Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

Roatán: una micro nación a la venta

Islas de la Bahía es el destino turístico por excelencia tanto para hondureños como para extranjeros y es también el territorio designado para la creación de Próspera, una Zona de Empleo y Desarrollo (ZEDE). Esta iniciativa fue puesta en marcha en mayo de 2020, mientras la población hondureña se concentraba en sobrevivir al tercer mes de confinamiento por la pandemia de COVID-19.

Texto: Lizz Gabriela Mejía

Fotografía: Deiby Yánes/ Archivo

«¿Te perdiste el Carnaval y tienes curiosidad por las Ciudades Privadas Libres? ¡Hay una solución para ambos! El viaje para inversionistas de Sin Estado 2020 es al país centroamericano Honduras. Conocido por la tasa de homicidios más alta del mundo occidental, sigue siendo un lugar atractivo para vivir e invertir. Al obtener residencia, incluso puedes esperar la exención de impuestos sobre los ingresos extranjeros», con esta entradilla se promueve Roatán como el lugar perfecto para invertir sin pagar impuestos. El blog Staatenlos (Sin Estado), del suizo Christoph Heuermann, promueve en Suiza, Alemania y Austria (la región DACH) una combinación de turismo e inversiones en ciudades libres de impuestos, una de ellas es Roatán, en donde se ha puesto en marcha la ciudad modelo Próspera. 

Próspera Economic Development Platform,  es un proyecto acogido bajo la Ley Orgánica de las ZEDE, decreto legislativo número 236 del 24 de enero de 2013. Con el desarrollo de este proyecto, se crearía la primera ciudad modelo en Honduras que ha prometido turismo médico, educación superior y viviendas vanguardistas y sostenibles, también fortalecimiento y diversificación de la economía de la isla. Además, los socios de esta empresa esperan que distintas empresas nacionales e internacionales tengan éxito en esta jurisdicción.

Las ZEDE son áreas del territorio nacional que están sujetas a un régimen distinto o especial, donde los inversionistas extranjeros y nacionales estarían a cargo de la seguridad, resolución de conflictos y la política fiscal. Las únicas leyes nacionales aplicables en este pequeño territorio son la Constitución de la República y el Código Penal. En otras palabras, es una porción de Honduras que se convierte en un enclave.

La ZEDE que planifican desarrollar en Islas de la Bahía no es la primera ciudad modelo que se intenta materializar en el territorio hondureño. Entre 2013 y 2017, el sur del país fue seleccionado para crear empleos y atraer la inversión extranjera a través de esta modalidad. En los municipios de Amapala, Goascorán y Alianza daría inicio el megaproyecto que prometía la atracción de turismo y un centro logístico en el  departamento del Valle. Esta idea tenía el visto bueno de la República de Corea del Sur, incluso, se firmó un tratado y se realizaron estudios de factibilidad para mostrar la seriedad del proyecto. Sin embargo, la ZEDE no se concretó. 

Honduras Próspera LLC, antes llamada Sociedad para el Desarrollo Socioeconómico de Honduras, inscrita en Delaware, Estados Unidos en 2017, asegura en sus cuentas de redes sociales y el portal prospera.hn que este sería el primer Distrito Próspera en Honduras, pero que La Ceiba es otro punto del país en el que esperan crear otra ZEDE*, en la que se desarrollará un parque industrial, con la asesoría de una empresa consultora alemana.

Según la página web del proyecto: «Próspera se asocia con gobiernos como el de Honduras para promover y operar Distritos de Desarrollo Económico, similares a Zonas Económicas Especiales (ZEE). Estos distritos están integrados con las comunidades locales y tienen una gobernanza y una reglamentación semiautónomas. Con un marco legal de derecho común, reglamentaciones familiares y flexibles, una declaración de derechos, impuestos bajos y protección del medio ambiente, Próspera permite a los empresarios resolver problemas de manera estructural y responsable para el pueblo de Honduras y del resto del mundo».

En redes sociales y notas publicadas en las páginas web de los socios de la empresa, han dicho que se estima la atracción de más de 500 millones de dólares de inversión extranjera y la creación de 10 000 empleos a lo largo de los 5 años en los que se ejecutará el plan. Erick Brimen, venezolano, presidente del Consejo Ejecutivo de Honduras Próspera LLC, explica en diversas publicaciones de LinkedIn y Twitter que en este consorcio de inversionistas internacionales hay centroamericanos aportando económicamente al desarrollo de la iniciativa, pero que menos del 25 % del total del capital es de inversionistas hondureños. 

Documentos de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, muestran cifras distintas a las expuestas  por los socios de la empresa. En 2019, ofrecieron 400 000 dólares en acciones, de las cuales se vendieron 300 000 dólares. Este año pusieron a la venta 5 millones de dólares en acciones y solamente un cuarto de millón en acciones fueron vendidas. Se puede ver que el proyecto no avanza de la manera esperada y explicaría por qué han saturado las redes sociales para promocionar la ZEDE. 

Contactamos a Brimen por mensajería de Twitter para hacerle preguntas al respecto. “Por ahora estamos comenzando con 58 acres pero tenemos opción de comprar aproximadamente unas 400 acres adicionales en total para seguir creciendo más adelante como en el corredor Norte en general, con La Ceiba en particular; también Cuyamel”, Brimen explica que esta iniciativa comenzó con 10 000 000 dólares* en capital semilla y que actualmente hay alrededor de 30 inversionistas en el proyecto. Sobre la venta de acciones no dio más detalles. 

Brimen, sin embargo agregó que “Christoph no representa al grupo ni tiene rol de gerencia. Él es uno de varios compradores de acciones como un inversionista relativamente pequeño (menos del 0.5%). Principalmente a él le gusta mucho el proyecto porque reconoce que será atractivo para “digital nomad tourists” que lo siguen a el en sus blogs”, refiriéndose a lo publicado en el blog Staatenlos de Christoph Heuermann.*

El desarrollo de esta ciudad modelo se dividió en 3 fases. La primera parte será Próspera Village, un espacio de 23.47 hectáreas en las que se desarrollarán viviendas. La formación empresarial y la aceleración de los negocios es otro de los objetivos a cumplir en la primera fase. El terreno a utilizar fue transferido a Próspera ZEDE y está listo para iniciar con la construcción de la infraestructura, indica el sitio web. 

Algunos pobladores de Roatán comentan que esas tierras fueron adquiridas a través de vendedores privados y que la empresa ha tratado de hacer negocios con varios empresarios y habitantes de la zona para la compra de más terrenos. Brimen asegura que la compra / venta de tierras se ha hecho legalmente, entre partes privadas y que han adquirido los terrenos “de buenos vecinos buscando tener un impacto positivo socialmente inclusivo”.

La segunda fase abarca el desarrollo del Pueblo de Próspera, se trata de un plan de uso mixto compuesto de resorts, edificios educativos, un hospital privado, centros residenciales, comerciales, financieros y de negocios, parques y un paseo público frente a la playa. Esto se desarrollaría en 10 años. Para finalizar, se construirá la Ciudad de Próspera, que sigue los estándares internacionales sobre infraestructura, edificios y operaciones sostenibles. 

Vista áerea de Coxen Hole, Roatán. Foto Deiby Yanes.

La resistencia local

En diciembre de 2017, los promotores extranjeros de Próspera llegaron a la isla para reunirse y hablar con los pobladores de las zonas aledañas al terreno en el que se construiría la ciudad modelo. En un inicio, ofrecían un proyecto turístico que atraería inversión extranjera al municipio. Los lugareños, específicamente los habitantes de Crawfish Rock, no se opusieron, pues el turismo es la actividad económica más importante en esta isla y han convivido con la inversión extranjera desde hace mucho tiempo. 

Es hasta el 2020, cuando empiezan a salir notas de prensa y publicaciones en redes sociales, que los isleños se dan cuenta que Próspera no era solo una propuesta turística sino una ciudad modelo. Debido a esta situación, los patronatos empezaron a reunirse y a solicitar información acerca del proyecto que atenta con cambiar por completo su territorio.

El pasado 10 de agosto, mediante un comunicado, la federación de patronatos y distintas asociaciones civiles de la isla dieron a conocer que este proyecto ha causado incertidumbre, ya que este plan empezó a desarrollarse sin socializar o realizar una consulta popular. Agregan que se les ha violentado el derecho a conocer las consecuencias socioeconómicas, políticas y territoriales del mismo. Una de las preocupaciones expresadas es la idea de supeditarse a leyes extranjeras desconocidas, a la privación de los derechos de circulación en sus municipios y a ser expatriados dentro de su propio país por causa de utilidad pública. 

«Considerando la preocupación sentida de diferentes sectores de la población en Islas de la Bahía, ya que la ley ZEDE en los artículos 25, 26 y 28 indica que no existe garantía alguna de que la propiedad privada no será EXPROPIADA por supuesto bien común. De esta manera son valederas las inquietudes de la población de la comunidad de Crawfish Rock (pertenecientes a uno de los 9 pueblos ancestrales, los Isleños de habla Inglesa), al ser expuestos ante el inicio supuestamente del proyecto promovido por Prospera Economic Development Platform (PROSPERA.HN) en esta localidad de la isla», indica el comunicado emitido y firmado en Roatán, Islas de la Bahía.

Óscar Hendrix, miembro de uno de los patronatos, comenta que después de la publicación del comunicado, el presidente del Consejo Ejecutivo de Honduras Próspera, se reunió con el patronato de Crawfish Rock, quienes serían los vecinos inmediatos de la ZEDE en caso de que la idea se materialice, para convencerlos de apoyar la iniciativa y desligarse del documento presentado a inicios de agosto. Incluso, los promotores de la ciudad modelo enviaron un documento, con fecha del 20 de agosto de 2020, a los pobladores de Crawfish Rock en el que se establecía que el patronato se desligaba del comunicado público y estaba de acuerdo con la creación de Próspera. Los miembros del patronato no firmaron. 

«Entendemos que existen algunas preocupaciones en cuenta del actual gobierno de Honduras y las ZEDE en su generalidad. Sin embargo, estos grupos no nos representan ni estamos de acuerdo con su posición en su Comunicado Público en lo que se refiere específicamente a Próspera. Estamos trabajando activamente directamente con el Grupo Próspera, nuestra experiencia hasta ahora ha sido positiva y han apoyado a nuestra comunidad de muchas maneras desde que se convirtieron en nuestros vecinos incluso brindando a nuestros niños oportunidades educativas y a muchos de nosotros trabajos.

Agradecemos las intenciones de terceros, pero advertimos que pueden tener repercusiones negativas para nosotros y nuestra comunidad, ya que nuestros trabajos y oportunidades futuras están siendo puestos en riesgo por terceros que afirman incorrectamente representarnos. Tenemos acceso a una comunicación abierta con Próspera y plantearemos las inquietudes que tengamos, si las hay, directamente con el Grupo Próspera», indica la carta sin firma. 

El 29 de agosto se realizó la elección de la junta directiva del Patronato de Crawfish Rock. Antes de iniciar con el proceso, se informó que solo aquellos que tuvieran 3 años o más viviendo en la zona podrían elegir o ser electos para formar parte de la directiva. Rosa Danelia Hendrix, presidenta de la Federación de Patronatos de Islas de la Bahía, dio a conocer que a pesar de haber socializado el lineamiento mencionado anteriormente, un joven que vive fuera de Crawfish Rock y trabaja con Próspera quiso participar en la elección. Teniendo en cuenta que no forma parte de la comunidad y hay un claro conflicto de intereses, la asamblea no lo permitió.

Estos ciudadanos también temen que esta ciudad modelo se expanda por el casco urbano de Roatán, ya que otra empresa ha solicitado permisos para una ciudad modelo en el municipio de José Santos Guardiola.

Cruceros en Mahogany Bay, Roatán, Islas de la Bahía. Foto Deiby Yanes

Christoph Heuermann, inversionista de Próspera y promotor de estos proyectos en su blog Staatenlos, comentó a Mikkel Throup en el podcast The Expat Money Show, que la idea es expandirse lo más que puedan: «empezamos con un poco de tierra en Roatán, pero quizás después de algunos años tengamos toda la isla, luego las islas vecinas y parte del continente, y luego nos convertimos en un país (…), el próximo Singapur, Hong Kong». Estas declaraciones fueron vertidas el 21 de febrero de 2019. 

Un año después de la participación en el podcast, Heuermann, promocionaba en su blog una excursión para inversionistas a una isla fértil para inversiones, ya que cuenta con el proyecto de ciudades libres más avanzado a nivel mundial, refiriéndose a Próspera en Roatán. 

La gira por el Caribe hondureño incluía bucear en la zona de los arrecifes de coral, conocer la playa, disfrutar de la vida nocturna en West End, conocer Utila y Cayos Cochinos. Pero el objetivo primordial era reunirse con los promotores de la ZEDE para informarse sobre los antecedentes de Próspera y visitar el terreno en el que se construirá la ciudad modelo.

A esto se suma una visita a Santa Elena, una pequeña isla que mide alrededor de 3 kilómetros de largo y 1.5 de ancho, en la que inversionistas suizos, alemanes y austriacos planifican crear una «micronación» que se especializa en educación y será una extensión de la ZEDE Próspera. Esta isla es la quinta más grande del archipiélago de Islas de la Bahía, cuenta con pocos habitantes y actualmente no es un destino turístico popular.

Un documento publicado por Christoph Heuermann, indica que 3 empresas de Alemania, Austria y Suiza han comprado la parte sin desarrollar del oriente de la isla de Santa Elena,  un terreno con playa de aproximadamente 5 acres. Agregan que esto no se trata de cualquier proyecto, sino de un territorio con un acuerdo de asociación con las ZEDE en Roatán. La conexión a esta zona especial, aún no ofrecida, será preparada por la asociación en la que todos los consultores e inversionistas del proyecto principal son parte de la ZEDE. Los contribuyentes activos son Marc-Felix Otto de la empresa Advisory House, Rahim Taghizadegan del Instituto de Investigación Scholarium y Christoph Heuermann, quien se dedica a invertir en ciudades privadas. 

Más que contradicciones en el ámbito legal, estos proyectos son la expresión de una política de Estado dispuesta a entregar territorio nacional al mejor postor, sin controles, con absoluta autonomía y libertad. La ley orgánica que regula estas zonas indica en su primer artículo que estas son parte inalienable del Estado de Honduras, sujetas a la Constitución de la República y al gobierno nacional. Sin embargo, los inversionistas y promotores de los megaproyectos hacen ver que ellos son los dueños de los territorios en los que serán desarrolladas estas ciudades y que tienen el derecho de imponer un sistema de justicia y policía propio y autónomo. 

Para el abogado hondureño Julio Gaborit, las ZEDE violentan la normativa legal  del país, a pesar de que este territorio siempre va a regirse por la Constitución de la República y el Código Penal. «Es como tener una casa y una persona propone comprar, no alquilar, una habitación en la que va a hacer lo que más le guste, sin importar las reglas que se hayan establecido en la casa», explica Gaborit. Agrega que puede haber conflictos entre la Constitución, los tratados internacionales y las leyes internas de la ciudad modelo.

Gaborit comenta que la manera en la que se explican las ZEDE en la ley orgánica, deja un vacío con el tema de los poderes del Estado, porque si hay una normativa interna aplicable solamente a ese territorio, tendría que crearse un poder legislativo para esta ciudad modelo, o si los asuntos legales de la zona serán evacuados, a través de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, o si formarán un poder judicial aparte. «Solo porque se haya aprobado esta ley vía decreto legislativo, con el voto de los diputados, no implica que sea correcto. Así se han aprobado más leyes inconstitucionales e ilegales que afectan al país», puntualizó. 

Recomendamos este reportaje de El Faro.net: Honduras y su experimento libertario en el golfo de Fonseca

Arquitectura sostenible, obras inaccesibles

El consorcio Zaha Hadid Architects (ZHA), en colaboración con AKT II y Hilson Moran Partnership, será el encargado de la construcción de las viviendas que estarán disponibles para los que estén interesados en habitar la ZEDE de Roatán. Las residencias Roatán Próspera, van desde pequeños apartamentos tipo estudio hasta casas familiares, y serán construidas a partir de materiales prefabricados de madera cultivada en la localidad. De acuerdo con ZHA, las residencias están diseñadas para atender las necesidades de los propietarios, por lo que el consorcio eligió la ubicación de los muebles, materiales, y la distribución de los interiores.

En teoría, el proyecto cuenta con aspectos ecológicos que incluyen la recolección de agua —mediante un tipo de sistema de deshumidificación— y paneles solares integrados que se conectarán a las baterías para almacenar electricidad, que también funcionarán como toldos de sombreado. El consorcio encargado de ejecutar el proyecto asegura en su propuesta que hacen un uso adecuado de la tecnología y que los desechos, la contaminación, la huella de carbono y la energía pueden reducirse mientras se logra una mejor calidad de construcción.

La arquitecta hondureña Fernanda Aguilar, comenta que a pesar de la propuesta vanguardista y ecológica que presenta el consorcio ZHA, es muy bien sabido en el mundo de la arquitectura que estos diseños y proyectos no son factibles, pues suelen ser costosos por su belleza y el mantenimiento que necesitan, son infraestructuras para una minoría, si es que pueden financiarlos.  

Aguilar asegura que «no cabe duda de que las obras de Zaha Hadid son impresionantes, pero su mantenimiento y el impacto ambiental suelen ser un problema. Se sabe de edificios en los que el presupuesto no dio abasto al momento de mantenerlo, incluso hay dos proyectos que fueron demolidos por ser económicamente inviables». Agregó que en Honduras estas edificaciones serían un fracaso porque requieren un alto presupuesto, mano de obra calificada y un alto riesgo laboral. 

Un ejemplo del riesgo laboral en las obras diseñadas por el consorcio ZHA, es la construcción del estadio Al Wakrah de Qatar, que será utilizado para la Copa del Mundo 2022. Oficialmente se comunicó la muerte de 3 obreros, debido a accidentes laborales. Algunas fuentes indican que son muchos más los trabajadores que han perdido la vida. Asociaciones humanitarias como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, han difundido comunicados denunciando las pésimas condiciones laborales en la construcción de estos estadios.

El centro Heydar Aliyev es otra obra invasiva y costosa que excluye a la mayor parte de la población, Hadid trabajó en ese proyecto con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, para ayudar a transformar la ciudad capital del país asiático en el próximo referente de la cultura mundial. El diseño para este centro, que lleva el nombre del padre del presidente Aliyev, ganó el premio al Diseño del Año 2014 del London Design Museum, mientras 250 familias fueron expulsadas de sus hogares para dar paso a la materialización del diseño que deleitó a los críticos de la arquitectura. 

Brimen, por su parte asegura que  “absolutamente no se puede hacer daño al arrecife, hay que respetar las zonas protegidas, y hay que replantar árboles que se corten x2; adicionalmente se está estableciendo un comité de adopción de mejores prácticas adicionales”, además explicó que los precios de las casas irán entre 25 000 dólares y 1 000 000 de dólares. “Anticipamos que las que se venderán más estarán entre $50k y $100k (para jóvenes profesionales), se empezarán a entregar viviendas antes de que acabe el 2021”, explicó a través de sus respuestas a nuestras preguntas en la mensajería de twitter. 

Roatán en la pandemia

Por ser un departamento cuya economía depende del turismo, Islas de la Bahía se ha visto sumamente afectado durante los casi 6 meses de la pandemia por COVID-19 en Honduras. La disminución de turistas y cruceros ha dejado a muchos de los habitantes sin ingresos fijos. Según el presidente de la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras, Menotti Maradiaga,  en declaraciones brindadas a distintos medios de comunicación, el sector turismo ha dejado de percibir alrededor de 600 millones de lempiras al día, situación que pone en riesgo la estabilidad laboral de un estimado de 150 000 empleados. 

Rony Alemán, empresario de la ciudad de Roatán explica que la cuarentena fue un duro golpe a su economía, tanto en su negocio como a nivel familiar. «Nos hemos visto muy afectados, lastimosamente los cruceros no están entrando, lo que significa que el transporte turístico está parado», explica Alemán, quien se dedica a brindar el servicio de transporte a los turistas que llegan a vacacionar a la isla. También menciona que los hoteles han estado alojando únicamente a nacionales que regresaron del exterior por la ausencia de veraneantes. 

En cuanto a la apertura económica de este sector —anunciada por la ministra Nicole Marrder, a mediados de agosto— el empresario comenta que la afluencia de turistas es mínima, ya que solo han ingresado ciudadanos hondureños. Agregó que están a la espera de que el ferri vuelva a funcionar normalmente, ya que los turistas han estado entrando solamente vía aérea en viajes onerosos, lo que implica menos turistas. 

Muchos pequeños y medianos empresarios, como Alemán, están sufriendo las consecuencias de un cierre total de país que no fue planificado y que tampoco ofreció soluciones o alivios verdaderos a aquellos que viven del turismo. 

A esto se suma la situación precaria del Hospital Público de Roatán, que al inicio de la emergencia sanitaria no contaba con los insumos de bioseguridad necesarios para atender pacientes y proteger al personal médico. Hasta que se confirmó el primer caso de COVID-19 en la isla, las autoridades sanitarias comenzaron a tomar en serio la situación. En cuanto a la unidad de coronavirus del hospital, el espacio es reducido y solamente puede albergar a 15 o 20 pacientes. Debido a la poca capacidad de esta sala, se habilitó otra en la que se le puede dar atención a 30 pacientes más. 

A pesar de ser el hogar de más de 50 000 personas y  el destino turístico por excelencia en Honduras, Roatán no cuenta con la infraestructura hospitalaria adecuada para atender a su población, mucho menos para una pandemia. Un hospital y 2 centros de salud son los únicos establecimientos de salud que están a la orden para todos los habitantes. Solo aquellos que tienen una mejor posición económica, pueden acudir a la clínica privada que está en la isla.  

Mediante comunicados, elección de juntas directivas y reuniones, los pobladores de Crawfish Rock han mostrado su preocupación y desconcierto. Óscar Hendrix califica de sospechosa la manera de proceder de estos empresarios involucrados en el desarrollo de la ZEDE, ya que, en plena pandemia, cuando la mayoría de la población está en casa y no cuenta con los medios o recursos para manifestarse, sale a la luz la iniciativa de crearla atentando contra la normativa interna establecida en la isla. A pesar del encierro, Hendrix asegura que «la gente ya está enfilada, porque siente que no fueron sinceros con la población y que están viéndoles la cara». 

Mientras tanto, Staatenlos ofrece trabajo a austriacos, suizos o alemanes que quieran ir a vivir a Roatán y ser una especie de capataces europeos de un proyecto habitacional en playas vírgenes en la isla de un país que entrega su territorio para enclaves libres de impuestos, con su propia ley y policía. Unsere mikronation, nuestra micro nación, la llaman para atraer inversionistas y aventureros que, como en las películas western, estén dispuestos a vivir en la ciudad modelo de uno de los países más pobres, violentos y corruptos del mundo.

Aclaración:

*La ZEDE en La Ceiba será un distrito dentro de la misma ZEDE Próspera de Roatán.

*En el texto publicado el pasado miércoles 2 de septiembre se colocó por error que el capital semilla de Próspera fue de 10 000 dólares, sin embargo la cifra real es de 10 millones de dólares.

*En el texto publicado el pasado miércoles 2 de septiembre no se colocó la respuesta que el señor Erick Brimen dio con respecto a las opiniones del inversionista Christoph Heuermann, sin embargo en la nota no se menciona en ningún punto que éste último sea vocero del proyecto. Sus opiniones son relevantes por la atracción que hace de turistas, la oferta de trabajo a extranjeros dentro del proyecto y porque es un accionista del mismo.

Sobre
Periodista aficionada a las historias de crimen real, sucesos paranormales y ufología.
Editora/Periodista
Total Posts: 68
Correctora de estilo
Total Posts: 13
2 septiembre, 2020
Restaurantes entre la reapertura y el cierre inminente 
3 septiembre, 2020
La Honduras de la nueva normalidad y el continuismo del conflicto social

Comentarios

  • Walter Pavon
    REPLY

    Deberías de viajar a Shenzhen, a Xionggan para ver de lo que hablas.

    ¿ Conoces Tsing Yí ?

    Cuando viajes ese cerebro verá la vida con otra perspectiva.

    4 septiembre, 2020
    • Nancy
      REPLY

      Completamente de acuerdo con el articulo y se tengo el conocimiento de lo que ella menciona.

      20 septiembre, 2020
  • Candy
    REPLY

    Interesante, merece difusión masiva

    5 septiembre, 2020
  • Oscar
    REPLY

    Que importante es tener los ojos puestos en estos asuntos. Nada pero nada que venga del poder ejecutivo, legislativo y judicial ACTUAL es pensado para el bienestar del país y su población .

    19 septiembre, 2020
  • Oscar
    REPLY

    Muy buen trabajo periodístico, enhorabuena.

    19 septiembre, 2020
  • Nancy
    REPLY

    Las 58 acres que tienen aqui en Roatan fueron 2 millones no 10 millones, donde estara la demas inversion ?’ Deberiamos de ver todo aqui en Roatan , con nuestro respaldo y asesoria no dejaremos caminar esta horrorosidad, el 1u sept amenazaron y agredieron a nuestra comunidad. Erick Brimen es Venezolano estafador conocido, anda con 6 guardaespaldas armado aqui.

    20 septiembre, 2020
  • Nancy
    REPLY

    Master plan de Prospera son mas de 6000 acres y con 58 acres como lo ubican ?/

    20 septiembre, 2020
  • Luis
    REPLY

    A qué se refiere cuando dicen que esos territorios siempre serán soberanía de Honduras? Es una etiqueta simplemente o es realmente sujeta a las leyes de Honduras? Los hondureños estudiarán, trabajarán y gozarán de esos lucros de inversionistas extranjeros?

    24 septiembre, 2020

Comenta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.