Una concentración de promesas rotas

Campaña partido liberal El Progreso, Yoro | Alexander Lopez

El pasado domingo 5 de septiembre, aproximadamente 2500 personas de distintos municipios del departamento de Yoro se concentraron en el Estadio Humberto Micheletti de la ciudad de El Progreso en un acto de campaña del Partido Liberal. 

El mitin político contó con la presencia del candidato presidencial Yani Rosenthal Hidalgo, quien estuvo acompañado de su familia y del alcalde progreseño Alexander López. Asimismo hubo presencia de candidatos liberales a diputados al Congreso Nacional.

Muchos de los simpatizantes llegaron a las 9:00 a.m. al estadio de El Progreso, según sus palabras, después de que varios líderes liberales les ofrecieran almuerzo y una provisión de alimentos bajo la condición de que permanecieran presentes durante toda la jornada. A  las 12 p.m., bajo el sol, decenas de estas personas que esperaban desde tempranas horas de la mañana continuaban buscando a quienes les habían hecho esta promesa.

La pobreza se ha agudizado en Honduras por la crisis sanitaria de la pandemia del COVID-19 y los fenómenos naturales ETA y IOTA. Según el boletín Económico de la UNAH publicado en Abril del 2021, la pobreza extrema aumentó a una estimación aproximada del 70 % en el 2020. El comportamiento promedio del crecimiento económico del país durante el periodo 2001 a 2020 (3.3 %) ha resultado ser insuficiente para reducir significativamente los niveles de pobreza e impulsar el desarrollo económico, generando únicamente una falsa ilusión de bienestar. El departamento de Yoro se ha visto afectado por la caída de la producción agrícola y la falta de oportunidades de empleo, generando una precarización en la mano de obra y bajos ingresos que al final —entre otras dificultades— causan el difícil acceso a la educación a través de la modalidad de estudio virtual que se está implementando durante la pandemia.  En medio de esta pobreza iniciaron las campañas políticas a falta de tres meses para que se realicen las elecciones generales a finales de noviembre.

Finalmente, después de más de dos horas de espera, las bolsas de comida se distribuyeron en la orilla de la calle a las afueras del estadio Humberto Micheletti a las personas que desde temprano y desde distintos municipios de Yoro salieron de sus casas en autobuses que, según contaron, pagó el Partido Liberal. Antes de entregar la provisión, los activistas liberales se aseguraron de que los beneficiados con estas bolsas estuvieran anotados en una lista, pidiéndoles a cada uno que mostraran su documento de identidad. A los que no estaban anotados, les manifestaron que solo se les daría de lo que sobrara. 

Las bolsas entregadas, en un pleno acto de clientelismo, llevaban dentro una mascarilla, una porción de arroz, azúcar, harina de maíz y un paquete de avena. Una señora, que no se identificó, contó a Contracorriente: «Con esta bolsita de cosas ni el pasaje pago si las revendo. Más fue el gasto y ni el almuerzo dieron. De nada sirve venir a estas campañas porque solo sirven para timarlo (engañarlo) a uno, estos no son diferentes a los cachurecos… Se arropan con la misma cobija».

Después del evento, el Partido Liberal informó en un boletín de prensa que el mitin político en El Progreso albergó a unos 20 mil liberales que «anunciaron la victoria liberal en este departamento que es cuna del liberalismo»; en el mismo boletín también prometían que la pesadilla nacionalista pronto acabará.

  • Publicaciones
Sobre
Licenciada en Informática Administrativa, graduada en la Universidad Nacional Autónoma del Valle de Sula(UNAH-VS). Fotógrafa, disidente, amante al arte y diseño. Feminista. Emprendedora creativa.

Comparte este artículo

1 comentario en “Una concentración de promesas rotas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

HISTORIAS RELACIONADAS