Tres microrrelatos por Perla Rivera

Por Perla Rivera


Talón de Aquiles

Desconocía los sinsabores de la derrota, toda empresa era un rotundo éxito y en todo el país era reconocido por su dureza, su valentía y su poca piedad hacia el contendiente.

Una tarde mientras se miraba en el espejo, muy orgulloso, descubrió la imagen de un anciano que lo observaba sonriendo con mucha ternura, ese gesto bastó para que el guerrero omnipotente y despiadado se quebrara como la más frágil espiga.

*** 

Karma

Le llamaban el Comeculebras, pues toda serpiente que encontraba iba a parar a su gigantesca sartén azul. Su fama llegó tan lejos que un circo en Sudamérica lo contrató como su principal estrella. En uno de sus días libres salió a dar un paseo para conocer, un poco, la frondosa Selva Amazónica. La naturaleza es sabia y todo lo cobra, ese día realizó su último acto; una Anaconda sorpresivamente le salió al paso y vengó a toda su especie.

***

Eternidad

Sufría de múltiples malestares. Un día mientras las dos conversaban, vio sutilmente a los ojos de su hija y le dijo sonriendo: ¿Sabes pequeña? Cada vez que me abrazas mi vida se extiende un poco más.

Desde entonces su hija no deja de abrazarla y los malestares acabaron como por arte de magia.

Perla Rivera Author
Sobre
Nació en Ajuterique, Comayagua, Honduras. Narradora y poeta. Es licenciada en Letras y Lenguas, y en Literatura, por la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, profesora de Educación Media y Primaria.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

HISTORIAS RELACIONADAS