Dos ganadores a costa de un partido postrado

Las elecciones internas han generado una nueva crisis en el Partido Liberal. Dos de sus candidatos han dicho públicamente que ganaron las elecciones. El Consejo Nacional Electoral guarda silencio.

 

Texto: Allan Bu

Fotografías de Deiby Yánes y Martín Cálix

 

Eran las 8:15 de la mañana del 14 de marzo, decenas de carros estaban estacionados afuera del centro de votación ubicado en la escuela Dionisio de Herrera del barrio Río de Piedras de la ciudad de San Pedro Sula, departamento de Cortés, zona norte de Honduras. Los activistas políticos se aglomeraban entre una inusual cantidad de cámaras y micrófonos, un conjunto de mariachis esperaba el turno para tocar las rancheras del día debajo de una carpa del Partido Liberal (PL). Aquel jolgorio mediático y musical tenía una razón: Yani Rosenthal, precandidato de ese partido en las elecciones primarias, ejercería el sufragio en ese centro electoral que tenía dos urnas de cada partido de los tres que fueron a elecciones primarias: PL, Partido Nacional (PN) y Partido Libertad y Refundación (Libre).

Cuando Yani llegó, decenas de reporteros con micrófonos y grabadoras en mano, lo rodearon. Por un momento se olvidó el distanciamiento sugerido por los médicos para frenar la pandemia de COVID-19. Para presenciar la votación de Yani, hubo medios corporativos que asignaron hasta ocho personas (reporteros, camarógrafos y fotógrafos), entre estos algunos que son propiedad de la familia Rosenthal. Había hasta tres periodistas del mismo canal. 

Yani compitió en las elecciones primarias de 2021 por la candidatura oficial del PL contra Luis Zelaya, que busca por segunda vez la presidencia de Honduras y Darío Banegas, que desde el Congreso Nacional quiere saltar a la silla presidencial. 

Este proceso electoral es quizá el más desorganizado en la historia del país. Se realizó un censo electoral señalado por diversas inconsistencias, no se aprobó el dictamen para una nueva ley electoral que contenía las reformas que hubiesen, tal vez, evitado el lío que ahora tiene el PL. Tampoco se contó con una nueva cédula como se había prometido. Ni siquiera se logró contratar un sistema de transmisión de datos confiable.

De acuerdo con los datos del Consejo Nacional Electoral, los hondureños aptos para participar en el proceso eran 4,8 millones. Para estas elecciones se abrieron 5691 centros de votación en donde se instalaron 23,880 Mesas Electorales Receptoras, MER, informó el mismo organismo.

En totalidad, el CNE entregó 111,440 credenciales para representantes en las mesas, de las cuales al Partido Nacional le correspondieron 15,920; al PL 23,880 y al Partido Libre 71,640.

 

***

En el PL, la campaña fue dura, era anticipo de lo que venía. Zelaya ha señalado constantemente a Yani por cumplir una condena en una cárcel de Estados Unidos por delitos relacionados con el narcotráfico, mientras que el hijo del fallecido empresario Jaime Rosenthal (QDDG), aprovechó un conflicto familiar que ha tenido Zelaya con su madre, para responderle: «Lo vi diciendo que él puede ir a Estados Unidos y yo no. Es cierto no puedo ir a Estados Unidos, pero por lo menos puedo entrar a la casa de mi mamá y él no puede entrar a la de su mamá y prefiero entrar yo a la casa de mi mamá».

Yani Rosenthal, precandidato a la presidencia por el Partido Liberal, muestra su voto por los 20 precandidatos a diputados de su movimiento por el departamento de Cortés. San Pedro Sula, 14 de marzo de 2021. Foto: Deiby Yanes.

La canción de Pajarito

 

Al llegar a su centro de votación,  Yani recordó que desde la primera vez que él votó lo hizo acompañado de su padre Jaime Rosenthal, líder fuerte del liberalismo y quien murió en enero de 2019. «Esto es triste para mí», confesó.  

Recordó también que en 2017 no votó porque se encontraba preso en Estados Unidos, en donde se declaró culpable por participar en transacciones monetarias de propiedades derivadas de delitos de tráfico de drogas y fue sentenciado a 36 meses de prisión.

«Estoy contento de ser parte del movimiento que va ganar este día las elecciones», mencionó Yani, frente a un mar de micrófonos que lo asediaban. A sus espaldas el grupo de tres mariachis entonaba la canción con la que Ramón Villeda Morales, expresidente liberal, animó la campaña presidencial en 1959. Villeda fue derrocado mediante un sangriento golpe de Estado en 1963. 

El precandidato liberal también adelantó que el próximo presidente de la república tendrá una situación muy complicada porque «la situación en la que este Gobierno está dejando al país es lamentable, hay injusticias, incertidumbre y pobreza», afirmó.

 

Las gracias de Luis

 

Cuando en los medios empezaron a publicar resultados de las primeras urnas escrutadas, Luis Zelaya habló con voz calmada desde su sede de campaña. Agradeció a quienes votaron por su candidatura y prometió no defraudar. «Gracias a los que en redes sociales dijeron —voy a votar por Luis Zelaya— Vamos a ganar en la unidad de la honestidad y sacaremos a los corruptos que gobiernan», manifestó.

En las internas del PL hubo un evento inusitado. A través de las redes sociales, Salvador Nasralla externó su apoyo al precandidato Luis Zelaya y adelantó que viene una gran alianza para las elecciones generales de noviembre. «Hemos platicado centenares de Honduras sobre tus buenas intenciones y nos uniremos pronto para continuar la lucha por el rescate de Honduras de las garras de la narcodictadura», escribió Nasralla sobre Luis. 

También  Milton Benítez, un sociólogo con altos niveles de popularidad en redes sociales que conduce el programa El Perro Amarillo,  ha hablado de conformar una alianza presidencial con la doctora Suyapa Figueroa, presidenta del Colegio de Médicos de Honduras (CMH),hizo un llamado a realizar un «ejercicio ciudadano» votando por la candidatura Zelaya. «Depositemos la confianza en quienes se han atrevido a desafiar a los corruptos. Tu voto prestado a Luis Zelaya permitirá castigar de forma rotunda a quienes han hecho tanto daño, convirtiendo a Honduras en un narcoestado».

Zelaya, en respuesta, adelantó que a esa futura alianza podían unirse todos las personas honestas sin distingos de color, «en la unidad de la honestidad, los que no tienen vínculos con el narcotráfico, que no han sido acusado en actos de corrupción o cómplices de este narcogobierno, son bienvenidos todos, nos vamos abrazar como hermanos».

Sin embargo, alrededor de las 7 p. m., los medios corporativos empezaron publicar los resultados de boca de urna y en todas perdía Luis. El canal HCH compartió la encuesta realizada por Paradigma en la que Yani Rosenthal obtenía un 50 % de los votos del PL, Luis obtenía el 35 % y Darío Banegas 15 %.  Marketing Digital le dio resultados así: Yani el 45.5 %, Luis 39 % y Banegas 13.4 %.  Esta fue publicada por Televicentro y sus medios asociados.

En Canal 11, propiedad de la familia Rosenthal, publicó los datos proveídos por Le Vote Harris, en los que Yani obtenía el 47 % de los votos y Luis Zelaya se quedaba con el 40 %.  

Luis no tardó en reaccionar sobre los resultados de la encuesta y desestimó la información que estaban dando al unísono los medios corporativos del país. Lanzó una advertencia al Consejo Nacional Electoral: «le digo al CNE y a todos, que lo del 2017 no se va repetir». 

En 2017, Juan Orlando Hernández ganó por segunda vez la presidencia del país en un proceso que violó  la Constitución que prohíbe la reelección, en medio de denuncias de fraude, después de que perdía casi por cinco puntos porcentuales con el 57 % de las actas escrutadas. 

El precandidato liberal Zelaya manifestó que los mismos que declararon ganador al presidente Hernández en 2017 querían generar el caos: «Luis Zelaya está barriendo y estamos aquí para defender el voto de los hondureños. En las actas vamos ganando», sentenció. En esos comicios, las encuestas de urnas publicadas por los medios tradicionales daban a Hernández el 10 % de ventaja, pero en el primer conteo oficial perdía por cinco puntos. 

Simpatizantes de la corriente yanista instalados en las afueras del centro de votación del Instituto José Trinidad Reyes. San Pedro Sula, 14 de marzo de 2021. Foto, Deiby Yanes.

En su conferencia Luis mencionó que había ganado en Valle, Choluteca, Olancho, Atlántida y La Paz, también los dos departamentos más importantes del país: «Díganme qué candidatura ha perdido cuando gana Francisco Morazán y Cortés, nunca y Luis Zelaya está ganando  en esos departamentos». 

Los dos departamentos mencionados por Luis son los que tienen más carga electoral: Francisco Morazán tiene 1,227,553 personas habilitadas para votar y Cortés 1,008,772, entre los dos casi suman la mitad del censo electoral. Entre la polémica y la férrea lucha por la candidatura quedó, el tercero en discordia, que inicialmente era el candidato propuesto por el «lado oscuro» de PL, el mismo que finalmente apoyó la candidatura de Yani Rosenthal.

Banegas votó muy temprano en el centro de votación ubicado en la Universidad Nacional Autónoma de Tegucigalpa, desde donde presumió un lenguaje florido para invitar a los votantes a apoyar su candidatura: «Hacemos un llamado al pueblo a utilizar la papeleta, así como utilizamos el facebook para preguntar ¿dónde está el dinero?, para escribir todos nuestros pesares y sembrar una semilla de esperanza, votando por los que tenemos los manos limpias y no hacemos negocios con narcotraficantes».  

Banegas invitó a sus correligionarios a ejercer el sufragio reconociendo los cambios sufridos por el PL y la sociedad hondureña, que dijo está sometida a la tormenta de una pandemia y la corrupción más espantosa que ha sufrido nuestra nación. «Liberales este es nuestro tiempo, no permitamos que la sombra del cachurequismo se extienda más sobre nuestra generación y cambiemos a Honduras», dijo.

Según estas encuestas que no tienen validez electoral institucional, en el PL se dio la pelea más reñida en las primarias de 2021. En el PN parece que Nasry Asfura aventaja con mucha distancia a Mauricio Oliva y en Librek( la candidata Xiomara Castro gana de forma holgada en las encuestas, aunque sorprende el doctor Nelson Ávila que preliminarmente aparece en el segundo lugar. 

Sin embargo, no hay resultados oficiales. Las empresas que participaron en la licitación para la trasmisión de resultado no llenaron los requisitos, entonces los consejeros del CNE declararon desierto el proceso. Por eso determinaron escanear las actas hasta que lleguen las maletas electorales al centro de cómputo de dicho órgano. 

En una conferencia en la noche del 14 de marzo, Ana Paola Hall, Rixi Moncada y Kelvin Aguirre, consejeros del CNE,  prometieron que el proceso será público y la ciudadanía podrá ver el conteo en vivo. «No reconocemos ningún resultado porque no es oficial. El único resultado oficial será el escrutinio definitivo con actas escaneadas», sentenció la consejera Ana Paola Hall. 

El diputado liberal por el departamento de Cortés y precandidato a la presidencia de la República, Ángel Darío Banegas, después de ejercer el sufragio en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Tegucigalpa, 14 de marzo de 2021. Foto: Martín Cálix.

Pese a no haber resultados oficiales, Yani Rosenthal se declaró como ganador de los comicios liberales en reiteradas ocasiones: «hemos logrado algo que creían imposible», repitió el candidato en reiteradas ocasiones. Mientras tanto en el centro de cómputo del CNE siguen guardando silencio.



La Postración

 

El analista, abogado y miembro del PL, Edmundo Orellana Mercado, habló con Contracorriente sobre el entuerto en el que se encuentra el partido de las «milicias eternamente jóvenes». Orellana piensa que lo que se vive ahora es consecuencia del caos generado por los partidos políticos al no autorizar a tiempo en el Congreso Nacional un préstamo para el proceso de la nueva identidad y así no se generara un retardo en el proceso de enrolamiento gerenciado por el Registro Nacional de las Personas, que al final tuvo numerosas falencias. 

En el recorrido que realizó Contracorriente por centros de votaciones pudo constatar que varios electores no podían encontrarse en los listados, aunque algunos sí aparecían en el cuaderno de firmas. 

Orellana también resaltó que no se emitió una nueva ley electoral y en lugar de eso se aprobaron normas transitorias para que el CNE manejara medianamente el proceso de las primarias. Además, sostiene que hubo un retraso en las transferencias presupuestarias para arrancar con las elecciones. «Todo eso ha generado en el proceso una complicación que se ha traducido en el caos que ahora estamos viendo», afirmó.

 

 

Al preguntarle sobre los posibles escenarios de alianzas dependiendo el ganador en el PL, el abogado Orellana prefiere torcer la pregunta y ampliar el panorama: «veámoslo desde el punto del interés del país», nos dice y hace una pausa para lo que viene: «Honduras está inserto en un concierto de naciones, es el patio trasero de Estados Unidos, así lo consideran ellos y así nos hemos comportado con los gobiernos sumisos que hemos tenido. Dependemos mucho de la cooperación internacional. La pandemia y los huracanes han generado una crisis devastadora en el país, que nos costará mucho tiempo volver a los niveles de producción que teníamos antes, en esas condiciones, lo que necesitamos es personas que generen confianza a nivel internacional, estadistas que puedan sentarse con el resto sin ninguna reticencia de parte de los demás por problemas que pueda tener el presidente de Honduras y eso solo lo puede garantizar Luis Zelaya», dijo.

Sobre las alianzas no tiene duda que se darán, si gana Yani piensa que la alianza es con Libre «porque ya Mel lo anticipó, desde que estaba preso (Yani) le dijo que lo estaba esperando para hacer una sola fusión entre PL y Libre».

Y si gana Luis pues Orellana cree que la unión será con Salvador Nasralla y desde luego se abrirán las puertas a Mel Zelaya «para ver si se puede llegar con alguna plataforma que les permita pelear juntos en contra del partido gobernante», declaró.

Consideró que una alianza es el camino de la oposición: «creo que eso será inevitable a menos que quieran favorecer a Juan Orlando Hernández para que siga en el poder».

Orellana apunta que una hipotética victoria de Yani pondrá a muchos liberales en un «conflicto existencial» porque han cuestionado severamente a Yani por estar preso y piensa que será difícil que estos liberales se incorporen a la candidatura de Yani en caso de ganar, piensa que esos votantes favorecerán a otros y no votarán: «Eso le costará al Partido Liberal seguramente las postración sino la desaparición».

Allan Bu Author
  • Publicaciones
Sobre
Periodista y libre pensador.
Total Posts: 8
Periodista, Productor Independiente, Experiencia laboral trabajando para TN5 de canal 5, Canal 11, Canal 6, Diario La Prensa, Teleprogreso, HCH, Productor en varios reportajes para Univisión, Televisa de México, The Guardian, AFP. Trabajos realizados en Honduras, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Lituania, Holanda, España, Italia, Estados Unidos.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.