ENEE y EEH: demandas, endeudamiento y embargos

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) denunció a la Empresa Energía Honduras (EEH) por incumplimiento de contrato en el componente de distribución y flujo. Su objetivo era la reducción de pérdidas de la estatal y cinco años después, en lugar de reducirse, han aumentado. 

 

Texto: Laura García
Fotografías: Martín Cálix


Después de meses con la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) y la concesionaria Empresa Energía Honduras (EEH) protagonizando demandas y contrademandas, aún no llegan a una resolución para el conflicto de incumplimiento de contrato entre la estatal y la concesionaria. Ni la Junta Interventora de la ENEE ni EEH se han hecho responsables por la incapacidad operativa que concluye en más endeudamientos estatales. Alrededor de esta disyuntiva, surgen cada día otros dilemas que ponen en riesgo el capital hondureño: la correcta distribución del flujo eléctrico para el país y el funcionamiento óptimo del ente eléctrico estatal. Estas empresas, una nacional y otra de capital privado, regresan al ojo público por denuncias y  posibles embargos. 

En un comunicado publicado el 6 de agosto por la ENEE, el comisionado de la Junta Interventora, Yanuario Hernández, estableció que las pérdidas técnicas y no técnicas oscilaban al inicio de operaciones de EEH en 31.95 %, como línea base en el proceso de entrega de la operación. Agregó que tras tres años legalmente cerrados de EEH, se registraron 30.32 % en pérdidas, lo cual constituía una leve reducción, pero esto no cumplía con las exigencias del contrato, pues las pérdidas debían estar en 21.95 %. 

Yanuario Hernández agregó que «a pesar de habérsele pagado a EEH durante cinco años de prestación de servicio unos USD 630 millones (HNL 15,400,000) por concepto de honorarios fijos, para mayo de 2021 las pérdidas siguieron creciendo descontroladamente, disparándose a un 34.26 %». 

Oscar Ramón Nájera, presidente de la Comisión de Energía del Congreso Nacional (CN), aseguró en una conversación con Contracorriente que «jamás podrá la EEH alcanzar su meta de inversión en dos años si no lo ha hecho en los últimos cinco, las pérdidas deberían estar en 14 % o 15 %, que es solo aceptable». Aún en estas circunstancias de incumplimiento contractual y a solo dos años de la finalización del contrato, Nájera asegura que no es recomendable interponer demandas que pueden costarle al Estado millones de dólares, y esto se sumaría a la  «deuda impagable» que ya acarrea la estatal eléctrica. 

La solución que la comisión ofrece a la ENEE es, según el diputado nacionalista, la «creación de un nuevo sistema de distribución y transmisión, porque una empresa como esta, de naturaleza social, no puede estar perdiendo el 40 % de su emolumento, no puede producir con unas pérdidas así». 

Antecedentes

En el Contrato de Alianza Público-Privada (APP) para la recuperación de pérdidas de servicios prestados por la ENEE para la ejecución del componente de distribución financiero, se estipula «la prestación de servicios con el propósito de mejorar la eficiencia de las actividades operativas y comerciales que lleva a cabo la ENEE en el área de distribución, la reducción de las pérdidas técnicas y no técnicas de distribución, hasta llegar a los niveles de recuperación mínima anual de pérdidas». 

Como factor determinante en este caso, se debe recordar que en febrero del año en curso, la EEH demandó a la ENEE por HNL 4,577,000,000. Oscar Ramón Nájera, explicó que el motivo de la denuncia fue que la estatal eléctrica no abonaba a la concesionaria la cantidad acordada en el contrato. 

Por su parte, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), presentó una denuncia formal ante la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (Uferco) del Ministerio Público (MP): «Un jugoso beneficio para la EEH por más de HNL 104.4 millones a pesar de incumplir la reducción de pérdidas».

La denuncia es contra Jesús Mejía, previo directivo de la ENEE y actual candidato a diputado del Partido Nacional, por el delito de fraude cuando ordenó el pago por HNL 104,400,000 a EEH, «a sabiendas que no lograron la meta, justo ocho días antes de que el Comité Técnico del Fideicomiso adoptara la decisión de generar el desembolso», según la nota de prensa de CNA. 

El 17 de febrero de 2016 se firmó el contrato para la reducción de pérdidas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE). Mediante un proceso de adjudicación se eligió a la Empresa Energía Honduras (EEH), una sociedad de capital colombiano y hondureño, como ganadora de la concesión. En el contrato, cuya validez se extiende hasta el año 2023, la EEH se compromete a invertir USD 358,000,000, de tal cifra, solo se han invertido USD 140,000,000. 

Previo a esto, se formó la Comisión para la APP, entre el Banco Financiera Comercial Hondureña S. A. (Ficohsa) y la ENEE. La participación de Banco Ficohsa está siendo cuestionada de nuevo luego de que Maribel Espinoza, en su condición de representante legal de la sociedad mercantil Ficohsa, llevase una demanda en contra de la ENEE por HNL 4,457,051,992 al Juzgado de Letras de lo Civil, misma que la institución judicial admitió a pesar de la precariedad financiera de la ENEE.

Fachada del edificio administrativo principal de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica en el Distrito Central. Tegucigalpa, 12 de febrero de 2020. Foto: Martín Cálix.

«La EEH promovió diligencias preparatorias para demandar al fideicomiso de la ENEE por medio de Banco Ficohsa. En estas diligencias preparatorias, en mi opinión profesional, la juez prevaricó porque dio por reconocida una supuesta certificación de saldos, sin haber convocado al empleado del banco a la correspondiente audiencia. A raíz de esa actuación judicial, el empleado del banco, como víctima, denunció criminalmente a la jueza ante el MP, y promovió un antejuicio ante la Corte Penal contra la juez», explicó Maribel Espinoza.

La EEH inició las acciones legales contra el Estado de Honduras en 2019, alegando incumplimiento de contrato, cuando su representante, Nicolás García Pineda, hijo del exapoderado legal del expresidente Rafael Leonardo Callejas, presentó ante el Juzgado de Letras Civil de Francisco Morazán una solicitud de diligencia preparatoria.

Ese documento que está siendo objeto de investigación a cargo del MP, es en el que se funda una posterior demanda que recientemente promovió Nicolás García Pineda en representación de la EEH contra Banco Ficohsa en calidad de fiduciario y se pretende embargar lo fondos del fideicomiso que garantiza el pago de todos los empleados de la ENEE, proveedores, generadores de energía y demás. 

División de la ENEE

El proceso de «modernización» de la estatal eléctrica implica separarse en tres empresas, según anunció la Comisión Interventora. La ENEE propuso una división tripartita de la institución estatal, partiendo del artículo 29 de la Ley General de Industria Eléctrica. La división consiste en la creación de una empresa de transmisión, otra de generación y al menos una de distribución eléctrica. El cuerpo legal para el proceso de modernización ya está en manos del CN. 

Contracorriente intentó contactar a miembros de la Comisión Interventora de la ENEE para consultarles sobre sus propuestas para la resolución del conflicto, manejo presupuestario y sus proyecciones para la modernización, sin embargo, sus representantes pospusieron las entrevistas para las próximas semanas. 

Un empleado de la ENEE, quien solicitó mantenerse en el anonimato, expresó que esta «es una situación que solo se está dilatando, al final el impacto va a llegar al pueblo hondureño», recordando que no es uno, sino varios problemas simultáneos financieros y legales que la ENEE enfrenta por su gestión. Sumado a esto, comentó que el proceso de modernización desde su aprobación en 2013, «se avizoraba que era una situación para partir a la ENEE en tres y que posteriormente, (mediante) cualquier banco fiduciario operador, se pudiera privatizar, y hacer esto más fácil». 

Recomendamos leer: La gran estafa renovable de la ENEE

Endeudamiento

En la sesión Legislativa del 20 de julio, se aprobó un nuevo endeudamiento por HNL 9,000,000,000 para que la ENEE pueda «cubrir obligaciones financieras adquiridas por esa empresa, con el fin de garantizar la continuidad del servicio eléctrico», es decir, saldar a sus proveedores los montos de los años anteriores y el actual Ejercicio Fiscal. 

En la misma sesión, el CN discutió el dictamen de bono a los usuarios de la ENEE. Este subsidio del incremento tarifario anunciado por la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica es vigente durante el segundo trimestre del año en curso y es aplicable solo a zonas residenciales, cuyo consumo sea menor a 350 kwh y negocios pequeños o medianos cuyo consumo sea menor a 3000 kwh.  Para financiar tal subsidio, aprobaron que el Ejecutivo reoriente HNL 498, 211,167.30 del presupuesto general de la República. La Secretaría de Finanzas (Sefin) será quien transfiera estos fondos a la ENEE.

«Nosotros como empleados nos sentimos con bastante incertidumbre, sabiendo que en 2015 hubo despidos masivos en lo interno de la empresa para dar esta concesión a EEH, y que EEH al final de cinco años no haya hecho nada por lo cual fue contratada», concluyó el trabajador de la estatal eléctrica.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.