El dolor del río Guapinol se mantiene y crece

Fotografía y texto: Fernando Destephen

José Abelino Cedillo, «Lino», estuvo 914 días preso por defender el río Guapinol y el parque nacional Montaña de Botaderos Carlos Escaleras Mejía, área protegida que se extiende por 96,755.4 hectáreas en Tocoa, Colón, norte de Honduras. Ahí funciona una mina de óxido de hierro de la empresa Inversiones Los Pinares, propiedad de Lenir Pérez, multimillonario e inversionista privado en la alianza público-privada del Aeropuerto Palmerola.

Lino, como es conocido en Guapinol, recuerda la pesadilla que vivió durante su proceso: «El último mes (fue una pesadilla) porque estábamos en la audiencia y la incertidumbre de lo que podía pasar. No fue fácil eso y al final nos salen condenando por algo que es incierto, porque no hubo pruebas, todo fue inventado. Para uno fue un trauma psicológico, –relata Lino, mientras detrás de él suena el río Guapinol y se une a sus siguientes palabras–: Por él luchamos y seguiremos luchando». 

Ocho defensores criminalizados por su defensa del río pasaron por tres centros penales durante su detención. Primero de 15 a 20 días en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto ubicada en Támara, Distrito Central; luego a la cárcel de máxima seguridad La Tolva en Morocelí, departamento de El Paraíso, oriente del país, donde permanecieron dos meses para después ser trasladados al centro penal de Olanchito, en el departamento de Yoro, donde cumplieron la detención preventiva de dos años. Desde el 2015, comenzó para Lino y sus compañeros un recorrido por cárceles que duró 914 días, acusados porlos supuestos delitos de daños agravados, daños simples y privación ilegal de la libertad. Esto terminó en febrero de 2022, cuando la Sala de lo Constitucional admitió dos recursos de amparo a favor de los defensores y por lo que se ordenó el sobreseimiento definitivo.

Regresar con la familia

«Fue un momento inexplicable, porque –después de sufrir estando preso y sin respuestas positivas y cuando menos lo esperábamos– nos dieron la sorpresa de que estábamos libres. Fue muy emocionante; reunirse con la familia era algo deseado para nosotros. Ni dormimos esa noche por estar en familia», dice Lino y confiesa que también le hacía falta oír el río por el que luchan y van a seguir defendiendo: «Eso nos dio el impulso de tomar la lucha, porque era un agua que no se podía usar y no nos pusimos a pensar en las conciencias de que había métodos de criminalización de parte del Estado».

El municipio de Tocoa, Colón, fue declarado municipio libre de minería el 29 de noviembre de 2019 con la presencia del alcalde Adán Fúnez y acompañado del expresidente Manuel Zelaya Rosales. Pero Lino cuestiona esa declaratoria porque, a pesar de ello y ahora que el expresidente Zelaya es asesor presidencial , la minera Inversiones Pinares sigue en operaciones.

¿Volvería a defender el río?

«Lo volveremos a hacer y lo seguiremos haciendo, porque sin agua no hay vida y si no tenemos agua tenemos que migrar y es lo que no queremos: salir de nuestra comunidad», dice Lino.

Su vida ha cambiado y es consciente de que debe andar alerta y sin la tranquilidad de antes. Ahora debe estar más pendiente de lo que pasa, pero, a pesar de eso, reparte su tiempo con su familia, y también con una abarrotería y una barbería que funcionan en su casa. Desde aproximadamente los 10 años corta cabello, oficio que no dejó de practicar estando detenido y que ahora en libertad lo hace en la seguridad de su casa y con clientes que regresan ahora que, después de pasar 914 días en prisión, está atendiendo otra vez.

Sobre
Fernando Destephen 1985 Tegucigalpa, Honduras. Fotoperiodista y contador de historias.
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.