CCIC apoya subsidio de energía, pero pide cuidar la competitividad

El Congreso Nacional (CN) presidido por el diputado Luis Redondo llevó a cabo la primera reunión del mes de febrero. Sin quórum, se debatieron varias propuestas como la aprobación del subsidio de la energía eléctrica y disminuir un 0.45 centavos de dólar el precio del galón de los combustibles. Congreso Nacional, Tegucigalpa, 02 de febrero de 2022. Foto: Antonio Gutiérrez. | noticias | hoy | legislación 2022 honduras | gobierno de Xiomara Castro

La presidenta Xiomara Castro anunció en su primer día de funciones un subsidio a 1,3 millones de hondureños que consuman menos de 150 kilowatts. Representantes de la clase empresarial manifestaron su acuerdo con la medida, pero piden «formas creativas» para cumplirlo. Hasta ahora la Secretaría de Energía en Honduras permanece acéfala.

Texto: Allan Bu
Fotografías: Antonio Gutiérrez


En su primer discurso como presidenta de Honduras, Xiomara Castro Sarmiento dijo ante unas 29 mil personas en el estadio Nacional que a partir de su asunción al poder todos los abonados a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) que consuman menos de 150 kilowatts no pagarán factura de energía. 

A principios de 2020, una comisión interventora encabezada por la abogada Miriam Guzmán, tomó control de la ENEE sin resultados visibles. La empresa estatal sigue en picada, aunque provea un servicio requerido y pagado por millones de usuarios.

El nuevo Gobierno ha anunciado que todas las comisiones interventoras que formó la administración anterior dejarán de funcionar, incluyendo la que se encuentra en la estatal eléctrica. A pesar de esta medida, todavía Xiomara Castro no ha nombrado al nuevo secretario de energía ni al nuevo gerente de la ENEE, siendo estos de los pocos cargos que aún no han sido designados. 

La presidenta hizo públicos 22 compromisos en su primer día de funciones, pero el subsidio a la energía es la promesa que más ha sido escudriñada. Por supuesto entre los beneficiarios ha causado mucha simpatía, pero hay dirigentes empresariales que piensan que la medida debe tomar en cuenta algunos aspectos y no aplicarla a rajatabla, como lo mencionó, para más de 1,3 millones de abonados.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Cortés (CICC), Eduardo Facussé, consideró que la voluntad de la presidenta para cumplir su promesa es «admirable», pero también se deben cuidar otros aspectos: «No puedo cuestionar el subsidio, pues es una voluntad admirable de querer apoyar a la gente más desposeída. Eso lo apoyo y lo aplaudo, pero al mismo tiempo tenemos que cuidar que no se pierda la competitividad a nivel nacional y buscar la manera, siendo creativos, para ayudar a la gente más desposeída, pero sin perder la competitividad en el costo energético del país. La empresa privada desea apoyar y buscar la forma creativa para que podamos cumplir con ambas cosas», afirmó. 

De acuerdo con el portal Estrategia y Negocios, en 2019, en Nicaragua se pagaba la energía más cara de Centroamérica al pagar USD 0.24 por cada kilowatt, en Costa Rica y Honduras se pagaba USD 0.22, mientras que el precio más barato de la región se encontraba en Guatemala donde se pagaba USD 0.16 por la misma cantidad. 

El secretario de Desarrollo Económico, Pedro Barquero, manifestó que el subsidio para 1,3 millones de hondureños que consumen menos de 150 kw serán absorbidos a través de las arcas del Gobierno y las tarifas en el área comercial e industrial, es decir, los grandes consumidores.

Manuel Tróchez trabaja en un laboratorio privado y también administra justo a su familia un emprendimiento familiar en San Pedro Sula. A su juicio el subsidio aprobado es positivo y ha dado esperanza a cierta parte de la población, pero también pide analizar la forma cómo se aplicará esta iniciativa: «Se dice que ese cargo será trasladado a la industria y al comercio, habría que analizar a qué parte del comercio se debe de aplicar esto», nos dice. 

Él menciona que a raíz de la pandemia de COVID-19, que llegó a Honduras en marzo de 2020, por la cual se perdieron más de medio millón de empleos, muchas personas decidieron emprender pequeños negocios y de esa forma han sobrevivido. «Sería injusto que esas personas que han empezado con restaurantes, tiendas y otros, se les traslade un alto costo por tener un pequeño negocio», señala Manuel, quien recalcó que a primera vista la ley es positiva, pero hay que ver si realmente se aplica a las personas que lo necesitan. 

Jorge Díaz y su familia son dueños de una fontanería. Él piensa que los costos del negocio no aumentarán a raíz del subsidio anunciado por el Gobierno. «Me imagino que a los grandes contribuyentes si les puede aumentar los costos, pero no significativamente», dice.

No obstante se quejó que durante la pandemia, la micro, pequeña y mediana empresa no han recibido subsidios ni dispensas. «Espero que nos incluya», aseguró Díaz. Las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) son el mayor empleador del país, pero durante la pandemia se estima que un 10 % del sector cerró operaciones por el confinamiento. 

El país tiene que buscar recursos para cubrir ese subsidio. Para cubrir esta promesa de campaña del Gobierno de Xiomara Castro se necesitan unos (USD 266 millones) HNL 6500 millones al año. A esto hay que agregarle que en una entrevista para este medio, Pedro Barquero manifestó que la ENEE tiene una deuda acumulada en la última década de unos (USD 2869 millones) HNL 70,000 millones. 

La estatal eléctrica ha llegado a esta crisis que parece interminable por malas administraciones y malos negocios. La ENEE comenzó a derrumbarse desde la época de los apagones en los años 90 que llevaron a la firma de descabellados contratos de generación de energía térmica. Después, a partir de 2007 con la puesta en vigencia de la Ley de Promoción a la Generación de Energía Eléctrica con Recursos Renovables se firmaron más de 200 contratos, en cuyo valor, le decía el economista Hugo Noé Pino a Contracorriente en 2020, se explica gran parte de la deuda. 

El economista y empresario sampedrano Carlos Urbizo Solís sostiene que prácticamente todos los Estados del mundo, «incluso el Vaticano» tienen cierta función social que desempeñar porque siempre habrá personas con ingresos muy bajos que no permiten una vida relativamente digna: «Entonces tienen que buscar formas sabias e inteligentes de ayudar a esa gente y eso es bien común, no debemos de asustarnos por eso», señaló.

Manifestó que el subsidio propuesto por la gobernante es una forma de apoyo que él consideró está bien y es más efectivo que dar dinero, aunque también advirtió que la iniciativa «es medio populista, porque ese millón de personas (que recibirán el subsidio) estarán agradecida con el Gobierno, pero dejemos eso a un lado, a mí me parece bien la medida». 

Leer: La gran estafa renovable de la ENEE

En 2014 entró en vigencia la Ley General de la Industria Eléctrica que permitió la escisión de la ENEE en tres sociedades que fueron constituídas con la finalidad de rescatar a la estatal energética: Empresa de Generación y Comercialización de Electricidad (Egeco), Empresa Eléctrica de Transmisión y Operación (Emeto) y Empresa de Comercialización y Distribución de Electricidad (Edco).

No obstante, el desastre ha aumentado bajo este nuevo esquema. En 2016, con la llegada del consorcio Empresa Energía Honduras (EEH), las quejas contra la estatal crecieron. A la EEH se le delegó por siete años la medición, lectura, factura y cobro del servicio cobro del servicio de distribución, la operación y mantenimiento de la red de distribución y la reducción de la pérdidas en 17 %, esto no ha sido cumplido, pero el contrato no puede ser terminado porque el Estado hondureño se expone a una demanda, decía Hugo Noé Pino en 2020. 

La creación de la EEH originó problemas internos en el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee), ya que como organización estos tienen una participación del 8% en las acciones de la EEH. En abril del 2021, los trabajadores denunciaron al presidente del sindicato Miguel Aguilar de haberse apropiado de las utilidades de la inversión.

En 2019, Aguilar había sido declarado culpable por el delito de apropiación indebida, pero evitó la cárcel interponiendo un recurso de amparo, con suspensión del acto reclamado, ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Esta acción le fue negada el 6 de enero de 2022. constituídas con la finalidad de rescatar a la estatal energética. constituídas con la finalidad de rescatar a la estatal energética. «La Sala de lo Constitucional ha fallado dictando una sentencia no a favor de esta persona, esperando que el expediente sea remitido al Tribunal de Sentencia», dijo la vocera de la CJS, Lucía Villars. 

Con lo antes dicho, el Congreso Nacional encabezado por Luis Redondo, en medio de una crisis legislativa en la que el disidente de Libertad y Refundación Jorge Cálix, también se ha declarado presidente del hemiciclo, aprobó el subsidió a 1,3 millones de hondureños que consumen menos de 150 kilowatts.

Una de las incógnitas que vienen con el subsidio de la energía eléctrica en el país es cómo se lo tomarán las empresas grandes ya que el secretario de desarrollo económico, Pedro Barquero, dijo en el Congreso Nacional que «ese costo será trasladado a la tarifa industrial y a la tarifa comercial una parte, ninguna parte al resto de los abonados residenciales». Tegucigalpa, 03 de febrero de 2022.
Una de las incógnitas que vienen con el subsidio de la energía eléctrica en el país es cómo se lo tomarán las empresas grandes ya que el secretario de desarrollo económico, Pedro Barquero, dijo en el Congreso Nacional que «ese costo será trasladado a la tarifa industrial y a la tarifa comercial una parte, ninguna parte al resto de los abonados residenciales». Tegucigalpa, 03 de febrero de 2022. Foto: Antonio Gutiérrez.

La bancarrota versus el subsidio

El 27 de enero, día en que tomó posesión, Xiomara Castro, antes de anunciar el subsidio a la energía eléctrica, afirmó que recibía un país en bancarrota. El país heredó una deuda de 17 mil millones de dólares de deuda interna y externa. Hay que preguntarse, si no hay una contradicción intrínseca entre hablar de semejante deuda y luego hacer un anuncio para regalar energía.

Para el economista sampedrano Carlos Urbizo el término bancarrota utilizado por la presidenta es más político que económico. «El Gobierno no está en bancarrota. Los Gobiernos no quiebran, lo que hacen es dejar de pagar, los regañan y les ponen un plan de ajuste estructural y eventualmente les dan un préstamo otra vez. Ni les quitan nada, ¿cuándo han demandado al Gobierno por una deuda multilateral?», nos pregunta. 

Además, asegura que en las arcas del Gobierno siempre reciben miles de millones de lempiras para sostener al Estado. «Nosotros (los contribuyentes) en impuestos vamos a pagar más de HNL 100,000 millones y el Gobierno los va a gastar. Es metafórico eso de la bancarrota. Es como decir aquí han despilfarrado el dinero y ahora tendremos que gastar más para hacer lo que aquellos no hicieron», explicó. 

El presidente de la CCIC, Eduardo Facussé, expone que aunque haya habido un mal manejo de la administración anterior, se deben buscar otras maneras para apoyar las necesidades de la población. «Es cierto, hubo un muy mal manejo de los últimos Gobiernos, el aparato estatal ha crecido a algo insostenible, pero ella (Xiomara Castro) lo que está tratando de decir es que a pesar de estas dificultades, no vamos a dejar desamparados a la gente más desposeída del país. Es lo que yo interpreto. Creo que en parte tienen razón, porque esas personas nunca han sido parte de las decisiones que se han tomado», dijo Facussé. 

La inversión y los líos del Congreso

Si bien es cierto, los empresarios piden prudencia en el manejo del subsidio a la energía, no provoca tanta preocupación como la crisis en la que se encuentra el Congreso Nacional, donde hay dos directivas. Tanto Jorge Cálix como Luis Redondo (quien tiene el reconocimiento del Poder Ejecutivo), se declaran presidentes del Legislativo. 

El jueves 3 de febrero, 76 diputados se mantenían en apoyo a Jorge Cálix, quien desde el domingo 23 de enero, cuando fue ratificado como presidente por 79 votos en un proceso con vicios de nulidad, no ha vuelto aparecer en el hemiciclo. Redondo, con una minoría de diputados propietarios y con suplentes ocupando curules, han aprobado leyes y decretos, incluido el que permite al Gobierno subsidiar a los que consumen menos de 150 kilowatts. 

Leer: Diputados oficialistas aprueban amnistía que favorece a exfuncionarios del Gobierno de Manuel Zelaya

Eduardo Facussé sostiene que cuando hay incertidumbre jurídica la inversión se aleja: «porque no se sabe realmente cuáles serán las reglas del juego y que será lo que van a proteger. El conflicto en el Congreso ha dividido la legalidad y la legitimidad y estas dos figuras deben estar unificadas».

Comentó que en este momento hay falta de certidumbre de cómo operará el país en la parte económica al no haber un acuerdo político y que ya están sintiendo efectos bastantes grandes por la ausencia de diálogo y entendimiento entre los políticos.

El Congreso Nacional (CN) presidido por el diputado Luis Redondo llevó a cabo la primera reunión del mes de febrero. Sin quórum, se debatieron varias propuestas como la aprobación del subsidio de la energía eléctrica y disminuir un 0.45 centavos de dólar el precio del galón de los combustibles. Congreso Nacional, Tegucigalpa, 02 de febrero de 2022. Foto: Antonio Gutiérrez. | noticias | hoy | legislación 2022 honduras | gobierno de Xiomara Castro
El Congreso Nacional (CN) presidido por el diputado Luis Redondo llevó a cabo la primera reunión del mes de febrero. Sin quórum, se debatieron varias propuestas como la aprobación del subsidio de la energía eléctrica y disminuir un 0.45 centavos de dólar el precio del galón de los combustibles. Congreso Nacional, Tegucigalpa, 02 de febrero de 2022. Foto: Antonio Gutiérrez.

«La inversión genera desarrollo y después progreso, porque el empleo lo que hace es permitir un ingreso para que las personas puedan sostener su familia, dar educación, salud y las otras necesidades, pero si no tenemos inversión y no generamos los empleos. Lo que viene es calamidad, porque no podremos sostenernos sin inversión, que es lo que necesita y lo estamos alejando, estamos en la dirección contraria», lamentó Facussé. 

Carlos Urbizo Solís cree que la crisis en el Poder Legislativo puede tener un efecto momentáneo o generar postergar la decisión de una eventual inversión. «Mire la imagen de Honduras no podría estar más golpeada de lo que está, lo que hace es retrasar muchas decisiones», sostiene.

Pero la crisis legislativa podría no ser la única preocupación de la clase empresarial. Urbizo Solís recuerda que la presidenta ha dicho que quiere un Gobierno socialista y piensa que debe haber claridad en el tema: «¿Qué quiere decir con eso? tiene que definirlo. El socialismo significa en su esencia que el Gobierno es el dueño de los medios de producción. Desde el rojo chino hasta el rosado ¿dónde vamos a estar con este Gobierno?, no lo sé, tiene que explicarse mejor ¿qué quiere decir socialismo?, tienen que definirlo». 

  • Publicaciones
Sobre
Periodista y libre pensador.
Total Posts: 7
Fotógrafo urbano y fotoperiodista actualmente desarrollándose en Contracorriente.
Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.