Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

“La salida que propone DESA es peligrosa”, Berta Zúniga ante anuncio de suspensión de proyecto hidroeléctrico

Por: Jennifer Avila

La empresa Desarrollos Energéticos S.A. emitió un comunicado hoy anunciando que suspende el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca en San Francisco de Ojuera, Honduras tras una serie de conflictos que terminaron en el asesinato de la líder ambientalista Berta Cáceres, fundadora del Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh). Su hija, Berta Zúniga asegura que no es suficiente.

“Creemos que es una victoria de la lucha que se ha mantenido desde 2013 por la liberación del Río Gualcarque, la retirada del FMO y Finn Fund pero falta la retirada del BCIE quien tiene el capital más grande. Alertamos que ellos han propuesto una salida de dialogo responsable y es peligrosa”, dijo Zúniga Cáceres en una entrevista a Contra Corriente. Esta joven, la segunda entre las hijas de Berta es la heredera del liderazgo en esta lucha, ella es ahora la coordinadora de Copinh.

“Con esto, Hidroeléctrica Agua Zarca quisiera preguntarles respetuosamente a las comunidades en el área de influencia del proyecto sobre su decisión en torno al futuro de la iniciativa y para que decidan qué opciones tienen para su desarrollo. Agua Zarca se compromete a aceptar la decisión de las comunidades, esperando que el diálogo sea voluntario, transparente y libre de influencias externas, así como convocado y guiado por un organismo internacional respetable, con la capacidad, mandato y experiencia necesaria para este trabajo”, establece el comunicado publicado hoy en la página web de Agua Zarca donde anuncian la suspensión del proyecto tras la retirada de los fondos del FMO (Banco holandés).

Maqueta de hidroeléctrica Agua Zarca.

Para Zúniga consultar cuando ya se han cometido delitos que aun siguen en la impunidad, puede profundizar la situación de violencia y conflicto en las comunidades en el área de influencia.

“Quieren consultar cuando ya hay delitos, una maquinaria de intimidación y amenaza. La salida de los bancos evidencia que es un proyecto violador de las comunidades lencas y sus derechos, y que no tenían otra alternativa más que suspender. Pero en la práctica nada cambia, el proyecto está inactivo con su maquinaria de corromper las autoridades porque la concesión la sigue teniendo DESA”, agregó Zúniga.

Consultamos a Ramón Rivera, promotor social del proyecto Agua Zarca en San Francisco de Ojuera, Santa Bárbara y se mostró sorprendido por el comunicado. Rivera trabaja con los proyectos sociales que la empresa ha prometido a las comunidades para que acepten el proyecto, sin embargo, desde el asesinato de Berta Cáceres, todo está parado, la construcción de la represa y los proyectos comunitarios.

“No podemos dejar a la gente con la expectativa, tenemos que cumplirles los proyectos que les prometimos, el proyecto de agua, un puente que es importante para ellos. Hay tantos problemas a nivel internacional y nacional, creo que es saludable hacer un alto pero no podemos parar el desarrollo de las comunidades”, nos respondió Rivera.

Apesar de no tener certeza de la suspensión, Rivera asegura que la empresa está “congelado” pero que no es un proyecto que se puede cerrar de la noche a la mañana porque tiene todo el respaldo legal, el contrato de energía, la concesión, la licencia de impacto ambiental, “es un proyecto legal”.

Rivera asegura que esto no significa renunciar a la concesión y que no se puede perder la inversión que la empresa ha hecho en la zona de influencia, algunas comunidades en Intibucá y otras del lado de Santa Bárbara en el occidente del país.

Tras el asesinato de Berta Cáceres y la posterior detención del ingeniero Sergio Ramírez, gerente del proyecto, la construcción de la hidroeléctrica estaba abandonada. Personas de esta comunidad junto con Rivera lideraron protestas para pedir que el proyecto continuara y que se les cumplieran las promesas de mejoras en la comunidad a cambio del funcionamiento de la represa sobre el río Gualcarque.

Berta Zúniga y el Copinh siguen exigiendo que se retire la concesión sobre el río Gualcarque y el permiso de operación de esta empresa. “Desa no ha salido del sector, sigue con actividad de influencia del proyecto, siguen operando haciendo trabajo de convencer a las comunidades haciendo campañas de desprestigio al Copinh para en un futuro activar el proyecto hidroeléctrico con nuevo capital. Si siguen teniendo la concesion es una amenaza”, expresó.

Agregó que exigen un plan de salida responsable que incluya la verdad y castigo a quienes planearon y ejecutaron las violaciones de DDHH y el asesinato de su madre.

El comunicado de Agua Zarca concluye diciendo: “El Proyecto Agua Zarca trabaja en Honduras una iniciativa de energía limpia, ecológica y renovable bajo una rigurosa política de relaciones amigables, de respeto a los derechos humanos y respeto al medioambiente”, y su promotor, Ramón Rivera asegura que es una esperanza de que el proyecto podría seguir trabajando.

Puente que une la comunidad Valle de ángeles en Intibucá y San Francisco de Ojuera en Santa Bárbara.

6 julio, 2017
¿David o Goliat? A pulso el modelo Medellín en la Capital Industrial
7 julio, 2017
Mujer trans y defensora: doble revelación

Comenta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.