Alcaldía de Choloma declara al municipio libre de ZEDE, aunque aún no basta para detener «Ciudad Morazán»

Zede Choloma | Leopoldo Crivelli | Choloma | Ciudad Morazán

Texto: Allan Bu
Fotografías: Antonio Gutiérrez 


«La gente se manifiesta y están dando a entender su deseo de no las ZEDE», dijo Leopoldo Crivelli, alcalde de Choloma, a los medios de comunicación, durante la apertura del cabildo abierto, convocado este domingo  por la corporación municipal para declarar al municipio libre de Zona de Empleo y Desarrollo (ZEDE). Esta era la segunda convocatoria para declararse en contra de la
Ciudad Morazán, una ZEDE que se está construyendo en Choloma, pese a la resistencia de la población. El 27 de octubre, el pronunciamiento no se pudo llevar a cabo debido al ambiente hostil que rodeó el evento en el cual el alcalde Crivelli estuvo a punto de ser agredido por un grupo de manifestantes. 

Este domingo llegaron a la cita cientos de cholomeños que se ubicaron frente al pleno de la corporación cholomeña. Mientras Crivelli hablaba los animados asistentes gritaban: «Choloma no se vende, Choloma se defiende».  Cuando el secretario municipal José Alejando Callejas leyó el acuerdo que declaraba libre de ZEDE hubo una gran algarabía y la gente comenzó a gritar: «Sí se pudo, sí se pudo». 

¿Choloma está libre de ZEDE?, le preguntamos al alcalde Crivelli: «Por la voluntad del pueblo ya está libre, tenemos que hacer este reclamo ante el Congreso Nacional y podríamos llegar hasta la Corte Suprema de Justicia y ahí veremos qué puede pasar. Aquí la voluntad ya está decretada y no es la voluntad de la corporación, es la del pueblo», contestó. Sobre la posibilidad de parar la construcción en la Ciudad Morazán, manifestó: «Ahí tienen que ver otros renglones que están fuera de nuestras facultades como alcalde. Eso es un decreto que viene del Congreso. No tenemos la facultad suficiente para poder decir: “váyanse”».  En palabras simples la construcción de la ZEDE continuará como hasta ahora, pese a la algarabía del pueblo cholomeño presente en el parque central, aunque el municipio buscará presionar al Congreso. 

La dirigente obrera Evangelina Argueta reconoció que aunque la Ley Orgánica de la ZEDE desconoce la autoridad municipal «al menos el mensaje que está enviado a la ZEDE Morazán es que debe entender que debe parar esa construcción». Argueta agregó que la lucha debe continuar y no quedarse en la declaratoria: «Ahora vamos con la presión al Congreso Nacional porque esa ley se tiene que derogar y decirle a este tipo de inversionistas que deben aprender a respetar al pueblo, que es el soberano. Esa ZEDE Morazán debe detener la construcción». 

Polo Crivelli manifestó que la decisión tardó mucho tiempo porque «nadie se lo había pedido». No obstante, en Choloma se realizaron múltiples manifestaciones en contra de las ZEDE, cree Selvin PEÑA, quien asegura que con las manifestaciones lograron que el alcalde retrocediera e hiciera este cabildo abierto. «El señor alcalde estaba renuente completamente a hacer la consulta», nos dice Peña, en una versión contrario a la del alcalde Criville. 

Choloma es el municipio que alberga la mayor cantidad de maquilas y la tercera ciudad de Honduras, lo que la hace tener una gran actividad económica. Además de la ZEDE que se está construyendo, el municipio tiene Zonas Industriales Libres (ZIP), que cuentan con grandes beneficios fiscales a cambio de la generación de empleos. Este domingo miembros de sindicatos, sociedad civil y patronatos le dijeron no al proyecto de las ZEDE, pero esto no basta para detener el avance de Ciudad Morazán.

Sobre
Fotógrafo urbano y fotoperiodista actualmente desarrollándose en Contracorriente.
Total Posts: 57
Periodista y libre pensador.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.