Los vínculos de los Gutiérrez con Astropharma y sus mecanismos para ser absueltos

La ex vicepresidenta del Congreso Nacional, Lena Karin Gutiérrez Arévalo; sus hermanos Julio César Gutiérrez, Ginette Gutiérrez y el padre de todos ellos, Marco Tulio Gutiérrez Velásquez,  salieron absueltos del caso Astropharma por falta de pruebas. Uno de los argumentos de la familia que ayudó a su absolución fue que vendieron sus acciones a la empresa G.K American Electronic en 2009, antes de los contratos con el Estado. Sin embargo, su relación con esta empresa comienza desde su creación hasta la venta de acciones a sociedades constituidas en Panamá. Además, en febrero de 2020, pocos meses después de salir absueltos, un terreno de Astropharma, valorado en más de 16 millones de Lempiras, fue donado a Marco Tulio Gutiérrez Velásquez. El Ministerio Público interpuso una casación para que el juicio se repita. Si esto ocurre, los Gutiérrez podrían salir absueltos de nuevo, aquí explicamos las posibles razones. 


Esta investigación fue realizada por un consorcio de periodistas con apoyo de Honduraction y este medio**

Lena Karin Gutiérrez Arévalo, ex vicepresidenta del Congreso Nacional de 2010 a 2014, logró salir absuelta en 2019 después de ser acusada por una serie de actos delictivos que afectaron el patrimonio del Estado y la salud pública de la población. Ella y parte de su familia fueron fundadores y accionistas de la empresa Astropharma que, entre 2010 y 2015, recibió millonarios contratos con el Estado de Honduras. El juicio fue conocido en las calles hondureñas como las «pastillas de harina» cuando la ciudadanía salía a protestar por el desfalco al sistema sanitario en 2015. 

Esta familia presentó a las autoridades judiciales los documentos del Registro Mercantil de Tegucigalpa que acreditaban que ya no eran socios de Astropharma desde 2009. Esta investigación revela que la familia siguió vinculada con la empresa a la que vendieron sus acciones a través de una «relación de hecho», algo que el abogado Marco Tulio Castro Canales explicó a Contracorriente en una entrevista exclusiva a más de un año de que su cliente, Marco Tulio Gutierrez Velasquez, fue absuelto en este caso. 

«Vendimos nuestras acciones a inversionistas extranjeros, tal como consta en los registros públicos. Desde hace seis años dejamos de ser socios de Astropharma», explicó la familia en conferencia de prensa el 30 de junio de 2015 poco después de la acusación. Cuatro años pasaron en prisión domiciliaria y pagaron millones de lempiras para defenderse en libertad, hasta que, en 2019, fueron absueltos por falta de pruebas para acreditar los delitos imputados: delitos contra la salud pública, uso de documentos públicos falsos, falsificación de documentos públicos y otros fraudes en perjuicio de la administración y la salud pública.

El Tribunal de Sentencia en su fallo (expediente 9-581-2018) indicó que se establece como un hecho probado que el 28 noviembre de 2009 todos los socios de Astropharma vendieron el total de sus derechos y acciones a la empresa G.K. American Electronic. Esta es una empresa registrada en Honduras en enero de 2009 cuya finalidad principal era la venta de equipos computacionales y tecnológicos y cuyos accionistas en ese entonces eran Gladys Irías Rivera y Pedro Pablo Alvarado Hernández. Irías Rivera fue absuelta del delito de fraude en nivel de complicidad en ese mismo juicio. En los años siguientes se hicieron cambios en G.K American Electronic en los que terminó figurando el actual ministro de la Agencia de Regulación Sanitaria (ARSA), Francis Contreras y el actual diputado nacionalista Wilson Rolando Pineda Díaz. 

Sin embargo, Marco Tulio Gutiérrez se mantuvo cerca de Astropharma a pesar de haber vendido sus acciones. La Fiscalía presentó como prueba de ese vínculo un cheque emitido por la empresa Marco Tulio Gutiérrez Agentes Aduaneros S. A. el 28 de enero de 2009 por un valor de 250 mil lempiras que sirvió para la creación de la empresa GK American. 

Marco Tulio Gutiérrez Agentes Aduaneros S. A. está conformada por los socios Marco Tulio Gutiérrez Velásquez, Lena Karin Gutiérrez, Julio César Gutiérrez y Ginette Gutiérrez. Todos fueron absueltos por la justicia hondureña a pesar de que el Ministerio Público presentó estos cheques como prueba de los vínculos de esta familia con Astropharma y además aportó documentos en los cuales se lee que, hasta julio de 2015, los implicados tenían firma autorizada en las cuentas de cheques a nombre de Astropharma. 

Las conexiones entre Astropharma y la familia Gutiérrez siguieron. El 11 de febrero de 2010, la empresa Marco Tulio Gutiérrez Agentes Aduaneros emitió otro cheque a los nuevos dueños de Astropharma por 4.7 millones de lempiras para ampliar el capital accionario de GK American, a pesar de que esta empresa no aparece como accionista en su escritura pública. 

Nos comunicamos con la ingeniera Lena Gutiérrez vía whatsapp para conocer su versión de estos hechos, sin embargo, nos remitió con dos de sus abogados y con Gilberto Lezama Toro quien fue gerente de Astropharma. Solamente el abogado Marco Tulio Castro Canales, apoderado legal de Marco Tulio Gutiérrez, aceptó una entrevista para referirse al caso. Lezama Toro no atendió nuestras comunicaciones. 

Marco Tulio Castro Canales no solamente es el apoderado legal de Gutierrez Velásquez sino también dijo ser uno de los abogados de la familia en temas mercantiles. El único caso penal que les ha llevado es el de Astropharma y solamente como defensor del padre de la familia. 

El abogado Castro Canales dice que aún esperan el fallo de la casación, pero que en caso de repetirse el juicio, sus argumentos serían exactamente los mismos y que el Ministerio Público desde el principio estuvo condenado a perder el juicio porque los Gutiérrez jamás debieron ser procesados. Explica que no solamente porque ya habían vendido las acciones sino también porque, al final, la Fiscalía no pudo probar que hubo delito contra la salud pública por parte de Astropharma. Además, la responsabilidad por los documentos falsos -que son registros sanitarios del Laboratorio Internacional (LAIN- proveedor de Astropharma)- tampoco recae sobre su cliente ni siquiera por haber tenido una relación de hecho con la empresa que fundó pero de la que ya no tenía responsabilidad administrativa. 

Castro Canales explica que los cheques de la agencia aduanera de la familia Gutiérrez para GK se pueden explicar ya que esta empresa servía como fiadora de Astropharma y de GK. 

«Como se le vendieron acciones a GK, Marco Tulio en el momento que vende sus acciones -y toda la familia Gutiérrez- tenía préstamos en el sistema financiero nacional, o sea, Marco Tulio ha perdido casi la mitad de su patrimonio por culpa de ese juicio, más de la mitad de su patrimonio, del trabajo de toda su vida, porque él era fiador mediante la agencia aduanera de todas las obligaciones de Astropharma y él personalmente también se había convertido en fiador de Astropharma, entonces, ese cheque corresponde a un aumento de capital de GK. En ese momento la agencia aduanera, no Marco Tulio, le da en préstamo la cantidad que corresponde al aumento de capital de la empresa, pero eso no lo convierte en accionista, lo convierte en acreedor de esa empresa», explica el abogado.

El Código Penal, en su Artículo 34 A, establece que: «por los delitos cometidos en nombre y por cuenta de una persona jurídica responderán personalmente los representantes legales de la misma que hayan hecho posible la acción u omisión ilícita. La responsabilidad civil, sin embargo, recaerá en la persona jurídica». Aunque el requerimiento fiscal contra la familia Gutiérrez mencionaba como prueba que Marco Tulio Gutiérrez y Lena Gutiérrez, en ese entonces diputada, aún tenían poder de administración en Astropharma. Lo más evidente era que tenían una relación indirecta y no hay documento que haga constar que ellos tenían poder de decisión en la empresa cuando el contrato del caso se dio. 

Castro Canales alega que su cliente jamás debió ser procesado y además agrega que el juicio fue algo «mediático» y con fines políticos en el contexto de convulsión que se vivía el país. 

Se refiere al 2015, cuando «los indignados» inundaron las calles con la consigna de «Fuera Joh» pidiendo la renuncia de Juan Orlando Hernández, en ese momento señalado por ser el responsable del desfalco del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). Este acto de corrupción mostró que el dinero de ese instituto fue a parar a la campaña de Hernández cuando ganó su primer mandato. Esto indignó una ciudadanía que además exigía un alto a la corrupción, no solamente en este caso sino en el desfalco a todo el sistema de salud. En ese año, la Fiscalía armó el caso Astropharma el cual se volvió consigna en las calles. 

El enojo ciudadano fue tal, que en septiembre de 2015, el abogado de Lena Gutiérrez, Eduardo Montes, fue asesinado al salir de su bufete, algo que en un inicio se atribuyó a la indignación por la crisis en el sistema sanitario y el caso del Seguro Social. 

«Lo que pasó con esto es que los denunciantes y el MP vincularon este tema del Ministerio de Salud al Seguro Social y decían que con lo que Astropharma le había vendido al seguro social habían muerto no sé cuántas personas y Astropharma nunca le vendió una pastilla al Seguro Social y eso lo aclaró un interventor del seguro social -si mal no recuerdo-  que salió haciendo una aclaración pública donde dijo que el caso del seguro social con el caso de Astropharma no tenía absolutamente nada que ver, no tenían ningún vínculo», dijo Castro Canales al respecto. 

Recomendamos leer: El país del encierro, del entierro.

El abogado Castro Canales opina que este juicio se produjo por asuntos políticos. Sin embargo, ¿cuál sería la razón, si Lena Gutiérrez era la vicepresidenta del Congreso Nacional en el que Juan Orlando Hernández fue el presidente y ambos son del mismo partido? Además, Marco Tulio Gutiérrez también tiene una historia política, fue designado presidencial en el gobierno nacionalista de Ricardo Maduro (2002-2006) y ha mantenido una relación estrecha de amistad y negocios con Juan Orlando Hernández Alvarado, presidente de Honduras.

«Eso no significa nada, mire Pepe Lobo, amigo de Juan Orlando, era presidente del Congreso y allí lo hizo secretario y luego candidato y mire cómo está la situación. Es que nadie sabe las vueltas de la vida», y agregó que «algunas personas dicen que en el gobierno fue que se construyó este caso para desviar la atención de los indignados en aquel momento que ya caía el gobierno. Yo recuerdo que si seguían los indignados unos tres días más, quién sabe cómo le hubiera ido a JOH, pero aparece esto…”

Foto de archivo/ Martín Cálix.

El abogado luego explica que con Lena Gutiérrez hubo un trato injusto y lo compara con el Caso Pandora, uno que él conoce bien porque también ha sido defensor privado de varios implicados. 

«Fíjese que a Lena, como era vicepresidenta del Congreso, le imputan un fraude especial contra el Estado de Honduras. A Lena solo con el auto de formal procesamiento le prohíben ir a desempeñar su trabajo de legisladora al Congreso de la República sin haberle decretado ninguna incapacidad o suspensión en el auto de prisión, ella lo que tenía era un arresto domiciliario y cosas así. Para que vea que las leyes aquí no son equitativas para todo mundo, ¿usted recuerda el Caso de Pandora, cuántos diputados había allí? y todos iban a trabajar, estando procesados, con auto de prisión y que estuvieron hasta presos. Con Lena no hicieron eso, simplemente la cortaron de tajo y le prohibieron llegar al Congreso legislativo. Imagínese qué clase de resolución del juez natural en ese tiempo que casualmente era el propio presidente de la Corte Suprema de Justicia. Esto fue un juicio mediático que se llevó a cabo en los medios de comunicación influenciado por la cizaña de esta sociedad civil que se llama ASJ y el MP que le atendía esas peticiones sin pruebas, ese juicio estaba condenado a perderse desde el comienzo y nosotros lo dijimos así», asegura. 

Cuando se dio la absolución de los Gutiérrez en 2019, la ASJ señaló que «esta decisión llena de profunda decepción a la población y a las organizaciones de la sociedad civil que han destinado sus esfuerzos en el combate a la corrupción e impunidad en el país». 

Los hechos

De acuerdo con el portal Contrataciones Abiertas de Honducompras, entre 2010 y 2015 Astropharma obtuvo 849 contratos valorados por un monto total de 377,696,021.64 HNL (aproximadamente 15.7 millones de dólares). Eso no se reflejó en un aumento del capital social de la empresa el cual se mantuvo en esos años en 10 millones de lempiras (500 mil dólares aproximadamente) según consta en sus actas registradas en la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa. 

De los 849 contratos, solamente se acusó a esta empresa y a sus fundadores por uno. El Tribunal de Sentencia, en el enunciado seis del fallo del caso Astropharma, detalla que el 16 marzo de 2012 se adjudicó la licitación pública 032-2011-SS mediante acta de recomendación 5-2012-SS por un monto de 89,458,585.00 HNL (aproximadamente 3.7 millones de dólares) . En esa licitación participaron 24 empresas debidamente certificadas y calificadas, entre ellas Astropharma, a la que le fue adjudicado el medicamento denominado ácido acetil salicílico de 100 miligramos. Por ese contrato fue la acusación. 

De acuerdo con el Ministerio Público, Astropharma también utilizó cinco registros sanitarios falsos para participar en los procesos de licitaciones de medicamentos de la Secretaría de Salud, pero según el fallo del Tribunal de Sentencias, en el juicio no presentó las pruebas suficientes para sustentar esta acusación. 

En el requerimiento fiscal contra 16 personas, entre ellas la familia Gutiérrez, Gilberto Lezama Toro, dos accionistas de la empresa GK American Electronics y 9 funcionarios públicos de la Secretaría de Salud, se explica que en dos ocasiones la Comisión evaluadora de esta instancia arrojó resultados diferentes sobre la calidad de la aspirina de este contrato. En uno de los resultados presentaba problemas de disolución y en otro no, lo que daba a entender que procedían de lotes diferentes. Además, los registros sanitarios no correspondían al producto y uno de ellos estaba vencido al momento de la licitación. Aún así, este contrato lo ganó Astropharma. Ante la Fiscalía, el proveedor de Astropharma, el Laboratorio Lain, aceptó su error con el medicamento y Astropharma se exculpó diciendo que solo eran proveedores y compradores «de buena fe». 

«Suponga usted que tuviera la razón esa gente de la sociedad civil y el MP al decir que las medicinas, o sea el ácido acetil salicílico -que es la aspirina para niños- hubiesen estado malas. Astropharma no es fabricante de medicamentos, es distribuidor de medicamentos, no fabrica una sola pastilla nunca, no tiene el equipo y no tiene el giro comercial para hacerlo, es distribuidor. Lo que hace Astropharma es comprar medicina a los laboratorios y venderlas. En este caso, si hubiese tenido problemas algún medicamento ya en el contrato se estipulaba en la cláusula 17 que tenía que reponerse por el fabricante, que en este caso era Laboratorios Lain», explica el abogado Castro Canales y agrega que Astropharma denunció por estafa a Laboratorios Lain en ese mismo año y ganó el juicio. 

La culpabilidad cayó sobre Flores Cisneros, propietario de Laboratorio Lain y proveedor de esta empresa después de la acusación que le interpuso Astropharma. La Fiscalía no acusó a nadie de este laboratorio y tampoco recayó responsabilidad sobre los funcionarios públicos de la Secretaría de Salud acusados por este caso. De acuerdo al fallo de enero 2019 (anterior al fallo sobre el caso Astropharma), esa empresa incurrió en otros fraudes porque vendió medicamentos a la empresa Astropharma que tenían problemas de disolución y porque no cumplió con las normas exigidas por la Secretaría de Salud en 2011. 

Cambios en Astropharma cuando Lena Gutiérrez ganó elecciones

La empresa Astropharma fue constituida el 18 de febrero del 2000 por Marco Tulio Gutiérrez Velásquez, Lena Karyn Arévalo de Gutiérrez, Reyna Isabel Gutiérrez y Mario Roberto Gutiérrez. En 2005, mediante el instrumento 15, se incorporaron Julio César Guitérrez, Ginette Karime y Lena Karyn Gutiérrez Arévalo.

El 28 noviembre de 2009, a través del instrumento 338, Astropharma pasó a ser propiedad de G.K. American Electronic luego de que la familia Gutiérrez vendió las acciones de Astropharma a esa empresa, momento en el que Lena Karyn Gutiérrez fue la diputada más votada en las elecciones generales de ese año. La Ley de Contrataciones del Estado de Honduras, en su artículo 15, numeral 7, prohíbe expresamente que funcionarios y sus familiares participen en negocios con el Gobierno. Con esta venta de acciones, Astropharma allanó el camino para ser contratista del Estado. 

En diciembre de 2011, la empresa Río Hydropower Corporation, constituida en Panamá en septiembre de 2010, compró el 99% de las acciones de G.K. American Electronic y el restante 1% lo compró Carlos Alberto Zamora Bautista, también absuelto del caso. Río Hydropower cambió su nombre en abril de 2013 a Green Village Management Corporation. Ese mismo año nombró como administradores en Panamá a Juan Francisco Chinchilla Peña y a Francis Rafael Contreras Rivera, subsecretario de regulación sanitaria en la Secretaría de Salud de 2014 a 2017 y actualmente comisionado presidencial de la Agencia de Regulación Sanitaria (ARSA)

También se nombró como director de esta empresa a Wilson Rolando Pineda Díaz, diputado por el Partido Nacional y actual Gobernador y Comisionado Departamental del Programa Gubernamental “Vida Mejor” en Gracias, Lempira. Además, Pineda Díaz es candidato a diputado 2022-2026 en la posición uno por el departamento de Lempira, ciudad de donde es originaria la familia presidencial. Pineda Diaz también estuvo involucrado junto a otros diputados en el Caso Pandora por presunta malversación de fondos por más de 282 millones de lempiras de las arcas nacionales.

Solicitamos al comisionado Rafael Contreras una entrevista para hablar sobre esta vinculación, sin embargo su respuesta fue que no tenía tiempo para atendernos. 

De acuerdo con el Registro Público de Panamá, la empresa Green Village Management Corporation tiene una condición de “Estatus Suspendido” desde 2019, pero cuando fue creada con el nombre Río Hydropower en 2010, en su junta directiva figuran las sociedades Daydream Corporate Directors, Bright Star Company Secretaries Inc. y Business Group Executive Inc. Estas tres empresas tienen acciones desde 2010 en otra empresa panameña: Gemini Management Corporation.

Según esos registros, en 2011 se otorgó el poder general de Gemini Management Corporation a Julio César Gutiérrez Arévalo, miembro de la familia Gutiérrez y también implicado en Astropharma. Hasta 2013 aparecen en la junta directiva de esa empresa Julio César Gutiérrez Arévalo y como tesorera Lena Karin Arévalo de Gutiérrez, madre de Lena Gutiérrez. 

Las capas empresariales permiten el anonimato y, aunque no es ilegal este mecanismo, ha sido evidenciado que puede favorecer la evasión de responsabilidades penales, civiles y mercantiles.

Recomendamos: Las capas que esconden los rostros del fraude durante la pandemia

El abogado Castro Canales explica que las empresas son «una ficción mercantil», que las empresas no delinquen sino quienes delinquen son sus administradores, ni siquiera sus accionistas. 

«Yo puedo tener acciones en una empresa y resulta que el gerente de esa empresa resulta ser un estafador, el accionista no tiene ninguna responsabilidad. Por eso la ley penal le atribuye la responsabilidad de los delitos cometidos a través de personas jurídicas mercantiles a los administradores. En el caso de Astropharma, ninguno de los Gutiérrez era administrador, ninguno era accionista. ¿entonces?», agrega.

A pesar de haber sido absuelta, el caso contra Lena Gutiérrez se volvió una marca negativa en su carrera política, tanto que en 2019 el Departamento de Justicia de los Estados Unidos la incluyó en el informe «Reporte al Congreso de los Estados Unidos sobre Corrupción en El Salvador, Guatemala y Honduras».

Empresa matriz Empresa matriz Empresa matriz Empresa matriz Representación Sucesión Empresa matriz Sucesión Representación Otro enlace Empresa matriz Empresa matriz Empresa matriz Sucesión Employment Empresa matriz Employment Employment Representación Employment Empresa matriz Employment Employment Employment ASTROPHARMA LENA KARYN GUTIERREZ AREVALO G.K. AMERICAN ELECTRONIC, S. D… CARLOS ALBERTO ZAMORA BAUTISTA COMISARIO: WILLIAM CHONG WONG,… GLADYS IRIAS RIVERA PEDRO PABLO ALVARADO HERNANDEZ ESTELA DEL CARMEN BANEGAS DIAZ KASMIR IBUKANE GARAY SUAZO HYDROPOWER CORPORATION RIO HYDROPOWER CORPORATION CARLOS EULOGIO ENAMORADO VAQUE… REYNA ISABEL GUTIERREZ VELASQU… CARLOS ALBERTO RAMIREZ RAMIREZ JULIO CESAR GUTIERREZ AREVALO MARCO TULIO GUTIERREZ VELASQUE… MARIO ROBERTO RIVERA GUTIERREZ GINETTE KARIN GUTIERREZ AREVAL… REPRESENTACIONES, S.A. DE C.V THOMAS BODDEN CUBERO EDUARDO LANZA RAUDALES GILBERTO LEZAMA TORO JUAN ANTONIO PIEDRAS SANZ OLMAN RONALDO ZAPATA TINOCO CARLOS ALBERTO ENAMORADO VAQUE…

Donaciones y cadenas de empresas y familias

En febrero de 2014, el señor Marco Tulio Gutiérrez, en representación de la empresa Inmobiliaria Marlen S.A. de C.V., donó a las Fuerzas Armadas de Honduras un terreno de 26 manzanas para la construcción de una pista de aterrizaje, un aeródromo en Lempira. Según su abogado, esto fue poco tiempo antes del juicio, cuando el señor Marco Tulio Gutiérrez era un empresario próspero y altruista.

De acuerdo con los documentos de donación, el terreno de 26 manzanas fue desmembrado de un lote de la Finca Los Molinos y el resto del terreno -115 manzanas– fue vendido por los Gutiérrez a Juan Francisco Chinchilla Peña, quien también desde 2013 era administrador de la empresa panameña Green Village Management Corporation. Chinchilla Peña además fue mencionado en una investigación del medio digital Expediente Público ya que fue él quien compró las acciones de la empresa de seguridad Sersel que eran propiedad de la madre del presidente Juan Orlando Hernández, antes que este fuera presidente con lo que se allanó el camino de Sersel para ser contratista del Estado.

Pero también, al menos en una ocasión, los Gutiérrez hicieron negocios con los Hernández, la familia del presidente. 152 Río Piedras, otra empresa que hasta 2014 era de los Gutiérrez, tenía un inmueble en un proyecto habitacional de la Inmobiliaria Villa Verde, una sociedad constituida por la actual primera dama Ana Rosalinda García Carías y la fallecida hermana del presidente, Hilda Hernández. En 2014 los accionistas de 152 Río Piedras, Lena Karin Gutiérrez Arévalo, Juan Carlos Suazo Suazo, José Guillermo Ayala Martínez e Ivis Adalid Escobar Martinez, traspasaron sus acciones  a la empresa panameña Blueriver Worldwide Inc, cuyos representantes fueron la señora Kasmir Ibukane Garay Suazo, la misma representante de Hydropower dentro de Astropharma y el abogado Marco Tulio Castro Canales, representante legal y abogado de Marco Tulio Gutiérrez. En febrero de 2021, Castro Canales fue nombrado ejecutor de acuerdos de la sociedad 152 Río Piedras para la venta de ese inmueble en Gracias, Lempira.

Castro Canales asegura en entrevista con este medio que él no recuerda haber hecho alguna diligencia con empresas de su cliente en Panamá y que no sabe de relaciones comerciales con los Hernández. Tampoco recuerda el traspaso del terreno a las Fuerzas Armadas, pero asegura que si eso fue así, todo tiene una explicación clara. El terreno se donó antes del perjuicio económico que él dice que sufrió su cliente por el juicio y era parte de sus actos de beneficencia; mientras que la constitución de empresas en Panamá no son nada ilegal.

«Es que usted se acuerda de ese tema de los Panama Papers, fíjese que allí la gente cree que tener una empresa en Panamá es algo oscuro y no es cierto. El vaticano tiene empresas en Panamá, la reina Isabel tiene empresas en Panamá, en Panamá papers salió eso… No podemos asumir que ellos son pícaros por eso, porque tienen una empresa en Panamá. La gente que tiene muchas inversiones, que tiene mucho dinero, crea estas empresas exclusivamente por temas de tipo fiscal, no para cometer delitos. Es por asuntos fiscales que las empresas en Panamá, como es un paraíso fiscal, no están tan gravadas como en otros lados, es un caso hipotético el que le planteo», dice y agrega que «usted sabe que Panamá es una jurisdicción donde se constituyen empresas off shore, la Fiscalía más bien debió haber presentado alguna prueba al respecto para poderlos vincular, si no lo hizo es que no existe ningún vínculo».

Finalmente, entre todas las compras y ventas de acciones, personajes que van y vienen en la empresa y sus vínculos con sociedades en Panamá, documentos de Astropharma a los que Contracorriente tuvo acceso demuestran que el 19 de febrero de 2020, mediante instrumento público número 42, el apoderado de Astropharma, Olman Ronaldo Zapata Tinoco, traspasó gratuitamente un terreno a favor de Marco Tulio Gutiérrez Velásquez, estableciendo con ese trámite un nuevo nexo entre la familia Gutiérrez y Astropharma. La propiedad está ubicada en  residencial Las Uvas de Tegucigalpa, capital de Honduras y está valorada en 16.3 millones de Lempiras.

Para el abogado Castro Canales esto pudo haber sido un pago por un préstamo que Astropharma le debía a Marco Tulio Gutiérrez, pero aseguró no saber nada de esta transacción.

Intentamos obtener una versión del Ministerio Público sobre sus argumentos para la casación en este caso, sin embargo, después de buscar presencialmente y vía chat al funcionario indicado para dar declaraciones del caso, no obtuvimos respuesta.

El abogado Marco Tulio Castro ha sido abogado de la familia Gutiérrez, actualmente, también es el abogado defensor de Marco Bográn y Alex Moraes, quienes enfrentan juicio por el caso de los hospitales móviles. Tegucigalpa, 3 de junio de 2021. Foto: Martín Cálix.

Vender acciones a empresas offshore para contratar con el Estado


Entre 2011 y 2019, tres empresas fundadas por Lena Karin Gutiérrez Arévalo y su familia recibieron 687.4 millones de lempiras en contratos públicos con el Estado, de acuerdo con el portal de contrataciones abiertas. 

Las empresas favorecidas son Representaciones e Importaciones de Honduras, Reprimhsa, con 262 millones de lempiras de 2011 a 2019; la sociedad mercantil G.A Energy que solo entre 2018 y 2021 recibió 47.8 millones de lempiras y Astropharma con 377,696,021.64 HNL en contratos de 2010 a 2015.

Estos contratos se dieron a través de la Secretaría de Salud, el Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados – SANAA, el Ministerio Público, el Poder Judicial, la Secretaría de Finanzas,  el Banco Central de Honduras, la Comisión Nacional de Banca y Seguros y la  Empresa de Energía Eléctrica (ENEE). En 2020, Reprimhsa reportó contratos también con Casa Presidencial. La familia Gutiérrez vendió las acciones de estas tres empresas el año en que Lena Gutiérrez salió electa como diputada en el Congreso Nacional. 

Ese año, tal como sucedió con la empresa Astropharma, los Gutiérrez vendieron el 99% de las acciones de Reprimhsa a la empresa G.K American Electronics y Representaciones S.A. de C.V.  y el 1% al señor Carlos Alberto Zamora Bautista. Después de esa transacción, de 2011 a 2019, Reprimhsa recibió 262 millones de lempiras en contratos con el Estado. Pero también en esos mismos años G.K. American Electronic recibió contratos por un monto de 22,973,207.53 HNL en ese mismo rango de tiempo. 

Uno de esos procesos de contratación fue con la unidad de Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados, SANAA. El contrato SANAA-DLC-8-2018, celebrado el 12 de junio de 2018, fue para la adquisición de cloro gas para la potabilización de agua para consumo humano por un monto de 15.5 millones de lempiras.

Posteriormente, el 25 de junio de 2018, la empresa obtuvo el contrato para proveer sulfato de aluminio grado A para la potabilización de agua para consumo humano. El contrato SANAA-DLC-9-2018 fue adjudicado por 31.3 millones de Lempiras. En 2018, tuvo 7 contratos por 82.6 millones de lempiras. El 16 de agosto de 2019, Reprimhsa tuvo el último pago por parte del Estado de Honduras por un monto de 98 millones de Lempiras. 

Sin embargo, para 2010, el 95 por ciento de las acciones que G.K. American Electronic poseía en Reprimhsa pasaron a la sociedad panameña Piedra Negra Development Corporation, representada por Federico Matamoro Galo y el restante 5 por ciento de acciones pasaron a Carlos Alberto Zamora Bautista. 

Piedra Negra Development Corporation es una empresa creada el 13 de septiembre de 2010 y conformada por otras empresas panameñas: Daydream Corporate Directors, Bright Star Company Secretaries Inc y  Business Group Executive Inc. Esas son las mismas empresas que figuraron en la junta directiva de Greenvillage Corporation, la accionista en GK American cuando compró las acciones de Astropharma. 

En los años en los que Reprimhsa tuvo la mayor cantidad de contratos con el Estado, ya las acciones de esta empresa habían pasado a otras manos. El 20 de marzo de 2017, Piedra Negra Development Corporation traspasó sus acciones a la empresa Camino Enterprises Limited, una empresa constituida en Islas Británicas Vírgenes el 16 de junio de 2014, con número de inscripción: 1833356 y representada por Jaime Vásquez del Arca. Las 50 acciones del socio Carlos Alberto Zamora Bautista fueron vendidas a Nelson Eduardo Boquin Alvarado. 

Por otra parte, la sociedad mercantil G.A Energy es responsable de dos proyectos: Hidroeléctrica Zinguizapa etapa I, II y III y proyecto Hidroeléctrico Río Blanco La Puerta, etapa I II y III. Hasta el 22 de abril de 2010, G.A. Energy estaba conformada por Lena Karyn Gutiérrez Arévalo, Juan Carlos Suazo Suazo, Julio César Gutiérrez Arévalo, Gineth Karime Gutiérrez Arévalo, Marco Tulio Gutiérrez Ávila y Lena Karyn Arévalo Zelaya. Como accionistas minoritarios figuraban Jack Arévalo Fuentes, Jack Arévalo Canahuati y Boris Arévalo Arévalo Canahuati, Ericka Arévalo Canahuati, dueños de 1000 acciones cada uno y Maria Fernanda Tobon Carías, dueña de 600 acciones. 

Los proyectos hidroeléctricos están localizados en el municipio de Vallecillo y Cedros del departamento de Francisco Morazán y la duración del contrato es por 50 años. Para la operación de ambos proyectos, la empresa G.A. Energy suscribió un convenio de crédito con Banco Atlántida.  En marzo de 2012, G.A. Energy, celebró con ese banco otro contrato de fideicomiso de garantía

Según el Sistema de Administración Financiera, Siafi, el Estado de Honduras pagó a G.A. Energy  47.3 millones de lempiras entre 2018 y 2021 en concepto de energía eléctrica para reventa del proyecto hidroeléctrico Zinguizapa, mediante el contrato No. 050-2010.

Las acciones que la familia Gutiérrez tenía en G.A Energy fueron vendidas el 22 de abril de 2010 a la sociedad mercantil Greenland Group Company, una empresa constituida en Panamá el 24 de marzo de 2010 y compuesta por otras tres empresas panameñas: Premier Corporate Directors Inc., Premier Company Secretaries Inc., y Premier Executive Directors Inc.

De acuerdo con el Registro Público de Panamá, el 27 de marzo de 2015 fueron nombrados como directores de Greenland Group Company Julio Cesar Gutierrez Arevalo (hermano de Lena Gutiérrez), Juan Carlos Suazo Suazo (esposo de Lena Gutiérrez) y Marco Tulio Gutierrez Avila. 

Ese mismo documento detalla que para el puesto de presidente fue nombrada Lena Karyn Arevalo Zelaya de Gutierrez; en el cargo de tesorero fue nombrado Carlos Eulogio Enamorado Vaquero y como secretario, Carlos Alberto Zamora Bautista, el recurrente accionista minoritario en varias empresas fundadas por los Gutiérrez. Como representante legal de Greenland Group Company fue nombrada  Kasmir Ibukane Garay Suazo, socia de la madre de Lena Karin Gutiérrez en las sociedades hondureñas Paulina’s Beauty Salon & Skin Center y en Inversiones Seg. Kasmir también fue representante de Hydropower cuando era accionista en Astropharma. 

A pesar de que la familia Gutiérrez vendió el 22 de abril de 2010 las acciones en G.A. Energy, un documento los vuelve a vincular en 2021. Mediante asamblea extraordinaria llevada a cabo el 12 de abril de 2021, el señor Julio César Gutiérrez Arévalo, figura como vicepresidente del consejo de administración de G.A. Energy. 

La historia se repite

 

El Ministerio Público de Honduras inició una investigación el 6 de agosto de 2020 contra la empresa Gestión y Tecnología S.A. de C.V. (GyT) por la venta sobrevalorada de 474,000 mascarillas N95 a Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H).  Cada mascarilla fue vendida a 107.25 lempiras, haciendo un total de 58.8 millones de lempiras por ese contrato. En ese caso están involucrados Juan José Lagos Romero y su esposa Waleska Zelaya Portillo, diputada por el Partido Nacional de Honduras.

El proceso de investigación se abrió luego de una denuncia hecha por Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) publicada en su informe “La corrupción en tiempos de Covid-19, parte 2”.

No obstante, la diputada Waleska Zelaya Portillo niega tener vínculos con la empresa Gestión y Tecnología S.A. de C.V. (GyT) argumentando que desde 2019, ella y su esposo, Juan José Lagos Romero, dejaron de ser socios en esa empresa.

La dueña de esas acciones es, desde ese entonces, la empresa panameña Baudin Overseas Corp, cuyo representante legal fue Marco Tulio Castro Canales, el mismo abogado de Marco Tulio Gutiérrez en el caso Astropharma y también es defensor de Juan José Lagos Romero y de la diputada Waleska Zelaya Portillo involucrados en ese mismo caso. 

Castro Canales vagamente recordó haber tenido algo que ver con Baudin Overseas Corp y que su derecho de representación legal en G y T fue revocado. En entrevista con este medio, se hizo la observación al abogado de que existe un patrón en la compra de acciones por parte de empresas offshore a lo que respondió que no, que estas son acciones mercantiles muy comunes y que no deben verse como sospechosas. 

«Esto es una cosa bien lógica, recuerde usted que estas son sociedades anónimas offshore que tienen su domicilio en otro país, eso no es ilegal sino que son dueñas de acciones, son accionistas. ¿Usted cree que los accionistas de la Shell son hondureños? son empresas offshore, eso es así, lo que pasa es que la gente no sabe esas cosas. Dígame aquí quien es accionista de esas grandes empresas petroleras… si usted va a ver los permisos de operación, las escrituras, va a encontrar son empresas offshore incorporadas bajo las leyes hondureñas. El código ya le dice que una empresa constituida en el extranjero debe cumplir ciertos requisitos y está autorizada bajo las leyes de Honduras para ejercer actos de comercio y así es. En el caso de G y T a mi me nombraron representante permanente pero ya no soy, me revocaron eso, si va al registro, usted va a encontrar que yo era el representante en algún tiempo. En algunos casos [de apertura de empresas en Panamá], se hace para mantener el anonimato, a nadie le gusta que sepan qué negocios tiene uno. Porque imagínese que usted fuera millonaria, ¿le va a gustar que se sepa dónde están sus cuentas, donde tiene su plata y todas esas cosas?”, dijo.

**Esta investigación fue editada y reporteada por Contracorriente y fue auspiciada a un colectivo de periodistas independientes por el consorcio Honduras en Acción Contra la Corrupción y Transparencia (HondurACTion), cuya organización está conformada por: Christian Aid (CA), el Centro de Desarrollo Humano (CDH) y el Organismo Cristiano para el Desarrollo Integral de Honduras (OCDIH) con el apoyo financiero de la Unión Europea.

Contra Corriente Administrator
Editora/Periodista
Total Posts: 81
Directora de Contra Corriente Periodista, artista y documentalista. Amante del cine, la música y la literatura. Cofundadora de Contra Corriente.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.