El temor a más deslizamientos en la capital

El temor a más deslizamientos en la capital Tegucigalpa de Honduras

Fotografía: Jorge Cabrera
Texto: María Celeste Maradiaga

«Eso tiene años, cada vez que llueve se empieza a caer un poco más debido a la saturación de agua», dice Dafne Gómez, una habitante del barrio El Chile, ubicado al norte del Distrito Central, capital de Honduras. Dafne explica que ella y sus vecinos han observado de manera alarmante el deslave en una montaña detrás de un campo de fútbol en esa comunidad.

La situación ha empeorado estos últimos días, explican los vecinos del barrio, señalando que esta montaña se ha ido derrumbando poco a poco desde hace unos siete años aproximadamente. Como sucede en zonas de alto riesgo por deslizamientos, los habitantes de El Chile han sido alertados por el personal de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) para estar preparados por si algún derrumbamiento a mayor escala sucede.

Según el Mapa Multiamenaza (Inundaciones y Movimiento de Laderas) de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), el barrio El Chile pertenece a una de las zonas con alta susceptibilidad de movimiento de ladera en la capital. En total, estas zonas abarcan el 14.52 % del Distrito Central y aproximadamente un 14.47 % de personas que habitan en ellas resultan afectadas por los movimientos de laderas.

Un estudio denominado Cartografía de Riesgos Naturales en Honduras, realizado por estudiantes de la Universidad de Alcalá en 2003, identifica al Distrito Central como una de las zonas de alta susceptibilidad a inundaciones y a deslizamientos de laderas.

El pasado 22 de septiembre, el director del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos de Copeco, Francisco Argeñal, informó que, debido a la influencia del fenómeno de La Niña, se han registrado lluvias acumuladas que están arriba del promedio en casi todo Honduras, esto ha provocado que, en un suelo cargado con agua y con susceptibilidad de movimiento de ladera, ocurran deslizamientos.

Aníbal Godoy, geólogo independiente, explicó a Contracorriente que conocer la composición del suelo es importante, y más cuando está compuesto de arcilla porque este suelo tiene dificultad en soltar el agua que recoge debido a que la porosidad de la arcilla es baja lo que provoca que el agua no filtre fácilmente. Sin embargo, el geólogo asegura que existen otros factores que explican los derrumbes y deslizamientos en la capital.

«Los deslizamientos en Tegucigalpa son de millones de años, pero se han acelerado con los procesos de urbanización, de colonizaciones, de construir sin ningún control y sin ninguna técnica especial. Desde que Tegucigalpa empezó a crecer en su población se fue quitando el bosque, sustituyéndolo por casas y calles, y eso es parte de la factura que la madre naturaleza nos cobra, porque las raíces sostienen el suelo y, al existir un bosque es tupido, el enramado de raíces se encarga de sostener el suelo superficial», explica el experto en geología.

Godoy formó parte del proyecto «Amenazas geológicas enfocado en deslizamientos de tierra de Tegucigalpa», un estudio realizado por la Agencia Japonesa JICA en 2014. En un mapa, identifican alrededor de 1,500 puntos vulnerables en la capital, y, en su momento, el reporte fue entregado tanto a autoridades de Copeco como de la AMDC.

El geólogo señala que es necesario activar un departamento técnico con ingenieros geólogos —ambientales y civiles— e hidrógrafos en la Alcaldía para realizar estudios en zonas de deslizamientos y actualizar la situación de vulnerabilidad en la capital, no obstante, lamenta que esto nunca ha sido prioridad en ninguna de las administraciones.

«Yo le he mandado mensajes a cuatro funcionarios de alto rango, en donde yo me ofrezco, ad honorem, a ser un asesor junto a los empleados en temas de geología, minería, desastres naturales, medioambiente y cambio climático, pero no, ni de gratis quieren», afirma Aníbal Godoy.

Por otra parte, Russel Garay, director del Despacho Municipal de la AMDC, sostiene que existen tres gerencias especializadas en el tema de riesgos en la Alcaldía, y que la gerencia de evaluación de riesgos específicamente está certificada por Copeco. Además, destaca que existen 330 millones de lempiras destinados para la gestión de riesgos, y, adicionalmente, la Alcaldía contará con 700 millones de lempiras para obras de mitigación de riesgo.

«Nosotros conformamos este año un equipo que es la Umgir (Unidad Municipal de Gestión Integral de Riesgo). Anteriormente la Umgir lo que hacía era contratar servicios de empresas, con una partida presupuestaria de 80 millones de lempiras, para contratar a una empresa que brindaba asesorías en temas de riesgo. Decidimos cambiar esto y contar con un equipo capacitado para responder a emergencias. Ahí tenemos hidrólogos, geólogos, y un montón de gente especializada en estos temas», asegura el director del Despacho Municipal de la capital.

Garay explica que, en administraciones anteriores, la Alcaldía nunca realizó una obra de mitigación teniendo conocimiento del mapeo de zonas de deslizamiento en la capital, y es por esta razón que la administración actual de la AMDC tuvo que actuar de emergencia luego de los últimos deslizamientos que han ocurrido, incrementando los costos a seis veces de lo que hubiese costado realizar las obras cuando los deslizamientos no estaban activos.

«Hay muchos estudios, sin embargo, no se han hecho inversiones, es por eso por lo que nosotros hemos determinado tener una partida para inversiones de este tipo», explica Garay, quien agrega que, independientemente de pertenecer a alguna afinidad política, en la Alcaldía han sido responsables con el proceso de contratación de personal, «siempre y cuando sean capaces de administrar los cargos correspondientes».

Dafne Gómez, los habitantes de El Chile, y toda la población de Honduras que habita en zonas susceptibles a deslizamientos, se resisten a la idea de dejar su hogar de toda la vida, sin embargo, con cada temporada de lluvia, la preocupación embarga sus mentes ante una posible catástrofe. 

Sobre
De nacionalidad nicaragüense y hondureña. Fotoperiodista con 20 años de experiencia en coberturas de contenido internacional. “El fotoperiodismo está presente en mi vida desde hace más de dos década y continúa siéndolo día tras día. “
Total Posts: 48
Reportera de Actualidad en Contracorriente. Cubre temas de género, estructuras de poder, extractivismo y medioambiente, derechos sexuales y reproductivos, violencia y juventud, derechos humanos y migración. Cada día más empática gracias al periodismo que desempeña.
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.