Widget Image
Somos un medio digital de periodismo de profundidad que cuenta la realidad de Honduras y la región. Apuesta por la comunicación transmedia para llegar con nuevos contenidos que nos ayuden a cambiar la realidad contándola, analizándola e incomodando a quienes tienen el poder.

Honduras ha demostrado tener un Estado fuerte y servil para intereses extranjeros, de explotación de recursos ya sea para la industria extractiva o para la economía ilegal del narcotráfico. Una institucionalidad fuerte para servir a estos intereses y débil para generar bienestar para la población, inútil para combatir la

Texto: Fernando Silva Fotografía: Martín Cálix Conviven con la violencia, abuso, pobreza, abandono gubernamental, dolor y soledad. Conviven y resisten, todo por no perder la esperanza de que un día dejarán de abrazar las fotografías enmarcadas y personalmente podrán volver a sentir la piel y escuchar la voz de sus desaparecidos. Un informe

Texto: Gianina Segnini y Mónica Cordero Nota publicada originalmente en CLIP y Univisión Un grupo de líderes evangélicos fundamentalistas vinculados a la Casa Blanca han extendido sus ministerios a varios países latinoamericanos y han establecido relaciones con cuestionados presidentes tales como Daniel Ortega en Nicaragua, Jimmy Morales en Guatemala y Juan

El presidente Juan Orlando Hernández se enfrenta ahora a una nueva ola de protestas que exigen su renuncia y enjuiciamiento. Las declaraciones de un narcotraficante, exalcalde miembro de su partido político, lo pusieron de nuevo frente al descontento popular y ratificaron lo que hace ya varios años se dice de

Son las once de la mañana del 28 de junio, diez años después del golpe de Estado en Honduras. En la ciudad de Tegucigalpa transcurre con calma la conmemoración de uno de los acontecimientos más importantes de su historia, solo cinco hombres se atreven a interrumpir esa tranquilidad. Vienen caminando bajo

Honduras atraviesa un nuevo pico de crisis, extensión del descontento tras la reelección de Juan Orlando Hernández y acumulación de 10 años de inestabilidad política y social después de un golpe de Estado. El lunes se paralizaron los transportistas de carga pesada y el martes una huelga de fusiles caídos

—Si con esto se nos va la vida, exigiendo justicia, pues que se vaya. Silvia tiene la rabia en sus ojos, una rabia profunda que provoca que la garganta se le seque y las palabras no terminen de ser pronunciadas por un instante. Las lágrimas, y el desencanto, todo sigue a

[vc_row row_content_width="grid" css=".vc_custom_1533076434937{padding-top: 35px !important;padding-bottom: 35px !important;}"][vc_column][vc_column_text]El mercado Los Dolores, le debe su nombre a la iglesia construida por los mulatos que vivían en el Barrio Abajo de Tegucigalpa en el siglo XVIII. Estos construyeron la catedral de San Miguel Arcángel erigida ante la necesidad de comulgar el cristianismo en

[vc_row row_content_width="grid" css=".vc_custom_1533076443562{padding-top: 35px !important;padding-bottom: 35px !important;}"][vc_column][vc_raw_html]JTNDZGl2JTIwc3R5bGUlM0QlMjJwYWRkaW5nJTNBNTYuMjUlMjUlMjAwJTIwMCUyMDAlM0Jwb3NpdGlvbiUzQXJlbGF0aXZlJTNCJTIyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cHMlM0ElMkYlMkZwbGF5ZXIudmltZW8uY29tJTJGdmlkZW8lMkYzMDc3ODcyNDUlMjIlMjBzdHlsZSUzRCUyMnBvc2l0aW9uJTNBYWJzb2x1dGUlM0J0b3AlM0EwJTNCbGVmdCUzQTAlM0J3aWR0aCUzQTEwMCUyNSUzQmhlaWdodCUzQTEwMCUyNSUzQiUyMiUyMGZyYW1lYm9yZGVyJTNEJTIyMCUyMiUyMHdlYmtpdGFsbG93ZnVsbHNjcmVlbiUyMG1vemFsbG93ZnVsbHNjcmVlbiUyMGFsbG93ZnVsbHNjcmVlbiUzRSUzQyUyRmlmcmFtZSUzRSUzQyUyRmRpdiUzRSUzQ3NjcmlwdCUyMHNyYyUzRCUyMmh0dHBzJTNBJTJGJTJGcGxheWVyLnZpbWVvLmNvbSUyRmFwaSUyRnBsYXllci5qcyUyMiUzRSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRSUwQSUzQ3AlM0UlM0NhJTIwaHJlZiUzRCUyMmh0dHBzJTNBJTJGJTJGdmltZW8uY29tJTJGMzA3Nzg3MjQ1JTIyJTNFVGhlJTIwT2ZmaWNlJTIwb2YlMjBNaXNzaW5nJTIwQ2hpbGRyZW4lM0MlMkZhJTNFJTIwZnJvbSUyMCUzQ2ElMjBocmVmJTNEJTIyaHR0cHMlM0ElMkYlMkZ2aW1lby5jb20lMkZyZXZlYWx2aWRlbyUyMiUzRVJldmVhbCUzQyUyRmElM0UlMjBvbiUyMCUzQ2ElMjBocmVmJTNEJTIyaHR0cHMlM0ElMkYlMkZ2aW1lby5jb20lMjIlM0VWaW1lbyUzQyUyRmElM0UuJTNDJTJGcCUzRSUwQSUzQ3AlM0VNb3JlJTIwdGhhbiUyMDIlMkM2MDAlMjBraWRzJTIwd2VyZSUyMHNlcGFyYXRlZCUyMGZyb20lMjB0aGVpciUyMHBhcmVudHMlMjBhdCUyMHRoZSUyMFUuUy4tTWV4aWNvJTIwYm9yZGVyJTIwdW5kZXIlMjBQcmVzaWRlbnQlMjBEb25hbGQlMjBUcnVtcCUyNnJzcXVvJTNCcyUyMCUyNmxkcXVvJTNCemVybyUyMHRvbGVyYW5jZSUyNnJkcXVvJTNCJTIwZmFtaWx5JTIwc2VwYXJhdGlvbiUyMHBvbGljeS4lMjBXaGF0JTIwaGFwcGVuZWQlMjB0byUyMHRob3NlJTIwY2hpbGRyZW4lM0YlMjBSZXZlYWwlMjZyc3F1byUzQnMlMjBpbnZlc3RpZ2F0aXZlJTIwcmVwb3J0aW5nJTIwdGVhbSUyMGxvb2tlZCUyMGF0JTIwZmFjaWxpdGllcyUyMGFjcm9zcyUyMHRoZSUyMGNvdW50cnklMjB0byUyMGFuc3dlciUyMHRoYXQlMjBxdWVzdGlvbi4lMjAlM0NiciUyMCUyRiUzRSUwQSUzQ2JyJTIwJTJGJTNFJTBBQWZ0ZXIlMjBiZWluZyUyMHNlcGFyYXRlZCUyMGZyb20lMjB0aGVpciUyMHBhcmVudHMlMjBhdCUyMHRoZSUyMGJvcmRlciUyQyUyMHNvbWUlMjBvZiUyMHRoZSUyMGNoaWxkcmVuJTIwd2VyZSUyMGhlbGQlMjBpbiUyMG9mZmljZSUyMGJ1aWxkaW5ncyUyMG9wZXJhdGVkJTIwYnklMjBhJTIwY29tcGFueSUyMHdpdGhvdXQlMjBhJTIwY2hpbGQlMjBjYXJlJTIwbGljZW5zZS4lMjBUaGlzJTIwaXMlMjB0aGUlMjBzdG9yeSUyMG9mJTIwYSUyMGNoaWxkJTIwd2hvJTIwc3RheWVkJTIwaW4lMjB0aG9zZSUyMG9mZmljZXMuJTIwZm9yJTIwbW9yZSUyMGluZm8lMjB2aXNpdCUyMHJldmVhbG5ld3Mub3JnJTJGY2hpbGRyZW4lM0MlMkZwJTNF[/vc_raw_html][vc_column_text] Para leer el reportaje completo ingresa a: www.revealnews.org [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

[vc_row row_content_width="grid" css=".vc_custom_1533076443562{padding-top: 35px !important;padding-bottom: 35px !important;}"][vc_column][vc_column_text]Sobre el valle, las fincas de palma aceitera se extienden hasta donde la vista alcanza. Invadido, de un lado y de otro, el Valle del Aguán es ahora un valle de palma africana. Quienes viven en sus comunidades, los más jóvenes, o trabajan en