Los motorizados de Xiomara Castro

Fotografía y texto: Jorge Cabrera

Se les ve en las calles de Tegucigalpa, juntos, uniformados en sus motos. Acompañan los eventos del Gobierno de Xiomara Castro y ondean las banderas del Partido Libre en sus recorridos por la capital. Son grupos de motorizados que le dan sensación de caravana y fiesta a cada aparición de la pareja presidencial. 

Son grupos parecidos a los que acompañaban a Hugo Chávez en Venezuela o a los que en Nicaragua han apoyado de diversas formas a Daniel Ortega. Similares en su estética y en el objetivo de seguir las órdenes de la presidencia de la república. 

Son tres grupos los que se identifican en Honduras actualmente y suman al menos 80 miembros entre todos. El primero, «Los Motorizados de Xiomara Castro», se distingue por sus camisetas serigrafiadas con la cara de la presidenta a la que, se ellos, siguen desde que se perpetró el golpe de Estado de 2009 y ella, Xiomara Castro, acompañaba al Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) en su demanda por la restitución del orden constitucional y el regreso al país de su esposo, el expresidente Manuel Zelaya (2006-2009). 

Este grupo de motociclistas, liderado por Tony Aguirre –un entusiasta del expresidente y actual asesor presidencial Manuel Zelaya–, nació con el nombre de «Motociclistas Patriotas» con el objetivo de acompañar las protestas en contra del golpe. Ahora, con el Partido Libre en el poder, estos motorizados –que suman 45 miembros– se convirtieron en los guías de las marchas antes convocadas por el Partido y ahora por el Gobierno. A partir de la victoria de Castro en las elecciones de 2021, este grupo cambió su nombre para ahora autodenominarse «Los Motorizados de Xiomara Castro». 

El segundo grupo es el «Frente Motorizado Libre Morazán», conocido también como «La Morazánica». Estos motociclistas –además de acompañar las marchas– en ocasiones se han dedicado a dispersar protestas en contra del actual Gobierno. El tercer grupo se autodenomina «Motorizados Generacional en Acción Social» (MGAS), formado por jóvenes que a través del tiempo se han sumado al Partido Libre. 

A pesar de que desde que tomó el poder, la presidenta no se ha reunido con los motorizados, Tony Aguirre defiende sus convicciones: «Al principio luchábamos porque Mel [Manuel Zelaya] volviera al poder. No se logró, pero tenemos una buena representante: Xiomara Castro», mencionó.

Aguirre contó que después del golpe de 2009, fue perseguido por «los órganos del Estado que no querían vernos defender la patria. Hoy estoy más tranquilo, ya tenemos un Gobierno y espero que sea el mejor de todos».

La mayoría de las personas que integran los grupos de motorizados está desempleada por lo que intentan tener un acercamiento con el Gobierno para hacerle saber que necesitan ayuda y que se valore el esfuerzo que han realizado y siguen realizando por el Partido Libre. Hasta ahora, según declaraciones de ellos mismos, los tres grupos financian por sí mismos los gastos de movilización y alimentación en cada convocatoria. No obstante, Tony Aguirre señaló que «La Morazánica» sí recibe pagos por todos sus servicios. 

Edwyn Zúniga de «Los Motorizados de Xiomara Castro» contó que su oficio es instalar ascensores, pero desde el año 2000 perdió su trabajo. «Hoy soy uno de los que buscan estabilidad laboral y por eso busco un acercamiento con la presidenta. Quiero trabajar, pero no logramos que nos atiendan e irónicamente vamos siempre a su lado en las marchas, pero ni así tenemos acceso a ella [Xiomara Castro]», comentó Zúniga.

Según Tony Aguirre y Set Cabrera, organizadores de «Los Motorizados de Xiomara Castro» y «La Morazánica» respectivamente, el gobernador de Francisco Morazán, Mario Sorto, es el encargado de la organización de sus grupos. Aunque, señaló Aguirre, Sorto tiene más afinidad con «La Morazánica», a la cual, según él, le hace pagos por servicios al Partido Libre, así como también por la depreciación de las motos, combustible, alimentos y alojamiento, lo que ha generado discordia entre ellos. 

Contracorriente contactó al gobernador Mario Sorto, pero tras varios intentos no logró su reacción ante lo mencionado por los motorizados.

Estos grupos tienen ahora una nueva asignación, se encargan también de repartir el periódico Poder Popular, publicado de forma regular desde que  Xiomara Castro cumplió 100 días al frente del Gobierno. 

Los motorizados reparten el periódico en algunas secretarías de gobierno y por esto cada miembro recibe un estipendio de 600 lempiras (aproximadamente 24 dólares) semanales, más 200 lempiras (8 dólares) para el combustible de sus motos. El presupuesto para cubrir el gasto en combustible proviene de la Empresa Nacional de Artes Gráficas (ENAG), según una fuente en esta imprenta que solicitó el anonimato. En el portal de transparencia de esta empresa no hay datos actualizados desde enero de 2022 antes de que tomara posesión el nuevo gobierno. «Si lo ve, esto es un pago simbólico, porque no vivimos de ese dinero. En mi caso, soy comerciante en el Zonal Belén y la depreciación de mi moto nadie me la da», comentó Tony Aguirre.

El Gobierno de Castro ha enfrentado manifestaciones por parte de activistas del Partido Libre exigiendo cargos laborales. Por otro lado, empleados de diversas secretarías han protestado por la falta de pagos y por incumplimientos en sus contratos. El grupo de motorizados conocido como «La Morazánica» fue señalado como un grupo de choque ante estas protestas. Tony Aguirre, líder de «Los Motorizados de Xiomara Castro», expresó que por el accionar de «La Morazánica» ellos injustamente han sido señalados como los perpetradores de las golpizas a los manifestantes contrarios al actual Gobierno. «Pedimos que no se nos vincule con esos oportunistas, nosotros no somos parte de ese grupo de motociclistas que golpea e intimida a los empleados de la oposición» explicó Aguirre. 

Uno de los casos más conocido fue cuando individuos identificados como militantes del Partido Libre protagonizaron un altercado en la Secretaría de Salud (Sesal), justificando la defensa y protección de la integridad del diputado del Partido Libre, Fabricio Sandoval, quien fue abordado por el personal de salud para reclamarle sobre el proyecto que presentó para derogar contratos laborales. Ese incidente fue captado por las cámaras de un medio local, donde se pudo observar la golpiza que recibió uno de los empleados de la Sesal cuando abruptamente ingresaron los entonces «Morazánicos» a las instalaciones de la secretaría

Set Cabrera, coordinador de este grupo, a quien encontramos durante su participación en el evento oficial realizado el día 28 junio de 2022 en la la plaza cercana al Aeropuerto Toncontín para honrar la memoria de los mártires del golpe de Estado, dijo que: «Tuvimos que cambiar el nombre de «La Morazánica» por lo sucedido durante las protestas en contra de la presidenta Xiomara Castro. Yo participé directamente en los enfrentamientos para disipar las protestas que se realizaban, pero me disculpé con las personas a quienes les hicimos daño; me dejé llevar por el momento de furor. Todos cometemos errores», dijo. 

Cabrera y su grupo de motorizados conforman al menos 50 integrantes. Su trabajo únicamente es guiar las marchas del expresidente Manuel Zelaya, así como repartir el periodico Poder Popular. Esta última tarea es el único vínculo entre los tres grupos de motorizados. 

Aunque Tony Aguirre los llama intrusos, Set Cabrera aseguró que «no somos ningún grupo de choque, solo buscamos la unidad con los otros dos grupos de motorizados para conformar un solo grupo como partido». 

Cuando se le consultó de dónde provienen sus ingresos, negó cualquier vínculo con Mario Sorto. «Mi grupo y yo trabajamos en diferentes secretarías del gobierno por lo que nosotros no recibimos dinero de Sorto, vivimos de donaciones que nos da el pueblo y de nuestros salarios» afirmó Cabrera. 

Sin embargo, un hecho violento de alto impacto generó más controversia entre los grupos de motorizados y vinculó de nuevo al gobernador Mario Sorto. El pasado 15 de julio de 2022, mientras trabajaba como guardia de seguridad privada para el gobernador, fue capturado Janssen Cabrera, de 27 años, tras ser vinculado con la masacre en la que fue asesinado el hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa. Janssen es uno de los fundadores del grupo «La Morazánica».

Según el director de la Policía Nacional, Gustavo Sánchez, en el asesinato participaron al menos 11 personas que pertenecen a la Mara Salvatrucha (MS13) y el ataque iba dirigido a Said Lobo Bonilla, hijo del expresidente hondureño.

Extraoficialmente se informó por varios medios de comunicacion local que la MS13 habría recibido el pago de 200.000 dólares por el asesinato del hijo del exmandatario, información que la policía descartó y negó haber filtrado a los medios de comunicación a través de documentos internos de la institución. Sin embargo, las filtraciones de supuestos policías vincularon a Janssen Cabrera de pertenecer a la MS13, de ofrecer servicios de seguridad a políticos y de hacerse pasar agente policial.

«Producto de los esfuerzos y las investigaciones se logró la identificación y captura de seis miembros de la estructura criminal, entre ellos uno que comúnmente se presentaba como oficial de Policía», indicó el director policial.

Janssen fue acusado por los delitos de tenencia ilegal de arma de fuego y municiones de uso prohibido y no por participar en la masacre. Una semana después de su captura, Janssen quedó en libertad con medidas provisionales mientras respondía a las acusaciones del Ministerio Público. Pero la etiqueta de ser miembro de la MS13 es algo que ha marcado a Janssen que vive en uno de los barrios más conflictivos de Tegucigalpa y ahora teme por su vida y la de su familia. 

Janssen es hijo único y provee el sustento para su abuelo y su madre. Antes de la captura, se dedicaba a ser guardia de seguridad del gobernador Sorto a pesar de tener un acuerdo laboral en la Unidad Municipal de Agua Potable y Saneamiento (UMAPS). Después de toda la exposición que vivió, ahora teme que la pandilla Barrio 18 tome represalias contra él luego de haber sido identificado públicamente por la policía como miembro de la MS13. 

A Janssen la policía le encontró un arma 9mm que, según él, le pertenece al gobernador Mario Sorto, además de un fusil tipo Galil que Janssen dijo le pertenece a su pareja, una oficial de policía a quien esa mañana llevó a su trabajo en el vehículo de su jefe, el gobernador.

«Ellos pudieron haber llamado a mi pareja para que le confirmara lo que les decía, pero ya traían un objetivo, porque ellos me pudieron haber dejado en paz, Mario Sorto tenía los papeles de la 9mm, si mi error es que yo no tengo [permiso de] portación, pero tenía un carnet que me identificaba como seguridad privada del gobernador», dijo Janssen.

Es complejo entender los múltiples roles de Cabrera: miembro fundador de un grupo motorizado, guardaespaldas de un gobernador –que es líder en el Partido Libre– y, además, empleado público de la alcaldía de Tegucigalpa. Pero en esta municipalidad, sobre todo en lo que tiene que ver con empleos, quienes manejan las contrataciones son Sorto y el mismo Manuel Zelaya. Dijo Janssen que la alcaldía para la cual trabaja «lo prestó» a Mario Sorto para que lo resguardara y de paso, Sorto lo apoya con lo relacionado al grupo de motorizados.

«Yo fui oficial de la promoción 38 de la academia policial, pero fui retirado por reestructuración luego de estar en Lempira y haber obedecido a un jefe de seguir el proceso de arresto a un familiar del ex presidente Juan Orlando», contó Cabrera sobre su pasado como policía. Cabrera sospecha que algunos de sus excompañeros intentaron hacerle daño, «anteriormente quisieron meterme droga para involucrarme en algo y creo que vieron la oportunidad ese día y lo llevaron a cabo porque bien pudieron corroborar lo que se les dije y gracias a Dios estaba con el gobernador porque si no me hubieran cuadrado [dañado más]», explicó. 

Janssen contó que al momento de su arresto le pidieron firmar una hoja para su traslado a la cárcel. «Yo la leí bien y ahí decía que era para mí seguridad, por la magnitud en lo que me estaban mezclando, me decía que la Policía no se hacía cargo de mi y de mi seguridad. Pero arriba hay unos cuadritos que decían MS13, Mara barrio 18 y otras. Entonces yo decido y firmo y entonces vino el oficial y puso la equis en MS13. Yo le dije que ¿por qué ponía eso? Y él me dice que porque los medios de comunicación dicen eso y yo le dije que ellos pueden decir una cosa pero yo sé que es otra cosa y me dice: yo te acepto acá porque tu vida a mí no me importa. Si quieres te meto allá dónde te maten porque a vos te están esperando».

Ahora que se defiende en libertad ante los cargos de portación ilegal de armas, Janssen dijo que ha pensado en la opción de irse del país al nomás ser liberado ya que está seguro que él y su familia corren peligro, a pesar de tener el apoyo del gobernador quien aseguró que le paga el abogado. 

«Por la motorizada me da pesar pero no podré estar más con ellos, a menos que ahora solo sea para ir hacer trabajo social, pero andar en marchas o en caravanas eso acabó», dijo Janssen y su madre lo interrumpió diciendo «él hasta canciones le hizo a Xiomara Castro durante la campaña de 2013 y hoy que ella está en el poder le pido que pida a la policía que investigue y no acuse sin pruebas».

El gobernador Mario Sorto no respondió a nuestras peticiones de entrevista tras la captura de Janssen Cabrera quien es uno de los fundadores de «El Frente Motorizado Libre Morazán» y también su guardia privado de seguridad. A pesar de que Janssen ha tomado la decisión de apartarse momentáneamente de los grupos de motorizados, Set Cabrera dijo que este mes patrio los motorizados tienen la agenda llena y que se preparan para el evento más importante que se efectuará este 15 de septiembre de 2022 donde participarán activamente junto a varios centros educativos en la «Movilización Cívica Patriótica Refundacional», como el gobierno ha nombrado a los tradicionales desfiles patrios, mientras que las celebraciones a nivel nacional llevarán el lema «Impulsando a Honduras hacia el futuro».

Sobre
De nacionalidad nicaragüense y hondureña. Fotoperiodista con 20 años de experiencia en coberturas de contenido internacional. “El fotoperiodismo está presente en mi vida desde hace más de dos década y continúa siéndolo día tras día. “
Comparte este artículo

1 comentario en “Los motorizados de Xiomara Castro”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.