Ataques por inclusión del aborto y socialismo en propuesta de gobierno opacan campaña de Libre

Pese a que el Partido Libertad y Refundación (Libre) y la Unidad Nacional Opositora de Honduras (Unoh), presentaron sus propuestas de gobierno, la propuesta de despenalización del aborto es la que ha copado espacios en la agenda nacional.

Texto: Allan Bu
Fotografías: Martín Cálix

Frente a cientos de simpatizantes y medios de comunicación presentes, la candidata de Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro, prometió crear una nueva asamblea nacional constituyente, acabar con el patriarcado y no agregar más impuestos al pueblo de Honduras. En el discurso la candidata prometió también girar al país al socialismo democrático y que en su gobierno habría políticas de inclusión dirigidas a la diversidad sexual. 

Libre se convirtió en el primer partido en presentar un plan de gobierno, que no pasó desapercibido por tocar temas como el aborto y la inclusión de la diversidad sexual. «Es un plan integral que dedico a la juventud, para generar trabajo y bienestar, en defensa de los valores por los que lucharon nuestros próceres a quienes honramos», sostuvo Castro en la conversación con los medios.

Es la tercera vez que Castro intenta llegar a la silla presidencial, en los comicios de 2013 fue la segunda más votada detrás del actual presidente Juan Orlando Hernández y en el 2017, después de ganar abrumadoramente en las internas de Libre, cedió la candidatura a Salvador Nasralla, quien encabezó la Alianza Opositora contra la Dictadura.

También, el lunes 20 de septiembre, el candidato de la Unidad Nacional Opositora de Honduras (Unoh), Salvador Nasralla presentó a los medios de comunicación el «borrador» de sus propuestas de gobierno a la comunidad nacional. Los ejes de su plan son: fortalecimiento del Estado de Derecho, mejorar la calidad de vida y deuda social y simplificación administrativa, gobierno electrónico y competitividad. 

En su presentación, Nasralla habló de fomentar la transparencia en el gobierno a través de leyes que ayuden a ello y de fortalecer el Estado Derecho, que ha sido debilitado tras el golpe de Estado de 2009. 

En el Partido Liberal, su candidato Yani Rosenthal, todavía no presenta formalmente su plan de gobierno, pero en la web de su candidatura  manifiesta que su visión de país va orientada a generar empleos, a la inclusión social, salud, educación y la recuperación de la paz en Honduras. El presidenciable liberal  también propuso un plan de alivio para hacerle frente a los efectos de la pandemia de COVID-19 y a los estragos provocados por las tormentas Eta y Iota.

El candidato nacionalista Nasry Asfura todavía no ha presentado una propuesta de gobierno, pero ha recorrido el país con el eslogan «Papi es diferente». En una participación en Televicentro, Fernando Anduray, uno de los voceros del Partido Nacional  aseguró que el candidato nacionalista también está preparando un plan de gobierno para presentarlo a los votantes. 

Desde 2017, cuando Juan Orlando Hernández logró remontar la ventaja de casi cinco puntos porcentuales cual si fuera un partido de fútbol, la confianza en el engranaje electoral hondureño es nula. El discurso frecuente, más que propuestas, es hablar de evitar un nuevo fraude electoral orquestado por el partido en el poder. 

Mediante un comunicado el Partido Nacional denunció que Libre pretendía boicotear el proceso de elecciones: «Condenamos también el doble discurso, las últimas acciones y llamados de estos partidos de izquierda a sabotear el desarrollo de elecciones, llevando a los hondureños a un nuevo estatus de incertidumbre», reza el pronunciamiento.

Activistas nacionalistas gritan consignas en favor de su partido y de sus candidatos en las afueras de la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) en las instalaciones del Instituto Nacional de Formación Profesional (INFOP) previo al sorteo de la papeleta electora de cara a las elecciones de noviembre de 2021. Esta misma tarde, varios candidatos de distintos partidos políticos, evitaron el sorteo. Tegucigalpa, 21 de agosto de 2021. Foto: Martín Cálix.

La propuesta de gobierno de Libertad y Refundación está plasmada en 68 páginas del documento llamado Bicentenario, que consta de 15 capítulos a partir de los cuales se desarrolla la visión que tiene este partido para gobernar Honduras. En cada uno de ellos se mencionan las acciones para alcanzar los objetivos propuestos en el país. 

El plan de gobierno también habla de un Estado protector de los derechos humanos, de lucha contra la corrupción y abuso de poder, desarrollo agropecuario y seguridad alimentaria y generar un modelo económico en el que haya pan para todos y todas. 

La propuesta incluye capítulos en referencia a poblaciones vulnerables tales como: Adulto mayor, personas viviendo con una discapacidad, niñez y juventud, pueblos indígenas y afrodescendientes y personas Lgtbiq+.

Además, Castro promete no aumentar los impuestos, rebajar los precios de los combustibles y disminuir el costo de la energía: «El reto que tengo es igualar o mejorar el Gobierno del presidente Zelaya», dijo la candidata entrevistada por una multitud de periodistas en la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC). 

Uno de los temas que más causó alergias en una sociedad todavía muy conservadora fue mencionar en el eje orientado a género la despenalización del aborto por tres causales universales: riesgo de la vida de la madre, que el embarazo sea producto de una violación o que el feto tenga malformaciones. 

Hasta el cardenal Óscar Rodríguez se refirió al tema en una de sus homilías argumentando que aquellos que pretenden ganar votos con este tema están muy equivocados. Rodríguez es máxima autoridad de la Iglesia Católica en Honduras y desde el púlpito se ha plegado a los intereses de la élite gobernante. Desde el golpe de Estado de 2009, cuando defendió la defenestración de Manuel Zelaya Rosales, un gran sector de la población repudia sus actuaciones.  

Este tema es tan espinoso, que incluso la candidata Xiomara Castro en la presentación de su plan de gobierno en la CCIC, cuando fue preguntada si estaba a favor del aborto  manifestó que ella profesa la religión católica, pero se deben tocar temas que por mucho tiempo han estado ocultos y que se convierten en una realidad en el país. «Estos temas hay que llevarlos a debate y que sea el soberano el que defina», concluyó. 

En enero del 2021, el diputado nacionalista Mario Pérez, introdujo un proyecto para blindar la prohibición que existe en Honduras sobre el aborto por cualquier causa. La reforma realizada al artículo 67 de la Constitución está orientada a que sea legalizado en el futuro, según un artículo de la BBC, Honduras es uno de los pocos países en el mundo que mantiene una prohibición total del aborto.

Honduras también tiene una prohibición sobre la píldora anticonceptiva de emergencia (PAE). De acuerdo con la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras, es el único país en América Latina que no permite el acceso a este método de anticoncepción, que se encuentra dentro de la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

En nuestro país se ha prohibido su uso bajo el argumento que es abortiva, pero la OMS lo contempla como un medicamento básico para evitar embarazos no deseados, especialmente en caso de violación. Esta organización ha reiterado que la píldora no causa aborto ni daña la fertilidad.

Durante la contramarcha a los actos oficiales del Bicentenario, un grupo de jóvenes feministas realizan un empapelado a la altura del Bulevar Morazán. Tegucigalpa, 15 de septiembre de 2021. Foto: Martín Cálix.

Neesa Medina, integrante de la Plataforma Somos Muchas, que lucha por los derechos de las mujeres, afirmó en una conversación con Contracorriente que

incluir una propuesta de despenalización del aborto en el país refleja tres cosas. La primera es que, a su juicio, no se incluye por cálculos políticos. «Hay otros valores y responsabilidades en que, como futuro gobierno,  se ponga luz sobre este tema porque en la clandestinidad lo que se hace es negarlo. Abordarlo muestra una disposición a discutirlo», nos dice. 

Agrega que incluir esta propuesta demuestra que se está escuchando a grupos de mujeres u organizaciones que han acompañado a mujeres criminalizadas por abortar y  también se escucha a familias que han tenido víctimas de mortalidad materna provocado por un embarazo de riesgo que pudo ser interrumpido. 

Menciona una estadística aterradora. En Honduras, cada año 900 niñas menores de 14 años están dando a luz, muchos embarazos producto de relaciones forzadas. Otro dato demuestra, la trascendencia de este tema es que el aborto inseguro es la cuarta causa de mortalidad materna en el país. 

Además cree que incluir en un plan de gobierno la despenalización del aborto es poner la empatía y solidaridad en la discusión: «Es que es muy cómodo no hacer nada y pretender que no es problema, decir no sin pensar en las demás». 

Medina también lamentó que las discusiones que se dan en campaña política no están guiadas por empatía y solidaridad, pues considera que se pretende polarizar la situación y no acercarse a la realidad de las mujeres afectadas.Criticó la distancia que muchos políticos toman del tema: «Es muy sucio y totalmente inmoral utilizar embarazos forzados, mujeres pobres criminalizadas, mujeres que mueren por abortos inseguros en el país como una herramienta en una campaña política». 

«Que quieran una discusión únicamente para ganar votos o para que otro partido los pierda y que sus aportes en este debate en ningún momento incluya la realidad, el dolor y las historias de estas mujeres es inhumano, indigno, arrogante y es un reflejo de la clase política del país. En un juego de cartas, esto no es una carta más. Deberían sentir vergüenza», recrimina la activista.

Pese a la avalancha de reacciones adversas que ha tenido incluir el tema de la despenalización del aborto en el plan de gobierno y que esto ha provocado la candidata de Libre y Manuel Zelaya Rosales intenten tomar distancia de la propuesta, Medina asegura que desde la lucha por los derechos de la mujer no han «percibido siquiera una posibilidad de sacarla. La forma que la están abordando públicamente en entrevistas o dentro de las estructuras es otra historia». 

Rodolfo Pastor Fasquelle, académico, historiador y miembro de Libre, consideró en una conversación con Contracorriente que seguramente tratar el tema del aborto, sí «puede afectar (en las votaciones). En el partido en sus más altas esferas hay un debate sobre ello, una serie de diferencias de opinión y sería ingenuo decir que no afectará, porque se trata de un país muy conservador».

Hablando concretamente de la aprobación del aborto, el exfuncionario manifestó que las causales contempladas para la aprobación son las universales y avaladas por Naciones Unidas. Afirmó que el partido no lo presenta como una opción de control natal «quiere garantizar a la mujer que necesita un aborto hacerlo en condiciones higiénicas y profesionales», argumentó. 

Las críticas y señalamientos al plan de Libre se han centrado en el planteamiento que hace referencia al aborto, pero la propuesta es mucho más amplia que eso. Uno de los ejes principales es la construcción de un Estado socialista democrático en el que el «fin supremo de la sociedad y del Estado sea el ser humano». 

En una intervención en Televicentro, el nacionalista Fernando Anduray consideró que hablar de socialismo en el país en un grave error. «(Mel) Le ha puesto la piedra más grande que le podrían haber puesto a Xiomara, esos son errores. La izquierda nunca ha sido grande en el país», afirmó.

Xiomara propone una nueva Constitución de la República para construir una nueva democracia mediante el establecimiento de una Asamblea Nacional Constituyente de la cual surja un pacto social, «que refleje una voluntad concertada en la correlación de fuerzas políticas, sociales y económicas», declara el plan de gobierno presentado Libre. 

Para el analista Efraín Díaz Arrivillaga no es extraño que al tocar temas como el socialismo democrático se generen temores. «No debe poner los pelos de punta el hecho que se habla de socialismo. Estamos en una sociedad plural. Creo que es una propuesta amplia, plural democrática y diversa, que está enmarcada dentro de los principios fundamentales de la Constitución de la República», manifestó. 

Añadió que quienes se sorprenden son los sectores conservadores y ultraconservadores que no quieren que haya un cambio en Honduras y quieren que las cosas continúen como siempre en beneficio de la corrupción. 

Respecto a lo viable que es el proyecto de Libre de no imponer más impuestos y bajar el precio de los combustibles, el analista político y catedrático universitario Efraín Díaz Arrivillaga, manifestó que es indudable que la situación fiscal del país es muy crítica, pero que si hay un gobierno honesto, una correcta asignación de recursos y recorte de gastos no ve la necesidad de aumentar la carga fiscal. «No lo veo como utópico ni irrealizable siempre y cuando se manejen adecuadamente las finanzas del país», manifestó. 

Corrupción y empleos

El lunes 20 de septiembre del 2020, el candidato de la Unoh, Salvador Nasralla presentó el borrador de su plan de gobierno para el período 2022-2026. En la presentación, Pedro Barquero, coordinador de campaña del Partido Salvador de  Honduras (PSH)  manifestó que esta no es la propuesta definitiva, pues después de esta presentación se recibirán observaciones que vengan desde los seguidores de Nasralla y la sociedad civil. «Después vamos a hacer la presentación final», dijo. 

Nasralla, un popular presentador de la televisión hondureña, entró en la carrera electoral en las elecciones de 2013, cuando compitió como candidato del Partido Anticorrupción (PAC) institución que él mismo fundó y como su nombre lo indica abanderó la lucha contra la corrupción. 

En 2017, también participó en alianza con Libre y el Pinu, después que fuera despojada del PAC, pero Nasralla continuó con el discurso anticorrupción como su carta de presentación. Y ahora, en su tercera aspiración presidencial, también su principal bandera es su ataque contra los corruptos.

Iroshka Lindaly Elvir, candidata a diputada por Francisco Morazán y esposa de Salvador Nasralla —candidato a la presidencia del país por el Partido Salvador de Honduras— tras su discurso en el lanzamiento de su campaña. San Pedro Sula, Cortes, 30 de agosto de 2021. Foto: Antonio Gutiérrez.

Nasralla planea realizar una revisión exhaustiva del gasto público y priorizar la inversión en donde se genere desarrollo, mencionó como ejemplo la agroindustria. Agregó que al final de su gobierno, el Impuesto Sobre Venta quedará en 13 %.

El tercer eje del plan de gobierno de la Unoh va enfocado en lograr una simplificación administrativa, migrar a un gobierno electrónico y buscar la  competitividad como país para lograr empleos. Todo esto se complementa con la promesa de acciones en cada departamento para atender problemas regionales.

Por ejemplo, en Cortés se habla de una red con atención primaria y especialidades. En Francisco Morazán, asegura que trabajará para  reactivar la economía, facilitando préstamos y créditos en las zonas rurales. En Copán, promete construir un hospital regional en la ciudad de La Entrada. 

Sobre  el discurso anticorrupción de Nasralla, el doctor Díaz Arrivillaga manifestó que lo ha mantenido conscientemente desde que fundó el Pac y esa ha sido su bandera de lucha: «me parece que es una bandera correcta. Este ha sido un mal enorme que se le hace al país», dice.

***

El candidato liberal Yani Rosenthal todavía no ha presentado formalmente su plan, pero en la página web de su candidatura ha colgado algunos elementos que serán parte de su visión de gobierno. Los pilares en los que se basa el plan del candidato liberal son: Crecer para generar más y mejores empleos; una Honduras incluyente y sin pobreza; más salud y educación y la recuperación de la paz y la libertad para los hondureños. 

Rosenthal también sugirió en su web un paquete de medidas para contrarrestar los estragos de Eta y Iota y los efectos de la pandemia en la economía y salud. Una de las acciones que recomienda es diseñar créditos para productos de agroexportación focalizados al pequeño productor, invertir en una estrategia de mercadeo y promover a Honduras como un centro de operaciones de manufactura en América. 

Rosenthal en sus discursos habla con especial dedicación de la generación de empleos pues al pertenecer a una familia de empresarios ha dicho conocer la fórmula para reducir el desempleo en el país.

El candidato a la presidencia del país por el Partido Liberal, Yani Rosenthal, a su llegada a la vejatoria de la ex diputada liberal por el departamento de Gracias a Dios, Carolina Echeverría, en la sede del Consejo Ejecutivo del Partido Liberal. Tegucigalpa, 26 de julio de 2021. Foto: Martín Cálix.

En una reunión en el departamento de Valle, el candidato liberal dijo a la concurrencia que en su gobierno devolvería al pueblo hondureño todas las conquistas sociales que el Partido Nacional le ha quitado y también prometió atacar de forma frontal la corrupción.

El analista Díaz Arrivillaga sostiene que temas como la generación de empleos y  nuevas inversiones siempre han estado en agenda: «El problema fundamental es cómo generamos un clima de inversiones que pueda impulsar la creación de empresas y la innovación», dijo y añadió que la inversión no vendrá aquí si no hay las condiciones adecuadas y reconoció que en la creación de nuevos empleos habrá acuerdo total, «lo que necesita innovación es cómo generarlos». 

«Papi es diferente»

Desde el discurso de los voceros y activistas del Partido Nacional retumba el eslogan de la campaña de Nasry Asfura: «Papi es diferente». Hasta ahora es la propuesta más recurrente alrededor del candidato oficial, quien todavía no ha presentado un plan de gobierno. 

En reiteradas ocasiones ha dicho que su objetivo es trabajar por Honduras y en una caminata por los municipios de Talanga, Vallecillo y Guaimaca en Francisco Morazán manifestó que su carta de presentación es el trabajo realizado como alcalde de la capital. «No es con insultos ni ver de menos a otro que salir adelante pues solo unidos los hondureños lo lograremos», afirmó.

Uno de los voceros del Partido Nacional, Fernando Anduray, declaró en Canal 5, que esta institución política tiene una propuesta de gobierno y hará un acto especial para presentarlo. «Recuerden que Tito es diferente, un hombre de resultados y es lo que va a exponer en su programa», le dijo a periodista Renato Álvarez.

Anduray también manifestó que el plan del Partido Nacional está reflejada la «experiencia práctica de la realidad nacional, en las propuestas de los otros partidos hay cosas que hasta ahora se dan cuenta», afirmó 

El analista Díaz Arrivillaga no encuentra las diferencias entre la candidatura de Nasry Asfura y la cúpula que actualmente gobierna al país: «es el candidato del oficialismo, el representante del continuismo, me parece que está claro, ¿cómo va a ser diferente?», se pregunta. 

Sostuvo que no puede negar las cualidades personales que pueda tener el candidato Asfura, pero  tampoco se puede negar «que es el representante de todo esto que hemos venido hablando de la corrupción, del mal gobierno que hemos tenido. Él lo representa», concluyó. 

De las propuestas de los cuatro partidos que al momento muestran más aceptación en los sondeos de opinión manifestó en el caso de Libre ha presentado una propuesta que podrá tener críticas, pero esa es la forma que el partido piensa. Sobre Nasralla afirmó que ha sido bastante consistente en el combate a la corrupción desde que irrumpió en la política. 

«En el caso del Partido Nacional, solo puedo opinar que es básicamente la continuidad de lo mismo porque no he escuchado nada distinto del candidato Asfura, además, parece que ha sido un candidato opaco, no ha sido él quien ha hablado más si no el propio gobernante», afirmó Arrivillaga.

Nos encontramos a dos meses de las elecciones de noviembre de 2021. Los partidos de reciente creación como Libre y el PSH han presentado planes de gobiernos, mientras que los tradicionales todavía no lo han hecho como ha sido su comportamiento histórico.

Allan Bu Author
  • Publicaciones
Sobre
Periodista y libre pensador.
Fotógrafo
Total Posts: 77
Escritor y fotoperiodista. Actualmente director de fotografía en Contracorriente.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.