Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

A la pandemia se suma la corrupción en Honduras

El 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) categorizó como «pandemia» el brote de coronavirus COVID-19, esa misma noche las autoridades hondureñas reportaban los primeros dos casos de contagio. Nueve días después, el último reporte del gobierno de Honduras contabiliza 24 casos positivos; todo el país se mantiene en estado de excepción absoluto con suspensión de garantías constitucionales hasta el 29 de marzo que se anunciarán las nuevas medidas. 

El miedo a la enfermedad se coloca en la balanza con el nivel de desconfianza que ha generado el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández a raíz de los diversos casos de corrupción dados en su gobierno.  Entre la crisis sanitaria y social que ha creado la emergencia, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) emitió un comunicado en el que plantea que esta emergencia puede ser «la coyuntura perfecta» para actos de corrupción. 

El Congreso Nacional de Honduras aprobó el 13 de marzo más de 10 mil millones de lempiras ($420 millones) en la Ley especial de aceleración económica y protección social frente a los efectos del coronavirus, el mismo Congreso que mantiene a diputados en procesos judiciales por malversación de caudales públicos y que no permitió que el CNA se involucre en la veeduría de esos recursos.

El 15 de marzo hicimos solicitudes de información pública con respecto a los presupuestos aprobados, hoy reclamamos que el sistema no tomó las solicitudes y nos respondieron que se tomarán hasta que el personal vuelva a las oficinas, no tener un protocolo claro para el acceso a la información en estos momentos puede generar mayor desconfianza sobre el manejo de la crisis por parte del gobierno. 

Agentes de la Policía Nacional de Honduras en un retén policial en el bulevar Suyapa, la ciudad capital está sitiada por varios de estos operativos que intentan contener a las personas en sus hogares ante el temor de propagación del coronavirus, Tegucigalpa, 18 de marzo de 2020. Foto: Martín Cálix.

Presupuesto y compras

Desde que el 10 de febrero el gobierno decretó emergencia nacional por el COVID-19 las autoridades gubernamentales han aprobado una serie de paquetes económicos desde el Ejecutivo y Legislativo que en total suman 11,323 millones de lempiras para el manejo de la crisis; sin embargo,  la Ley especial de aceleración económica y protección social frente a los efectos del coronavirus que se ha presentado como la principal medida de auxilio económico, no contempla el uso inmediato de la totalidad de los recursos para suplir las actuales deficiencias del sistema de salud en el país.

El dictamen de esta ley apunta una autorización especial de contratación directa de obras públicas, bienes y servicios, aunque no especifica cuántas contrataciones se harán ni el periodo de tiempo para ejecutarlas. Sin embargo, Juan Orlando Hernández en conferencia de prensa, después de anunciar el tercer caso de contagio por el virus, agradeció a «una amplia mayoría» de diputados que aprobaron la ley que semanas atrás el Ejecutivo había enviado. De 128 diputados, 69 votaron y aprobaron dicho proyecto de ley.

«Con esto se van a generar alrededor de diez mil nuevos empleos en el sistema de salud para los próximos cinco años, esta red contempla la construcción de 11 hospitales, 17 policlínicos, 27 centros de salud y 40 unidades de atención primaria de salud en todo el país», apuntó Hernández. 

Suyapa Figueroa, presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), declaró a medios de comunicación que el objetivo de esta ley es establecer mecanismos para saltarse las pocas medidas de control que tiene el Estado: «No es necesario legislar para la contratación directa en un estado de emergencia puesto que ya existe para ello la ley de administración pública y la ley de contratación del estado en la que regula dicha modalidad de contratación», explicó Figueroa.

A pesar de que esta ley parece dar vía libre para cualquier tipo de compra o contratación sin regulación de otras instituciones, el 11 de marzo la Oficina Normativa de Contrataciones y Adquisiciones del Estado (ONCAE) emitió un comunicado en el que explica la creación de una herramienta para transparentar las compras según la declaración de emergencia emitida por el Poder Ejecutivo. 

El Catálogo Electrónico De Emergencia PCM-005-2020 es la herramienta en la que empresas ya inscritas en el Registro de Proveedores pueden colocar sus productos para que las instituciones del Estado adquieran los insumos para afrontar esta crisis. El catálogo establecido por ONCAE y difundido por la plataforma Honducompras, consta de 53 productos que van desde mascarillas descartables hasta ventiladores mecánicos de alto flujo para que las empresas puedan adherirse como proveedores de los mismos. La plataforma de Honducompras también contiene las órdenes de compra obligatorias para todas las instituciones del Estado. Hasta el momento, se puede observar ciertas irregularidades en la compra de los insumos.

La Administración Aduanera de Honduras ejecutó una orden de compra para adquisición de 500 cajas que contienen seis galones de gel antibacterial por un monto total de 2.2 millones de lempiras. Cada galón de antibacterial le costó al Estado 750 lempiras aunque el gobierno mismo definió que 500 mililitros de gel deben tener un valor máximo de 80 lempiras, convirtiendo los valores el precio máximo del producto debería de ser 606 lempiras. En total se está pagando 432 mil lempiras más de lo estipulado.

Esta compra fue hecha por la Administración Aduanera a Supermercados YIP, un proveedor registrado que según la página de Honducompras está ofertando los productos sustancialmente más caros que el otro proveedor que vende la misma caja a 710 lempiras. Por otra parte, Aduana hizo una compra de 2 mil cajas de mascarillas descartables a Healthcare Products Centroamérica por un valor aproximado de 1.2 millones de lempiras. Cada caja contiene 50 mascarillas por lo que el valor que está pagando el Estado es de casi 12 lempiras por mascarilla descartable. El valor máximo antes de la crisis en las casas farmacéuticas del país era de hasta 3 lempiras por mascarilla. 

Aunque el gobierno definió límites en los precios del gel antibacterial no lo hizo en otros insumos que han demostrado un aumento significativo para la población que en medio de la crisis sanitaria ha intentado conseguirlos.  La designada presidencial y ministra de Desarrollo Económico, María Antonia Rivera, en conferencia de prensa declaró que se acordó establecer una determinación en el precio máximo de venta de productos, debido a la emergencia sanitaria y que los mismos «puedan ser usados por la población sin ser violentados sus derechos».

Los ventiladores que no se compraron

El secretario privado de la presidencia, Ricardo Cardona, declaró este lunes a medios de comunicación que el avión presidencial había salido hacia Estados Unidos para traer insumos para el tratamiento del COVID-19. Sin embargo, no especificó el tipo de insumo, el costo, ni el lugar donde se habían adquirido. Sin el conocimiento de la población, el avión presidencial aterrizó en la ciudad de Nueva York y permaneció en el aeropuerto New York Stewart International hasta el 18 de marzo.

Al solicitar información sobre el viaje y los objetivos del mismo a la oficial de comunicaciones de Casa Presidencial en primer lugar afirmó que no era el avión presidencial el que había salido del país, luego admitió no tener información sobre el viaje y finalmente dijo que el viaje se hizo para la compra de 140 ventiladores mecánicos, 140 respiradores y 90 succionadores mecánicos de flema.

Según las fotografías enviadas a la prensa por la oficina de comunicaciones de Casa Presidencial el ventilador que se compró es marca Breas modelo VIVO 65, con un precio aproximado en el mercado de 5 mil dólares, el cual según especialistas no sirve para el manejo de pacientes con COVID-19 en estado crítico que son quienes necesitan equipo de asistencia respiratoria. 

El doctor Gaspar Rodríguez, especialista del Instituto Hondureño de Seguridad Social, explicó que los ventiladores necesarios son los que permiten una ventilación asistida total dirigida al manejo del pulmón rígido, especificaciones que no cumplen los adquiridos por el gobierno. Incluso la epidemióloga Roxana Araujo, vocera del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER), admitió que se compró sin seguir las especificaciones de los ventiladores mecánicos que se necesitan y que la exministra de salud Elsa Palou ha informado que solo existen 100 en los centros asistenciales públicos y privados del país. 

Contracorriente envió un correo a la oficina de la empresa distribuidora de los ventiladores para comprobar la compra realizada por el gobierno de Honduras; sin embargo, hasta el momento no se ha obtenido respuesta.

El Complejo Deportivo José Simón Azcona, popularmente conocido como Villa Olímpica, ha sido tomado por las autoridades de COPECO y agentes de la Policía Militar y la Policía Nacional Civil para acondicionar el espacio para atender a los enfermos por coronavirus, Tegucigalpa, 18 de marzo de 2020. Foto: Martín Cálix.

Sobre esta compra de ventiladores que no son los adecuados para personas en estado crítico por Covid-19, el presidente Hernández dijo que la información es cierta y que todos los equipos que sirven para el estado más crítico están agotados en el mundo. «Me informaba la Secretaría de Salud que con el fideicomiso de Banco de Occidente habían planteado una orden de compra de respiradores para los que estén en el estado más crítico en cuidados intensivos y el proceso ha venido normal, pero todos los suplidores del mundo están diciendo: “miren, no podemos ahora porque hay gobiernos que los acapararon todos para sus países donde los elaboran”», dijo Hernández. Además aseguró que hay técnicos reparando varios que existían en el sistema de salud.

Hernández señaló que en la fase dos de la enfermedad, que significa que alguien con coronavirus leve puede migrar a estado crítico: «Es en esa etapa intermedia en que también estos aparatos pueden servir», además señaló que el avión de la Fuerza Aérea trajo 4,200 pruebas para la emergencia y que solicitaron a China-Taiwan la donación o compra de 100 mil pruebas más.

En el catálogo electrónico de ONCAE habilitado para la emergencia nacional, dos empresas ofertan ventiladores mecánicos para proveer a la institución que lo necesite. Estos productos fueron colocados en el catálogo electrónico después del 11 de marzo, dos días antes de la aprobación de 420 millones de dólares para esta crisis.

La avenida Miguel de Cervantes, una de las principales del Centro Histórico de Tegucigalpa, luce casi desierta en horas de la tarde del segundo día de toque de queda absoluto, una medida tomada ante el temor de propagación del coronavirus, esta medida incluye al Distrito Central, San Pedro Sula, Ceiba y Choluteca, 18 de marzo de 2020. Foto: Martín Cálix.

Situación en los hospitales

Medios internacionales reportaron que en Italia 2,629 médicos y enfermeras se contagiaron de coronavirus, más del doble en comparación de la cifra que registró China, además registran al menos 14 entre los profesionales de salud. Esto se debe en parte, a la escasez de dispositivos de protección personal a la que han tenido acceso.

Según el Índice Global de Seguridad Sanitaria elaborado por la Universidad Johns Hopkins, Honduras es uno de los países menos preparados para una pandemia en Latinoamérica, solo Venezuela tiene peores condiciones sanitarias según dicha escala. 

La situación de Italia podría verse con mayor alarma en Honduras, a pesar de los presupuestos aprobados y las compras millonarias de gel antibacterial y mascarillas para evitar el contagio del COVID-19 en el interior de las instituciones gubernamentales, los médicos de los diversos centros asistenciales del país alegan que a la fecha no han recibido los insumos para atender la emergencia, y el martes pasado la Asociación Hondureña de Médicos Residentes (ASOHMER) y médicos del internado rotatorio mediante comunicado de prensa anunciaron su retiro de las salas de hospitalización de todos los hospitales del país.

En el comunicado señalan no tener acceso a mascarillas N95 aunque han atendido pacientes calificados como sospechosos: «No es no queramos dar atención al pueblo hondureño, porque sí la queremos dar, pero nosotros también tenemos familia, tenemos que proteger nuestras vidas», dijo Marco Elvir, coordinador del Servicio Social de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

De igual forma la Comisión de Estudiantes en Servicio Social de Microbiología de la UNAH emitieron un comunicado en el que exigían el abastecimiento de insumos en todas las áreas para poder cumplir con las prácticas de bioseguridad al ser quienes se encargan de tomar las muestras para enviarlas al Laboratorio Nacional de Virología y confirmar o desestimar los casos sospechosos por COVID-19. A ninguno de los dos grupos de estudiantes se les han cumplido las exigencias de protección e insumos hasta el momento.

Para los vecinos de la colonia Villa Olímpica, la decisión de utilizar el Complejo Deportivo José Simón Azcona como hospital improvisado para atender la crisis por el COVID19 es una decisión irresponsable que toma en cuenta las colonias que rodean las instalaciones deportivas, Tegucigalpa, 18 de marzo de 2020. Foto: Martín Cálix.

La doctora Ligia Ramos, miembro del Colegio Médico de Honduras (CMH), declaró que respalda a los jóvenes que han desertado de atender a la población ya que ellos reciben salarios bajos y no les ajusta para poder comprar sus propios equipos, «que nos den los insumos ya a los hospitales que tenemos, si no pueden con los que ya existen que nos van a estar construyendo, dejen de estar inventando que solo robar quieren, este problema ya lo tenemos encima y el sistema de salud hay que fortalecerlo», manifestó.

En el Hospital Escuela Universitario (HEU) se suspendieron las atenciones en consulta externa, pero los pacientes con patologías crónicas debidamente identificados pueden asistir a retirar su tratamiento. Los residentes e internos aún continúan atendiendo las salas de emergencia, luego de sostener una reunión con autoridades de la Facultad de Ciencias Médicas, quienes prometieron que les proveerán todo el equipo necesario. Contracorriente intentó comunicarse con el doctor Jorge Valle, decano de la facultad, para hablar de cómo podrán contrarrestar esta situación, ya que los casos van en aumento y el personal médico es indispensable, pero fue imposible obtener una respuesta.

Mientras tanto, la Secretaría de Salud designó como los centros de atención ante esta pandemia en el Distrito Central a la Clínica Periférica de El Hato y la de El Sitio, así como el Hospital Cardiopulmonar (conocido como el Tórax) y el Hospital de Especialidades San Felipe, por lo que toda persona con síntomas respiratorios agudos y fiebres deben presentarse únicamente a estos centros de atención.«Recordemos que el Presupuesto General del Estado no es distribuido equitativamente, ya que la mayor parte se lo lleva Defensa y Seguridad dejando a la salud y educación de lado», afirma Jorge Letona, presidente del Bloque Amplio Reivindicador de Medicina de la UNAH.

Manejo de la crisis

El pasado miércoles se difundió en las redes sociales un informe de situación realizado por la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), quienes publicaron en su página de Facebook que era falso, pero luego borraron esa misma publicación al ver que grandes medios de comunicación ya habían tomado la información. En dicho informe se señalaba que hasta el 18 de marzo habían 105 sospechosos en el país, de los cuales se habían atendido solamente 31. 

Una estudiante de medicina en servicio social en el Hospital Cardiopulmonar, quien prefiere mantener su identidad anónima, menciona que no se han realizado pruebas por COVID-19 a todos los pacientes con síntomas ya que actualmente solo hay unas 50 pruebas disponibles y no se quieren agotar, por lo que se está priorizando a los pacientes con nexo epidemiológico. 

COPECO informó que habilitaron una sala de aislamiento temporal en uno de los gimnasios de la Villa Olímpica. Esta sala atenderá a pacientes asintomáticos que han tenido contacto con personas confirmadas con el virus y no puedan auto aislarse en sus viviendas, para evitar un colapso en los centros asistenciales. 

Una mujer grita que frente al Complejo Deportivo José Simón Azcona hay un asilo de ancianos, los que podrían estar en peligro según los vecinos de la colonia Villa Olímpica ante la cercanía de casos graves por COVID19, Tegucigalpa, 18 de marzo de 2020. Foto: Martín Cálix.



Esta situación provocó que los vecinos de las colonias cercanas a la Villa Olímpica protestaran señalando que el recinto no reúne las condiciones sanitarias y que no fue construida para el fin y uso. Los vecinos creían que el complejo lo estaban convirtiendo en un hospital improvisado, sin embargo, el gerente de la Comisión Nacional Pro-Instalaciones Deportivas (CONAPID), Armando Váldez, señaló que los vecinos no debían temer porque en el albergue hasta el momento solo se encuentran 21 personas que ingresaron desde Nicaragua sin síntomas y están bajo vigilancia por si los llegan a presentar.

Sin embargo, esta medida es de reciente aplicación ya que el informe de COPECO indicaba que, al menos, hasta el 13 de marzo se recibieron 5 buses llenos de migrantes deportados desde México y tres vuelos desde Texas, Estados Unidos, con más de 300 hondureños y hondureñas, a ninguna de estas personas se mantuvo en aislamiento.

Un retén policial a la altura de la colonia Las Brisas en el bulevar Fuerzas Armadas en el segundo día de toque de queda absoluto para el Distrito Central, Tegucigalpa, 18 de marzo de 2020. Foto: Martín Cálix.

Panorama incierto

La tarde del jueves, Juan Orlando Hernández anunció haber llegado a un acuerdo con las dos compañías telefónicas privadas del país, para que permitan a sus usuarios la navegación en ciertas páginas del gobierno con el objetivo de mantenerlos informados. Además, los usuarios tendrán diariamente 50 mensajes y 5 minutos de llamadas gratis. Un mensaje del gobierno difundido por estas compañías anuncia «TOQUE DE QUEDA ABSOLUTO. Prohibida circulación. No hay entrada ni salida de la ciudad. El Coronavirus es mortal. QUÉDATE EN CASA».

Las autoridades hondureñas dicen que el término del toque de queda decretado, dependerá de la evolución en las próximas semanas y los análisis que los técnicos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el equipo de SINAGER hagan, que por ahora no pueden asegurar que 14 días de aislamiento forzado serán suficientes para detener la propagación.«Esto tiene una dimensión que nunca se había esperado y cualquier medición o pronóstico que se hecho anteriormente no había previsto lo que ha ocurrido en otros países del mundo; por tanto, nosotros tenemos que partir del peor escenario que significa tener miles y miles de infectados y, lamentable, vamos a tener también personas que van a fallecer con esta enfermedad; es difícil, pero así es», aseguró Hernández en una declaración a medios de comunicación.

  • Últimas publicaciones
Sobre
Periodista
Soy periodista que cuenta historias en un mar de fueguitos. Amante del cine y coleccionista de aventuras sacadas de libros.
Total Posts: 9
Correctora de estilo
Total Posts: 6
Fotógrafo
Total Posts: 47
19 marzo, 2020
Recomendaciones para una cuarentena
21 marzo, 2020
Huir y estar desempleada en un país en cuarentena

Comentarios

  • Ariana
    REPLY

    Excelente!

    17 abril, 2020

Comenta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.