Contra Corriente

Muertos y miles de familias evacuadas por depresión tropical Eta retratan la gestión del gobierno de Honduras

Al cierre de esta nota se han reportado once personas fallecidas, más de mil familias damnificadas, 578 familias evacuadas y cerca de 2 mil 788 personas asistidas en 41 albergues en el territorio nacional por los daños ocasionados por la tormenta tropical Eta, que llegó degradada a Honduras tras azotar como huracán categoría 4 al Caribe de Nicaragua. 

Texto de Leonardo Aguilar con reportes de Allan Bu, Ana Irías, y Deiby Yánes

Fotografías de Deiby Yánes y Martín Cálix

 

Honduras oficialmente reporta unas 500 casas dañadas, 26 carreteras cortadas, caída de árboles, y decenas de comunidades anegadas debido al desbordamiento de ríos. Sin embargo, los daños evidentemente son superiores.

El Gobierno de Honduras movió toda su maquinaria institucional y mediática para desarrollar el ansiado “Feriado Morazánico” esta semana. El evento había sido programado para comenzar este miércoles, pero fue severamente criticado por el Colegio Médico de Honduras (CMH) porque se daba en medio de una pandemia y se autorizaba, a toda la población, para que saliera sin restricciones a vacacionar en las playas y sitios turísticos. Sin embargo, la llegada de Eta trastocó los planes del Gobierno que decidió no alertar a tiempo a la población sobre los peligros, sino que esperó hasta ayer miércoles 4 de noviembre, día en donde comenzaría el feriado, para declarar por fin una alerta roja total.

El pasado lunes, antesala de las inundaciones, los países de Centroamérica ya se preparaban para hacerle frente al huracán Eta, pero Honduras insistía con el feriado. “Estamos aclarando que la Semana Morazánica no se está cancelando, el feriado continúa”, manifestó la secretaria de Turismo, Nicole Marrder. Horas más tarde tuvo que rectificar la decisión al mirar cómo poco a poco se iban inundando los sectores más vulnerables del país. Esos miles de habitantes tuvieron que salir de sus casas con lo que llevaban puesto, con sus propios recursos, sin ayuda del Estado de Honduras.

El martes de esta semana, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) indicó que el huracán Eta ingresaría a Honduras como una simple depresión tropical, lo que llamó la atención inclusive del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés) que cuestionó al Gobierno de Honduras por haber descontinuado la vigilancia de huracán ETA.

Tras cinco días de intensas lluvias y 8 muertos por las inundaciones, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, que tenía mayor interés en el “Feriado Morazánico”, finalmente declaró alerta roja en todo el territorio nacional por los embates de la tormenta tropical Eta, que ha dejado hasta este jueves carreteras cortadas, casas anegadas y puentes caídos. La comparecencia de Hernández, junto a las autoridades de la Policía Nacional y algunos secretarios de Estado, se dio en presencia del jefe del Estado Mayor Conjunto de las FF.AA., Tito Livio Moreno.

“El problema es que las lluvias van a continuar. El país tiene una enorme cantidad de agua acumulada en el suelo. Hemos tenido un invierno increíble”, dijo en la mañana de este jueves el presidente Juan Orlando Hernández, en el canal HCH, un medio de comunicación afín en donde pudo justificarse por las acciones tardías. 

El mismo Hernández, antes del huracán, había designado a Max Gonzales, conocido como “Killa” -por su pasado como cantante de reguetón-, al frente de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco). El “Killa” fue puesto ahí para que dirigiera la pandemia del Covid-19 después que sus antecesores Gabriel Rubí y Carlos Cordero han sido señalados por corrupción en el manejo de la pandemia.  Pero el “Killa” nunca se imaginó que le tocaría ser recibido por un ciclón devastador como Eta. Cuando recién asumió para enfrentar a la Covid-19, reconoció burdamente ante medios de comunicación no tener ningún tipo de preparación académica para mitigar desastres naturales, como lo dejó claro en Tiempo.hn.

 

Copeco solo ha oficializado dos muertes durante esta emergencia registradas en la zona norte de Honduras. Una niña identificada como Norelys Gámez Bonilla (de 13 años) fallecida en la colonia El Carmen de San Pedro Sula y Esteven Gabarrete Isaula (de 15 años) quien perdió la vida en Sulaco, Yoro. Sin embargo, medios de prensa locales, coinciden en que el número de víctimas es superior.

Las diferencias en cómo actuaron los países vecinos de Honduras son notables y contrastan con la desidia del Gobierno que alertó de los peligros hasta el día miércoles. Nicaragua evacuó a más de 3 mil personas antes de que el huracán, que en ese entonces tenía categoría 4, golpeara sus costas del Caribe, como lo reportó el pasado lunes el sitio Nicaraguainvestiga; El Salvador también declaró alerta roja mucho antes que Honduras en todo su territorio, suspendió varias actividades, y advirtió de los peligros por las bandas del huracán Eta a pesar de que no serían afectados directos por el fenómeno, tal y como lo recoge el sitio Elsalvador.com

Contracorriente hace recorridos por las zonas más afectadas en la zona del Valle de Sula -norte de Honduras- en donde el Gobierno tardó varios días para declarar alerta roja y en donde los llamados de alerta llegaron con el agua.

Gente en los techos en colonia Planeta de La Lima, Cortés

La Lima y sus colonias aledañas han sido hasta el momento los sectores más golpeados por el huracán, ahora convertido en depresión tropical Eta. Este jueves centenares de personas fueron expulsados por el agua que irrumpió inesperadamente en el centro de La Lima, en las colonias Planeta, La Jerusalén, San Cristóbal, entre otros sectores duramente afectados.

Una gran cantidad de personas logró salir únicamente con lo que llevaban puesto al bulevar que conduce de San Pedro Sula a El Progreso, zona norte, pero el problema no termina ahí. Cientos de personas están atrapadas en los techos de sus casas pidiendo ayuda con desesperación ante la amenaza de las aguas. 

Debido a la inoperancia de las autoridades, la solidaridad se ha hecho presente y algunos ciudadanos están organizando cuadrillas de rescate para responder al llamado angustioso que muchas personas han hecho a través de videos que circulan en redes.

Llamados desesperados de auxilio desde el sector Chamelecón

La tardía respuesta del Estado y las autoridades estatales ha generado un caos y ha puesto en peligro a miles de familias hondureñas. Parte de esas familias son parte de nuestro equipo de Contracorriente, Jimmy Girón y Abigail Molina ambos ubicados en el sector Chamelecón, quienes han estado solicitando ayuda desde hace 24 horas.

Desde Contracorriente hemos llamado constantemente a Copeco, para poder enviar lanchas a nuestros colegas sin obtener una respuesta positiva.

Familias a la intemperie por inundaciones en Potrerillos, Cortés

Los moradores de la colonia Príncipe de Paz en Potrerillos, Cortés, quedaron a la intemperie después de que el agua cubriera casi la totalidad de sus casas. El martes, alrededor de las 2:00 p. m. los habitantes de esta colonia fueron sorprendidos por una corriente que en menos de 45 minutos tenía inundadas la mayoría de casas. Los dueños no pudieron sacar sus pertenencias.

Uno de los damnificados es Alexis Padilla, quien nos contó cómo fueron sorprendidos por el agua. “No sacamos nada porque no nos dio chance, cuando vinieron los carros ya no se podía entrar. De repente se vino el bombazo de agua, como si fuera una ola”, dice Padilla.

Sostuvo que ellos solicitaron ayuda, que no llegó.  “Se llamaron a los cuerpos de socorro, pero de repente tuvieron otras emergencias”. También es inaudito que después de un día de estar a la intemperie, los afectados refieren que ninguna autoridad se ha acercado a ellos. “Ni hemos visto a las autoridades”, dicen. Claudia García, es la presidenta del patronato de la comunidad, sin rodeos acepta que han estado pidiendo a la gente que pasa por la CA-5, que une a las principales ciudades de Honduras, San Pedro Sula y Tegucigalpa -zona norte y central, respectivamente-. “Tenemos hambre”, dice.

La rapidez con la que el agua copó sus casas no les permitió salvar pertenencias. “No tenemos cama donde dormir, estamos a la intemperie. Solo salimos con lo que andamos puesto”, sostiene.

Marta García, hermana de Claudia, le hizo un llamado al presidente de la República, Juan Orlando Hernández, para que atendiera su emergencia pues a su criterio las autoridades municipales de su localidad nunca les han ayudado. Cuando vio su casa inundada, sus ojos se llenaron de lágrimas, y no pudo proseguir con el relato.

La Lima, Cortés, registra severas inundaciones

Debido a que el Gobierno de Honduras no preparó albergues por estar preparando la “Semana Morazánica”, el desbordamiento del río Chamelecón, uno de los más grandes de Honduras, provocó que unas 50 familias de las colonias Canaán y 23 de septiembre se ubicaran el miércoles en champas en las orillas de los bulevares. Mojados por la lluvia, en la mediana de la autopista que va de San Pedro Sula a El Progreso, miraban cómo sus viviendas yacían bajo el agua.

Pero además, las lluvias que caen en el país por la llegada de Eta provocaron que el río Chamelecón alcanzara sus aguas niveles más altos. Lo que alarmó a todas las personas que viven en sus alrededores.

Uno de ellos de los expulsados fue don Rolando Guzmán Monje, quien se instaló en una margen de la autopista con sus dos nietos y su esposa. “Lo hago por ellos no tanto por las cosas, imagínese que el río se nos meta en la noche. Ni quiera Dios”, nos dice.

Recuerda que desde hace siete años no les tocaba abandonar sus casas por amenaza de inundación, pero ahora tienen que hacerlo porque ya hay gran filtración. Afirmó que prefiere no ir a un albergue y que siempre se ha quedado en la autopista cuando las aguas del Chamelecón amenazan su seguridad.

Las familias en el momento de realizar la nota se encontraban sin ninguna asistencia gubernamental y municipal. “A pedir el voto si vienen”, reclamó don Rolando.

Interrumpido paso entre El Progreso y Santa Rita, en el departamento de Yoro

El paso entre El Progreso y Santa Rita, Yoro fue interrumpido por el desbordamiento de la quebrada de La Cuatro, que ya ha socavado esta vía de comunicación en las orillas. Una poderosa corriente de agua impide, aún, el paso de vehículos medianos y pequeños. Algunos camiones y autobuses se atrevieron a pasar.

La Policía Nacional ha establecido retenes para evitar el cruce de vehículos.

En el lugar se encontraba, don German Domínguez, un guardia de seguridad que salió de su trabajo a las 6:00 am del miércoles., pero ocho horas después no pudo cruzar. Dijo que por algunos momentos el nivel del agua había bajado, aunque no quiso arriesgarse a pasar con su motocicleta. Contó que el desbordamiento de esa quebrada pasa a menudo sin que las autoridades busquen una solución.

Hoy el Río Pelo y el Río Ulúa rompieron sus bordos dejando a toda la ciudad incomunicada. 

Especialistas llaman a no bajar la guardia ante Eta

Eta tocó como huracán categoría 4 las tierras nicaragüenses el pasado martes 3 de noviembre, ingresando por el municipio de Bilwi en el Caribe de ese país centroamericano, donde ha dejado varios daños.

Aunque Eta tocó tierra como un huracán de categoría 4, más tarde se degradó a categoría 2, sosteniendo vientos de 175 kilómetros por hora. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, estuvo lanzando alertas sobre los efectos colaterales de este fenómeno que se extendió por la mayoría del territorio hondureño, donde se han reportado lluvias fuertes que han provocado inundaciones y derrumbes en varios departamentos del país.

Para el doctor y decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Nabil Kawas, a medida que el huracán ingrese a tierra irá perdiendo fuerza, pero que eso no garantiza que las lluvias desaparecerán. Es por eso que se debe estar en alerta y ser prevenido ante los destrozos durante lo que resta de la semana, ya que serán los días más difíciles para el país.

Asimismo, menciona que Honduras es tierra vulnerable ante estos fenómenos naturales “nuestro territorio siempre ha sido vulnerable por nuestra misma orografía porque es muy quebrada de muchas montañas y valles y eso nos hace completamente vulnerables, no cuidamos nuestros territorios, nuestras cuencas”.

Kawas también manifestó que Eta va a afectar el 90 % del país intensificando mucho más en algunas zonas y en otras no, “por ejemplo hemos visto que aquí en Tegucigalpa y la zona centro hasta ahora las lluvias han sido muy pocas, pero no por eso debemos aflojar, hay que estar alerta”.

Puede ver la entrevista completa aquí:

 

Alerta roja por Eta

Carlos Madero, secretario coordinador de Gobierno, aseguró que están listos para atender la emergencia “podemos informarle al pueblo que tanto los fondos para la emergencia del Covid-19 como fondos para la emergencia por motivo del huracán Eta están disponibles, ya hemos articulado un esquema de atención para los albergues y la disponibilidad de comida para la población de tal forma que los equipos estén preparados”. 

De igual manera Max Gonzales, comisionado de Copeco, informó que continúan realizando el monitoreo a todas las acciones del avance del fenómeno ambiental. Agregó que más de 15 instituciones del gobierno de la república, sociedad civil y la cooperación internacional han puesto a disposición, personal, equipo y recursos para darle una respuesta rápida a la población hondureña. 

A pesar que en Tegucigalpa las lluvias han sido leves, se han reportados varios desastres, entre ellos un derrumbe suscitado en la colonia Reparto por arriba, en donde según los pobladores el problema se debió a que hace cinco años se construyó la calle en dicho sector, pero no se realizó el respectivo análisis de las tuberías de aguas negras y están actualmente tienen filtración, situación ha ido dañando poco a poco la calle debido a las últimas lluvias reportadas en la capital. Ese pequeño incidente muestra la vulnerabilidad de la capital hondureña.

Mario Solorzano, residente en este sector, relataba a Contracorriente su molestia ante el abandono en el que se encuentra la capital por parte de las autoridades “esto se pudo evitar aquí hay dos casas completamente destruidas y mi casa que el derrumbe se llevó una pared, somos cuatro familias afectadas y las autoridades solo nos dijeron que nos llevaran a un albergue, pero esa no es la solución, de qué sirven esos albergues si mucho antes se debió evitar el problema”:

Autoridades de Copeco nos informaron que estaban analizando convertir en albergues algunos centros de triaje para detección de Covid-19 en la capital. 

Honduras, entre los países más vulnerables del mundo

Nelson García, director de la Comisión de Acción Social Menonita, manifestó que Honduras históricamente es uno de los países más vulnerables del mundo en temas ambientales “somos unos de los más vulnerables a pesar de que no somos los que más contaminamos, ni generamos contaminación, ni deterioro climático en el mundo, pero si somos de los más afectados”. 

García lamenta la vulnerabilidad que vive el país siendo una condición muy complicada ante los fenómenos como el Eta. “Es una vulnerabilidad cultural, no estamos preparados para el nivel de manejo de los riesgos para seguir medidas y recomendaciones que son estándares internacionales en algunos lugares del país ya han llegado los equipos de rescate donde muchas familias se han negado a evacuar por temor a perder lo poco que tienen poniendo en peligros a niñas, niños y rescatistas”, dijo. 

La Comisión de Acción Social Menonita ha trabajado por muchos años en la red humanitaria para lograr que desde los centros educativos pueda adoptar guías que permitan que los niños y las niñas estén listos para estas catástrofes ambientales “nuestra educación es sumamente pobre en el marco de prevención, queremos dejar de apagar fuegos como en todos los años”. 

Por otra parte, se refirió ante la programación de descargas de la represa eléctrica estatal El Cajón diciendo que “los efectos al abrir la represa El Cajón, la cantidad de agua va a ser mayor, va a llegar a los ríos y obviamente esto va a provocar que se desborden más continuamente, pero igual son medidas que ya tienen para la mitigación, pero si hubiera más represas en el país, seguramente tendríamos donde almacenar esta agua que se pierde”. 

Puede ver la entrevista completa aquí:

 

Gobierno, en medio de la crisis, todavía piensa en el “Feriado Morazánico”

Al Gobierno que preside Juan Orlando Hernández no se le ha olvidado el feriado para “incentivar el turismo”, ayer el Congreso Nacional aprobó mover otra vez el denominado “Feriado Morazánico” correspondiente a los días 3, 12 y 21 de octubre, que ya había sido cancelado la primera vez por la pandemia del Covid-19. Por las fuertes tormentas de Eta, ahora quedará en manos del Poder Ejecutivo, a través del Consejo de Ministros presidido por el presidente Hernández, determinar una nueva fecha para gozar de esos días.

Contra Corriente Administrator

Comparte este artículo