Honduras entra en una nueva crisis tras instalación de la Junta Directiva del Congreso Nacional

Luis Redondo | Juramentación Cn | congreso nacional | presidente del congreso nacional | en el | 2022 | diputados traidores | Libre | Libertad y Refundación

Dos juntas directivas del Congreso Nacional fueron juramentadas este domingo en Honduras. Una de ellas, elegida por 79 diputados propietarios a más de 30 kilómetros de la sede del Congreso Nacional. La otra fue elegida en la sede del Congreso sin energía eléctrica y con el respaldo de menos de 50 diputados propietarios con presencia de cientos de ciudadanos. Según algunos analistas, la primera tiene el respaldo legal pero la segunda cuenta con la legitimidad que le da la presidenta electa Xiomara Castro. Este conflicto tendría que ser dilucidado por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

 Texto: Leonardo Aguilar con reportes de Fernando Silva y Vienna Herrera 

Fotografías: Jorge Cabrera

 
En una sesión atípica desarrollada en el área social de Bosques de Zambrano —a más de 30 kilómetros de la sede del Congreso Nacional ubicado en Tegucigalpa —, se eligió este domingo la Junta Directiva en Propiedad del Congreso Nacional de Honduras en donde se ratificó a Jorge Cálix, diputado expulsado del Partido Libertad y Refundación (Libre), como el Presidente del Legislativo para un período de 4 años, mientras que los demás miembros de la junta directiva permanecerán en sus cargos durante un período de 2 años.

En un escueto mensaje, el departamento de comunicaciones del Congreso Nacional publicó que la elección se llevó a cabo con la firma y voto de 79 diputados propietarios.

Aparte de Jorge Cálix como presidente de la junta del Congreso, se ratificó en la Vicepresidencia a Yahvé Sabillón y a Beatriz Valle, como Secretaria, todos los anteriores expulsados del partido Libre el pasado viernes a través de un comunicado leído por la presidenta electa del Ejecutivo, Xiomara Castro, quien expresó que 18 de los 50 congresistas de Libre estaban expulsados por no apegarse a la línea de partido de apoyar el pacto político de Alianza.

La convocatoria se realizó ayer a través de los canales oficiales y en un principio estaba programada para llevarse a cabo este domingo a partir de las 7:00 a.m. «En el Hemiciclo Legislativo de forma presencial». No obstante, esta misma mañana la sesión fue convocada para ser efectuada en Bosques de Zambrano argumentando la imposibilidad de realiz la sesión debido a riesgos que ponían en peligro la integridad física. 

Desde anoche, la presidenta Xiomara Castro acompañó una vigilia en los bajos del Congreso Nacional en rechazo a la elección de la junta directiva provisional del Congreso Nacional presidida por el diputado Jorge Cálix, a quien señalan de «alta traición». «Los traidores no pasarán, y la voluntad del pueblo se tiene que respetar», dijo anoche la presidenta electa Castro.

En la sede del Congreso Nacional, se instaló paralelamente otra junta directiva que tiene a la cabeza al diputado del Partido Salvador de Honduras (PSH) Luis Redondo, quien goza del respaldo de las máximas autoridades de Libre, ya que éstas se habían comprometido previamente a cederle la presidencia al PSH a cambio de su apoyo a Xiomara Castro durante las elecciones del 28 de noviembre pasado.

El abogado Dennis Emilio Hércules cree que la juramentación de Jorge Cálix es la que, en base a ley, cumple con la mayor cantidad de requisitos que requiere la Constitución de la República, aunque recalca que la convocatoria fue «antidemocrática».

En las instalaciones del Congreso Nacional en Tegucigalpa, el diputado de Libre y catedrático de Derecho, Ramón Enrique Barrios, le dijo a Contracorriente que hay que tomar en consideración dos elementos: «Primero, existe un reconocimiento político de la persona que tiene legitimidad que es la presidenta de la República (Xiomara Castro). En segundo lugar, la ley establece que cuando hay conflicto entre dos poderes del Estado es a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia a la que le toca dilucidar un acto como este. Este acto (investir a Luis Redondo como presidente) es totalmente legal porque nosotros fuimos convocados aquí a este hemiciclo. Y la Constitución de la República establece que donde se debe elegir la Junta Directiva en propiedad es en el hemiciclo del Congreso Nacional», expresó Barrios.

Barrios agregó que «Era materialmente imposible ir a Zambrano cuando nos avisan a las 8 de la mañana. Por lo tanto esa convocatoria es ilegal. La Constitución dice que en ausencia de la Junta Directiva Provisional solo bastaban cinco diputados para que tomaran decisión y establecieran la elección que correspondía». 

Barrios, bajando el tono en medio de un ambiente sombrío y polarizado, expresó que «como clase política tenemos que pedirle disculpas al pueblo hondureño, porque este acudió masivamente a votar. La apuesta es que estos conflictos deben resolverse democráticamente».

A pesar de que la reunión estaba convocada para las 7 de la mañana de este domingo, durante la instalación de la Junta Directiva que pone a Luis Redondo como presidente, los congresistas tuvieron que alumbrarse con las lámparas de sus celulares mientras este era juramentado por el diputado Rassel Tomé quien fue protagonista de una agresión física contra Jorge Calix y Beatriz Valle el día viernes durante la juramentación de la Junta Provisional del Congreso.

El abogado Omar Menjívar, vicealcalde de la ciudad de San Pedro Sula y miembro del Partido Libre, le dijo a Contracorriente que «Aquí objetivamente lo que tenemos es que no hay Congreso, hay dos pedazos, uno tiene una frágil legalidad y el otro pedazo tiene una impresionante legitimidad y la democracia funciona por la legitimidad que la mayoría les reconoce a las instituciones».

A cuatro días de la toma de posesión, Xiomara Castro ha dicho públicamente que no aceptará ser juramentada por Jorge Cálix sino que, haciendo uso de la opción que le da la Constitución, prestará su juramento frente a un juez. Por su parte, Cálix ha dicho en medios de comunicación que él no dará un golpe de Estado al Ejecutivo de no haber un consenso sobre la juramentación en la toma de posesión.

Por otro lado, los diputados que apoyaron a Redondo aseguran tener 96 votos incluyendo en la suma a los suplentes de quienes no asistieron a esta reunión. Sin embargo, a la hora de la votación se observaron activistas del partido Libre que no son diputados y que levantaron la mano para elegir a la nueva junta directiva. El listado oficial de los votos emitidos para esa elección aún no ha sido público.

Sobre esto, el diputado Hugo Noé Pino, elegido en el cargo de vicepresidente del Congreso Nacional en la junta presidida por Redondo, asegura que pudo haber sido una equivocación la votación de algunos simpatizantes de Libre que no son parlamentarios, pero que no fue un escenario que ellos propiciaron.

Sobre esas mismas circunstancias, y aclarando que no sabía de lo ocurrido, el diputado José Alfredo Saavedra del Partido Liberal aseguró a Contracorriente que «es una mala práctica que en el pasado ha ocurrido, y si pasó ahora lo sigue siendo.»

Además, comentó que esta crisis debió haberse evitado ya que la población había hecho su trabajo acudiendo a las urnas masivamente en las pasadas elecciones y que ahora es deber de las fuerzas políticas encontrar puntos de acuerdo.

Saavedra apuntó que la solución puede tener el camino del diálogo que disminuya el conflicto y aseguró que «es un tema político y se puede resolver con acuerdos políticos, esto va a obligar a las distintas fuerzas políticas a llegar a acuerdos y ojalá sea antes del 27 que es la toma de posesión de la presidenta electa.»

Ante la proximidad con la toma de posesión que traerá a líderes de diferentes países, el diputado Jari Dixon opinó que los acontecimientos de violencia en los últimos días no afectarán el desarrollo del evento y apuntó que los conflictos ocurren en todos los países y es normal que también pase en Honduras. Como ejemplo de esos conflictos naturales apuntó la invasión de los simpatizantes de Donald Trump en el capitolio de Estados Unidos en enero de 2021.

«Cuando Donald Trump no quería dejar el poder se metió la gente al capitolio en Estados Unidos, y es así, todos los países tienen conflictos, si usted me nombra un país que no tenga conflictos entonces me voy a preocupar, pero todos los países tienen conflictos, aquí lo estamos resolviendo y el 27 vamos a entrar en un proceso normal de gobernabilidad en el país. Los otros diputados pueden venir acá, están invitados a trabajar porque el 25 comienza ya la legislatura» apuntó.

En ese contexto, al finalizar la sesión presidida por Redondo en el Congreso Nacional, una gran cantidad de personas que esperaban en las afueras del Congreso ingresaron al hemiciclo para tomar posesión de este, un acontecimiento que nunca había ocurrido en la historia política del país.

Hasta el momento ninguna embajada o representación diplomática de otro país en Honduras se ha pronunciado felicitando a alguno de los dos diputados que proclaman su legalidad y legitimidad como presidentes del Congreso Nacional.

  • Publicaciones
Sobre
Abogado y periodista. Sus estudios los ha realizado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (UNAH-VS). Ha trabajado en radio, prensa escrita, periodismo web e investigativo. Ha colaborado con organizaciones defensoras del ambiente y en investigaciones sobre desplazamiento forzado por razones de violencia ligada al narcotráfico.
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.