Revocar Siglo XXI en San Pedro Sula, una promesa de campaña cuyo cumplimiento depende de un Congreso sin mayoría

Roberto Contreras, alcalde electo de San Pedro Sula, ha prometido construir un hospital materno y comprar el edificio de un antiguo hotel para centralizar las oficinas municipales y reducir las pérdidas millonarias que se pagan en concepto de alquiler. Pero la promesa más importante del Partido Libre durante la campaña fue derogar el proyecto de Siglo XXI, la conformación del nuevo Congreso no deja tan claro si será posible  su cumplimiento. 

Texto: Allan Bu
Foto: Antonio Gutiérrez y Martín Cálix


Después de dos períodos bajo el mando del nacionalista Armando Calidonio, San Pedro Sula, principal ciudad del norte de Honduras, será gobernada a partir del 25 de enero por el empresario Roberto Contreras, un candidato independiente que ganó la elección sin aparecer en la papeleta y después de formar una coalición con los candidatos Omar Menjívar del Partido Libertad y Refundación (Libre) y Julio Hugo Montessi del Partido Salvador de Honduras (PSH). 

Contreras durante la campaña manifestó que su gobierno será basado en las tres «D»: dejar de robar, dejar trabajar a los emprendedores y dejar trabajar a los empresarios. 

El alcalde electo de San Pedro Sula ha venido utilizando frases relacionadas al uso racional del dinero y no robar,  emulando la célebre frase del presidente de El Salvador, Nayib Bukele: «Si nadie roba el dinero alcanza».  Y es que  Contreras parece ser un seguidor de Bukele. Su campaña para la alcaldía, igual a la del mandatario de El Salvador, tuvo un gran enfoque en redes sociales. Además, durante las protestas de los habitantes de Chamelecón exigiendo la reparación de los bordos tras las tormentas de 2020, Contreras fue captado con varias pancartas, en una de ellas le pedía al presidente de El Salvador reparar los bordos de San Pedro Sula.

Después de ganar la alcaldía con el 63 % de los votos contra el 23 % de Calidonio, el «Pollo», como él se autodenomina, también ha prometido la construcción de un hospital materno para la ciudad, impulsar la educación técnica para frenar la migración hacia Estados Unidos y comprar el edificio donde operaba el Gran Hotel Sula para centralizar la oficinas municipales.

En una entrevista en TVC, Contreras expuso que creará bancos municipales autónomos en Cofradía, Chamelecón y  el sector Rivera Hernández; apoyará la educación virtual de los emprendedores y hará reducción de la planilla municipal. «Se pagan 40 millones en asesores; se acaba esa planilla fantasma», dijo Contreras en esa ocasión. 

Una de las banderas que elevó la oposición contra la administración de Armando Calidonio fue la terminación de la Tasa Siglo XXI, que es una carga impositiva cobrada en San Pedro Sula para desarrollar obras de infraestructura. Este proyecto fue aprobado en el Congreso Nacional y sus fondos son manejados directamente por el Consorcio Siglo XXI, no pasan por las arcas municipales. Fue adjudicado en 2014, el consorcio tiene siete años para ejecutar las obras, pero la concesión dura quince años. 

Siglo XXI es una Alianza público privada, que consiste en «desarrollar, financiar y administrar 24 obras que marcarán un antes y un después en toda la ciudad», según reza en la página web del consorcio. El fondo destinado para estas obras es un poco más de  1845 millones de lempiras, con un valor promedio de 77 millones por cada obra desarrollada. 

«Creo que Siglo XXI fue lo que me pasó la factura para no aparecer en la papeleta. El Consejo Nacional Electoral (CNE), utilizando la ley electoral como papel higiénico, me negaron ese derecho», le dijo Contreras a Contracorriente, el pasado 13 de noviembre, después que el órgano electoral no le permitió su inscripción como candidato de Libre, por eso su lugar apareció su hermano Rolando Contreras, quien legalmente es el alcalde electo. Tendrá que renunciar. 

«Para mí los proyectos de Siglo XXI son absurdos porque se nos carga coercitivamente a todos los habitantes del municipio entre 3000 y 8000 lempiras, pero no vemos obras realmente estéticas», decía Contreras antes de las elecciones, que se desarrollaron el pasado 28 de noviembre, cuando contestó un cuestionario enviado por este medio. 

Una semana después de la arrasadora victoria de Libre en San Pedro Sula,  Contracorriente contactó al alcalde electo para preguntarle respecto a su posición frente a Siglo XXI y mediante un mensaje de texto contestó que debe hacerse una recolección de firmas para mandarlas al Congreso Nacional y «poder derogarlo». 

Contreras manifestó que esto debe ser una iniciativa ciudadana respaldada por los diputados de Cortés. Nos recordó que ese proyecto surgió en el Congreso Nacional y desde la Municipalidad no puede ser derogado, «pero sí podemos ejercer presión para revocarlo», dijo.

Intentamos contactar al abogado Omar Menjívar, la diputada Linda Donaire y al abogado Ramón Barrios, de quienes circuló un video donde prometían impulsar la derogación del proyecto en mención una vez instalados en el hemiciclo. De los tres, solo Barrios, quien ha resultado electo como diputado por el Partido Libre, atendió la comunicación. Explicó que este fue un tema de campaña en San Pedro Sula, pero que se «necesita la contribución de los diputados de toda Honduras. Necesitamos mayoría, es un tema que tendríamos que discutirlo», dice. 

El  diputado virtualmente electo por Cortés aclaró que la iniciativa ciudadana  propuesta por Contreras es una vía para llevar el tema al Congreso, pero que en realidad no se necesita: «Sí lo podemos hacer los diputados. El tema no está en cómo llega, lo primero es que hay cabildear son los votos en el interior en el Congreso», manifestó.

La integración del Congreso Nacional que asumirá funciones a partir del 25 de enero deja en suspenso la promesa que hicieron varios candidatos a diputados de la oposición en el departamento de Cortés, pues hasta el momento, los partidos que formaron la coalición no alcanzan la mayoría. De acuerdo con las proyecciones Libre tendría 50 representantes en la cámara legislativa, el Partido Nacional 44, Partido Liberal 22, PSH 10, Democracia Cristiana 1 y Partido Anticorrupción 1.  Estas tendencias pueden variar ligeramente pues el Consejo Nacional Electoral (CNE) sometió un escrutinio especial a más de 4000 actas del nivel electivo de diputados. 

El Partido Liberal, cuyo líder indiscutido es el candidato presidencial Yani Rosenthal, ofreció su bancada de diputados para que el Partido Libre pueda alcanzar mayoría simple, 65 diputados, y de esa forma pueda nombrar a un presidente en el Congreso Nacional.

Para el economista y empresario sampedrano Carlos Urbizo Solís en los proyectos de Siglo XXI hay que revisar el estado actual de la alianza público privada: «Hay que ver cuánto falta para terminar algunos de los contratos y si son de beneficio para San Pedro Sula. Ver si los precios pueden estar elevados. Hay que hacer una investigación y llegar a una conclusión rápido», sostiene.

De acuerdo con una publicación de Diario La Prensa, el Consorcio Siglo XXI ya ha invertido más de 1600 millones de lempiras (67 millones de dólares) en diferentes obras en la ciudad industrial que incluye puentes a desnivel, ampliación de vías y un intercambiador. Así que faltarían por ejecutarse unos 200 millones de lempiras. 

Puente a desnivel en el bulevar del sur CA-5 que conecta a San Pedro Sula con Villanueva y carretera CA-4 hacia el occidente hondureño, este puente es uno de los proyectos de Siglo XXI. San Pedro Sula, Cortés, 10 de Diciembre de 2021. Foto: Antonio Gutiérrez.

«Al Siglo XXI lo han criticado muchísimo y el pueblo de San Pedro Sula tiene mal sabor con eso. Es que estamos en las nubes, no sabemos qué está sucediendo con esos contratos porque no ha habido transparencia», se queja Urbizo Solís.

Héctor Suazo, sampedrano y catedrático universitario, sostiene que los puentes hechos por Siglo XXI se necesitaban, aunque quizás algunos no debieron construirse con el diseño utilizado, pero «el sistema vial de San Pedro Sula necesita más inversión». 

Sobre la revocación del proyecto, Suazo agrega que no es un tema de emotividad y que se requiere el apoyo legislativo y que además, en su opinión, «alrededor del Siglo XXI, hay una gran cantidad de compromisos y no solo de la administración municipal, sino muchos que son diputados», manifestó. 

El Consorcio Siglo XXI está formado por la Constructora William  y Molina, donde uno de los socios es William Hall Micheletti, sobrino del expresidente de facto Roberto Micheletti, y la Inmobiliaria del Valle, que pertenece, entre otros, a Juan Pablo Sabillón, cuñado de Jorge Canahuati Larach, dueño de Grupo Opsa.  

Antes de ser detenido por la justicia de Estados Unidos en 2015, el empresario Yankel Rosenthal —primo del expresidenciable Yani Rosenthal, que también estuvo preso en EE. UU.— formaba parte del consorcio de empresarios ligados al proyecto Siglo XXI.

Contracorriente intentó contactarse con los diputados electos del Partido Liberal, Marlon Lara (Cortés), Kritza Pérez (Francisco Morazán) y Yury Sabas (Choluteca) para conocer la posición de este instituto político frente a una situación local que en el Congreso tomará una dimensión nacional. De estos, solo Marlon Lara respondió de forma esquiva vía WhatsApp. 

«Por ahora no nos hemos reunido como bancada para tomar decisiones, será hasta que tomemos posesión del cargo», escribió Lara, escuetamente y sin dar más explicaciones.

La compra del antiguo Hotel Sula

«Se les acabó la fiesta»,  es una de las frases que ha utilizado Contreras al ser preguntado sobre su intención de comprar el edificio donde funcionaba el céntrico Hotel Sula, que cerró operaciones por el confinamiento provocado por la pandemia. El inmueble está valorado en más de 100 millones de lempiras, pero el alcalde electo ha dicho que ahí funcionarán todas las oficinas municipales y que los sampedranos se ahorrarán dinero de sus impuestos que pagan en alquileres. 

El edificio donde actualmente funciona la municipalidad, Contreras lo ve como un monumento histórico para los sampedranos. Esta no fue una propuesta de la campaña de la coalición y salió a luz días después que se conocieron los abrumadores resultados a favor del candidato de Libre. 

La idea de adquirir ese inmueble tiene opiniones contrarias. El economista Carlos Urbizo manifestó que esa eventual compra debe ser muy bien analizada, pues para centralizar las operaciones municipales hay otros espacios que pueden ser utilizados para ese fin. «Creo que podría pasarse donde estaba el presidio o dónde están los juzgados. Es un poquito largo, pero puede hacer algo a la medida y con mucho menos dinero», aconsejó. 

Para el catedrático Héctor Suazo, Contreras está siendo rebasado por la euforia de su rotundo triunfo, pues piensa que si bien el Hotel Sula fue emblemático en la ciudad y es algo icónico, ¿para qué invertir en eso?, se pregunta, y luego dice: «Que se pretende evitar pagar alquileres, pero por qué no tomar el edificio donde funcionaba el Instituto José Trinidad Reyes antes, que no tendría que invertir tanto dinero».

Hay que decir que la intención de comprar el edificio donde operaba ese conocido hotel sampedrano contrasta con la realidad que han señalado los funcionarios electos, quienes comentan que la deuda en la comuna sampedrana después de dos períodos de Armando Calidonio alcanza los 15,000 millones de lempiras.

Sin embargo, en enero de 2021, de acuerdo con lo publicado en su portal de transparencia, la deuda de la Municipalidad sampedrana alcanzaba los 2,870,392,424 de lempiras con la banca nacional. La mora está repartida así: Banco del País (956,797,474.82), Banco Atlántida (861,797,727.35), Banco Ficohsa  (669,758,161.2), Banco Ficensa (191,359,494.97) y Banco de Occidente (191,359,494.97).

Durante la administración de Calidonio, único alcalde reelecto continuamente en San Pedro Sula, el presupuesto se duplicó respecto al último año de gobierno del doctor Juan Carlos Zúniga, quien entregó el bastón municipal al edil nacionalista y finalizó su período en 2013 con  2032 millones de lempiras en presupuesto. Para el 2021, el flujo de fondos municipales fue 4294 millones, pero en 2020 fueron  4998 millones y en 2019 alrededor de 5277 millones de lempiras.  

Urbizo Solis sostiene que ni él ni nadie sabe con certeza la situación de las finanzas de la alcaldía sampedrana: «Quizás el alcalde o el gerente de finanzas, pero el pueblo no sabe. Hablan de una deuda de 15,000 millones de lempiras, que a mí personalmente no me asusta, es cuestión de renegociar plazos y tasas. El alcalde electo habla de muchos ahorros que se podrían tener reduciendo la planilla». 

Es que otras de las acciones anunciadas por Contreras es el despido de unos 1200 empleados municipales que él denomina como «planilla fantasma». Con el objetivo de ahorrarse varios millones de lempiras.  De acuerdo con la información colgada por la municipalidad en el portal de transparencia del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) la planilla municipal cuenta con 4033 empleados, de ellos 432 son jubilados. La erogación mensual para cubrir  salarios es de 63,216,494.

Uno de los retos de Roberto Contreras como alcalde es devolver el orden vial a la ciudad con sus calles saturadas de vendedores ambulantes. San Pedro Sula, Cortés, 17 de noviembre de 2021. Foto: Antonio Gutiérrez.

Contreras también ha anunciado la construcción de un hospital materno infantil para San Pedro Sula. Durante una entrevista en Televicentro manifestó que lo construiría aunque tuviese que hacer colectas o rifas para hacerlo. Cuando le preguntaron cómo pagaría para el personal de ese centro asistencial respondió que en la alcaldía que administrará a partir de enero se pierde un 10 % del presupuesto en corrupción y él recuperará esos fondos. 

Cuando se habla de corrupción, hay razones para pensar que el alcalde electo tiene razón. Tres exalcaldes de la Ciudad Industrial han sido perseguidos por la justicia. Rodolfo Padilla Sunsei permanece prófugo después que se le acusó por abuso de autoridad cuando aprobó un préstamo de 400,000 lempiras para la jefa de control de ingresos de la alcaldía, Ada Muñoz, quien también fue acusada, vencida en juicio por fraude y condenada a siete años de prisión, pero salió libre en el 2018 antes de cumplir la condena. 

Antes, en 2007, Luis García Bustamante (1994-1998) fue encarcelado luego que un juez giró orden de captura por el delito de abuso de autoridad en un escándalo de corrupción durante la organización de los Sextos Juegos Centroamericanos en 1997, en el que miembros del comité organizador del evento fueron acusados de malversar unos 85 millones de lempiras en la construcción de complejo olímpico. García Bustamante recuperó rápidamente su libertad.

Desde 2008, el exalcalde sampedrano y periodista Óscar Kilgore tuvo una permanente lucha con la justicia. Fue encontrado culpable por los delitos de abuso de autoridad y malversación de caudales públicos. Además, fue acusado por enriquecimiento ilícito en 2015. No pudo justificar 8,9 millones de lempiras. Fue enviado a prisión, pero en 2018 Kilgore recobró su libertad. 

El 5 de diciembre, el vicealcalde electo, Omar Menjívar denunció que había observado videos de empleados municipales sacando cajas y bolsas con documentos saliendo de la alcaldía sampedrana. «Es urgente que el Ministerio Público intervenga la municipalidad», solicitó Menjívar. 

En una intervención en el canal Une TV, Luis Javier Santos, jefe de la Unidad Fiscal Especializada contra Redes de Corrupción (Uferco) afirmó que en la comuna sampedrana siguen operando redes de corrupción. En el discurso de Contreras aparece constantemente la intención de erradicar la corrupción: «Cuando el dinero se utiliza racional y honestamente habrá suficiente para hacer obras», dijo el edil electo. 

La corrupción no es el único reto que le espera a la nueva administración en la alcaldía sampedrana. En una intervención en Televicentro, el alcalde electo decía, que en la ciudad hay 25 asentamientos humanos, más conocidos como bordos, donde habitan unas 17,000 familias. Necesitan ser reubicadas y afirmó que él está hablando con emisarios de Israel porque esta población vulnerable necesita soluciones dignas y económicas. 

El economista Carlos Urbizo aconseja a la administración entrante dedicarse a resolver los problemas sociales de San Pedro Sula, «la gente no come cemento. Algunos se impresionan con estos puentes aquí y allá, pero a mí no me impresionan habiendo necesidades básicas del pueblo». 

La reconstrucción de un devastado Chamelecón después del paso de las tormentas tropicales Eta y Iota, es una de las principales demandas al alcalde electo de la ciudad industrial. San Pedro Sula, 20 de noviembre de 2020. Foto: Martín Cálix.

Agrega que Contreras debe aprovechar su poder de convocatoria para librar la «tarea social tan grande», que tiene: «Debe llamar a los diferentes sectores para que le ayuden ¿Cómo van a sacar de la pobreza a esa gente? y no lo vamos a hacer dándole 7000 lempiras al año, esta gente necesita otro tipo de ayuda». 

Héctor Suazo, sociólogo y catedrático universitario, sostiene que para San Pedro Sula y Honduras en general el triunfo de Libre ha representado un aliento de esperanza, pero que en la Municipal de San Pedro Sula tremendos líos: «Es una lucha muy fuerte (la que le espera a Contreras), pero estará acompañado de un fuerte respaldo popular», dice. 

Urbizo llama a la nueva administración a poner atención en: «todo lo que se ha dejado de hacer, todo lo que se ha hecho mal y en todo lo que se han equivocado las administraciones anteriores, pues él es alcalde ahora y tiene que ir a corregirlas. Es su responsabilidad». 

El «Pollo» Contreras ha prometido rebajarse el salario, construir un hospital materno, comprar un hotel, crear bancos municipales e impulsar una escuela de emprendedores. Además, tendrá que luchar contra la corrupción, el desorden vial y la reubicación de miles de familias que viven en los bordos.

  • Publicaciones
Sobre
Periodista y libre pensador.
Total Posts: 7
Fotógrafo urbano y fotoperiodista actualmente desarrollándose en Contracorriente.
Fotógrafo
Total Posts: 84
Escritor y fotoperiodista. Actualmente director de fotografía en Contracorriente.
Comparte este artículo

1 comentario en “Revocar Siglo XXI en San Pedro Sula, una promesa de campaña cuyo cumplimiento depende de un Congreso sin mayoría”

  1. Si hay esperanza encorbatado la corrupcion en el nuevo gobierno, espero que tanto Nacionalista como liberales y en especial del partido que gobernará hagan lo correcto en juzgar a todos los que han estado envuelto en caso de corrupcion no importando sea quien sea . Pepe Lobo , Juan Orlando Hernández , Mel Zelaya etc .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.