Familiares de hondureños rescatados en México piden apoyo para solicitar refugio en los Estados Unidos

secuestrados en México migrantes rescatados solicitar refugio en los Estados Unidos Familiares de hondureños rescatados en México piden apoyo para solicitar refugio en los Estados Unidos2023

Una familia de siete hondureños migrantes secuestrados en México fue parte de un grupo de migrantes rescatados por las autoridades mexicanas el pasado 25 de febrero. Quienes se quedaron en Honduras esperan ahora que sus familiares no regresen y en cambio busquen asilo en los Estados Unidos. 


Texto: María Celeste Maradiaga
Fotografías: Jorge Cabrera

María de los Ángeles Rivera realizó una toma de carretera el pasado 25 de febrero junto a un grupo de familiares para pedir dinero. Necesitaba más de 800 mil lempiras (USD 35,000) para cumplir con el rescate de su hijo Darwin, de su nuera y de cinco nietos que habían sido secuestrados en México en su camino como migrantes indocumentados hacia los Estados Unidos. Ese mismo día, horas después, recibió la noticia de que sus parientes habían sido rescatados por las autoridades mexicanas.

«Teníamos media hora de estar ahí cuando recibimos la noticia. En ese momento nos vinimos para la casa porque no necesitábamos continuar pidiéndole a la gente, y sentimos alivio porque un día antes nos habían mandado unas imágenes horribles», recordó doña María. En ese momento ella prefirió no ver las imágenes que los secuestradores le habían enviado a su hija menor y a Melissa, una de sus nueras, pero eran la advertencia de que si no enviaban los casi 864 mil lempiras algo terrible le pasaría a sus seres queridos. 

Para ese entonces, su hijo, nuera y nietos llevaban ya 17 días de haber sido secuestrados y María, su familia y la familia de Kenia, ya habían realizado tres depósitos a los captores: 100 mil lempiras el primero, 160 mil el segundo y el tercero por 14 mil lempiras, lo que suma un total de 274 mil lempiras (aproximadamente 11,102 dólares). Aún así, los secuestradores amenazaron con vender a los menores de edad si no cumplían con el pago requerido, estaban pidiendo 5 mil dólares por persona. 

Además de tener a su hijo y su familia secuestrados, los delincuentes tenían en su poder a Antonio Rivera (20) y Alejandro Rivera (16), ambos sobrinos de Darwin y también nietos suyos. Para liberarlos, los secuestradores también pedían 5 mil dólares por cada uno.

La Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional de Hondurasinformó que la Fiscalía mexicana liberó ese 25 de febrero a 32 personas de nacionalidad afgana, venezolana y hondureña y a otras tres personas «involucradas» con la ejecución del secuestro. Además de la familia de Darwin, el reporte de Cancillería señaló que otros seis hondureños fueron liberados.

Tras escuchar esta noticia, María y su familia se calmaron y pensaron que era imposible que sus familiares regresaran a Honduras, porque para huir de este país, tuvieron que vender la casa y todo lo que tenían.

«Ellos corren peligro, aún en México, ahí es tremendo lo que ellos vivieron, y si mi hijo vuelve para acá ¿a dónde va a vivir si la casa se vendió? Yo les vendí todo por la situación que estábamos pasando», expresó doña María refiriéndose a la desesperación por conseguir el dinero para el rescate de su hijo y su familia. Además, la señora de 60 años mencionó que Antonio y Alejandro, los nietos mayores, también habían migrado porque en Honduras eran perseguidos, aunque no especificó quiénes los estaban persiguiendo ni por qué. 

María aseguró que la única manera en que la familia de su hijo puede estar segura es viviendo en los Estados Unidos, esto debido a que los siete hondureños no quieren permanecer en México, pues fue el país donde fueron secuestrados. Hasta el momento, las autoridades mexicanas no han anunciado oficialmente si brindarán refugio a la familia hondureña o si estos serán deportados.

Darwin junto a su hijo mayor, Ronald, y sus sobrinos Antonio y Alejandro, trabajaban en el crematorio municipal del Distrito Central. Doña María aseguró que ella también ha trabajado en el crematorio ocasionalmente debido a la situación de pobreza en la que vive la familia.

«Aquí no se encuentra trabajo, entonces él trabajaba ahí, ahí recolectaba latas», reveló doña María.

secuestrados en México migrantes rescatados solicitar refugio en los Estados Unidos Familiares de hondureños rescatados en México piden apoyo para solicitar refugio en los Estados Unidos2023
La familia vivió momentos de zozobra por el secuestro, hoy ya se encuentran en libertad pero les preocupa que los deporten a Honduras, donde temen por sus vidas. Foto CC/Jorge Cabrera

Según la organización Humans Rights Watch, entre enero y septiembre de 2022, 23,146 hondureños solicitaron asilo en México, citando datos del Gobierno mexicano.

El estudio también mencionó que, según el Estado de Honduras, 72,111 hondureños fueron repatriados de forma forzosa en ese mismo periodo, una cifra mayor que en 2021. Se informó que casi todas estas personas fueron deportadas desde México y Estados Unidos proporcionalmente.

Finalmente, la organización registró que al menos 191,000 hondureños huyeron de sus hogares y se convirtieron en desplazados internos entre 2004 y 2018 debido a la violencia de pandillas y las violaciones de derechos humanos.

Previo al rescate de la familia, Héctor Amador, cónsul general de Honduras en México, explicó a Contracorriente que él presentó la denuncia ante la Fiscalía general de la República mexicana luego de que Fátima López —hermana de Kenia López, madre de la familia secuestrada—, presentara la denuncia del secuestro en la Cancillería hondureña.

«El sector fronterizo es muy peligroso, y es donde se registran más este tipo de incidentes, a veces con la complicidad de los mismos coyotes o polleros, como les llaman aquí en México [a los traficantes de personas], ellos al final los entregan a las mismas bandas criminales. Yo les digo a los hondureños que vienen acá que migrar es un derecho humano y ellos toman la decisión de si se atreven o no, pero que tengan mucho cuidado en esta ruta migratoria, aunque el destino de nuestros compatriotas no es venir a México sino que es cruzar a los Estados Unidos, pero a veces es muy complicada esta ruta y se corre mucho peligro», detalló el cónsul hondureño.

secuestrados en México migrantes rescatados solicitar refugio en los Estados Unidos Familiares de hondureños rescatados en México piden apoyo para solicitar refugio en los Estados Unidos2023
Darwin Rivera trabajaba recolectando plásticos para poder agenciarse de dinero para sustentar a su hogar. Foto CC/Jorge Cabrera

El cónsul Héctor Amador —quien es periodista de profesión—, afirmó que recibe denuncias de este tipo desde distintos puntos de Honduras, lo que le ha permitido contactar con las autoridades mexicanas y así averiguar el paradero de las personas que migran, si estas están secuestradas, desaparecidas o si han fallecido. Aun así, el cónsul explica que puede ser complicado rastrear a cada una de estas personas.

«Solo acá en el Estado de México (CDMX) hay 23 millones de habitantes» mencionó el cónsul, haciendo énfasis en lo complejo que puede ser rastrear a personas en este lugar. 

Según el listado del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal de México publicado en febrero de 2023, 14 de las 50 ciudades más peligrosas a nivel mundial pertenecen a México. En este listado están también las dos principales ciudades hondureñas, en la posición 42 figura San Pedro Sula y el Distrito Central en la posición 45.

La organización criminal que secuestró y mantuvo cautiva por 17 días a esta familia migrante se hace llamar «Los Chaparros» y tres de ellos fueron capturados por las autoridades mexicanas en Nezahualcóyotl, ciudad ubicada en la Ciudad de México (CDMX). Rubén Figueroa, líder del Movimiento Migrante Mesoamericano, explicó que muchos grupos se dedican al secuestro de migrantes y que en los últimos seis años el número de personas traficadas ha aumentado un 70 % en comparación a las que no son traficadas.

Rubén explica que los migrantes no traficados son las personas que encuentran operativos de seguridad, extorsionadores y secuestradores en la ruta migratoria, . Mientras que los migrantes que son traficados son explotados sexualmente, son víctimas de mendicidad infantil o de la extracción de órganos.

«Las rutas con tráfico de personas, mayormente son rutas controladas totalmente por el crimen organizado y autoridades corruptas y el secuestro se da en estas rutas por la gran operatividad que tienen estas personas. Para ellos traficar a personas es mucho más habitual que secuestrarlas porque tienen el control total», apuntó Rubén Figueroa para establecer una diferencia entre el tráfico de migrantes y el secuestro de estos.

Figueroa agregó que en Honduras las familias hacen actividades para recolectar el dinero solicitado por los secuestradores y que es algo que hace que estos casos sean más mediáticos. 

El cónsul Amador, argumentó que a veces la migración en Honduras no se da por falta de oportunidades o de empleo en el país, sino por la desintegración familiar. «La gente piensa que al ir a Estados Unidos va a encontrar el sueño americano y que va a resolver todos sus problemas económicos», sostuvo.

Hector Amador señaló que el trabajo bilateral entre México y Honduras para reducir la migración va por buen camino, y entre las alternativas que mencionó están los permisos de trabajo temporal que ofrece la república de México a migrantes para realizar trabajos de agricultura, por ejemplo, los permisos que van desde seis meses hasta un año, indicó el cónsul.

En su visita el 6 de mayo de 2022 a Honduras, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reafirmó el apoyo a la presidenta Xiomara Castro en la implementación de políticas para detener el flujo migratorio, lo que incluye los proyectos Sembrando Vidas y Jóvenes Construyendo el Futuro, ambos impulsados por el mandatario mexicano.

Recomendamos leer: Meses trabajando gratis, plazas vacantes y precariedad: las fallas de «Jóvenes construyendo el futuro» en Honduras

Claudia Pinto, coordinadora de la oficina de la Fundación de la Justicia de Honduras, una organización que trabaja por los derechos de los migrantes, aseguró que estos programas asistencialistas no atacan los problemas estructurales de la migración, como son la pobreza, la inseguridad y la falta de oportunidades para los jóvenes y las familias que huyen de sus países de origen.

«Honduras no les garantiza la seguridad, el Estado no les garantiza la seguridad ni el bienestar a las personas, sobre todo a jóvenes, y por eso se ven obligados a huir del país sea por las pandillas o la situación de criminalidad que existe en sus barrios y comunidades», expresó la abogada Pinto.

Pinto mencionó que la falta de coordinación entre la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Fiscalía mexicana representa un problema, pues estas dos entidades podrían implementar convenios de investigación con las autoridades mexicanas, quienes tienen un aparato estatal para responder a investigaciones precisas y oportunas.

«Sería mucho más fácil que directamente se comunicara la fiscalía de México y la fiscalía de Honduras, porque entre ellos mismos saben cómo se hacen las investigaciones y tienen acceso a datos. Que estos delitos no sucedan en el país no quiere decir que las autoridades hondureñas tengan que desligarse de la cuestión, porque el Ministerio Público [hondureño] se desliga diciendo que no le compete a ellos pues no sucedió en Honduras y que no le corresponde investigar, pero esto no quiere decir que no le corresponde dar un seguimiento al proceso», explicó Pinto.

Rubén Figueroa, del Movimiento Migrante Mesoamericano, dijo que en este caso la familia rescatada está en su derecho de exigir al Estado mexicano que sean refugiados en este país y regularizar su situación legal, pues el Estado mexicano está en la obligación de salvaguardar su integridad física.

«El peligro para las personas migrantes siempre es latente; el hecho de ser una persona migrante en tránsito es peligroso, esta ruta migratoria es una de las más peligrosas en el mundo. Las razones por las cuales las personas tienen que abandonar sus países continúan vigentes, como la inseguridad y la pobreza, es por eso que las personas migrantes siempre están en riesgo de ser traficadas», apuntó Figueroa.

Figueroa dijo que las políticas migratorias —por más que los gobernantes de los países aseguren que detendrán el flujo migratorio— siempre llevan a que las personas migrantes estén en riesgo, pues así está diseñado el sistema.

secuestrados en México migrantes rescatados solicitar refugio en los Estados Unidos Familiares de hondureños rescatados en México piden apoyo para solicitar refugio en los Estados Unidos2023
Las llamadas de los secuestradores eran angustiantes para la familia porque su exigencia era casi imposible de ser cumplida debido a que son personas de pocos recursos. Foto CC/Jorge Cabrera

Para el líder del Movimiento Migrante Mesoamericano, mientras no se combatan las causas por las cuales las personas migran o están siendo desplazadas, entre ellas, los narcogobiernos, los dictadores, el cambio climático, la corrupción y la violencia estructural y económica, no es cierto que los gobiernos tengan la intención de frenar la migración.

«Desafortunadamente, para todo el mundo es rentable la migración —argumenta Rubén—, incluso para los gobiernos, porque los gobiernos son quienes los expulsan, los persiguen, los trafican y los utilizan; el sistema así está hecho, y es rentable por las remesas, por la mano de obra barata y por el tráfico de personas entre otras cosas; es un gran negocio».

María Rivera recordó que una de las promesas de su hijo Darwin antes de migrar hacia los Estados Unidos fue garantizar una mejor calidad de vida a toda su familia en Honduras. «Vas a vivir como una reina madre» le dijo Darwin, según cuenta doña María.

El apoyo económico que le prometió su hijo ahora no es la preocupación inicial, aseguró María, aunque su situación de pobreza continúa. Ella y su familia viven en los alrededores del crematorio municipal del Distrito Central, por lo que recuerda el esfuerzo de su hijo —quien se dedicaba a recolectar latas—, antes de realizar su viaje a los Estados Unidos.

«Él [Darwin] tuvo que vender unos cerdos que estaba criando para irse, los vendió y con ese dinero se fue a buscar una mejor vida», mencionó doña María, quien además explicó que, de regresar a Honduras, son pocas las oportunidades que sus parientes tendrán para seguir adelante.

  • Publicaciones recientes
Sobre
Reportera de Actualidad en Contracorriente. Cubre temas de género, estructuras de poder, extractivismo y medioambiente, derechos sexuales y reproductivos, violencia y juventud, derechos humanos y migración. Cada día más empática gracias al periodismo que desempeña.
Total Posts: 36
De nacionalidad nicaragüense y hondureña. Fotoperiodista con 20 años de experiencia en coberturas de contenido internacional. “El fotoperiodismo está presente en mi vida desde hace más de dos década y continúa siéndolo día tras día. “
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.