría para que los programas sociales del gobierno lleguen a la población y no el manejo de fondos para la ejecución de dichos programas.

«Dentro del mismo convenio se establece que cualquier proyecto de ejecución de asistencia social a las comunidades donde están las iglesias debe ser guiado a través de la junta directiva de la confraternidad», explica Arias sobre el convenio 178-SEDIS-2018.

A partir de ese convenio se centralizan las solicitudes que puedan hacer las iglesias para ayudar a las comunidades. Solamente organizaciones que estén dentro de los más de 380 miembros de la asamblea de la CEH podrán acceder al beneficio con facilidad. Las iglesias fuera de esta organización tienen la opción de llevar un proceso mucho más largo o afiliarse a la Confraternidad Evangélica de Honduras por 3 mil lempiras anuales.
A raíz de ese convenio la doctora Reyna Durón renunció como vocal de la CEH y apuntó en una carta dirigida a la junta directiva que la organización «no tiene la capacidad ni los recursos para vigilancia de la transparencia que un convenio así requiere».

La doctora Durón es médico especialista y dirige la Dirección de Investigación Científica de la Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC). Asumió el cargo de vocal de la CEH en mayo de 2018 como parte de la Fundación Lucas para la Salud, una iniciativa de acceso a la salud con principios evangélicos.

Apunta que «al firmarse ese convenio, el pastor Oswaldo cometió un acto de autoritarismo y abuso a sus atribuciones ya que la decisión de firmar no fue consultada a la asamblea ni a la directiva de la confraternidad».
«No necesitamos los cristianos firmar convenios para que el Estado ayude en programas sociales, es deber del Estado ayudar al pueblo», afirma Durón, y agrega que la Constitución deja claro que debe haber separación entre el Estado y la iglesia.

Cuando se le pregunta a Yoni Arias de SEDIS sobre las implicaciones del mandato de Estado laico en este convenio, guarda silencio durante algunos segundos, traga saliva y responde que «el objetivo principal es promover las políticas de inclusión, sí existe la ley laica, pero nosotros hemos incluido a la Confraternidad porque consideramos puede ser de apoyo».
«Honestamente no le podría decir qué consecuencias legales podría tener esto», finaliza Arias.

La «ley laica» a la que se refiere Arias es el artículo 77 de la Constitución de la República que define que «Los ministros de las diversas religiones, no podrán ejercer cargos públicos ni hacer en ninguna forma propaganda política, invocando motivos de religión o valiéndose, como medio para tal fin, de las creencias religiosas del pueblo».

Durante los eventos religiosos del Centro Cristiano Internacional, la oración es fundamental para la unidad de los feligreses. Foto: Martín Cálix

La abogada Tirza Flores, abogada y magistrada en la ciudad de San Pedro Sula, dice que los principios de igualdad de derechos y no discriminación se están violentando a través de este tipo de acuerdos en los que se prioriza a un grupo religioso para que reciba beneficios del Estado.

En ese sentido el pastor Canales afirma que participar de convenios y estar en comisiones de gobierno no es una violación al Estado laico y dice que «hay que definir bien qué es el Estado laico, el Estado laico es el gobierno, los hondureños tenemos libertad y la Constitución misma dice que nosotros podemos elegir y ser electos. La iglesia participa sin ningún interés y pagamos el precio de la crítica y el cuestionamiento».

Sobre la participación de pastores en comisiones gubernamentales, afirma que «si el pastor tiene el talento para ir a una comisión puede hacerlo, pero no a nombre de la confraternidad y aunque no le paguen debe renunciar a su cargo porque se va a convertir en un funcionario del gobierno».

En agosto de 2018 el pastor Oswaldo Canales fue anunciado por el presidente Juan Orlando Hernández como miembro de la Comisión Especial de Transformación del Sector Salud. Esta inclusión de un ministro evangélico en comisiones del Estado se sumaba a las participaciones del pastor Alberto Solórzano en la Comisión Depuradora de la Policía Nacional y la Comisión para la Transformación del Sector Educativo.

La doctora Durón asegura que «los dos pastores aceptaron estar en comisiones de transformación nombrados por el presidente sin ser autorizados y, aunque dicen que aceptaron a título personal, terminan hablando a nombre de la organización. Ese es un abuso de autoridad».
Diversos sectores de la sociedad se han opuesto a la participación de estos ministros evangélicos en comisiones del Estado. Entre las organizaciones que se han pronunciado está la Red Lésbica Cattrachas, que en diciembre de 2018 interpuso una acción constitucional de amparo contra el presidente Juan Orlando Hernández por el nombramiento del pastor Alberto Solórzano.

Solórzano es pastor evangélico del Centro Cristiano Internacional (CCI), una de las congregaciones más grandes del país que además cuenta con 512 sucursales en todo el mundo y fue presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras entre 2010 y 2018.

El recurso de amparo presentado por la organización de defensa de derechos humanos ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia cita que «el nombramiento de un ministro religioso en una comisión sobre educación pública vulnera principios y derechos fundamentales garantizados por la Constitución de la República y los tratados internacionales ratificados por el Estado de Honduras, que garantizan la libertad de religión, la igualdad ante la ley y el principio del Estado laico —corolario de la libertad religiosa— que debe guiar todas las actuaciones de las autoridades de gobierno».

El recurso también apunta que la distancia entre el Estado y la iglesia hace que no exista lugar a confusiones en las que el Estado asuma funciones de las confesiones religiosas y viceversa.

Por su lado, Solórzano dice que «el tema del laicismo es un tema que ya deberían cambiar un poco porque es un argumento gastado».
Solórzano le dio una entrevista a Contracorriente en su oficina del CCI, un lugar con muchos relojes y reconocimientos colgados en la pared, algunos por su colaboración en actividades gubernamentales.

Alberto Solórzano, líder religioso del Centro Cristiano Internacional y miembro de la Junta Depuradora de la Policía Nacional, en su oficina. Foto de archivo: Martín Cálix.

Para Solórzano, el acercarse al gobierno no es acercarse a un partido político ni violentar el territorio laico. Dice que hay un derecho asumido a partir de que la población de Honduras en su mayoría es cristiana y esa población es la que elige a los que gobiernan.

Según estadísticas de la organización Pew Research Center, en 2014 un 41 por ciento de la población era evangélica, el mayor porcentaje de evangélicos en Latinoamérica al igual que Guatemala. Según proyecciones de la Confraternidad Evangélica de Honduras, en 2016 ya llegaban al 48 por ciento y superaban a los feligreses católicos.

Sobre la toma de decisiones siguiendo principios religiosos, Solórzano dice que «la aspiración de quienes elegimos no es que los políticos cuando ya están gobernando tomen decisiones en contra de los principios que nosotros tenemos. Al contrario, por las convicciones que la gente tiene, busca que a la hora de gobernar lo hagan basados en los principios religiosos».

Una pareja se abraza y llora durante una oración en el Centro Cristiano Internacional. Foto: Martín Cálix.

El pastor deja claro que su cercanía con el gobierno es estratégica y no forma parte de ningún hecho espontáneo, y que ellos han provocado ese acercamiento a raíz de temas como el matrimonio igualitario y el aborto.
Según Solórzano, «la iglesia busca esos espacios porque allí se toman decisiones que nos van a afectar como ciudadanos, de dónde se paga la educación de este país, de los impuestos que nosotros pagamos entonces nosotros tenemos el derecho de solicitar que a la hora de educar se eduque correctamente según nuestras convicciones».

«Nosotros hemos visto venir esos temas desde hace tiempo atrás y nos movemos obviamente para estar en esos ambientes», finaliza el ministro evangélico.

La abogada Flores dice que esta influencia produce que el Estado sea autoritario, excluyente e incluso discriminativo.

“El objetivo principal del estado es garantizar el goce de derechos y establece que el fin supremo del estado es la persona humana y no la persona humana que pertenece a la iglesia evangélica, si el estado es así no puede ser controlado por una determinada religión o ideología”, apunta.

Según explica la abogada, para garantizar la libertad de religiones y cultos, el artículo 77 de la Constitución dice expresamente que los ministros de diversas religiones no podrán ejercer cargos públicos ni hacer propaganda política valiéndose como medio de las creencias religiosas del pueblo; sin embrago, si el propósito fundamental es influir al Estado con la religión, se violenta totalmente ese principio.

La doctora Durón explica que «algunos creen que la ganancia de estar cerca del poder es detener al izquierdismo, detener al comunismo, evitar el matrimonio gay y evitar el aborto. Muchos evangélicos creen que apoyando partidos o políticos de derecha que supuestamente defienden la familia y la vida esa es una buena incidencia. No se puede irrespetar la separación iglesia-Estado».

Las comisiones de transformación del sector salud y educación fueron derogadas en junio de este año a raíz de una serie de manifestaciones de los gremios médico y magisterial, que las acusaban de estar llevando un proceso de privatización a esos sectores.

Sumado a la inclusión de estos pastores en el gobierno, según la doctora Durón «hay testimonios de muchos eventos que han sido pagados con fondos del gobierno, del Congreso Nacional y de la Presidencia. Les tocan el ego del poder, la tentación de poder es algo que vence a muchos».

Continúe la historia AQUÍ y conozca sobre las relaciones del gobierno hondureño con Israel en Bendición y poder militar

Este reportaje hace parte del proyecto Trasnacionales de la Fe, una colaboración de 16 medios latinoamericanos, bajo el liderazgo de Columbia Journalism Investigations de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) y los siguientes socios latinoamericanos son: Agencia Pública (Brasil); El País (Uruguay); CIPER (Chile); El Surtidor (Paraguay); La República (Perú); Armando.info (Venezuela); El Tiempo (Colombia); La Voz de Guanacaste y Semanario Universidad (Costa Rica); El Faro (El Salvador); Nómada y Plaza Pública (Guatemala); Contracorriente (Honduras); Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (México); el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP); y Univisión (Estados Unidos).

  • Últimas publicaciones
Sobre
Periodista
Soy periodista que cuenta historias en un mar de fueguitos. Amante del cine y coleccionista de aventuras sacadas de libros.
Editora/Periodista
Total Posts: 49
Fotógrafo
Total Posts: 35
Total Posts: 28
12 agosto, 2019
Bendición y poder militar
12 agosto, 2019
La plaza de dios

Comentarios

  • Romero ortega
    REPLY

    Gracias por la información y que bueno lo que está haciendo el pueblo de Dios en Honduras o sea que según vos los Homosexuales y los criminales de niños no natos si pueden tomarse el poder pero los cristianos los humanoides de 5a categoría no por que ellos no quieren que les enseñen a sus hijos a introducir su pene. O a qué se introduzca otra persona, por que ellos quieren que no se continúe matando a los niños, deben de ser malos los evangélicos verddd?

    13 agosto, 2019
    • Jorge Trejo
      REPLY

      Y según tu los Evangélicos o cristianos, católicos, musulmanes, etc, son unos santos que no violan, ni matan, no tienen sexo fuera del matrimonio, no roban, ni practican el homosexualismo, Estas muy equivocado al contrario todo lo hacen en el nombre de dios, el mismo dictador que gobierna Honduras le reza a dios para que le permita robar, así como el ladrón y asesino que le ruega al señor que lo deje hacer bien su trabajo. Lo que se critica es que muchos pastores aprovechan estos espacios para ocupar posiciones políticas que al final permite un robo descarado de los recursos del pueblo.

      23 agosto, 2019

Comenta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.