La PAE y la despenalización del aborto en Honduras fueron temas ignorados el Día de la Mujer

En el Día Internacional de la Mujer distintas organizaciones feministas exigieron el reconocimiento de los derechos de la mujer hondureña. A esto se sumó la presidenta Xiomara Castro, quien presentó ante el Legislativo liderado ese día por diputadas la Ley Integral Contra La Violencia de Género. Sin embargo, la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE) y la despenalizcion del aborto por las tres causales son temas aún no abordados por la presente administración; ni por el Congreso Nacional, órgano gubernamental dominado por hombres. 

Texto: María Celeste Maradiaga
Fotografías: Fernando Destephen y Antonio Gutiérrez


Justina Osorto salió de su casa en el barrio Ciudad de España en el Valle de Amarateca a 33 kilómetros de la capital de Honduras, Tegucigalpa, a marchar el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. 

«Solo tengo hijos varones, pero les digo que deben de respetar los derechos de nosotras (las mujeres), y a mis sobrinas y hermanas les inculco que hay que exigir que estos se respeten», manifiesta, mientras avanza por el Paseo República de Panamá en la movilización convocada desde las 8 a.m. con dirección al Congreso Nacional.

La Asociación Calidad de Vida, con sede en Tegucigalpa y especializada en la atención integral para el mejoramiento y calidad de vida de la mujer y la niñez, convocó a esta movilización para exigir la aprobación de la Ley de Casas Refugio, que pretende responsabilizar al Estado de brindar un hogar a mujeres que sufren violencia en sus casas, trabajo que ya realiza dicha asociación. Este proyecto de Ley ha permanecido engavetado en el Congreso Nacional por más de 3 años.

Muchas mujeres depositan la esperanza de que su situación cambie con el mandato de la presidenta Xiomara Castro. Merly Eguigure, coordinadora del Movimiento de Mujeres por La Paz «Visitación Padilla», asegura que están esperando que su agenda, que incluye la despenalización de la PAE y la aprobación de la Ley de Casa Refugio, sea una prioridad para la presidenta Xiomara Castro.

Una mujer participa en la movilización convocada por la Asociación Calidad de Vida exigiendo aprobar la Ley de Casas Refugio.
Una mujer participa en la movilización convocada por la Asociación Calidad de Vida exigiendo aprobar la Ley de Casas Refugio. Foto CC/Fernando Destephen

Recomendamos leer: Anteproyecto de Ley de Casas Refugios lleva tres años engavetada en el CN: entrevista con Ana Cruz de Asociación Calidad de Vida.

«Eso significaría que la Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE) sea puesta a disposición de mujeres que lo requieran, y significaría también que la violencia contra las mujeres sea una prioridad, que se reduzca la impunidad en temas de femicidios y violencia contra las mujeres», expresa. 

Cifras del Observatorio de Derechos Humanos del Centro de Derechos de Mujeres (CDM) indican que en lo que va del 2022 se han registrado 61 muertes violentas de mujeres, siendo Francisco Morazán el departamento con más incidencia y el arma de fuego el tipo de arma que más se utiliza en los femicidios. Además, al finalizar enero de este año, el Sistema Nacional de Emergencias (911) contabilizó 3,216 denuncias de violencia doméstica y 4,965 denuncias de violencia intrafamiliar en todo Honduras.

El acuerdo entre Xiomara y las distintas organizaciones feministas


«Tenemos muchas expectativas, se nota que este Gobierno ha apoyado a las mujeres de los distintos colectivos», asegura Amara Aguilar, directora de comunicaciones de Nosotras La Preferimos Sencilla, un colectivo de mujeres jóvenes que visibiliza la educación y salud menstrual, la sexualidad y el placer desde una perspectiva feminista. «Los derechos no se debaten, como Gobierno nos tienen que cumplir nuestros derechos, y nosotras como mujeres debemos seguir exigiéndolos hasta que se cumplan. El aborto es el derecho a decidir por nuestros cuerpos, no importa por cuál causa sea, toda la decisión que tome una mujer es válida», agrega.

En el marco de la conmemoración del 8 de marzo, la presidenta Xiomara Castro en compañía de la designada presidencial Doris Gutiérrez, se reunió con la Plataforma 25 de noviembre, conformada por distintas organizaciones feministas, entre las que destacaron: Centro de Derechos de Mujeres (CDM), Centro de Estudios de la Mujer Honduras (CEM-H), Red de Trabajadoras Domésticas, Red Nacional de Defensoras, entre otras. La finalidad del Ejecutivo fue escuchar las demandas de estas organizaciones en materia de derechos de la mujer, violencia de género y educación sexual.

La mandataria recibió ese día la iniciativa de elevar a rango ministerial el Instituto Nacional de la Mujer (INAM), la conformación de una Ley Integral contra la Violencia hacia las mujeres, y, además, algunas de las organizaciones feministas exigieron que las Secretarías de Estado compren el 35 % de lo que producen las mujeres organizadas. Ese mismo día, Xiomara Castro anunció que enviaría al Congreso Nacional la Ley Integral contra la Violencia de Género.

Mujeres exigen en los bajos del Congreso Nacional la aprobación de la Ley de Casas Refugio en el Día Internacional de la Mujer. Foto CC/ Fernando Destephen

«Hoy es el turno de nosotras, las que pregonamos y aprendimos a luchar desde las calles para estar en primera línea. Los antivalores sociales, culturales, raciales y patriarcales que vencimos en las urnas deben de ser parte del pasado», expresó Xiomara Castro en un video conmemorativo al Día Internacional de la Mujer.

En la presentación de su plan de gobierno en septiembre del año anterior, previo a las elecciones generales de noviembre de 2021, Castro prometió el «fin del patriarcado y de los femicidios». Ese mismo día, también prometio despenalizar el aborto por las tres causales, y, además, facilitar la distribución, venta y uso de la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE). La prohibición de la PAE se remonta al Gobierno de facto de Micheletti Baín en 2009. En ese año, el ministro de Salud de ese entonces, Mario Noé Villafranca, prohibió el uso, venta y la comercialización de la pastilla.

La prohibición de esta pastilla está respaldada por un acuerdo ministerial, no por un decreto legislativo, por lo que bastaría con que este acuerdo sea eliminado por orden del actual Ministro de Salud, el doctor José Manuel Matheu, quien también fue electo diputado por Francisco Morazán en la bancada del Partido Salvador de Honduras (PSH) en las últimas elecciones. Sin embargo, el doctor Matheu no se ha referido al tema de la PAE ni al del aborto por las tres causales. En su visita al Congreso Nacional el pasado 23 de febrero, el ministro de Salud se limitó a denunciar que en las bodegas de la Secretaría de Salud (Sesal) se almacenan medicamentos vencidos; que se desviaban fondos para reprimir protestas del sector Salud en la administración anterior; y, además, que se aprobaron acuerdos y plazas con fondos descentralizados. 

«Estos temas son de interés de las mujeres y las únicas que los impulsamos somos las mujeres, entonces no me extraña que hasta ahora él (ministro José Matheu) no se haya pronunciado. Sin embargo, sabemos que este Gobierno se está instalando y queremos tener esperanza de que este tema va a ser una realidad pronto», señala Merly Eguigure, coordinadora del Movimiento de Mujeres por La Paz «Visitación Padilla».

La presidenta Xiomara Castro tampoco se refirió a la PAE ni a la despenalización del aborto por las tres causales en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer. «Este es el siglo de las mujeres. Soy la presidenta de Honduras y prometí crear un gobierno justo, progresista y democratico, y voy a cumplir. La mujer será desde hoy y para siempre el factor más importante para alcanzar la justicia, la igualdad y el desarrollo de nuestra patria», finalizó diciendo en su video conmemorativo al 8 de marzo. 

«Ya estamos cansadas de solo la representatividad, necesitamos a mujeres en puestos de poder que tomen decisiones y que tomen acciones para poder hacer mejor la realidad de las mujeres y niñas en Honduras. Desde nuestro movimiento nosotras no nos reivindicamos con un partido politico, porque estamos en la linea de la lucha contra el abuso sexual y sabemos que el abuso traspasa todos los esquemas de poder que existen en la vida», explica Iliana Aguilar, activista de No Quiero Ser Violada, un colectivo feminista que nace en 2018 y que lucha en contra del abuso sexual e invita a mujeres a formar parte del nuevo feminismo.

Mural alusivo a la lucha feminista en el Centro Cultural de España en Tegucigalpa, realizado por Fernanda Bentancourth y Samuel Erazo, artistas del Colectivo Culturas Vivas. Foto CC/Fernando Destephen

Hasta el momento, cinco mujeres han sido nombradas en las distintas secretarías de Estado e instituciones: Rixi Moncada,en la Secretaría de Finanzas; Rebeca Santos,como presidenta del Banco Central de Honduras (BCH); Laura Santos,como Ministra de Agricultura y Ganadería; Sarahí Cerna, en la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social: y Yadira Gómez, como secretaria de Turismo. En el Congreso Nacional, 34 de 128 curules pertenecen a mujeres.

Uno de los nombramientos que no ha sido bien visto por la sociedad hondureña ha sido el del escritor Roberto Quesada como embajador de Honduras ante la Organización de Estados Americanos (OEA). Entre los pronunciamientos en contra de este, está el de Claudia Mendoza, periodista de Univisión y editora del Centro de Estudio para la Democracia (Cespad). Mendoza se refirió a él como «un patán» y denuncia que el escritor se encarga de humillar e insultar a mujeres en los distintos espacios.

«Su nombramiento, en el Día internacional de la mujer, nos cae como balde de agua fría a la comunidad internacional, porque él ha actuado como verdugo para las mujeres, para la comunidad lésbico-gay, la comunidad migrante y las defensoras de derechos humanos», cuenta uno de los testimonios recopilados por Claudia Mendoza publicados en Facebook.

Mujeres de la plataforma Somos Muchas preguntan a peatones en el Parque Central de San Pedro Sula, durante la celebración del Día Internacional de la Mujer, por qué la maternidad debe ser deseada. Foto CC/ Antonio Gutiérrez

Iliana asegura que aunque haya una figura femenina en el poder, en este caso la presidenta Xiomara Castro, no significa que las mujeres feministas en Honduras van a dejar de luchar. «Seguimos trabajando porque sabemos que tenemos mucho trabajo por delante», afirma, y explica que aunque el Gobierno se haga llamar de izquierda democrática, las mujeres hondureñas necesitan acciones que deben ser construidas desde el poder popular y desde las bases en los movimientos feministas.

«Debemos de unirnos porque a todas nos afectan las violencias. Esperamos que este Gobierno haya más raciocinio y lógica con respecto a los derechos de las mujeres y hacia nuestros territorios. También esperamos que el Ministerio Público deje esa cuota del 93 % – 97 % de impunidad que hay en la mayoría de casos de violaciones de mujeres que han sido sometidas por violencia doméstica, intrafamiliar y psicológica», expresa la activista por los derechos de la mujer.

Un Congreso liderado por mujeres


Terminando la jornada del #8M, el Congreso Nacional estuvo al mando de mujeres de los distintos partidos políticos y sus respectivas bancadas. Entre los proyectos presentados están la reforma al Código del Trabajo en el artículo 135, que pretende ampliar el tiempo de las mujeres en periodo de embarazo; la presentación de la Ley Contra La Violencia de Mujeres en política, presentada por la vicepresidenta del Congreso Nacional, Fátima Mena, y por la diputada Johana Bermúdez; y, además, elevar a la categoría de heroína a Berta Caceres. También se incluyeron las leyes y modificaciones de ley propuestas por la presidenta Xiomara Castro: la iniciativa de elevar a rango ministerial el INAM, la conformación de una Ley Integral contra la Violencia hacia las mujeres, y la propuesta de que las Secretarías de Estado compren el 35% de lo que producen las organizaciones que luchan por los derechos de la mujer.

«Hace 20 años mujeres del Partidos Liberal, Nacional, UD (Unificación Democrática) y PINU (Partido Innovación y Unidad), nos tomamos este Congreso Nacional junto a las mujeres de las organizaciones feministas. Recuerdo que esa vez fuimos objeto de insultos, pero finalmente logramos el objetivo de que se aprobara la primera Ley de cuotas en el año 2002, hace 20 años. Esa primera conquista no la hubiéramos logrado si no nos hubiéramos unido todas las mujeres de todos los partidos, de la sociedad civil, y de las organizaciones feministas», manifestó la designada presidencial Doris Gutierrez en su discurso.

La Junta Directiva del Congreso Nacional estuvo integrada solo por mujeres este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Foto CC/Fernando Destephen

Según el Barómetro de la participación de grupos subrepresentados en la política electoral de Honduras 2017-2021 del Instituto Holandes para la Democracia Multipartidaria (NIMD en inglés), se incrementó en un 36.7 % la inscripción de mujeres en planillas a cargo de elección popular a nivel de diputación el año 2021 en comparación al año 2017;sin embargo, esta mejora puede verse influida por el incremento de partidos políticos en contienda. Es decir, esto no indica una mayor inclusión de mujeres precisamente.

Además, el informe detalla que solo incrementó en un 0.3 % la elección de mujeres inscritas en planillas de diputación, desde el 2017 al 2021, demostrando esto un estancamiento. Otro dato importante es que el año pasado se redujo en un 21.7 % la cantidad de alcaldías ganadas por una mujer en comparación a 2017.

Celeste Guardiola, quien pertenece a la red de Mujeres con Discapacidad, manifestó que las mujeres en el Congreso tienen una gran responsabilidad con las demás mujeres hondureñas. «No solamente hablo por las mujeres con discapacidad con lesión medular —que es el caso de Celeste—, sino dentro de todo el sector de discapacidad, en donde hay personas ciegas, sordas, o con discapacidad intelectual. Muchas de ellas han sido víctimas de violencia intrafamiliar o doméstica, y muchas han quedado en mi situación, entonces no hay una estadística sobre la violencia hacia nosotras», manifiesta.

Amara Aguilar, quien además de ser comunicadora del colectivo Nosotras La Preferimos Sencilla apoya a la Red Nacional de Mujeres con Discapacidad, expresa que, aunque sea un año histórico en donde se tiene a una presidenta mujer en Honduras, las organizaciones de mujeres quieren que continúe siendo histórico con la gestión de mujeres en distintos espacios de poder en Honduras.

Lissi Cano, diputada de la bancada del Partido Nacional, exigió en el hemiciclo legislativo la aprobación de la Ley de Casa Refugio. Foto CC/Fernando Destephen

«Mis expectativas del nuevo Gobierno es ser incluida en todos los ámbitos. Necesitamos empleo, salud, y,además, un protocolo de atención para nosotras las mujeres que quizás ni siquiera podemos ir a un médico porque no tenemos el dinero. Yo creo que partiendo de ahí debemos fomentar y hacer esta lucha junto con todos los sectores organizados para visibilizarnos y que sepan que también estamos luchando por nuestros derechos», asegura Celeste Guardiola, de 52 años, quien también pertenece a la Organización de Personas con Lesión Medular.

En el hemiciclo legislativo tampoco fue discutido el tema de la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE) ni la despenalización del aborto por las tres causales. De cierta forma, estos temas son contrarios a la agenda que llevan muchos funcionarios dentro del Legislativo.

Prevalece el fantasma del conservadurismo


En el año 2020, a dos semanas de que se aprobara la interrupción del embarazo en Argentina, el entonces y aún diputado Mario Pérez del Partido Nacional presentó el proyecto de Ley «escudo contra el aborto», con la intención de convertir los artículos constitucionales que penalizan el aborto en artículos pétreos que solo puedan modificarse vía una asamblea constitucional. Luis Redondo, quien ese entonces era diputado de la bancada del PINU y ahora es presidente del Congreso Nacional, dijo estar de acuerdo con esta iniciativa.

Recomendamos leer: Honduras: Ley “pétrea” contra la interrupción del embarazo y mujeres que resisten la criminalización

Actualmente, y en una administración liderada por una mujer que sostiene pláticas y buenas relaciones con las organizaciones feministas, los parlamentarios conservadores continúan moviendose en espacios provida y en negociaciones para no asegurar a las mujeres hondureñas el goce de sus derechos sexuales y reproductivos.

El mismo Día Internacional de la Mujer, el Congreso Nacional de Guatemala aprobó una Ley que eleva las penas de cárcel para los abortos en el país y, además, combate a «grupos minoritarios incongruentes con la moral cristiana». 

Posterior a esto, el congresista hondureño por el Partido Nacional, Tomás Zambrano, asistió al Foro Internacional Parlamentario por la vida y la familia en Guatemala. Zambrano expresó su negativa respecto a la despenalización del aborto, asegurando que «el Partido Nacional le dice a Honduras que vamos a seguir velando por las familias». 

Conforme a esto, Merly Eguigure, coordinadora del Movimiento de Mujeres por La Paz «Visitación Padilla», manifestó: «si fueran mujeres y se embarazaran, ya el aborto sería posible».

  • Publicaciones recientes
Sobre
Reportera de Actualidad en Contracorriente. Cubre temas de género, estructuras de poder, extractivismo y medioambiente, derechos sexuales y reproductivos, violencia y juventud, derechos humanos y migración. Cada día más empática gracias al periodismo que desempeña.
Total Posts: 7
Fotógrafo urbano y fotoperiodista actualmente desarrollándose en Contracorriente.
Total Posts: 7
Fernando Destephen 1985 Tegucigalpa, Honduras. Fotoperiodista y contador de historias.
Comparte este artículo

1 comentario en “La PAE y la despenalización del aborto en Honduras fueron temas ignorados el Día de la Mujer”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.