Honduras ejecuta su programa Empleatón en torno a las ZEDE

zonas de empleo | "ZEDES" | Zedes Honduras 2021

Las estadísticas muestran que Honduras es un país sin oportunidades de empleo y ahora el Gobierno, a través de las ZEDE o zonas de empleo (como las llaman en medios de comunicación y comparecencias), promete que  solucionará este problema.

Texto y fotografías: Lizz Mejía

«La verdad es que desde que salí de mi casa le pedí a Dios, le pedí a Dios que todos los que viniéramos hoy encontremos un poquito de empleo», dijo Juan Carlos González, residente en Tegucigalpa, mientras esperaba su turno para entregar su hoja de vida para una oportunidad laboral en las instalaciones del Instituto de Formación Profesional (Infop), en Tegucigalpa, Francisco Morazán, durante un evento denominado «Empleatón».

Juan Carlos González no trabaja desde 2018 y ha sido su esposa, con un empleo a medio tiempo, quien ha mantenido el hogar desde entonces. «Yo espero que no solo yo tenga la oportunidad, sino todos, porque aquí, como usted sabe, somos bastantes los desempleados y más que todo, la canasta básica también es un volumen bastante grande», agregó el ciudadano. 

Durante tres días, el Infop fue la sede del evento denominado «Empleatón», a través del cual la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social ha prometido brindar un puesto de trabajo a la población que está desempleada. «El Empleatón es una actividad que se está realizando para ofrecer plazas de empleo, a través de la unión de esfuerzos entre el Gobierno de la República y la empresa privada», explicó una de las encargadas del evento. 

Roberto Cardona, director del Infop, expresó: «Lo que estamos promoviendo aquí, por una iniciativa del presidente Juan Orlando Hernández, que son las zonas de empleo. En este momento en el país tenemos varias zonas de empleo, una de ellas es en San Marcos de Colón en donde se están contratando 2700 personas en la parte agroindustrial. La otra es en los aeropuertos, tanto en La Lima como en Comayagua», haciendo referencia al Aeropuerto Ramón Villeda Morales y al Aeropuerto de Palmerola que según estima el Gobierno, empezará a operar a mediados del mes de octubre. 

Existen más de 2000 plazas vacantes entre Tegucigalpa y Comayagua, zona central de Honduras, tanto en la empresa privada como en el Gobierno, afirmaron quienes organizaron el evento. En el departamento de Choluteca, zona sur, se estima un total de 21,000 plazas de empleo. 

Al consultar si este evento está relacionado con las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), el personal de Infop y de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social aclaró: «No lo manejamos como ZEDE, sino como zonas de empleo porque las ZEDE han sido un tema controversial, pero en realidad sí, estas son oportunidades laborales en estas zonas». 

Le recomendamos: Movilización nacional por la derogación de las ZEDE.

Actualmente se construyen 3 ZEDE en distintas regiones del territorio nacional. La primera en ser aprobada fue Próspera, que se edifica en Roatán, Islas de la Bahía, y, según sus promotores, está destinada a atraer turismo y empresas dedicadas a la tecnología. Por otro lado, en el municipio de Choloma se construye Ciudad Morazán, que será hogar de varias empresas y tendrá residencias para pobladores que deseen vivir en ella.. Por último, en San Marcos de Colón, Choluteca, dos empresarios pusieron en marcha la ZEDE Orquídea que está orientada a la agroindustria alimentaria. Se maneja la existencia de una cuarta ZEDE llamada Mariposa, hasta ahora no se ha brindado información de su ubicación pero estará orientada a temas de turismo médico y homeopatía. 

El subsecretario de relaciones laborales de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, Mario Villanueva, comentó a Contracorriente que «el objetivo primordial es cubrir la necesidad de empleo que tiene la población, nada más que la modalidad de ahora es irse por región y sacar las vacantes de esa zona publicas y privadas, se ponen en una base de datos, los ciudadanos dan su información y se comparan con las vacantes en la base de datos y se hace la vinculación», y agregó que se encuentran llenando las vacantes del Gobierno y las que dan las cámaras de comercio de cada región.

Villanueva dijo que el Empleatón sí está relacionado, de manera indirecta a las ZEDE, ya que la nueva inversión que está llegando a Honduras está introduciendo sus vacantes a este proyecto. «Por ejemplo, en Choluteca se presentaron 21,000 vacantes para los próximos seis meses», aseguró el subsecretario.

Empleo ZEDE | ZEDES 2021
Dos ciudadanos son atendidos por personal de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social después de entregar sus hojas de vida. Infop, Tegucigalpa, Francisco Morazán, 3 de septiembre de 2021. Foto: Lizz Mejía

Según una nota de Forbes Centroamérica, las autoridades de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social se habían propuesto crear 150,000 puestos de trabajo anualmente, para lograr 600,000 empleos para el final del segundo período presidencial de Hernández. Sin embargo, solo se generaron 16,900 trabajos. Desde 2013, cuando se aprobó la ley orgánica de las ZEDE, se prometió a la población que estas zonas traerán desarrollo y empleo para la población, pero hasta ahora no se ha visto que ese sea el caso.

Este medio de comunicación se contactó con  Ricardo Lardizábal, gerente de Agro Alpha (empresa agrícola que funcionará en la ZEDE Orquídea en San Marcos de Colón), quien indicó que este año necesitarán 930 empleados y planifican tener 3000 al cumplir cuatro años en funcionamiento, además, comentó que las vacantes mencionadas por Villanueva son en otras empresas.

El economista Ismael Zepeda del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras habló con Contracorriente acerca del desempleo en el país y explicó que «lo que está reportando el Instituto Nacional de Estadística (INE) es que para el cierre de 2020 la tasa de desempleo abierta llegó a más del 11 % aproximadamente, que corresponde a la población económicamente activa, alrededor de unas 4,100,000 personas aproximadamente».  Esto implica que un poco más de medio millón de hondureños se encuentran en condiciones de desempleo. 

A la estadística de los hondureños desempleados, se suman los subempleados, o sea, aquellos que trabajan jornadas laborales de ocho horas y perciben salarios por debajo de lo que indica la ley. Zepeda asegura que alrededor del 65 % de los hondureños económicamente activos cae en esa categoría. El desempleo desemboca en la pobreza, sobre todo porque en el sentido amplio de medición de la pobreza, y de manera estándar a nivel mundial, se hace a través del ingreso. Entonces, cuando las personas perciben por debajo del salario mínimo, no se puede costear la canasta básica real con los altos precios que hay. 

Según la encuesta telefónica realizada por el INE, en 2020 la población nacional que está en edad de trabajar (de 15 años en adelante), representa el 73.8 %, pero solo el 43.8 % es económicamente activa. Los datos del Gobierno indican que 3,655,653 hondureños están ocupados: el 23.4 % trabaja en la agricultura, el 18.7 % está en el comercio, mientras en la industria está el 16.2 %. Lo anterior, concentra el 58.3 % de los empleados. 

Juan Carlos López, quien asistió a Infop en busca de un empleo comentó que en 2018 fue la última vez que trabajó y durante la pandemia no ha podido encontrar un empleo. Comentó que su esposa trabajaba en la Asociación Hondureña de Planificación de Familia (Ashonplafa), pero fue suspendida en abril de 2020 y toda la familia decidió irse a Yuscarán, de donde es oriunda su pareja. Durante casi un año, él estuvo trabajando con su suegro, en el campo, mientras su esposa regresaba a Tegucigalpa en diciembre de 2020 porque fue reintegrada al centro hospitalario. Juan Carlos cuenta que él regresó a Tegucigalpa cuando su hijo retornó a clases virtuales. 

Al preguntarle qué opina de las ZEDE, dice que hay que ver si tiene buenas oportunidades de empleo y agregó: «La empresa privada, por la edad, a uno no lo contrata, porque ya lo miran viejo».

Debido a la pandemia, no hay datos oficiales de desempleo en todos los rubros, explica el economista Zepeda, quien agrega que hizo falta fondos para desarrollar por completo la encuesta realizada todos los años por el INE. «Se habla de un 70 % de personas en condiciones de pobreza, estamos hablando de un poco más de 7 personas por cada 10 están bien por debajo de la línea de la pobreza», indica Zepeda.

«Es importante mencionar que la estructura de la población es predominantemente joven, esto incide en que cada persona ocupada tiene que mantener en promedio a 2.6 personas. Con los ocupados que sí declaran recibir ingresos a cambio de su trabajo», indica textualmente el Resumen Ejecutivo de la XXIV Encuesta Permanente de Hogares del INE. Según este informe, el sector público tiene menos empleados que el sector privado, a pesar de esto, los salarios en empleos de Gobierno son mayores que los devengados en la empresa privada. Se estimó un ingreso promedio por trabajo, a nivel nacional, de HNL 7126 por mes; este monto es mayor en el área urbana donde el ingreso es de HNL 8877, a diferencia del área rural con HNL 4,766.

Mientras esperaba a ser atendido, Norman Argeñal comentó a Contracorriente que tiene alrededor de dos años sin trabajar, a pesar de haber enviado su hoja de vida durante el último año. Al consultarle si las ZEDE son una opción para el desarrollo, respondió que estas funcionan. «Tuve la oportunidad de conocer la ZEDE más grande del planeta y cómo funciona, estuve allá 7 meses y vi cómo funciona el sistema. Comenzó como un pueblo pesquero lleno de pantanos y ahora tiene 20 millones de habitantes y es el Silicon Valley del mundo, ahí fabrican todos los teléfonos celulares», dijo Argeñal refiriéndose a la subprovincia de Shenzhen, en China. 

Zepeda se refiere a las ZEDE y asegura que el tema de las ZEDE es «bien áspero, no va a funcionar muy bien. Es crear islas de prosperidad para agentes individuales, para oligarcas, para élites económicas y políticas».

Para finalizar, Ismael Zepeda explicó que «las ZEDE —como la mayoría de las cosas que está haciendo este Gobierno en los últimos 11 años— no son para reducir el desempleo o para reducir la pobreza y la desigualdad, sino todo lo contrario, para favorecer el pequeño grupo».

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.