Brutalidad e indiferencia estatal reciben pobladores de Chamelecón que exigían reparación de los bordos

Cientos de pobladores de uno de los sectores más grandes y vulnerables de San Pedro Sula se reunieron la mañana del viernes 18 de junio para solicitar al Gobierno la reparación de los bordos de protección. En respuesta recibieron gas y golpes.

Por: Allan Bu
Fotografías de Antonio Gutiérrez

 

«Queremos el bordo, queremos el bordo, queremos el bordo», era el grito de batalla de cientos de pobladores del sector Chamelecón, que se tomaron el Bulevar del Sur en San Pedro Sula, principal ciudad del norte del país en Honduras. Querían recibir una respuesta a la petición de reparar los bordos que protegen sus colonias de las aguas del Río Chamelecón. 

Pero no llegó ningún funcionario del Gobierno. En lugar de eso, llegaron decenas de elementos de la Policía Nacional y la Policía Militar, quienes acompañados de una tanqueta y bombas lacrimógenas dispersaron violentamente a los manifestantes. 

Los bordos de contención que protegen el Valle de Sula sufrieron severos daños en noviembre del 2020, tras el paso de las tormentas Eta y Iota, que con apenas una diferencia de 12 días entre de la llegada de una y otra, devastaron el país,  especialmente los municipios del Valle de Sula y los departamentos de Santa Bárbara, Yoro, Colón, Atlántida y El Paraíso. De acuerdo con cifras oficiales, los meteoros dejaron 91 muertos, (aunque las Fuerzas Armadas reportaron que 125 cadáveres habían sido rescatados de las aguas después de las tormentas) y 2,941,000 de afectados en todo el país.

En San Pedro Sula, uno de los sectores más afectados fue Chamelecón donde colonias enteras fueron arrasadas por el desborde de las aguas. Odalma Henríquez, que coordina la oficina de la Cruz Roja en dicha comunidad dijo a este medio que al menos 800 metros del bordo de contención de Chamelecón habían sido dañados. 

Ese bordo era el que los pobladores exigían que fuese reparado. Es que apenas con las primeras lluvias en el 2021 algunas de las colonias más cercanas al río como la Héctor Sabillón Cruz, ya tenían sus calles anegadas.

Parte de las demandas que las familias del sector Chamelecón en San Pedro Sula exigen es la instalación de un semáforo sobre el bulevar del sur y la construcción de un bordo que proteja mejor sus viviendas luego que el paso de las tormentas tropicales Eta e Iota destruyera las colonia a la orilla del río que da nombre a esta zona. San Pedro Sula, Cortés, 18 de junio de 2021. Foto: Antonio Gutiérrez.

No recibieron respuesta, pero minutos antes del brutal desalojo, Contracorriente conversó con Wilmer Maldonado, un habitante de Chamelecón, quien nos dijo: «El Gobierno nos ha vendido una cortina de humo, han dicho que hemos politizado esto y no es así, lo único que queremos es que sea reparado el bordo de contención».

Agregó que después de tantas pérdidas familiares y materiales, además de la angustia que causa vivir en la zona, la gente del barrio  «ya está cansada de  tantas promesas vacías».

Como muchos pobladores, Wilmer iba con el ánimo de exigir la reparación de los bordos, pero sin intención de armar trifulcas. «Les hemos dicho (a la Policía) que no hemos venido con violencia, nada de quema de llantas, nada de vandalismos porque tenemos claro que se ha hablado mal de Chamelecón, pero nosotros somos gente de paz, que tiene convicciones y que hoy está peleando una lucha justa».

Una de las exigencias de los pobladores era que el ministro de Gobernación, Leonel Ayala, se presentara al sitio de la protesta y al parecer el funcionario les había prometido que ahí estaría: «Se nos confirma que el señor Ayala viene en camino y estamos esperando, depende lo que él nos diga fijamos una fecha y la idea es que todos nos vayamos satisfechos», decía esperanzado.

Ayala no llegó. Una tanqueta y decenas de bombas lacrimógenas asistieron a la cita con los pobladores de Chamelecón. Hubo trifulca. Los manifestantes resistieron el desalojo lanzando piedras. Ahí terminaron las intenciones de negociar.  

Por un momento fue tal la lluvia de piedras que las fuerzas del orden retrocedieron, pero pronto a fuerza de gas y con el apoyo de la tanqueta fueron dispersando a los manifestantes. Ahí comenzó una brutal represión. En redes circula un video donde dos ciudadanos son brutalmente golpeados por un grupo de policías, cuando ellos están en el suelo e indefensos. Fueron atacados a mansalva.

Tras el violento desalojo, en la cuenta de Twitter de la Policía Nacional fue colgado un video de la directora de comunicaciones de la institución en donde afirma se agotó el proceso de diálogo con los manifestantes. 

Una protesta de las familias que viven en los bordos del río Chamelecón terminó siendo reprimida por la Policía Nacional. Las tormentas tropicales Eta e Iota destruyeron todo a su paso en estas colonias hace poco más de seis meses, las familias de estos barrios exigen que se construya un verdadero bordo ante la amenaza de nuevas inundaciones. Foto: Antonio Gutierrez. San Pedro Sula, Cortes. 18 de Junio del 2021.

«Hablamos de agotar las instancia de diálogo, sin embargo al paso de las horas la protesta se mostró violenta y en ese sentido conforme a lo establecido en la Constitución de la República y el Manual de Operaciones Policiales se debió proceder con el uso moderado de la fuerza para poder controlar la situación sin mayores complicaciones e inconvenientes, la Policía tiene la obligación de mantener el orden», afirmó Martínez en el video, y agregó que «se reconoce el derecho que tienen los ciudadanos a la protesta, pero que esta no interfiera o afecte los derechos de terceras personas, en ese sentido es importante que la población agote las instancias de diálogo para la solución de problemas o quejas». 

En otro punto del peaje, un elemento de la Policía Militar le pidió a un joven que le mostrara las manos y al no recibir respuesta el oficial le dio con el tolete en la cabeza y siguió su camino impune y abusivo. 

Cuando ya había comenzado la represión, uno de los manifestantes le envió un mensaje al presidente de la República, Juan Orlando Hernández: «Si usted no puede hacer el bordo, le pedimos al presidente Nayib Bukele que nos haga el bordo, necesitamos que usted (Bukele) venga a poner orden a Chamelecón».  También pedía ayuda a Bukele el candidato a la alcaldía de la ciudad por un movimiento independiente, Roberto Contreras. En un hecho que refleja el fracaso del Gobierno nacionalista pues en Honduras, tanto los ciudadanos afectados como algunas autoridades locales piden ayuda a un Gobierno vecino que también tiene problemas y es vulnerable.

En una entrevista para este medio, el ingeniero Neil Díaz, jefe de ingeniería de la Comisión para el Control de Inundaciones en el Valle de Sula, dijo que de los 900 kilómetros que componen el sistema de bordos, entre 80 y 90 habían quedado dañados tras el paso de las tormentas. En esa ocasión manifestó que de los tramos dañados, unos 70 kilómetros ya habían sido reparados y que sus planes son  que para julio ya no haya obras pendientes. También dijo que las estimaciones para rehabilitar la totalidad del sistema de bordos son unos 550 millones de lempiras (unos 23 millones de dólares).

Según Neil Díaz de la Comisión Ejecutiva del Valle de Sula, al menos unos 90 kilómetros de bordo fueron dañados durante el paso de las tormentas Eta e Iota, de estos, unos 70 kilómetros ya habrían sido reparados. San Pedro Sula, Cortés, 18 de junio de 2021. Foto: Antonio Gutiérrez.

Neil Díaz explicó que a principios de 2021, comenzaron a ejecutarse 16 proyectos de rehabilitación y hasta el momento hay más de 60 licitados. «Del proyecto 17 en adelante comenzaron en abril. Ya tenemos más de 35 que se están trabajando actualmente».
No obstante, en Chamelecón su gente reclama por la reparación. Aseguran que hasta ahora no tuvieron réplica del Gobierno, solo recibieron gas y toletazos. Los dirigentes patronales se reunirán este sábado con representantes del Gobierno y si no tienen una respuesta a sus peticiones las acciones de protesta continuarán. 

Allan Bu Author
  • Publicaciones
Sobre
Periodista y libre pensador.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.