Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

La maquinaria política que se reestructura en San Pedro Sula

San Pedro Sula es la segunda ciudad más importante del país, su dinámica industrial hace que el acontecer político sea menos notable que el económico. Sin embargo, después de la caída de imperio de la familia Rosenthal, la maquinaria política y económica se está reestructurando. En este momento aparece Marlon Lara, el exalcalde de Puerto Cortés por el Partido Liberal como carta de la élite ahora predominante.

Con una sonrisa de oreja a oreja y saludando a todos los clientes, entró Roberto Valenzuela a un café ubicado en el centro de Puerto Cortés. Don Roberto llegó para hablar de Marlon Lara, actual diputado y candidato a la alcaldía de San Pedro Sula.

Llegar a Puerto Cortés y preguntar sobre Marlon Lara genera diversas reacciones, unos dicen que el exalcalde por tres periodos y ahora diputado del Congreso Nacional fue el mejor mandatario que ha tenido la ciudad y otros manifiestan que es un político inteligente que a pesar de ser diputado todavía sigue dominando el  municipio aún con nuevas autoridades municipales.

Lara, ingeniero Civil de profesión,  actualmente es candidato a la alcaldía de San Pedro Sula por el Partido Liberal. En su declaración patrimonial subida a la plataforma 3 de 3, declara que gana anualmente de 3 a 6 millones de lempiras provenientes de su trabajo como funcionario público pero también de actividades comerciales y agrícolas.

Luego de ser alcalde por tres ocasiones consecutivas en Puerto Cortés, llegó al Congreso Nacional y en el gobierno del expresidente Manuel Zelaya Rosales del mismo Partido Liberal fungió como ministro del Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS), siendo reprobado en este cargo por la administración de Zelaya.

En ese tiempo, el ministro de la presidencia era Yani Rosenthal, su principal contrincante dentro del Partido Liberal ya que ambos buscaban la candidatura a la presidencia después de ese periodo. Rosenthal, con un poder no solo político, sino económico a nivel nacional pero sobre todo en el norte del país, era un enemigo claro para las aspiraciones políticas de Lara, tanto a nivel nacional como a nivel local en el valle de Sula.

La figura de Lara es conocida en la política nacional como ejemplar luego de su gestión en Puerto Cortés, en este municipio el exalcalde conformó un gobierno local fuerte que aun mantiene su sucesor Allan Ramos, quien  busca su tercera reelección en el cargo. Pero su poder no se expandió hasta ahora que se ha posicionado como diputado.

Son pocas las personas que se atreven a contar un poco sobre el poder de Lara en el norte del país. Don Roberto Valenzuela es un político de antaño, tiene 82 años, fue alcalde por dos ocasiones de Puerto Cortés, derrocado por los golpes de Estado de 1961 y 1973, también fue gerente de la Empresa Nacional Portuaria (ENP) durante el gobierno liberal de Carlos Roberto Reina.

-Lara como todos sabemos es un hombre inteligente, él sabe manejar el poder y construir su estructura para alcanzar sus objetivos- inició Valenzuela.

Puerto Cortés es el puerto más importante de América Central, de ese municipio parte mercadería de todo tipo hacia varios países, la circulación de dinero es abundante, para el caso Puerto Cortés es una de las ciudades con más fondos estatales asignados para su gestión municipal, por parte del gobierno recibe el 4% del presupuesto, más el ingreso que genera el funcionamiento de la ENP y de las empresas navieras.

“Mire, Marlon es un ejemplo de cómo estructurar poder político, de cómo crecer aprovechando las oportunidades”, agregó.

Lara levantó su perfil a través de programas de desarrollo vial y asistencia social en el municipio, esto le permitió saltar de la plataforma local a la departamental, de esa forma se convirtió en diputado.

-Él dio su apoyo a Zelaya, quería ser candidato presidencial, pero tenía dentro del gobierno varios rivales-, dijo a Contra Corrien el exministro de Cultura Artes y Deportes, en el gobierno de Zelaya, el doctor Rodolfo Pastor Fasquelle.

Marlon Lara ante el conflicto que ya tenía dentro de su partido con los Rosenthal (ahora enjuiciados en Estados Unidos por vínculos con el narcotráfico), después del golpe de Estado decidió estar del lado del Rodismo en el Partido Liberal, apoyando el golpe de Estado y a Roberto Micheletti. Desde la perspectiva del historiador Fasquelle los nuevos personajes se han fundamentado en la construcción de maquinarias políticas, que fue desde 1920 una respuesta inmediata a la democratización de la sociedad.

-Las maquinarias lo que hacen es convertir al cargo público en el eje de una red de patronazgo y clientela, cuando te convertís en alcalde o cuando lo seas vas a poseer probabilidades de concesión y contrataciones para ponerlo a tu beneficio, y con eso vas a enganchar gente a tu favor para que te hagan activismo-

Las maquinarias son las que se conforman para concentrar poder, decidir quiénes son los candidatos y extender su poderío hasta donde sea posible. Todos los partidos conforman maquinarias y con ellas aglutinan poder y dinero para tomar decisiones por encima de la voluntad de la ciudadanía no organizada.

Lara es un ejemplo de esa maquinaria, la que logró consolidar en Puerto Cortés y que ahora es continuada por el alcalde Allan Ramos, representante del “Larismo” en la ciudad. Para don Rodolfo el fracaso en la aspiración de Lara a la presidencia se debió a que su maquinaria es local y no nacional.

Lara ha tenido varios padrinos políticos, uno de ellos ha sido Emil Hawit, a pesar de ser un personaje con tendencia nacionalista. Su vínculo es familiar por ser el esposo de su hermana, quien falleció en el 2010. Según registros mercantiles de empresas que brindan servicios múltiples en Cortés, adjuntas a la Cámara de Comercio, el hermano de Emil Hawit, Romel Oswaldo Hawit Medrano, es el gerente y socio de la empresa de transporte transnacional Tranycop, en Honduras,  industria que además tiene oficinas en Puerto Cortés y trae material de todo tipo al puerto proveniente de El Salvador.

-Recuerdo aquél tiempo cuando el ferrocarril nacional funcionaba en el puerto, ahora ya no, somos de los únicos puertos del mundo sin ferrocarril, y todo porque se ha promovido la privatización y ahora se hace vía terrestre- nos contó don Roberto en esta ocasión refiriéndose a empresas como Tranycop.

La familia Lara además de dedicarse a la política también ha invertido en la industria naviera, esos registros mercantiles también reflejan que su hermano Wenceslao Lara y actual candidato a diputación por Cortés a través de la Alianza de Oposición, es el gerente de la Agencia Aduanera y Naviera Profesional. Es un negocio común en Puerto Cortés, aunque solo común para los que tienen dinero para invertir en ese rubro y gracias al proceso de privatización que también ha sufrido la Empresa Nacional Portuaria.

Un gran destino: San Pedro Sula

La fractura del Partido Liberal a nivel nacional con el golpe de Estado, también se notó en la corporación municipal de San Pedro Sula. Un sector se fue con Rodolfo Padilla Sunseri, quien repudió el golpe y el otro se quedó con la tendencia conservadora del partido.

En ese momento de crisis política, Lara alcanzó la diputación por Cortés apoyado por la corriente de Roberto Micheletti, de esa forma garantizó por dos periodos incluyendo el actual ponerse al servicio de la clase empresarial de San Pedro Sula, sector que actualmente le está respondiendo con su apoyo incondicional.

Como diputado, en 2013 presentó el proyecto de Ley encaminado a reformar los límites de la Cota 200 en San Pedro Sula, medida que generó polémica, oposición y críticas contra el Poder Legislativo.

La Cota 200 es un límite establecido desde 1990 para no permitir la construcción de inmuebles en zonas que pertenecen a la Cordillera El Merendón. En ese sentido el Congreso Nacional modificó a petición de Lara el decreto 46-90 que altera la Cota y permite urbanizar donde antes era prohibido.

En el decreto se acordó excluir de la zona de reserva el tramo que va desde el Cerro Will hasta la intercepción de Cota 200 con río Armenta, también la intercepción del río Santa Ana hasta La Puerta, asimismo las colonias Lempira 1 y 2, la Colonia Fortaleza, Casa Quemada  que se dirige hasta la intercepción del río Naco de Cofradía.

Al final la reforma se realizó, y la Cota 200 se delimitó, todo fue a petición de la municipalidad de San Pedro Sula, que en ese momento era dirigida por el doctor Juan Carlos Zúniga, también del Partido Liberal.

En la actualidad el repudio de las organizaciones defensoras del ambiente sigue vigente, hablar de Marlon Lara para ellos es mencionar a un enemigo de la naturaleza.

El tema de El Merendón generó muchos anticuerpos a Lara, y se da por la importancia que tiene para San Pedro Sula El Merendón como el pulmón de la ciudad, además como la garantía de sobrevivencia de los afluentes de agua en la zona, es decir, construir ahí puede afectar al desarrollo ambiental y poblacional.

En lo profundo de la Cordillera ya hay gente habitando, quienes ante la falta de política habitacional se han trasladado al sector, que desde la perspectiva de expertos en el ambiente no debe ser poblado.

En el marco de ese contexto social, El Merendón ha sido motivo de experimento en varios ámbitos durante los últimos años. Violencia en sus comunidades, la concentración de narcolaboratorios en zonas urbanizadas en medio de la propia cordillera y también las iniciativas hidroeléctricas que se han impulsado con la oposición directa de las comunidades.

Es en medio de una realidad violenta que sobrevive El Merendón, San Pedro Sula sigue catalogada por organismos internacionales como una de las ciudades más violentas del mundo, y todas las zonas rurales y urbanas están diluidas en ese fenómeno.

Conversamos con Alex Vallejo, quien trabajó en el Instituto de Conservación Forestal, es uno de los biólogos que participó en la delimitación de la Cota 200 – La verdad no se violentó ese proceso, se respetó los límites establecidos, alrededor de esto lo que existe es una campaña mediática, pero sí le puedo decir que en ningún momento se está afectando el ambiente-

Alex comentó que hubo una confusión al momento de interpretar el contenido de la delimitación. “Ahora esto se interpreta desde el campo político, más a las puertas del proceso electoral”.

El actual alcalde de San Pedro Sula, es Armando Calidonio del Partido Nacional, exviceministro de Seguridad y cuestionado por esa gestión, una de las más violentas y en las que las instituciones de seguridad estuvieron más involucradas en el crimen organizado. Calidonio ha hecho campañas en las comunidades del Merendón y también ha sido un actor importante en los procesos de concesionamiento en temas de construcción tanto en esa zona como en toda la ciudad. No es un contrincante fácil para Lara porque cuenta con el apoyo del presidente Juan Orlando Hernández. Pero Lara tampoco está solo.

A pesar que la oposición en Alianza contra la Dictadura es la que más denuncia a Marlon Lara por la privatización del Merendón, los medios de comunicación  más influyentes en la zona son propiedad de empresarios simpatizantes del Partido Liberal que claramente inclinan sus intereses hacia Lara: la familia Canahuati, élite árabe que ha ganado terreno aún más después de la caída de los Rosenthal, al menos en el ámbito político. Marlon Lara es su pieza.

Lea también: ¿David o Goliat? a pulso el modelo Medellín en la capital industrial

En ese marco, varios proyectos de desarrollo en infraestructura se han aprobado en San Pedro Sula, vía Congreso Nacional. Uno de ellos ha sido San Pedro Sula Siglo XXI, y también la construcción de un programa habitacional privado denominado Jaraguá, complejo que se elabora en las faldas de la Cordillera El Merendón y del que en el 2015 el Ministerio Público ordenó su cancelación por irregularidades en el otorgamiento de permisos ambientales.

Sin esa modificación, Jaraguá y cualquier proyecto a escasos metros de El Merendón, no se podía concretar, la iniciativa propuesta por Lara abrió el camino para ello y ahora está en marcha.

El proyecto San Pedro Sula Siglo XXI es impulsado por inversionistas nacionales, el más poderoso ahora después de la salida de los Rosenthal de este consorcio es la Constructora William y Molina de William Frankin Hall Michelleti, primo de Roberto Micheletti, socio político de Lara.

************************

Vendedores en la calle en condiciones precarias, uno de los graves problemas del centro de San Pedro Sula.

Como todo político, Lara en este momento se encuentra en plena actividad electoral, su agenda pasa llena de compromisos, comparecencias ante empresarios, debates y medios de comunicación. Lo buscamos en reiteradas ocasiones pero en respuesta a nuestra solicitud manifestaba que  su agenda no le permitía atendernos por más de diez minutos e incluso nos preguntó que si la entrevista le costaría algo de dinero.

“Acá los medios de comunicación piden dinero para entrevistar a los políticos, algunos me vienen incluso a entrevistar a mí y luego salen corriendo a decirle las cosas a otro a cambio de dinero, generalmente le piden a los políticos y por eso los políticos piensan siempre que les quieren cobrar para ser entrevistados”, opina al respecto don Roberto Valenzuela.

Al final, Lara no nos brindó el espacio, pero sí lo hizo ante otro medios de comunicación, uno de ellos fue Televicentro en el programa “Banegas”, que dirige su correligionario Dario Banegas, diputado liberal y actual candidato a la reelección por el departamento de Cortés.

En el programa habló de varios temas, uno de ellos fue la ampliación de la Cota 200, ahí manifestó que en ningún momento propuso la iniciativa para dañar El Merendón, además dijo que es un hombre comprometido con el ambiente y que su gestión como alcalde de Cortés lo demuestra, porque fue premiado por varios organismos internacionales por proteger el río Tulián, junto a los alcaldes de Omoa y Choloma.

En su aspiración por la alcaldía ha pasado varios momentos, en las primarias fue cuestionado ganador, denunciado por su contrincante José Abastida por supuesto fraude electoral. Lara en este proceso representa la nueva cara del liberalismo en San Pedro Sula, un partido que desde el golpe de Estado se vio debilitado con la fragmentación de sus simpatizantes.

El sector del liberalismo que en aquél momento se fue con Rodolfo Padilla, fue heredado por el actual candidato a la alcaldía por Libertad y Refundación y actual  regidor por varios periodos y presidente de la comisión de tierras en la municipalidad, Antonio Rivera. A ellos llegaron propuestas para unificar acciones y buscar mediante una candidatura en alianza la alcaldía, al final la unidad no se concretó y ambos lo hacen por distintas instituciones políticas.

-Marlon ahora es la apuesta de los empresarios liberales que creen que todavía pueden levantar su partido, y lo hacen con un perfil nuevo como el de Lara, ellos han puesto su maquinaria mediática para apoyarlo- concluyó Fasquelle.

Mientras tanto, en San Pedro Sula la vida transcurre en la sobrevivencia. Esta ciudad sigue siendo la más violenta y las propuestas de campaña locales no se han centrado en eso. La ciudad es vulnerable por estar rodeada de ríos, el Valle de Sula es enteramente vulnerable, las campañas no priorizan esto. Las campañas, tanto la de Lara como la de su contrincante, Calidonio, van en el camino de convertir a San Pedro Sula en una ciudad de concreto, una máquina que beneficia a la élite predominante.

 

VEA MÁS EN EL ESPECIAL #ELDINOSAURIO AQUÍ

Ilustración: Marcela Lara

8 noviembre, 2017
La finca familiar
8 noviembre, 2017
Un caudillo de temer

Comenta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.