Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

¿Quiénes deben regular los proyectos ZEDE en Honduras?

El fin de semana en Roatán hubo una protesta en contra del proyecto “Honduras Próspera”, la Zona Especial de Empleo y Desarrollo (ZEDE) que comenzó a desarrollarse en la isla el pasado mayo. Un conflicto se ha desatado y hasta el momento el Comité para la Adopción de Mejores Prácticas de las ZEDE, mejor conocido como CAMP, brilla por su ausencia. En este comité integrado por 21 personas solo destacan 4 políticos y funcionarios del gobierno de Honduras, los miembros restantes son reconocidos estrategas políticos, empresarios, banqueros y activistas extranjeros. Hasta la fecha, al menos 2 personas de este comité han fallecido y no se conoce de una reestructuración del mismo. 

El 11 de febrero de 2014, a través del Diario Oficial La Gaceta, se dio a conocer quienes integran el CAMP para las ZEDE. La función de este comité es supervisar la creación y administración de estas zonas especiales y las personas asignadas a él son elegidas por el presidente de la república. En la lista inicial hay políticos y funcionarios públicos hondureños, empresarios europeos y estadounidenses, activistas y fundadores de distintos institutos de investigación. La mayoría de estas personas se identifican con ideas y principios libertarios y conservadores. Seis años después de su nombramiento, no se sabe si en algún momento se celebraron reuniones para discutir temas referentes a las ZEDE o si se han hecho cambios en el comité. 

Los hondureños que forman parte del CAMP son Ricardo Maduro Joest, empresario que fungió como presidente de la República por el Partido Nacional en el período 2002-2006 y Octavio Rubén Sánchez Barrientos, exministro de staff del gobierno de Porfirio Lobo Sosa. A ellos se suman el actual jefe del gabinete presidencial, Leonel Cardona López y Ebal Díaz Lupian, quien desempeña el cargo de secretario de la presidencia. Al intentar comunicarnos con Díaz para consultar cuál es el deber y la posición del CAMP ante lo ocurrido en los últimos días en Roatán con su proyecto de ZEDE, Próspera, no obtuvimos respuesta. 

Otro de los miembros del CAMP es Mark Klugmann, quien, a pesar de no ser hondureño, es un personaje que ha incidido en la política nacional, desempeñándose como asesor en los gobiernos de presidentes nacionalistas, Juan Orlando Hernández y Porfirio Lobo Sosa. El norteamericano también fungió como asesor de los expresidentes estadounidenses George Bush (padre) y Ronald Reagan. En una entrevista para el medio digital Libre Mercado, Klugmann aseguró que las ZEDE son «demarcaciones en las que se ofrecen facilidades a las empresas y los inversores. Hay numerosas razones para desarrollar nuevas zonas económicas especiales. Permiten que todo un país sea testigo del efecto que puede tener un tratamiento más favorable al sector privado». Klugmann no es el único estadounidense en el comité, lo acompañan otras 8 figuras públicas y políticas.

Faith Whittlesey, una de las 4 mujeres seleccionadas para ocupar puestos en el comité regulador de las ZEDE, fue la mujer de más alto rango en el personal de la Casa Blanca durante el gobierno de Ronald Reagan. Uno de sus mayores logros durante esa administración fue sentar las bases de la lealtad duradera de la derecha religiosa al Partido Republicano. Whittlesey consiguió el apoyo de grupos evangélicos y otros conservadores religiosos, los demócratas obreros descontentos y la Asociación Nacional del Rifle.

Ella también organizó el Grupo de Alcance Centroamericano de la Casa Blanca, cuyo objetivo era documentar la orientación marxista de las guerrillas sandinistas en Nicaragua. Más tarde, negó cualquier conexión con el escándalo que surgió cuando la administración vendió armas a Irán y utilizó las ganancias para financiar rebeldes que buscaban derrocar al gobierno revolucionario sandinista. Falleció a los 79 años, el 21 de mayo de 2020, a causa de un cáncer de hígado.

Grover Norquist, activista político y estratega por causas conservadoras y libertarias. Actualmente es el presidente de la organización de cabildeo Americans for Tax Reform. Según datos publicados por diversos medios de comunicación estadounidenses, recientemente el activista libertario tomó en préstamo fondos de ayuda del gobierno federal que estaban dirigidos para el alivio de las pequeñas empresas que se vieron afectadas por la pandemia. «Tomó un préstamo de entre 150 000 dólares y 350 000 dólares del Programa de Protección de Cheques de Pago, según los datos divulgados por la Administración de Pequeñas Empresas», publicó Bloomberg el 6 de julio de este año.

Mark Skousen es un economista norteamericano de principios libertarios y, según lo publicado en La Gaceta, es miembro del CAMP. Skousen dirigió entre 2001 y 2002 la Fundación para la Educación Económica, organización sin fines de lucro que promueve el libre mercado. Durante su presidencia, el economista organizó una conferencia libertaria no partidista con el objetivo de congregar a todos los grupos de reflexión, organizaciones y personas que se preocupan por la libertad personal, los derechos civiles, los principios de libre mercado y la libertad económica.

Michael Reagan, hijo adoptivo del expresidente estadounidense Ronald Reagan, es actor, conductor de programas radiales, estratega político y miembro del Partido Republicano. A lo largo de su vida, se ha visto envuelto en distintos líos legales, en 1981 se le acusó de violar las leyes de seguridad del Estado de  California. Las autoridades del Condado de Los Ángeles alegaron que Reagan trabajó con algunos  inversionistas que realizaron arreglos accionarios y venta de valores ilegales.  

Alex Cranberg, es un empresario de la industria petrolera y reconocido donante del Partido Republicano que se vio envuelto en un escándalo en 2019 cuando él y uno de sus socios presentaron una oferta para la búsqueda de petróleo y gas en un extenso sitio controlado por el gobierno ucraniano. El estadounidense, a través de Ukrainian Energy,  una empresa de reciente creación, compitió para la obtención de los derechos de perforación y ofreció millones de dólares menos que su único competidor. Pero su empresa, recibió el contrato de 50 años, después de haber sido recomendada por funcionarios públicos de Estados Unidos.

Morton Blackwell es un activista conservador y miembro del Partido Republicano. En 1979 fundó el Leadership Institute, una fundación educativa sin fines de lucro que se dedica a la enseñanza del uso de la tecnología política a activistas conservadores. Actualmente se desempeña como miembro del Comité Nacional de Virginia en el Comité Nacional Republicano. A Blackwell se le considera especialista en asuntos relacionados con las reglas de la institución política a la que pertenece. 

El Juez del Tribunal de Demandas Federales de Estados Unidos, Loren A. Smith, quien se autoproclamó como libertario también forma parte del CAMP. Smith fue nombrado juez en 1985, en la administración de Reagan después de haber estado involucrado en la campaña electoral del entonces presidente de Estados Unidos. A lo largo de su carrera se le ha conocido por ser uno de los jueces más conservadores del país y por haber sido asesor en la redacción de la constitución de Tailandia en 2007.

Protesta en Roatán en contra del proyecto ZEDE “Honduras Próspera”. Fotografía ciudadana.

Richard W. Rahn es presidente del Instituto para el Crecimiento Económico Global y es miembro del consejo editorial de Cayman Financial Review. Desde  2002 hasta 2008, Rahn se desempeñó como el primer miembro extranjero de la Junta Directiva de la Autoridad Monetaria de las Islas Caimán, que regula el centro financiero offshore más grande del mundo.

En la publicación de La Gaceta también se menciona al georgiano Kakha Bendukidze, quien se hizo conocido como uno de los principales libertarios de Rusia después de la caída de la Unión Soviética. Durante su carrera, dirigió un grupo de trabajo sobre impuestos y moneda dentro de la Unión de Industriales y Empresarios de Rusia y presionó para que se produjeran cambios en la política fiscal. Cuando la Unión Soviética comenzó a privatizar empresas estatales, el libertario georgiano obtuvo Uralmash, la fábrica de maquinaria pesada característica del ya desaparecido país y muchas otras empresas en las industrias de construcción de maquinaria, energía y química, bajo el paraguas de una sociedad de cartera llamada OMZ. Bendukidze falleció pocos meses de ser nombrado miembro del CAMP, el 13 de noviembre de 2014 después de someterse a una cirugía de stent cardíaco.

Otro empresario europeo que integra el comité regulador de las ZEDE es el banquero y fundador del Saxo Bank Lars Seier Christensen. El danés es seguidor de Donald Trump y sus políticas económicas y fiscales. En una entrevista brindada al diario Berlingske, asegura que «Donald Trump es mejor que el presidente estadounidense promedio». A esto agregó que la política económica del mandatario beneficia a todo el mundo y su gestión de la pandemia ha sido objeto de críticas injustas. 

Barbara Kolm, vicepresidenta del Banco Nacional de Austria y directora del Instituto Hayek es, quizás, la persona más polémica involucrada en el comité. Según información de la Organización Fraternal Negra Hondureña (Ofraneh), Kolm es la presidenta del Comité CAMP de las ZEDE. Recientemente fue acusada de financiar ilegalmente a distintos movimientos populistas de ultraderecha. La austriaca, en repetidas ocasiones, ha negado la existencia del cambio climático. Cuando fungió como directora del Centro Económico Austriaco, estuvo presente en una de las conferencias del político alemán Tilo Sarrazin, quien rechaza la migración no blanca hacia Europa.

Gabriela von Habsburg, también conocida como Archiduquesa Gabriela de Austria, fue Embajadora de Georgia en Alemania desde 2009 hasta 2013. Es nieta de Carlos I, el último Emperador de Austria. Gabriela asegura que la historia de Georgia sirvió como crisol para la cultura europea y sostiene que las reformas liberalizadoras del presidente Mikheil Saakashvili han estimulado la economía de Georgia y han sido bien recibidas por la población, lo que la ha llevado a trabajar para que Georgia sea miembro del mercado europeo.

Salem Ben Nasser Al-Ismaily es el único árabe que ocupa un puesto en el CAMP. Actualmente es asesor en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Omán. También se desempeñó como presidente y director ejecutivo de la Autoridad Pública de Promoción de Inversiones y Desarrollo de Exportaciones del Sultanato de Omán. Al-Ismaily es el fundador y presidente de la International Research Foundation, institución sin fines de lucro que ha sido pionera en la investigación de la libertad económica en la Liga Árabe. Esta fundación busca medir hasta qué punto los ciudadanos de las naciones árabes pueden tomar sus propias decisiones económicas, sin limitaciones impuestas por el gobierno o las élites.

De los 21 integrantes del CAMP, 3 son empresarios latinoamericanos. Uno de ellos es el panameño Surse Pierpoint, creador de la Fundación Libertad Panamá que busca promover las reformas de libre mercado. Desde 1989 es el gerente de Colón Import & Export y forma parte de la directiva de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón, Panamá, donde fue presidente de 2014 a 2017. También está Alejandro Chafuen del Atlas Economic Research Foundation, quien además forma parte de varios think tanks enfocados a la investigación de temas relacionados con temas de libre comercio y el abogado peruano Enrique Ghersi, litigante en tribunales y arbitrajes, especialista en Derecho Penal Económico y Análisis Económico del Derecho. Incursionó en la política en 1990, fue elegido como diputado por el partido Frente Democrático y participó en la Comisión Bicameral de Presupuesto.

Algunos de los miembros integrantes del CAMP fallecieron en los últimos 6 años y aun se desconoce si hay cambios, renuncias o nuevos integrantes, mientras tanto los promotores de las ZEDE buscan materializar sus proyectos e ideas sin contar con la supervisión del órgano destinado a cumplir con esa función. 

Sobre
Periodista aficionada a las historias de crimen real, sucesos paranormales y ufología.
25 septiembre, 2020
La atención primaria a la pandemia en Tegucigalpa 
29 septiembre, 2020
Miel Trigona y un santuario de abejas que busca educar, rescatar y producir

Comenta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.