Es falso que Mel Zelaya esté involucrado en los Pandora Papers

Mel Zelaya | Manuel Zelaya Rosales

Luego de la publicación de Pandora Papers, una investigación realizada por el International Consortium of Investigative Journalists (ICIJ) en la que Contracorriente participó, se difundió una nota de un periódico con dominio web engañoso que señalaba, sin fundamento verdadero, al expresidente Manuel Zelaya Rosales como involucrado en los Pandora Papers. El ingeniero informático y sociólogo in fieri Aldo Salgado fue detrás de esa red de desinformación y encontró que detrás de esto estaba una empresa conocida.

Texto: Laura García, Leonardo Aguilar
Fotografías: Martín Cálix


En Honduras, especialmente durante el año electoral, se dispara la producción y consumo de desinformación. Durante este periodo de campaña, previo a las elecciones del próximo domingo 28 de noviembre, se ha distribuido de forma deliberada contenido político falso. El hondureño Aldo Salgado, ingeniero en informática y sociólogo
in fieri, siguió los orígenes del bulo sobre el expresidente José Manuel Zelaya Rosales (2006-2009), a quien una nota de prensa señalaba de estar involucrado en los Pandora Papers, encontrando que detrás de esto está la compañía de consultoría y marketing político Wish & Win, propiedad del catalán Xavier Domínguez. 

Xavier Domínguez es conocido en Latinoamérica por su trabajo como consultor y estratega político, es el director de la empresa que él mismo fundó, Wish & Win. Su sede está en la Ciudad de México del Distrito Federal, sin embargo, según el registro público de empresas, la jurisdicción de la corporación es Puerto Rico. Domínguez es autor de dos libros: «El Manual del Príncipe» y “Mienta pero no engañe”, ambos sobre propaganda y estrategia de comunicación política —el segundo libro le regaló un Victory Award en el 2012. Colabora con el periódico El Universal México como articulista de opinión. Según indica en su autobiografía, ha trabajado como consultor político y publicista en Europa pero principalmente en Latinoamérica, donde ha ganado prestigio por sus campañas electorales en todo el continente. 

La autodenominada empresa de «especialistas en consultoría en comunicación estratégica, política y electoral», ha prestado servicios en España, México, Guatemala, Perú, Ecuador, Costa Rica, Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana y Honduras —a pesar de esto, la empresa no tiene un dominio en internet para consultar sobre sus campañas previas y poco se encuentra sobre ellos y su trabajo además de su pequeño perfil en la red profesional LinkedIn.

Aldo Salgado —quien recibió de una fuente en Honduras las noticias falsas que involucran al expresidente Zelaya— dijo a Contracorriente que las personas detrás de estas redes de desinformación no siguen intereses ideológicos sino que «son mercenarios, gente de comunicación política que asesora a todo el que les pague, porque los intereses son económicos». 

Entre el 30 de junio y el 2 de julio pasado, Xavier Domínguez trabajó como conferencista en un evento del Partido Nacional (PN) denominado GANAR#HND21. Se trató concretamente de una serie de capacitaciones sobre “estrategia, publicidad, organización y redes” para los candidatos del PN, específicamente el movimiento Unidos Podemos que lleva como líder al candidato presidencial Nasry Asfura, también conocido como Papi a la Orden,  para las elecciones generales del próximo 28 de noviembre, quien sí salió en los Pandora Papers.

El pasado 3 de octubre Contracorriente comenzó con la publicación del Especial Pandora Papers que involucró, entre otros actores, a varios políticos del Partido Nacional. Estos trabajos investigativos referentes a Honduras fueron realizados por Contracorriente y el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP) como parte del proyecto Pandora Papers del International Consortium of Investigative Journalists (ICIJ).

Entre los salpicados figuró el alcalde de Tegucigalpa y candidato presidencial nacionalista Nasry Asfura —con posibilidades de convertirse en el próximo presidente de Honduras—, asimismo resultó implicado el actual vicepresidente Ricardo Álvarez, ambos, según la investigación, con múltiples nexos con el Banco Ficohsa. La investigación arrojó que Nasry Asfura y Ricardo Álvarez —los dos últimos alcaldes de Tegucigalpa— manejaron sociedades offshore en Panamá mientras estaban en sus cargos. En este texto investigativo se señala que Nasry Asfura fue accionista mayoritario de una sociedad offshore en Panamá que luego terminó en manos de miembros de la prominente familia Atala Faraj, la dueña del grupo financiero Ficohsa.

Pero las investigaciones realizadas por Contracorriente y CLIP también salpicaron al expresidente hondureño Porfirio Lobo Sosa (2010-2014), quien no solo tenía tres empresas de papel en Panamá, sino que también su esposa, Rosa Elena Bonilla, manejó otra offshore de la que no se sabía, mientras era primera dama.

El 4 y 5 de octubre se publicó en un dominio de Universal Noticias una nota que aseguraba que el nombre de Manuel Zelaya estaba en los Pandora Papers. La línea gráfica de este dominio web, según Salgado, fue construida para que fuese similar al sitio web de El Universal, un periódico mexicano, con el propósito de engañar al lector y parecer un medio de comunicación de confianza y con larga trayectoría. 

Esta noticia falsa apunta que «entre los cientos de registros de actividades financieras y triangulaciones monetarias en sociedades offshore de Panamá y de otros países, reporteros e investigadores hondureños dieron con el nombre de Manuel Zelaya, expresidente de Honduras», además asegura que «las autoridades americanas y hondureñas ya investigan si dicho dinero es utilizado para la contienda electoral o para actividades ilegales». 

Recomendamos leer: Especial: Pandora Papers 

En otro dominio web engañoso, “La Otra Cara de Latinoamérica”, aseguraron haber encontrado 7 cuentas offshore en las Islas Vírgenes Británicas a nombre de Xiomara Hortensia Castro Zelaya. En la redacción de la nota que fue removida de internet, aseguraban que la candidata a la silla presidencial por el Partido Libertad y Refundación (Libre), Iris Xiomara y su hija Xiomara Hortensia, candidata a diputada por Francisco Morazán, tenían a su nombre «empresas fachada poseedoras de varios tipos de activos, principalmente dólares, euros y bienes raíces en varios países del mundo». 

Como en el caso anterior, estas notas tampoco ofrecían al lector pruebas fehacientes para comprobar sus señalamientos en contra de las candidatas. Para Salgado, las incongruencias en la redacción son actos «inculpatorios», su poco conocimiento sobre la vida política del país demuestra que son unidades de desinformación política. 

La investigación que Salgado compartió a este medio continuó con la consulta a portales de información pública para encontrar a los dueños de los dominios de internet y hacer la atribución directa a los culpables por la publicación y difusión de la nota. Rastreó a los dueños anteriores del dominio falso donde se publicó la nota de desinformación y encontró a la empresa Wish & Win, propiedad de Xavier Domínguez. En el día de la publicación de la nota, el registro se cambió a privado en la mayoría de portales de acceso a información, pero algunos sitios guardan el registro histórico de los propietarios del dominio.

En WhoIs, una fuente de consulta que ofrece el registro de los propietarios de dominios web, se atribuye la propiedad del sitio web universalnoticias.info a la empresa de Xavier Domínguez.
En WhoIs, una fuente de consulta que ofrece el registro de los propietarios de dominios web, se atribuye la propiedad del sitio web universalnoticias.info a la empresa de Xavier Domínguez.

Además de este dominio, Wish & Win es dueña de 3 dominios más: elinformante.online, testigonoticias.net y movimientoterritorial.org. 

Este medio intentó contactar a Xavier Domínguez, propietario de Wish & Win, para consultarle sobre su trabajo colaborativo  con el PN, sus sitios de noticias con dominios en internet diferentes, y sobre el proceso de investigación que realizaron para concluir que el expresidente Zelaya figuraba en los Pandora Papers. Sin embargo, no obtuvimos respuesta de su parte.

Como último elemento determinante, Salgado encontró anuncios pagados de la nota de desinformación en Facebook. La publicidad, según explicó Salgado, es un  «punto transversal en la investigación porque así podemos rastrear dónde está el dinero, si hay mucho dinero detrás y el esfuerzo pequeño que hay por parte de las redes para validar (la desinformación)». Es decir, los anuncios pagados demuestran qué tanto poder económico tienen las personas detrás de las redes de desinformación y su interés en la difusión de las noticias falsas.

El coordinador general de Libre, Manuel Zelaya, a su llegada a la asamblea general de su partido donde fue recibido por un mar de simpatizantes que querían tomarse una selfie con el ex presidente. Tegucigalpa, 28 de junio de 2021. Foto: Martín Cálix.

Salgado dijo a Contracorriente que este caso de desinformación es muy particular, primero, porque se pudo rastrear al culpable directo de esta nota de desinformación, algo que no suele suceder con redes de desinformación. En ese sentido, se cumplió el objetivo de toda red de desinformación: engañar al público lector. Según Salgado, «hay varias maneras de hacer la caracterización de las redes de desinformación… intentan dar una apariencia de neutralidad y todo esto se rompe en el momento de compartir una noticia para hacer contranarrativa, que fue lo que pasó en este caso en particular», continuó explicando que eso se hace con el propósito de «restar la movilización de su electorado de los contrarios y atraer al nacionalita desencantado». 

Esta red de desinformación continuó su ciclo con la ex jueza de sentencia de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Honduras, Gracia Bertrand, quien compartió la nota que señalaba al expresidente Zelaya en su cuenta personal de twitter. Posteriormente, aclaró que fue víctima de engaño del dominio web falso, sin embargo, estas aclaraciones no tuvieron tanto alcance como el primer señalamiento.

Aldo Salgado explicó que el «elemento central de las redes de desinformación es una narrativa con muchas piezas», estas piezas se intercalan con el tipo de distribución, principalmente en redes sociales, y juntas crean la noticia falsa. «Las campañas de desinformación se caracterizan por el alcance que llegan a tener y los canales que están utilizando y las piezas de discusión», concluyó. 

El PN ha sido señalado por su propaganda durante esta temporada electoral rumbo a las primarias, su campaña ha sido el punto contrario al discurso de Xiomara Castro. Considerando los vínculos que hay entre Xavier Domínguez y el PN, Salgado concluyó que «para sostener su campaña de ataque, lo que hacía falta era crear una noticia falsa».

Desinformación en temporada electoral

Aunque el expresidente Zelaya no compite por ningún cargo a elección popular para las generales a celebrarse en un mes, este sigue siendo una figura determinante en la política hondureña. Además de ser el coordinador general del izquierdista partido Libre -uno de los tres institutos políticos con mayor militancia- es esposo de Iris Xiomara Castro, la candidata presidencial de Libre que se presenta con grandes posibilidades de ganar. 

Andrés Araya Montezuma, politólogo y secretario técnico de la Red de Observación Integridad Electoral (RedOIE), explicó a Contracorriente que la desinformación es un término que se queda corto para lo que en realidad sucede durante la temporada electoral en los países centroamericanos. Un término más cercano a la realidad es la  difusión de «mentiras», mismas que concluyen en «violencia política que afecta a los candidatos y al electorado en general». 

En Honduras, uno de los principales problemas con respecto a las noticias falsas, es  la «manera instantánea y viral» con que se difunden la desinformación; esto, según Araya, le resta valor al periodismo ético y de calidad. Por lo que sus recomendaciones son la cultura de «debate público y rico en ideas, la educación para combatir la desinformación y la promoción de doble chequeo». 

Este fenómeno de desinformación, según Araya, entorpece todo el proceso electoral pues genera mucha incertidumbre dentro del electorado. Lo ideal en temporada electoral es todo lo contrario, pues los candidatos, en una democracia real, «deberían asegurarse de que la ciudadanía asista a las urnas con plena convicción en su voto, sin engaños y sin fomentar el odio».

  • Publicaciones
Sobre
Abogado y periodista. Sus estudios los ha realizado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (UNAH-VS). Ha trabajado en radio, prensa escrita, periodismo web e investigativo. Ha colaborado con organizaciones defensoras del ambiente y en investigaciones sobre desplazamiento forzado por razones de violencia ligada al narcotráfico.
Fotógrafo
Total Posts: 83
Escritor y fotoperiodista. Actualmente director de fotografía en Contracorriente.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.